Saltar al contenido
Esta página web usa cookies: Éstas se usan para personalizar el contenido, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.

Artículo Abraham Hics y Sus Mensajes – Parte V

Publicado el

Parte 13

Déjate guiar por tus sentimientos

Otra importante premisa que conviene que tengas presente es que eres una extensión física de la Fuente de Energía, y que una Corriente eterna de esa Fuente de Energía fluye hacia ti y a través de ti, y constituye tu Ser. Esta Corriente ya fluía antes de que el Ser físico que conoces como Tú nacieras, y seguirá fluyendo cuando el Ser físico que conoces como Tú experimente lo que llamáis «muerte».

Todo organismo vivo, animal, humano o planta, experimenta lo que se denomina muerte, sin excepción. El Espíritu, que es lo que somos, es eterno. Por consiguiente, la muerte resulta ser un cambio en la perspectiva de ese Espíritu eterno. Si estás encarnado en tu cuerpo físico y conectado conscientemente a ese Espíritu, posees una naturaleza eterna y no debes temer que llegue un final, porque, desde esa perspectiva, no existe. (Jamás dejarás de existir porque eres una Conciencia eterna.)

Tus emociones te indican la cantidad de Fuente de Energía que estás invocando en estos momentos en virtud del deseo que sientes en este momento. Asimismo, te indican si tu preponderancia de pensamiento sobre el tema se corresponde con tu deseo, o bien con la ausencia de tu deseo. Por ejemplo, una sensación de vehemencia o entusiasmo indica que existe un intenso deseo en ese momento; una sensación de rabia o revanchismo también indica que existe un intenso deseo; pero una sensación de aburrimiento o desmotivación indica que en estos momentos estás escasamente centrado en un deseo.

Cuando deseas algo con fervor y piensas en tu deseo y te complace pensar en él, las vibraciones de tu pensamiento se alinean con tu deseo y la corriente de tu Fuente fluye a través de ti libre y sin trabas hacia tu deseo. Es lo que denominamos «aceptar que fluya tu Bienestar natural». Pero cuando deseas algo fervientemente y sientes ira, temor o frustración, significa que estás centrado en lo contrario a lo que deseas y por tanto estás introduciendo otra vibración ajena a la cuestión. El grado de emociones negativas que experimentas en esos momentos indica tu resistencia a recibir lo que deseas.

Aprende a prestar atención a tus sentimientos

Cuando las emociones son intensas —al margen de que sean positivas o negativas— significa que experimentas un deseo intenso. Cuando las emociones son débiles, significa que tu deseo no es intenso.

Cuando las emociones hacen que te sientas bien —al margen de que sean intensas o débiles— significa que facilitas la consecución de tu deseo.

Cuando las emociones hacen que te sientas mal —al margen de que sean intensas o débiles— significa que impides la consecución de tu deseo.

Tus emociones son indicadores precisos de tu contenido vibratorio. Por consiguiente, son un reflejo fidedigno de tu actual punto de atracción. Te ayudan a saber, en todo momento, si facilitas o impides la consecución de tu deseo.

Quizá creas que no puedes controlar tus emociones, o que deberías controlar tus emociones, pero en cualquier caso deseamos que consideres tus emociones de forma distinta: Te recomendamos que prestes atención a lo que sientes y dejes que tus emociones cumplan con su papel de valiosos indicadores.

Una sensación de vacío te indica algo importante

Cuando el indicador del combustible de tu vehículo te indica que el depósito está vacío, no despotricas contra el indicador. Recibes la información que te ofrece y te afanas en llenar el depósito de gasolina. Asimismo, un sentimiento negativo es un indicador de que tu actual elección de pensamientos hace que ofrezcas una vibración tan ajena a tu Fuente de Energía que te impide la plena conexión con la Corriente de Energía. (Podemos decir que tu depósito está vacío.)

Tus emociones no crean, pero indican lo que atraes en estos momentos. Si tus emociones contribuyen a hacerte comprender que tu elección de pensamientos no te lleva por el camino deseado, debes hacer algo al respecto: Reactivar tu conexión y elegir pensamientos más agradables.

«Ve en pos de tu felicidad» es un pensamiento positivo

Como hemos comentado antes, se han escrito ríos de tinta sobre el poder de los pensamientos positivos, y lo suscribimos plenamente. No se ha ofrecido mejor consejo a nuestros amigos físicos que el que dice «ve en pos de tu felicidad», pues en la búsqueda de la felicidad uno debe alinearse con la Energía de su Fuente. Y en esa alineación constante el Bienestar está garantizado. Pero cuando uno se halla inmerso en circunstancias que le hacen ofrecer unas vibraciones muy alejadas de su felicidad, le resulta imposible ir en pos de ella, pues la Ley de Atracción no le permite realizar el necesario ajuste vibratorio, de igual forma que uno no puede sintonizar la radio en el 101 FM del dial y escuchar una canción que emiten en el 630 AM.

