Artículo Abraham Hicks y Sus Mensajes – Parte VI

Abraham Hicks y Sus Mensajes – Parte VI
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría , ,

Parte 16

Eres un co-creador en un Universo magníficamente diverso

Si tienes la capacidad de imaginarlo, o siquiera pensar en ello, este Universo tiene la capacidad y los recursos para ofrecértelo, pues este Universo es como una cocina bien surtida, con todos los ingredientes imaginables a tu alcance. Y en cada partícula de este Universo se contiene lo que puedes desear y su ausencia. Esta perspectiva de abundancia, y su ausencia, es el medio en el que puedes concentrar tu atención, y al hacerlo activas la Ley de Atracción.

Si no eres capaz de saber lo que deseas, no serás capaz de saber lo que no deseas. Y si no eres capaz de saber lo que no deseas, no puedes saber lo que deseas. Tus preferencias naturales son fruto de tu experiencia vital. De hecho, en todo momento del día exudas esas preferencias, a múltiples niveles de tu Bienestar. Incluso las células de tu cuerpo saludable viven sus propias experiencias y emanan sus preferencias. Cada preferencia es reconocida e inmediatamente atendida por la Fuente, sin excepción.

Para obtener lo que deseas, debes aceptar lo que no deseas

A veces nuestros amigos físicos expresan el deseo de habitar en un Universo menos desigual. Ansían vivir en un lugar donde no existan tantas cosas indeseadas, un lugar donde existan más cosas como ellos querrían que fueran. Y nosotros les explicamos siempre que no habéis venido aquí para vivir esta experiencia física con la pretensión de reducir todas las experiencias que existen a un puñado de buenas ideas acerca de las que todos os mostráis de acuerdo, pues eso conduciría a la terminación, lo cual es imposible. Este es un Universo que se expande, y todo debe tener cabida en él. Dicho de otro modo, para que comprendas y experimentes lo que deseas, debes comprender lo que no deseas, porque para elegir y concentrar tu atención en algo ambas cosas deben estar presentes y ser comprendidas.

No viniste aquí para reparar un mundo maltrecho

En tanto que una Fuente de Energía No Física que se expresa a través de su experiencia física, tu experiencia física constituye sin duda la Primera Línea del pensamiento. Y puesto que tú mismo moldeas tu experiencia creativa, llevas el pensamiento más lejos que nunca.

Desde el momento en que tomaste entusiasmado la decisión de encarnarte en este cuerpo físico y crear tu propia experiencia personal, comprendiste, desde tu punto de vista No Físico, que este mundo físico no estaba maltrecho ni precisaba ser reparado, y no viniste aquí para repararlo.

Viste este mundo físico como un medio creativo en el que tú y todo el mundo podíais expresaros de forma creativa; no viniste aquí para tratar de impedir que los otros hicieran lo que están haciendo e hicieran otra cosa. Viniste conociendo el valor del contraste y el equilibrio que encierra la variedad.

Todo Ser físico de tu planeta es tu socio y cocreador, y si todos aceptáis esto y apreciáis la diversidad de creencias y deseos, gozaréis de experiencias más expansivas, plenas y satisfactorias.

No eches esos ingredientes no deseados a tu tarta

Imagina que eres un chef en una cocina perfectamente surtida, que contiene todos los ingredientes imaginables. Digamos que tienes una idea muy precisa sobre la creación culinaria que deseas realizar, y que sabes cómo combinar esos ingredientes fácilmente asequibles para satisfacer tu deseo. Cuando te pones manos a la obra, compruebas que hay muchos ingredientes que no son adecuados para tu creación, de modo que no los utilizas, pero su presencia no te incomoda. Simplemente te limitas a utilizar los ingredientes que mejor se adaptan a tu creación y te abstienes de echar a tu tarta los ingredientes inadecuados.

Algunos ingredientes con los que cuenta esta cocina bien surtida armonizan con tu creación, y otros, no. Pero aunque el hecho de añadir algunos de esos ingredientes a tu creación estropearía tu tarta, no sientes la necesidad de destruirlos o eliminarlos de tu cocina, pues entiendes que no tienen por qué acabar en tu tarta a menos que tú los añadas. Y puesto que tienes muy claro qué ingredientes mejorarán tu creación y cuáles la estropearán, no te disgusta que exista una gran variedad de ingredientes.

