Artículo Ciclos… Tiempo de Sembrar, Tiempo de Cosechar

Ciclos… Tiempo de Sembrar, Tiempo de Cosechar
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría

Cada vez que percibimos que, paralelamente a la forma en que se presenta el tiempo en los calendarios, los ciclos anuales determinan lo que sucede interna y externamente, con quien se encuentra sintonizado con la evolución del planeta.

El ciclo de un año no es un simple parámetro mental, es el período en que la Tierra cumple una trayectoria completa alrededor del Sol. Como esa trayectoria es elíptica y no circular, la interacción entre los dos astros se va modificando en su transcurso.

Los ciclos anuales a los que nos referimos, comienzan siempre el 8 de agosto y, en los 12 meses a partir de esa fecha, podemos notar cuatro períodos trimestrales, con características muy marcadas. Durante los mismos, a la Tierra llegan impulsos internos que dinamizan, específicamente, el avance de los seres humanos. De manera simbólica, describimos la acción de la energía característica de esos trimestres, comparándola con el desarrollo de una planta:

  • Primer Trimestre (del 8/8 al 8/11): el brotar de las semillas lanzadas.
  • Segundo Trimestre (del 8/11 al 8/2): la floración.
  • Tercer Trimestre (del 8/2 al 8/5): la fructificación.
  • Cuarto Trimestre (del 8/5 al (8/8): la nueva siembra.

La receptividad a estos ciclos nos pone en contacto con un ritmo cósmico y con una vía de comunicación ya establecida entre el planeta y el Sol, su referente y fuente de vida.

Las oportunidades que se nos ofrecen a cada momento, llegan impregnadas de los tonos y de los matices de cada trimestre, ya sea brindando calor y alimento para que germinen las semillas existentes en nuestro interior, ya sea creando las condiciones para que surjan bellas flores a partir de nuestra acción interna o externa, ya sea fortaleciendo las bases para que donemos los frutos del camino recorrido, ya sea preparándonos para lanzar las semillas del nuevo ciclo.

Como una planta que se dirige hacia la luz, vamos vivenciando estos trimestres. Son etapas de una ascensión en la que el comienzo y el fin se funden, metamorfoseándose entre sí, mostrándonos vislumbres de la eternidad.

Texto extraído de la revista Señales, de Trigueirinho, hace varios años.

Autora: Angélica de Figueira

Dejanos tu comentario sobre Ciclos… Tiempo de Sembrar, Tiempo de Cosechar