Estás capacitado para dirigir tus pensamientos

Tienes la capacidad de dirigir tus pensamientos; tienes la opción de observar las cosas como son o imaginarlas como querrías que fueran. Cualquier opción que elijas, tanto si imaginas como si observas, es igual de poderosa. Tienes la opción de recordar algo tal como sucedió o imaginarlo como preferirías que fuera. Tienes la opción de recordar algo que te complació o recordar algo que te disgustó. Tienes la opción de esperar que ocurra algo que deseas o algo que no deseas. En cualquier caso, tus pensamientos producen una vibración en ti que se corresponde con tu punto de atracción, y las circunstancias y los acontecimientos se alinean para corresponderse con las vibraciones que has emitido.

Tienes la capacidad de prestar atención a lo que elijas, de modo que es posible que desvíes tu atención de algo que no deseas y te centres en algo que deseas. Pero cuando practicas insistentemente esa vibración en tu interior, tiendes a seguir emitiendo esa vibración que has practicado, por más que quisieras no hacerlo.

No es difícil cambiar el patrón de vibraciones, sobre todo cuando comprendes que puedes hacerlo poco apoco. Cuando comprendas cómo se producen las vibraciones, cómo inciden en tu experiencia y, más importante aún, lo que tus emociones te indican sobre tus vibraciones, podrás progresar rápida y sistemáticamente hacia la consecución de lo que desees.

Si nosotros estuviéramos en tus zapatos físicos…

No es a ti a quien corresponde hacer que ocurra algo, sino a las Fuerzas Universales. Tu tarea consiste simplemente en determinar lo que deseas. No puedes detener tu lista de constantes preferencias, de modo que tu experiencia vital te ayuda a determinar, tanto a nivel consciente como inconsciente, qué prefieres y en qué aspectos podría mejorar la vida, aparte de tu importante perspectiva personal. Todo ofrecimiento (o petición) consciente o inconsciente es atendido por la Fuente.

Cuando has vivido una experiencia que te ayuda a comprender, de forma exagerada, lo que no deseas, también comprendes, de forma exagerada, lo que deseas. Pero cuando eres intensamente consciente de lo que no quieres, no significa que estés alineado con lo que quieres. Cuando deseas algo que crees que es imposible de alcanzar, no estás alineado. Cuando deseas algo y te sientes frustrado porque no lo tienes, no estás alineado; cuando ves que alguien posee justamente lo que tú deseas y sientes envidia, no estás alineado. Si nosotros estuviéramos en tus zapatos físicos, centraríamos nuestra atención en alinearnos con los deseos y las preferencias que hubiéramos ofrecido; nos esforzaríamos conscientemente en lograrlo.

No puedes reprimir tus deseos naturales

Todos tus deseos, necesidades o preferencias emanan de ti de forma natural y constante, pues te encuentras en Primera Línea de un Universo que hace que eso sea así; la naturaleza eterna de este Universo insiste en que tus deseos se cumplan.

Éstos son los simples fundamentos de este Universo que se expande eternamente:

  • La variedad propicia la contemplación.
  • La contemplación crea preferencias.
  • La preferencia consiste en pedir.
  • Las peticiones siempre son atendidas.

Con respecto a la creación de tu experiencia vital, sólo existe una pregunta importante que debes formularte: ¿Cómo puedo alinearme en sentido vibratorio con los deseos que mi experiencia ha producido?

La respuesta es bien sencilla: Prestando atención a cómo te sientes y eligiendo deliberadamente pensamientos —sobre lo que sea— que te produzcan una sensación grata cuando te centres en ellos.

Parte 14

Algunas cosas que ya sabías antes de llegar

Recuerda que te hayas en Primera Línea de esta realidad tiempo-espacio para crear y gozar orientando tu Fuente de Energía hacia los pormenores de tu experiencia física vital.

Cuando tomaste la decisión de encarnarte en este cuerpo sabías que eras un creador y que la Tierra te inspiraría tu creación personal. También sabías que pidieras lo que pidieras, te sería concedido. Te entusiasmaba la perspectiva de que el medio terrestre te inspirara a alcanzar tus deseos, y entendías que la Fuente fluiría a través de ti con el fin de que lograras la consecución de esos deseos.