Hay espacio suficiente para la gran diversidad de pensamientos y experiencias

Desde tu perspectiva No Física de la inmensa variedad de experiencias, creencias y deseos que existen entre las personas de tu mundo, no sientes la necesidad de omitir ni controlar algunas de ellas. Entiendes que en este Universo que se expande hay espacio suficiente para dar cabida a todo tipo de pensamientos y experiencias. Estás decidido a controlar creativa y deliberadamente tu experiencia vital y tus creaciones, pero no tienes la menor intención de controlar las creaciones de los demás.

Esta variedad lejos de preocuparte te estimuló, pues sabías que eras el creador de tu propia experiencia, y entendías que esa variedad te inspiraría a tomar determinados caminos y que el hecho de que otros eligieran otros caminos no significaba que estuvieran acertados o errados, ni que tú estuvieras acertado o errado. Entendías el valor de la diversidad.

Este es el proceso mediante el cual tu Universo se expande

Así pues, tus preferencias o deseos nacen a partir de la variedad o el contraste. Y a partir del momento en que tu preferencia comienza a existir, empieza a atraer hacia sí, en virtud de la Ley de Atracción, la esencia de aquello que coincide con ella, lo cual propicia una expansión inmediata.

Y cuando prestas atención a cómo te sientes y sigues optando por un sentimiento agradable con respecto a tu preferencia recién nacida, permaneces alineado con ella, y al aparecer ésta suave y fácilmente en tu experiencia, confirma que has creado tu deseo. Pero, junto con esta manifestación física de tu deseo aparece una nueva perspectiva. Así, las características vibratorias de ti y de todo lo referente a ti se modifican un tanto y pasas a nuevas circunstancias que contrastan entre sí, las cuales inspiran a su vez en ti circunstancias nuevas, y de ti emanan nuevos cohetes de deseo.

Y desde el momento en que existe este nuevo deseo, comienza a vibrar y a atraer otras cosas hacia sí, y a expandirse. De modo que ahora, mientras sigues prestando atención a cómo te sientes, y eliges pensamientos agradables sobre esta preferencia recién nacida, permaneces alineado con ella en sentido vibratorio. Así, fluye suave y fácilmente hacia tu experiencia, y con ello creas de nuevo tu deseo. Y alcanzas de nuevo un potente punto de claridad en el que te rodean otros factores que contrastan entre sí, que propiciarán otro cohete de deseo…

Así es como se expande el Universo, y éste es el motivo por el que te hallas en Primera Línea de su expansión. El valioso contraste sigue propiciando el nacimiento de un sinfín de nuevos deseos, y a medida que nace cada nuevo deseo, la Fuente responde a él. Es una expansión eterna, pura y positiva, que jamás cesa de fluir.

Jamás llegarás allí, así que disfruta de tu viaje

Cuando observes conscientemente, desde tu perspectiva creativa, el hecho de que cada nuevo acontecimiento conduce a un nuevo deseo, empezarás a comprender desde un punto de vista personal el papel que desempeñas en este Universo que se expande. Y, con el tiempo, llegarás a recordar que jamás conseguirás todo cuanto deseas porque nunca dejarás de ser consciente del contraste del que nace todo concepto o deseo nuevo. Todo el Universo se basa en esta premisa. Y cuando llegues a aceptar la idea de que eres un Ser eterno, que tus deseos nunca cesarán de fluir, y que todo deseo que nace contiene el poder de atraer todo lo necesario (en virtud de la Ley de Atracción) para la expansión y satisfacción de sí, recordarás el inmenso Bienestar sobre el que se funda este Universo y podrás relajarte y aceptar la naturaleza eterna de tu Ser. Entonces empezarás a disfrutar de tu viaje.

Si tu objetivo consiste, en última instancia, en conseguir todo cuanto deseas, comprobarás que eres incapaz de alcanzar ese objetivo, pues la naturaleza expansiva de este Universo se opone a ese concepto. Jamás lo conseguirás porque jamás cesarás de existir, y jamás dejarás de ser consciente. Ahora bien, tu conciencia generará siempre otra petición, y cada petición propiciará otra respuesta.

