Artículo Informe del Clima Cósmico de Enero 2018

Informe del Clima Cósmico de Enero 2018
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría , ,

2018: El Final de Todo lo que no Funcionó en Primer Lugar

Se combinan tres fuerzas astrológicas en el clima cósmico de este año, produciendo una poderosa iniciación fuera de lo viejo y hacia lo nuevo y, como todos los cambios astrológicos, solamente avanzará tanto como nos alineemos con ella: Saturno en Capricornio, el paso del Año del Gallo al Año del Perro y el número 11, del que se compone numerológicamente el 2018.  

Saturno entró en Capricornio a finales del pasado año, conjunto con el Sol en el momento poderoso del Solsticio de Invierno y continuará atravesando este signo durante los próximos tres años. Saturno en Capricornio nos pide dos cosas: que seamos claros en cómo manejamos nuestro poder y que seamos claros con respecto a cómo manejamos el tiempo, dos asuntos muy importantes que los astrólogos de la antigüedad vinculaban en las manos del Viejo Dios Kronos, Saturno – Padre del Tiempo. Ese Viejo Dios llegó al poder cortando en pedazos a su padre – el Dios Original del Cielo Ouranos, arrebatándole su reino, declarándose como el nuevo Rey de Todo.

Pero las Diosas del Destino le advirtieron que al igual que el cortó a su propio padre en pedazos, así también su hijo le haría a él. Para evitar que esto sucediese él se tragó a todos sus hijos recién nacidos, excepto a Zeus que se escapó cuando su madre envolvió en pañales una piedra y se la dio de comer a su esposo en su lugar.

Cuando Zeus maduró, apegado a la predicción, el cortó a su padre en pedazos y se instaló como el nuevo Rey de Todas las Cosas.

Desde hace mucho tiempo hemos estado viviendo este mito, al tragarse Saturno sus hijos en la forma en que la civilización occidental (el Viejo Dios actual) se traga la inocencia de sus ciudadanos. Las vidas de asombro, alegría, inocencia, verdad, virginidad, el alma joven de la humanidad, todos son devorados por el Dios abotagado de la sociedad que ahora la gente adora en lugar de los antiguos sacerdotes y reyes ante los cuales teníamos que arrodillarnos. Esta corrupción del verdadero poder del alma necesita que la derroquemos, pero sin reproducir el mismo karma que tanto Saturno como Zeus crearon cuando cortaron a sus padres respectivos en pedazos. Lo cual se resume en encontrar una forma de permitir que el alma inocente, mágica y creativa dentro de ustedes se convierta en el nuevo dios/diosa que asuma las riendas, en lugar de dominarlos a ustedes y a todos los que les rodean mediante el poder del ego.

Conjuntamente con encontrar una nueva forma de lidiar con el poder se nos pide que encontremos nuevas formas de lidiar con el tiempo y estos dos temas están vinculados indisolublemente, porque cómo ustedes utilizan el tiempo define cómo utilizan su poder. En siglos recientes el Tiempo se ha convertido en un tirano que obliga a la naturaleza orgánica a derivar hacia una forma de vida mecanizada que sirve al Viejo Orden a costa de la maravilla mágica de la existencia. El tiempo se divide en segundos, minutos, horas, días semanas, meses, años, siglos – milenios, como si la existencia en la práctica, estuviese configurada como pequeñas porciones precisas en un reloj y un calendario que empujan a todos a marchar desde la cuna a la tumba. Este método de lidiar con el tiempo puede ser excelente para programar computadoras pero es un anatema con respecto al crecimiento de todo lo que es absolutamente único en cada alma humana. Aferrarnos a esta versión del tiempo equivale a drenar la maravilla de la existencia. ¿Por qué ser viejos a los 93? ¿Por qué comenzar en la escuela a los 5 años? ¿Por qué lanzarnos de cabeza en la bocaza abierta del Padre Tiempo, rindiendo nuestra existencia creativa superior a un orden social obsoleto?  