También sabías que:

  • Al tratar siempre de alcanzar la dicha, o el Bienestar, avanzarías hacia lo que desearas.
  • Mientras avanzaras hacia tus deseos, experimentarías alegría.
  • En este plano terrenal, gozarías de total libertad para moldear tus vibraciones de forma placentera para atraer una maravillosa experiencia vital.
  • Puesto que el Bienestar es la base de este maravilloso Universo, tendrías las suficientes oportunidades —al ofrecer continuos pensamientos— de moldear tus pensamientos para alcanzar experiencias vitales gozosas.
  • El Bienestar abunda, por lo que este medio lleno de contrastes en el que te disponías a entrar no te inspiraba inquietud o temor.
  • La variedad te ayudaría a elegir tu propia vida.
  • Tu tarea consistía en dirigir tus pensamientos, y a medida que lo hicieras se desarrollaría tu vida.
  • Eres una extensión eterna de la Fuente de Energía y la base de lo que eres es beneficioso.
  • Permitirías fácilmente que el Bienestar de tus orígenes, y de tu Fuente, fluyera constantemente a través de ti.
  • Nunca podrías alejarte de tu Fuente, ni separarte por completo de ella.
  • Experimentarías emociones inmediatas que te ayudarían a comprender la dirección de tus pensamientos, y tus emociones te indicarían al instante si te aproximabas o alejabas de lo que deseabas.
  • Sabrías en todo momento, por la forma en que te sentías, si estabas favoreciendo o entorpeciendo tu conexión con tu Corriente de Bienestar. Así, te incorporaste a la experiencia de esta Tierra con la ilusión de gozar de una vida maravillosa.
  • Y también sabías que no se produciría una manifestación inmediata de ningún pensamiento, por lo que tendrías multitud de oportunidades de moldear, valorar, decidir y gozar del Proceso Creativo.

Nosotros nos referimos al tiempo que media entre el momento en que ofreces un pensamiento y su manifestación física como «la memoria intermedia del tiempo». Es el maravilloso momento en que ofreces un pensamiento, te percatas de la sensación que te produce, ajustas el pensamiento para sentirte mejor y, por fin, con una actitud expectante, gozas del delicioso y sistemático desarrollo de lo que se ha concretado en tu deseo.

«Si sé tantas cosas, ¿por qué que no consigo triunfar?»

No existe una razón por la que no puedas conseguir cuanto deseas. Como no existe una razón por lo que debas experimentar algo que no deseas, puedes ejerces un control absoluto sobre tus experiencias.

En ocasiones nuestros amigos físicos se muestran en desacuerdo con esta contundente afirmación, pues con frecuencia les falta algo que ansían o tienen algo que no desean. Así, insisten en que es imposible que sean los creadores de su propia experiencia porque no se perjudicarían a sí mismos de esa forma. Si ejercieran un control absoluto sobre sus vidas, las cosas serían muy distintas.

Deseamos que sepas que siempre ejerces poder y control sobre tu experiencia vital. La única razón por la que experimentas algo distinto a lo que deseas es que prestas buena parte de tu atención a algo distinto de lo que deseas.

«¿Puedo confiar en la Ley de Atracción?»

La Ley de Atracción te proporciona siempre la esencia de tus pensamientos. Sin excepción. Consigues aquello en lo que piensas, te guste o no. Con el tiempo y con la práctica, llegarás a tener presente que la Ley de Atracción siempre es coherente. No te engaña. No te traiciona. No te confunde, pues la Ley de Atracción responde precisamente a las vibraciones que emites. Para muchos, la confusión obedece a que emiten vibraciones sin darse cuenta de que lo hacen. Saben que desean algo específico y que no han obtenido lo que desean, pero a menudo no se dan cuenta de que buena parte de los pensamientos que ofrecen contradicen lo que desean.

Cuando comprendas cómo funciona tu Guía Emocional, no volverás a ofrecer vibraciones sin saber que lo haces. Y con el tiempo, adquirirás una conciencia tan clara de tus valiosas emociones que sabrás, en todo momento, si el pensamiento en el que te centras actualmente te acerca o te aleja de lo que deseas. Aprenderás literalmente a «sentir» si te diriges hacia aquello que deseas, en todos los aspectos.

La base de tu mundo es el Bienestar. Puedes permitir o impedir que fluya a través de ti, pero la base es el Bienestar. La Ley de Atracción dice: Todo lo que se asemeja se atrae. Así, la esencia de aquello a lo que prestas atención se está desarrollando en tu experiencia. Por consiguiente, no hay nada que no puedas ser, hacer o tener. Así es la Ley de Atracción.

«¡No puedo llegar a San Diego desde Phoenix!»

Si todo esto es cierto (y te prometemos solemnemente que lo es), ¿cómo es posible que tantas personas experimenten tantas cosas que no desean?

Plantéate esta pregunta: «Si estoy en Phoenix, Arizona, y deseo ir a San Diego, California, ¿cómo puedo llegar?». La respuesta a esta pregunta es muy sencilla: Independientemente del medio de transporte que elijas —en avión, en coche o incluso a pie—, si tomas la dirección de San Diego y sigues avanzando en ese sentido, antes o después llegarás a San Diego.