Tu naturaleza eterna es expansiva y esa expansión encierra el potencial de una dicha indecible.

Siente el equilibrio y la perfección de tu medio

Así, el contraste hace que nazca en ti un nuevo deseo. El nuevo deseo irradia desde ti, y cuando ofreces la vibración de tu nuevo deseo, ese deseo es atendido. Siempre. Si pides, te será concedido.

Ahora piensa en la perfección de este proceso: De ti emanan constantemente ideas nuevas para mejorar tu experiencia, las cuales son atendidas constantemente.

Contempla la perfección de este medio: Cada punto de Conciencia mejora su estado de la misma forma que tú, cuando cada deseo es comprendido y atendido, y cada perspectiva es respetada y atendida.

Siente el equilibrio y la perfección de tu entorno: Cada punto de Conciencia, incluso la Conciencia de una célula de tu cuerpo, puede solicitar mejorar y conseguirlo.

Puesto que toda petición es atendida, no hay competencia

Cada punto de vista es importante; cada petición es concedida; y en la medida de que este increíble Universo se expande inexorablemente, los recursos universales que atienden estas peticiones son infinitos. Como infinitas son las respuestas al incesante flujo de preguntas, y por eso no hay competencia.

Es imposible que otra persona obtenga los recursos que estaban destinados a ti, ni tú puedes despilfarrar egoístamente los recursos que estaban destinados a otra persona. Todos los deseos son atendidos; todas las peticiones son concedidas; nadie queda desatendido, sin amor, insatisfecho. Cuando permaneces alineado con tu Corriente de Energía, siempre sales ganando y nadie tiene que perder para que tú ganes. Siempre hay suficiente para todos.

En ocasiones a nuestros amigos físicos les cuesta recordar esta verdad porque sufren carencias en su experiencia o la observan en la experiencia de otro. Pero lo que presencian no es una prueba de escasez o falta de recursos, sino la negativa a recibir los recursos que han sido solicitados y atendidos.

El Primer Paso se ha producido: alguien ha formulado una petición.

El Segundo Paso se ha producido: la petición ha sido atendida.

Pero el Tercer Paso, la alineación con el Bienestar que fluye de la Fuente, no se ha producido.

Si alguien no recibe lo que ha pedido no se debe a una escasez de recursos; el único motivo es que esa persona que ha formulado el deseo no está alineada con su petición. No existe escasez, no faltan recursos ni hay competencia por apoderarse de ellos. Tan sólo existe el rechazo o la negativa a recibir aquello que uno ha pedido.

Parte 17

¿Dónde estás y dónde deseas estar?

¿Conoces los sistemas de navegación de posicionamiento global que incorporan hoy en día algunos vehículos? Una antena en el techo de tu vehículo envía una señal a unos satélites en el cielo que identifican tu situación presente. Cuando escribes tu destino en el teclado, el ordenador calcula la ruta entre el lugar en el que te encuentras y al que deseas llegar. El monitor te informa sobre la distancia que debes recorrer y te recomienda el mejor itinerario para llegar allí, y cuando te pones en marcha el sistema te suministra (de palabra o mediante un mensaje de texto) las indicaciones precisas para alcanzar tu nuevo destino.

El sistema de navegación nunca pregunta: «¿Dónde has estado?» No pregunta: «¿Por qué has tardado tanto?» Su única misión consiste en ayudarte a llegar desde donde estás a donde deseas estar. Tus emociones te procuran una guía similar, pues su función principal consiste también en ayudarte a recorrer la distancia desde el lugar donde te encuentras a donde deseas dirigirte.

Es muy importante que sepas dónde estás en relación con dónde deseas estar para poder aproximarte a ese punto. El conocimiento de dónde te encuentras y dónde deseas estar es esencial si quieres tomar decisiones deliberadas sobre tu viaje.