Al comienzo del siglo veinte, el ritmo de cuatro compases de las bandas militares acompañaba los desfiles con su golpeteo. Esa forma de dividir el tiempo configura las almas jóvenes convirtiéndolas en soldados obedientes. Cuando surgió el jazz, los músicos encontraron la forma de hacer que el tiempo fuese más elástico. Nacieron nuevos ritmos y sincopados en lugar del golpeteo militar. Y ahora el paso de Saturno a través de Capricornio nos insta a encontrar una nueva forma de jazz-vida que libere los ritmos a los que marchamos y que nos permiten bailar al compás de la música del alma.  

Como el tiempo y el poder están estrechamente vinculados, un descubrimiento en uno conlleva a un descubrimiento en el otro. Y debido a que el 2018 es el primero de tres años en el que Saturno atravesará Capricornio, mientras más innovadores sean ustedes, rehaciendo el poder y el tiempo en este año, mejor podrán continuar con ese proyecto en años venideros. 

La segunda característica del clima cósmico para el año es la transferencia del Año del Gallo al Año del Perro, que ocurre el 16 de febrero. Un Año del Gallo se relaciona con mejorar la visión. El gallo sube al punto más alto del gallinero y capta la salida del sol antes que el resto del corral y lo anuncia con una penetrante llamada al despertar. Tenemos unas cuantas semanas todavía para elevarnos a un punto de visualización semejante en nuestras vidas para lograr la llamada al despertar de lo que se avecina.

Si utilizan el extremo de la cola del Gallo para aumentar una visión de a donde su vida necesita dirigirse, el Perro implementará esa visión, llevándola a cabo en su totalidad, porque el perro es el más leal, constante y determinado de todos los años. Y el perro en ustedes y en los demás necesita una visión fuerte para servir, al igual que un perro le sirve a un amo fuerte. Así que si se apartan del amo falso de la Sociedad Obsoleta y alcanzan una nueva visión, el Año del Perro los ayudará a implementar esa visión y llevarla a cabo con una perseverancia perruna.    

El tercer factor en el clima cósmico del año es el número 11. El valor numerológico de los años se compone añadiendo los dígitos: 2+0: 2. 2+1: 3. 3+8: 11. Durante los tiempos normales de la vida como es usual, el 11 es mayormente una nota de gracia, un sonido mudo, una fuerza durmiente, esperando su momento, reteniendo su poder, esperando a que los elementos de apoyo maduren antes de hacer su magia. Y la magia de un 11 consiste en implementar el cambio más progresista en cualquier año. Los elementos de apoyo incluyen a los amigos, grupos, almas de ideas afines en su entorno externo y claridad interior y fuerza de voluntad para lograr su verdad interior. Lo que significa que les corresponde a ustedes orquestar los elementos internos y externos para sostener el enorme poder de cambio del año

Si recrean su relación con el poder y el tiempo y logran una visión del futuro que van a crear, los elementos afines se pueden combinar para hacer del 2018 el final de todo lo que nunca funcionó en primer lugar y se verán deshaciéndose de todo lo viejo sin duplicar el viejo karma.

¿Quién eres realmente? ¿Para qué estás aquí? ¿Cuánto tiempo más estás dispuesto a esperar?  

Mark

· n.t. definición de Wikipedia: Quincunce es una disposición geométrica de cinco piezas formada por cuatro elementos formando un cuadrilátero, al que se añade un quinto elemento en el cruce de sus diagonales.

 

 

Mark Borax es un Astrólogo Maestro a Nivel Álmico y autor renombrado que vive en Vermont y escribe el boletín electrónico “Reporte del Clima Cósmico” mensualmente. Él ofrece lecturas por teléfono y en persona, y clases que catalizan la evolución individual. www.markborax.com

www.markborax.com

5 de Enero 2018

Traducción: Fara Gonzalez

Fuente: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora

Dejanos tu comentario sobre Informe del Clima Cósmico de Enero 2018