Artículo Deviniendo la Vida…

Deviniendo la Vida…
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría ,

En el devenir de mi vida han pasado muchas cosas. Las más, agradables y bellas… y otras menos, co creadas inconsciente y tercamente por mí para que mi aprendizaje se asentara, se profundizara… y se instalara de una vez.

Desde que descubrí – y asumí – mi responsabilidad frente a todo lo que vivo, he logrado un cambio maravilloso, que les abrió ­– y aún les sigue abriendo – la posibilidad de estar mejor a muchos de mi entorno cercano, y lejano.

El trabajo fue y sigue siendo conmigo… Por ahí aburro con lo mismo: “Mi Encuentro Conmigo”, pero la realidad es esa… Es una tarea ardua que me permitió re nacer…, un antes y un después.

Encontrarse, descubrirse, y por ende volver a conocerse…, saber que esa que se re encontró se re ubicó bastante lejos de la que fue… Esa que se re encontró está mucho mejor, más consciente, más feliz, más preparada, y parada diferente frente a todo.

Entendiendo, y practicando todo lo anterior, la nueva personalidad prescinde de ciertos aprendizajes kármicos que se liberan – y se seguirán liberando ­–, con ese cambio alquímico… Es una transformación que se hace Vida… que está vigente y se hace constante, al vivirla y volverla a vivir, ininterrumpidamente… Con altos y bajos porque, si creemos que entramos en un mundo de rosas… se entra, pero re cordemos que las rosas tienen sus espinas, y que tomar consciencia y liberar karma de ningún modo evita que continuemos en la carrera de obstáculos que es la Vida. Mientras estemos encarnados en un cuerpo humano estaremos aprendiendo a través del ensayo y error; nos sentiremos felices de lograr tantas cosas, y nos enojaremos un montón por volver a caer en los viejos lugares.

¿Cuáles son los beneficios de cruzar la puerta del cambio?

Nos sentimos en paz…; al tener una escucha permanente de un@ mism@ nos dejamos guiar siempre por nuestro corazón, partecita del Corazón Divino; esa cualidad de oyente se extiende a los demás – cosa que mejora muchísimo la comunicación; vivimos con más salud y energía… y lo síntomas que podemos hacer – maestros de la Vida – son transitorios. Gracias a lo anterior, dejamos de consumir medicamentos químicos; entablamos un contacto sensible y directo con la Madre Tierra que nos da todo lo que necesitamos; al sentirnos en abundancia interna, irradiamos y atraemos la abundancia externa en todos los órdenes; nos mantenemos en pleno agradecimiento de que todo se da tan bien en nuestras Vidas…

¿Podemos pedir algo más?

Claro que sí, aunque pedir indica falta y, si nos quedamos allí, eso será lo que atraigamos a nuestra Vida: más falta. Entonces…? Una de las mejores prácticas que vengo experimentando es la “Entrega al Universo / Dios / Origen…”.

Asumiendo esa responsabilidad (habilidad para responder / nosa la que me referí al principio, terminamos aprendiendo que la Vida siempre tiene lo mejor para cada un@ de nosotr@s… La Energía Superior se encarga de darnos los mensajes para demostrarnos cómo todo está bien en nuestros mundos.

¿Y cómo acceder a ese hilo cuántico que nos espera relajadamente y para nuestro bien estar?

De la misma forma, con toda la paz de la que soy capaz – y sin intervenir con mi pensamiento y sentimientole entrego a la Vida cada situación que se me presenta sabiendo que Ella me responderá devota y sinceramente… Para esto, se requiere de un ego / mente intelectual al servicio del Corazón, ¡fiel escucha de él e incondicional servidor!

Ejemplos para entrenar la entrega:

Respiro y me alineo… visualizo cómo con el aire que inhalo llegan a mi Corazón Luz y Amor… Se expanden en él, y me siento parte de la Magnificencia de Dios… Sin ningún pensamiento o sentimiento que pueda interferir… hallo Vacío y Paz… Me siento en plena conexión… Y expreso:

– “Ser Interno y Universo, frente a esta situación… (y la planteo, bien claro y en positivo) estoy list@ para comprender qué hay aquí importante para mí” …

– “Ser Interno y Universo, les entrego esta circunstancia entendiendo que tiene un sentido para mí (o para tod@s); estoy list@ para ver sabiendo que lo mejor llega, y es para mi mayor bien y el de tod@s” …

– “Ser Interno y Universo, me encantaría tal cosa, pero sé que puede haber algo mucho mejor que sea para mi mayor bien y el de tod@s, quedo abiert@ a ver y a recibir” …

– “Ser Interno y Universo, todo lo que está ocurriendo es para mi más alto aprendizaje; estoy list@ para descubrir lo que está allí para mi mayor bien (y el de tod@s)”.

Y terminamos, en cualquiera de los casos, con el consabido “Gracias, Gracias, Gracias” al entender que todo está en buenas manos y en vías de resolución / realización.

Lo único que resta es quedar seren@s, CONFIAD@S, y alertas a las respuestas que llegarán por diferentes vías: sueños; alguien que nos exprese algo; abrir un libro y que resuene lo que diga; etc.

¡Mi Ser sabrá leer las pistas del espíritu!

Cuando digo alertas, me refiero a ese estado presente y observador… un estado al que tod@s tenemos que aspirar… es la mejor forma de ir conscientes transcurriendo lo que acontezca.

¿Se animan a probar?

Es Magia Pura y sabrosa… ¡Una Magia Co Creada por un@ mism@ que lleva a saborear / saber / Accionar la experiencia de la Co Creación con nuestro Mejor Socio… el Universo / Dios!!!

Se puede… PODEMOS vivir relajados y en entrega… y es algo para trabajarlo de por Vida… Es tan simple y básico como respirar e ir deviniendo hacia lo que nuestro Ser y el Universo quieren para nosotr@s, para nuestro mayor bien y el mayor bien de Tod@s…

¡Gracias Por Asumir Nuestro Poder Co Creador!!!

Dejanos tu comentario sobre Deviniendo la Vida…