Artículo ¡Cómo sacar lo mejor de una luna azul!

¡Cómo sacar lo mejor de una luna azul!
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría ,

El próximo ciclo de luna azul comienza con una luna llena en el grado 1 de Libra , el 21 de Marzo de 2019, y culmina con una luna azul en el grado 30 de Libra, el 19 de Abril de 2019.

De vez en cuando van a escuchar que una luna llena es marcada como una luna azul, y por lo tanto marcada como una de significado astrológico particular.

¡Pero también podrán darse cuenta de que distintas personas designan como lunas azules a distintas lunas, lo que puede llevar a confusión! En realidad, hay tres tipos diferentes de luna azul: de calendario, de temporada, y astrológica. Mientras que algunas personas consideran de importancia a lunas llenas de calendario y de temporada, más adelante explico por qué estoy a favor de darle mayor importancia a las lunas azules astrológicas.

Primero identifiquemos las características de los tres tipos diferentes de luna azul:

Luna Azul de Calendario

Una luna azul de calendario es la segunda luna llena en un mes calendario. Usualmente tenemos una sola luna llena al mes, pero si esto ocurre en los primeros dos días del mes, la siguiente luna llena podría ocurrir en el mismo mes, depende de la duración de éste. Para esta temporada, una luna azul de calendario tiene más posibilidades de ocurrir en un mes con 31 días que en uno con 30 días, y estas lunas azules nunca suceden en febrero, porque sólo tiene 29 días como mucho, lo que no es suficiente para un ciclo lunar completo.

Este tipo de luna azul no tiene significado astrológico, porque los meses calendario son un concepto creado por el humano, y para que algo tenga significado necesita ser astrológicamente auto referencial. Por ejemplo, julio y agosto tienen 31 días porque reciben nombres de emperadores que querían más días en sus meses para reflejar su importancia. ¡Aún nada me ha convencido que una segunda luna llena en un mes formado por un ego inflado tendría más importancia astrológica! Además, el calendario Gregoriano no se usa en todas partes del mundo, e incluso en aquellos lugares que sí se usa, la existencia de distintas zonas horarias significa que algunas áreas podrían tener una luna azul de calendario el último día del mes, mientras que en otra área caería en el primer día del siguiente mes, y por lo tanto ya no sería una luna azul. Para que algo tenga un impacto astrológico, tiene que ser astrológicamente consistente en todo el espectro (esto es, astrológicamente auto referencial).

Luna azul estacional

Una luna azul estacional ocurre cuando existen cuando hay cuatro lunas llenas en una estación de un año tropical, en vez de haber tres (siendo un año tropical el tiempo que al sol le toma viajar por todo el zodíaco, partiendo del punto de equinoccio vernal y volviendo a él, desde una perspectiva terrestre). La tercera de esas cuatro lunas es llamada una luna azul. Las lunas azules estacionales son reportadas tradicionalmente en almanaques de granjeros, que nombran a cada luna llena. Por ejemplo: luna de sembrado en Abril y luna de cosecha en Septiembre (tales designaciones son específicas del hemisferio que corresponda). La tercera de cuatro lunas llenas es designada una luna azul para preservar el nombre de la luna llena final que marca el final de la estación.

Un argumento que favorece el darle importancia astrológica a dicha luna azul ciertamente tiene más validez que una luna azul de calendario, dada su relación con el año tropical. Sin embargo, cada luna azul estacional ocurre en la época de una luna azul astrológica, que en mi experiencia, tiene un efecto más fuerte y significativo. A veces lunas azules estacionales y astrológicas suceden simultáneamente: por ejemplo, una luna llena está a la vez en el mismo signo que la luna llena anterior y es la tercera de cuatro lunas llenas de una estación.

Luna azul astrológica

Como ya mencioné antes, una luna azul astrológica es la más importante, Esto ocurre cuando tenemos dos lunas llenas en un solo mes solar, lo que significa que durante el pasaje del sol a través de un signo del zodíaco la luna está llena dos veces en vez de una. La segunda de esas lunas es una luna azul. Como una luna llena ocurre cuando la luna se opone al sol, ambas lunas llenas ocurren en el mismo signo. Las lunas azules astrológicas ocurren aproximadamente cada tres años, y siempre son precedidas por una luna llena en el mes anterior, en el primer o segundo grado del mismo signo zodiacal.

