Artículo Bakasana o Postura del Cuervo

Bakasana o Postura del Cuervo
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría ,

Bakasana o postura del cuervo se trata de una pose que requiere una moderada fuerza de brazos en su etapa inicial, y a medida que se progresa, la fuerza en brazos se irá intensificando. Muchos alumnos iniciales de yoga temen que la postura del cuervo sea “demasiado para ellos”, esto normalmente es producto del temor que genera esta pose en alumnos principiantes.

Es importante comenzar a probar bakasana de a poco, con movimientos lentos y medidos, conociendo los límites de cada uno. Existen además precauciones que uno puede tomar para que el miedo no sea tan limitante, las que veremos más abajo.

Sin lugar a dudas, la práctica de bakasana dentro de una rutina de yoga es una hermosa experiencia, permite un trabajo conjunto de brazos, abdominales y espalda, fortaleciendo todo el tronco superior, y es además la puerta de entrada a otras asanas de saltos de brazos más avanzadas.

Bakasana Paso a Paso

  1. Comience en Malasana, con los pies separados y las rodillas más anchas que sus caderas.
  2. Coloque las manos en el suelo, palmas planas apoyadas, dedos extendidos y mirando hacia adelante. Como si estuviera en la postura del perro boca abajo.
  3. Presione con firmeza las manos contra el suelo.
  4. Manteniendo los codos doblados, levante las caderas.
  5. Coloque las rodillas en la parte posterior de sus brazos, tan alto y tan cerca de sus axilas como sea posible. Alternativa: apretar los brazos exteriores con las rodillas..
  6. Abrace las rodillas, exhala, y redondea la parte superior de la espalda/cintura, usando fuerza abdominal.
  7. Apretando dentro y hacia arriba, lleve el peso hacia adelante para que los codos terminen prácticamente sobre la muñeca, que estarán dobladas en 90 grados.
  8. Inhale y suba uno de sus pies. Si es posible, lleve el otro a su encuentro. Y si puede un poco más, junte talones con dedos pulgares.
  9. Mantener la posición durante 5/12 respiraciones, siempre presionando con las manos el suelo y sintiendo la fuerza abdominal.
  10. Exhale y vuelva a posición en cuclillas.
  11. Es importante, durante toda la realización de Bakasana, respetar los ritmos y tiempos de cada uno, no apresurar un movimiento y frenar cuando se alcance el límite personal. Es una pose difícil, pero con tiempo, es posible y muy gratificante.

Beneficios de Bakasana

  • Aumenta la fuerza en brazos, muñecas y hombros.
  • Refuerza interior de muslos, abdominales y sacro.
  • Estira la espalda superior.
  • Abre la ingle.
  • Con el tiempo y cuando se pueda realizar esta asana en forma completa y sostenida, verás como es una de las posturas que más ayuda a sentirse fuerte y ganar seguridad en el uso de brazos para cualquier otra postura de yoga.

Consejos para principiantes

  • Es totalmente normal que un alumno principiante en yoga, o alguien que nunca haya intentado hacer la postura del cuervo, sienta miedo de caerse para adelante, con la cara al piso. Recomendamos apoyar un cojín en el suelo, frente a la cara. Es muy probable que no lo vaya a utilizar, pero le dará una seguridad adicional para realizar bakasana.
  • Inicialmente puede realizar la postura del cuervo despegando solo un pie del suelo.
  • Es necesario ganar fuerza en brazos, muñecas y tren superior. Recomendamos la práctica de chaturanga.

Precauciones

Antes de comenzar esta asana, asegúrese que sus muñecas estén correctamente alineadas. Una vez comenzada, le será difícil corregir su posición. Puede pasar que inicialmente, y hasta acostumbrarse a bakasana, sienta un poco de dolor en los brazos, justo donde apoya las rodillas. Este dolor debe disminuir a medida que perfecciona esta pose. De no disminuir, consulte con su instructor.

Variaciones de bakasana

  • Con el tiempo, puede levantar aún más los talones hasta apoyarlos en sus glúteos.
  • Pruebe estirar los brazos (hasta que queden rectos) y llevar las rodillas más arriba.
  • La postura del cuervo es una puerta de entrada a otras asanas que utilizan los brazos y saltos de brazos.

Asanas complementarias

Video

 

Espero que te haya gustado este artículo de Bakasana o Postura del Cuervo, tene en cuenta todas las recomendaciones mencionadas para perderle el miedo y largarse. A practicar!

NAMASTE.

 

Edición: Romina Medina – Profesora de Hatha Yoga Dinámico

Fuente: https://www.relajemos.com/bakasana-o-postura-del-cuervo/

Dejanos tu comentario sobre Bakasana o Postura del Cuervo