Si te diriges hacia San Diego, pero pierdes el sentido de la orientación y regresas a Phoenix, luego das media vuelta y te diriges de nuevo a San Diego, pero vuelves a confundirte y emprendes otra vez el camino de San Diego… Podrías pasar el resto de tu vida yendo de un lado para otro sin llegar nunca a San Diego. Pero puesto que conoces la dirección, y con ayuda de las señales de tráfico y otros viajeros, no es lógico que permanezcas perdido para siempre en el desierto de Arizona, incapaz de llegar a San Diego. El trayecto de 700 kilómetros entre ambas ciudades es fácil de descifrar, y la idea de realizar el viaje es asequible, de modo que si deseas realizar ese viaje seguramente hallarás el medio de conseguirlo.

Queremos que comprendas que el trayecto entre el punto en el que te hallas, en cualquier aspecto de tu vida, y el punto que deseas alcanzar es tan fácil de llevar a cabo como el trayecto de Phoenix a San Diego, siempre y cuando aprendas a discernir en qué punto del trayecto te hallas.

Por ejemplo, lo que hace que parezca más difícil pasar de la insolvencia económica a la riqueza es que no te diste cuenta de cuándo te volviste y tomaste la dirección opuesta. La única razón de que no hayas pasado de la ausencia de una relación sentimental a la relación perfecta y satisfactoria que ansías es que no eras consciente del poder de tus pensamientos y tus palabras que te han hecho regresar a Phoenix. Entiendes claramente todos los factores que componen el trasladarte de Phoenix a San Diego, pero no comprendes los factores que componen el trasladarte tú mismo de la falta de salud a una salud fabulosa, de la ausencia de una relación a la satisfacción que te ofrece esta maravillosa relación o de la penuria económica a la libertad de hacer todas las cosas que siempre has deseado.

Cuando comprendas la claridad que te procuran tus emociones no volverás a ignorar los efectos de tus pensamientos actuales. Sabrás siempre si, en este momento, avanzas o te alejas de tu objetivo o deseo. El hecho de saber cómo te sientes te proporcionará la claridad que ansías, y no volverás a perderte en el desierto. Cuando compruebes que estás avanzando hacia tus deseos, podrás relajarte un poco y gozar de este increíble periplo.

Parte 15

Eres un Ser perfecto que se expande,

en un mundo perfecto que se expande,

en un Universo perfecto que se expande

Debes saber que:

  • Eres una extensión física de la Fuente de Energía
  • El mundo físico en el que vives te ofrece un medio ideal para crear.
  • La diversidad que existe te ayuda a centrarte en tus deseos personales o en tus preferencias.
  • Cuando te centras en un deseo, la Fuerza Vital Creativa que invocas comienza de inmediato a fluir hacia tu deseo y el Universo se expande. Lo cual es beneficioso.
  • No es necesario que seas consciente del Proceso Creativo para que prosiga.
  • La variedad y la riqueza del medio en el que te hallas físicamente seguirá estimulando nuevos deseos en todos aquellos que participen.
  • Cada deseo o preferencia, por importante o insignificante que te parezca, es atendido de inmediato por Todo Cuanto Existe.
  • A medida que cada deseo es atendido por cada entidad que lo percibe, el Universo se expande.
  • A medida que el Universo se expande, la variedad se expande.
  • A medida que la variedad se expande, tu experiencia se expande.
  • A medida que tu experiencia se expande, tu deseo se expande.
  • Y el Universo se expande, lo cual es beneficioso. De hecho, es perfecto.
  • Vives en un medio que se expande continuamente, lo cual hace que se generen en ti nuevos deseos, que la Fuente siempre atiende de inmediato.
  • Cada vez que obtienes lo que has pedido, alcanzas una nueva perspectiva desde la cual vuelves a formular espontáneamente otra petición.
  • Así, la expansión del Universo y tu expansión personal siempre siguen estas pautas:

— Vives en un Universo que se expande.

— Vives en un mundo físico que se expande.

— Eres un Ser que se expande.

— Y esto sucede al margen de que seas consciente de ello o no.

Este Universo se expande eternamente, al igual que tú.

— Y eso es beneficioso.

Participa conscientemente en tu maravillosa expansión

Te ofrecemos encantados nuestra perspectiva por una razón. Para que participes conscientemente en tu maravillosa expansión personal. Tu expansión es un hecho, la expansión de tu realidad tiempo-espacio es un hecho, y la expansión de este Universo es un hecho. Te resultará mucho más satisfactorio participar consciente y deliberadamente en tu expansión personal.

 

Tomado del Libro «Pide y Se Te Dará.

0 comentarios

Dejanos tu comentario sobre el artículo Abraham Hics y Sus Mensajes – Parte V