Solo para aclarar … ¿es realmente azul una luna azul?

No, una luna azul no es azul, ¡ese es el nombre que se le da!

Entonces, ¿cuál es el significado de una luna azul astrológica?

Comúnmente, y en términos (muy) generales, una luna llena es un tiempo de realización y cumplimiento, cuando las acciones tomadas, las decisiones y los compromisos hechos traen frutos. La naturaleza de estos frutos refleja qué tan efectivos han sido nuestros esfuerzos y qué tan claras han sido nuestras intenciones. A la luz de una luna llena podemos ver con gran claridad cómo acciones pasadas forjaron nuestro presente, haciendo conexiones y cosechando resultados, anticipados o no. Los ciclos que culminan con una luna llena no están necesariamente conectados sólo con ese ciclo lunar, sino que pueden haberse estado desarrollando en el curso de varias semanas, meses o años. Cada luna llena tiene un significado profundamente personal, diferente para cada individuo, junto con su significado más colectivo y general. La energía es intensificada durante una luna llena, favoreciendo la actividad y el esfuerzo, en contraste con la oscuridad de una luna nueva, donde los niveles de energía son bajos y la tendencia natural es retirarse a la quietud, mientras un nuevo ciclo lunar comienza.

Una luna azul astrológica es una luna llena amplificada. Su energía es expresiva y dinámica, siendo un buen tiempo para hacer lo que sea necesario para que las cosas den frutos. Piensen en ella como si fuera el florecer creativo final que completa una obra maestra; el final de una ópera que deja a la audiencia sin respiración y con excitación y emoción; el último minuto de corrida para llegar a la meta final que cambia nuestras vidas. Si decidimos usar la energía de una luna azul en nuestro favor, podemos conseguir grandes cosas con ella. Como si fuera una luna llena con esteroides, entregará resultados potentes, ¡así que está en nosotros el estar seguros de que los esfuerzos que hagamos entregarán los resultados que queremos! Las lunas azules no son quisquillosas en cuánto a qué fruto cosechar, así que, si hemos invertido nuestra energía en acciones de escasa utilidad o en estados mentales, o nos enfocamos en modos obstaculizadores o de autosabotaje, ¡nuestra cosecha de luna azul podría no gustarnos!

Del mismo modo que con una luna llena, las lunas azules no sólo entregan resultados del ciclo lunar actual, sino que también pueden conectar con esfuerzos hechos semanas, meses o años antes. Los ciclos lunares están tejidos a través de nuestras vidas, de maneras complejas que pueden ser desenmarañadas y entendidas a través del análisis de la carta natal. Sin embargo, no tienen que ser astrólogos experimentados para entender qué luna azul particular significa para ustedes a nivel personal. Simplemente tienen que frenar y observar de manera honesta sus vidas durante la luna llena previa a la luna azul. Recuerden, la primera luna llena está en el mismo signo que la luna azul, así que están conectadas energéticamente. La primera luna llena actúa como una fase inicial de compleción trayendo un logro más profundo que llega con la luna azul un mes después.

Por ejemplo, si temas relacionados con el trabajo son importantes para ustedes durante el tiempo de la primera luna llena, el mes entre las dos lunas favorecerá acciones futuras para los temas que aparecieron, listas para un resultado sustancial durante el período de la luna azul. La luna azul, en efecto, es la segunda probada de la cereza de la primera luna llena, facilitando que resultados más significativos y grandiosos sean asegurados. Cómo usamos este período intermedio puede ser crítico por cómo impacta en nuestras vidas una luna azul. Si evitamos hacer lo que sabemos que se tiene que hacer, la luna azul entregará los resultados de nuestra evasión (¡resultados que también preferiríamos evitar!). Si encaramos los problemas relevantes, actuamos con integridad y nos comprometemos con cursos de acción que sabemos son necesarios, aún si no son los que hubiéramos elegido en un mundo ideal, la luna azul entregará resultados que reflejan no sólo nuestros esfuerzos hechos sino también el nivel de integridad invertido en ellos. ¡Y recuerden! El esfuerzo no se trata sólo de hacer. Podría tratarse de hacer el esfuerzo de hacer nada en vez de reaccionar prematuramente ante las circunstancias. Podría ser un esfuerzo en relación a nuestra vida emocional o espiritual. Tal vez necesitamos comprometernos a una mayor autenticidad y refrenarnos de ciertos comportamientos que se han vuelto fuentes habituales de in-comodidad y dislocación de nuestro auténtico yo… Una consideración cuidadosa de la forma y el tono de nuestra vida durante la primera luna llena nos habilitará el cosechar las recompensas de la luna azul que le sigue.