En tu medio físico estás rodeado por numerosas influencias, y a menudo otros te piden e insisten en que te comportes de modo distinto para incidir positivamente en tu experiencia. Estás bombardeado por leyes, normas y expectativas que te son impuestas por otros, y casi todo el mundo parece tener una opinión sobre cómo deberías de comportarte. Pero es imposible que sigas por el camino indicado entre donde te encuentras y adonde te diriges si utilizas esas influencias ajenas para guiarte.

Con frecuencia dejas que los demás influyan en ti y te manipulen con el fin de complacerlos, pero a la larga compruebas que por más que lo intentes no puedes avanzar continuamente en la dirección que otros desean, de modo que no sólo no logras complacerlos, sino que no te complaces a ti mismo. Y si dejas que otros tiren de ti en un sentido y en otro, por lo general acabas extraviando el sendero que te habías propuesto tomar.

El mayor don que puedes ofrecer es tu felicidad

El mayor don que puedes ofrecer a otro es tu felicidad, pues cuando te hallas en un estado de alegría, felicidad o gratitud, estás plenamente conectado a la Corriente de la Fuente de Energía pura y positiva que eres. Cuando estás en ese estado de conexión, cualquier objeto o persona que constituye el objeto de tu atención se beneficia de tu atención.

Nadie necesita que hagas ciertas cosas para que ellos se sientan satisfechos, pues todos tienen acceso a la misma Corriente de Bienestar que tú. Con frecuencia, otros (que no saben que tienen acceso a esa Corriente) son conscientes de su incapacidad de situarse en un lugar que les haga sentirse bien y te piden que te comportes de una determinada manera para sentirse ellos mejor. Pero no sólo te sitúan a ti en una posición incómoda al tratar de hacerte responsable de su dicha, sino que ellos también se colocan en una situación de esclavitud. Pues no pueden controlar la forma en que otra persona se comporta, y si necesitan ejercer ese control para sentirse felices significa que tienen serios problemas.

Tu felicidad no depende de lo que hagan los demás

Tu felicidad no depende de lo que hagan los demás, sino de tu equilibrio vibratorio. La felicidad de otros no depende de ti, sino de su equilibrio vibratorio, pues la forma en que uno se siente, en todo momento, depende única y exclusivamente de su combinación de Energías. La forma en que tú te sientes es simple y claramente el indicador del equilibrio vibratorio entre tus deseos y tus vibraciones, que emites desde tu punto de vista.

No existe en el Universo nada más importante para ti que saber que la vibración que emites coincide con la vibración de tus deseos, y la forma en que te sientes te indica si permites que se produzca tu conexión con la Fuente o no. Todo sentimiento positivo, toda creación positiva, toda tu riqueza, claridad, salud, vitalidad y Bienestar, en suma, todas las cosas que consideras benéficas, dependen de la forma en que te sientes ahora mismo y la relación que esa sensación-vibración guarda con la vibración de quien eres y lo que deseas.

Cada pensamiento te aproxima o aleja de San Diego

Al igual que te resulta sencillo prever el éxito de tu viaje desde Phoenix a San Diego, también te resultará sencillo prever el éxito de un viaje que te conduzca de la penuria a la seguridad económica, de la enfermedad a la salud, de la confusión a la claridad… Durante tu viaje de Phoenix a San Diego no te toparás con grandes incógnitas, pues conoces la distancia entre ambas ciudades, sabes en qué punto te hallas del trayecto y sabes que si avanzas en el sentido equivocado no conseguirás alcanzar tu destino. Cuando comprendas cómo funciona tu Guía Emocional no volverás a sentirte confundido sobre dónde te encuentras con relación a dónde deseas estar. Asimismo, con cada pensamiento que ofrezcas sentirás si te acercas o te alejas de tu ansiado destino.

Si utilizas otras influencias como guía, te perderás y errarás el camino, porque otros no saben, como sabes tú, la distancia que media entre donde estás y donde deseas estar. Pero aunque los otros no puedan comprender tus deseos, persisten en agregar sus deseos a la mezcla. Por tanto, sólo si prestas atención a cómo te sientes podrás guiarte por el buen camino y alcanzar tus metas.

¿Cómo es posible que decir no a algo signifique decir sí?