¡La vez que descubrí una luna azul que se acercaba fue luego de la luna llena inicial de un mes solar! ¡¿Significa esto que me perdí el tren?!

¡No! Absolutamente no, así que no se asusten, ¡no todo está perdido! Lo importante a recordar de una luna azul es su poder, así que decidan usarlo bien, no importa la preparación que hayan o no logrado tener para ello. Donde sea que hayan estado recientemente invirtiendo sus esfuerzos y atención, pueden beneficiarse del poder de la luna azul, así que úsenlo para bendecir esfuerzos más allá de las responsabilidades e inversiones de energía que nos hayan sacado de nuestra zona de comodidad y nos hayan llevado a un territorio nuevo e incierto – pero no obstante rico con potencial. ¡Mientras una luna azul reparte resultados significativos, pocas cosechas son la palabra final y absoluta! Una vez que hemos cosechado lo que sembramos, preparamos la tierra para sembrar de nuevo. Una luna azul ofrece las recompensas por los esfuerzos hechos y fertiliza el suelo de nuestra vida para el próximo nivel, permitiéndonos ver cómo llevar adelante los resultados de nuestro pasado a la fecha.

¿Cómo impacta una luna azul en nuestra carta natal?

Si ustedes están familiarizados con sus cartas natales pueden trabajar con una luna azul más específicamente, observando dónde se ubica el signo de ambas lunas llenas en su carta natal. Los asuntos de la casa o casas en cuestión serán de gran importancia durante el mes enmarcado por las dos lunas llenas. La expresión de cualquier planeta dentro de ese signo será testeado y amplificado durante ese tiempo, revelando alguno de los problemas más importantes en sus vidas. Esto podrían resultar ser momentos muy desafiantes sin dudas, pero percepciones profundas esperan ser reveladas dentro de esos desafíos.

Un mes de luna azul quita los velos de la ignorancia y nos permite ver por nosotros mismos lo que somos y quiénes somos, si estamos preparados para observar sin artimañas a todo lo que es revelado, renunciando a nuestros mecanismos de evasión habitual tanto como sea posible. Por lo tanto sus frutos son más influyentes generalmente, y más reflexivos específicamente, sobre cómo hemos vivido hasta la fecha. El secreto de una experiencia positiva de luna azul es decidir vivir tan auténtica y honestamente como sea posible, en aquellas áreas remarcadas en nuestra carta natal, esforzándose en desmontar el falso ser de la postura defensiva, de señalar con el dedo, y de la auto crítica, en favor de una relación a corazón más abierto con nosotros mismos, los demás y la vida misma. Cuando le damos la bienvenida a su sabiduría de esta manera, ganamos más conocimiento íntimo de nuestras vidas, que nos permite vivirlo con mayor conciencia y conexión en los meses y años venideros.

Para resumir….

¡Las lunas azules son eventos raros así que mejor úsenlos sabiamente! Ellos cargan nuestros compromisos con energía turbo, potencian nuestros esfuerzos y estimulan nuestras cosechas. También a veces pueden cambiar el curso de nuestras vidas, ubicándonos en un camino diferente o llevar problemas a un climax que han estado retumbando por meses o años, purificando el aire para un nuevo comienzo en las semanas y meses por venir. Lo que sea que seamos, cualquiera sean nuestras circunstancias, y sin importar nuestra visión astrológica, todos nosotros podemos usar la energía de una luna azul para enfocar nuestras intenciones y obtener un conocimiento más profundo de quiénes somos, qué nos hace funcionar, y cómo reinvertir resultados actuales para forjar un futuro positivo, productivo y tal vez lo más importante de todo, auténtico.

Sarah Varcas

 

http://astro-awakenings.co.uk/

18 de Marzo 2019

Traducción: Gabriela Halblaub

Fuente: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora

Dejanos tu comentario sobre ¡Cómo sacar lo mejor de una luna azul!