Tu Universo vibratorio se basa en la Ley de Atracción. Esto significa que en tu Universo sólo existe la inclusión. Cuando prestas atención a algo que deseas y dices sí, lo incluyes en tu vibración. Pero cuando contemplas algo que no deseas y dices no, también lo incluyes en tu vibración. Cuando no le prestas atención, no lo incluyes, pero no puedes excluir nada a lo que le prestes atención, porque al hacerlo lo incluyes siempre en tus vibraciones, sin excepción.

Parte 18

Puedes modificar progresivamente tu frecuencia vibratoria

El hecho de que decidas dar con un pensamiento distinto no significa necesariamente que puedas pasar directamente a ese pensamiento ahora mismo, pues la Ley de Atracción tiene algo que decir sobre los pensamientos a los que tienes acceso desde donde te encuentras. Por supuesto, no existe ningún pensamiento al que no puedas acceder con el tiempo —al igual que no existe ningún lugar que no puedas alcanzar con el tiempo desde donde te encuentres—, pero no puedes saltar al instante a un pensamiento que tiene una frecuencia vibratoria muy distinta de los pensamientos en los que sueles centrarte.

A veces, algún amigo, que en estos momentos se encuentra en una posición en la que se siente más a gusto que tú, te recomendará que dejes de pensar en cosas negativas y elijas pensamientos más positivos. Pero el mero hecho de que tu amigo se halle en una posición en la que se sienta más a gusto no significa que sea capaz de conducirte hasta allí, pues la Ley de Atracción no te permite hallar una frecuencia vibratoria ajena a la que estás instalado. Y por más que desees sentirte mejor, posiblemente comprobarás que no puedes hallar el pensamiento gozoso que tu amigo desea que encuentres. Pero nosotros queremos que comprendas que con el tiempo puedes hallar ese pensamiento, y que cuando hayas modificado deliberada y progresivamente tu frecuencia vibratoria conseguirás alcanzar y mantener una posición más positiva.

Cuando compruebes que siempre puedes conocer el contenido vibratorio de tu Ser, y que por tanto siempre puedes ser consciente de cuál es tu punto de atracción, adquirirás un control consciente y creativo de tu propia experiencia. Y cuando comprendas que tus emociones te indican cuál es tu contenido vibratorio, podrás modificar deliberada y progresivamente tus vibraciones.

Concéntrate en el pensamiento más agradable que puedas

Elegir un pensamiento diferente siempre produce una respuesta emocional diferente. Así, podrías decir: «Elegiré deliberadamente pensamientos que hagan que me sienta mejor». Sería una buena decisión. Pero sería una decisión mejor, y más sencilla, decirte: «Deseo sentirme bien, de modo que trataré de sentirme bien eligiendo un pensamiento que me produzca una sensación placentera».

Si decides «ir en pos de tu felicidad» y estás inmerso en una situación vital muy alejada de la felicidad, tu decisión de ir en pos de la felicidad no prosperará porque la Ley de Atracción no puede proporcionarte el pensamiento que contenga una diferencia vibratoria tan radical. Pero sí te será fácil poner en práctica la decisión de centrarte en el pensamiento más agradable al que tengas acceso. La clave para ascender por la escala emocional vibratoria consiste en ser consciente y sensible a la forma en que te sientes, porque si no eres consciente de cómo te sientes, no puedes saber en qué dirección te desplazas por esa escala. (Podrías volverte y emprender el camino de regreso a Phoenix sin darte cuenta.)

Si te paras a analizar conscientemente la emoción que experimentas en estos momentos, y procuras mejorar la forma en que te sientes, avanzarás hacia tu objetivo, mientras que si intensificas la emoción negativa te moverás en la dirección equivocada.

Así, un buen sistema para ascender por esta escala emocional vibratoria consiste en tratar siempre de alcanzar la sensación de alivio que experimentas al despojarte de un pensamiento resistente y sustituirlo por otro de aceptación. La Corriente de Bienestar siempre fluye a través de ti, y cuanto más permitas que lo haga, mejor te sentirás. Cuanto más te resistas a ella, peor te sentirás.

 

Tomado del libro Pide y Se Te Dará.

Dejanos tu comentario sobre Abraham Hicks y Sus Mensajes – Parte VI