Artículo Malasana o postura de la guirnalda (para combatir el miedo)

Malasana o postura de la guirnalda (para combatir el miedo)
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría ,

Malasana: una postura para combatir el miedo (entre otros muchos beneficios)

El nombre malasana viene de ‘mala’, que en sánscrito significa ‘guirnalda’. Esta postura es adecuada para favorecer una intensa apertura de las caderas.

Después de varias horas de estar sentados en la computadora, esta asana puede servirnos de alivio. También puede aliviar dolores lumbares que con frecuencia se deben a unas caderas demasiado rígidas.

Abrir las caderas te beneficia físicamente sin duda, pero además tiene un efecto psicológico muy importante: todos los mamíferos, cuando tenemos miedo o nos sentimos amenazados por algo, tendemos a cerrarnos en nosotros mismos, a adoptar una postura fetal, cerrando el pecho y las caderas. La mente asocia estos movimientos a un peligro. Y también funciona a la inversa, cuando abrimos el pecho y las caderas, estamos mandando a nuestra mente el mensaje de que no hay motivo para tener miedo, no existe ninguna amenaza real. Así que las asanas de apertura de caderas, como malasana, son un poderoso instrumento para liberarnos de aquello que nos sobra, para dejar ir nuestros miedos.

Cómo practicarla:

  • Separa las piernas un poco más del ancho de caderas, los pies girados ligeramente hacia fuera, flexiona rodillas y desciende hasta colocarte en cuclillas.
  • Separa las rodillas de forma que queden situadas encima de los dedos de los pies. Talones colocados en el suelo. Si no llegan los talones, puedes colocar una manta enrollada bajo los mismos.
  • Coloca manos en Namaskar (oración) en el centro del pecho, y con los codos presiona suavemente las rodillas hacia fuera, abriendo la cadera y expandiendo el tórax.
  • Aleja hombros de las orejas y alarga la columna. Crece. Respiración profunda y suave.

Otros beneficios

  • Se considera una postura restaurativa, por sus beneficios terapéuticos: flexibiliza el tendón de Aquiles y el músculo tibial, relaja y tonifica los músculos de la cadera, estira las ingles, fortalece la espalda y el abdomen.
  • La activación de los músculos de los pies estabiliza los arcos plantares.
  • Nos ofrece la oportunidad de alargar las tres curvas de la columna vertebral. Esto normalmente activa los tres bandhas.
  • El profundo soporte en los arcos de los pies introduce enérgicamente la acción de elevación del suelo pélvico y los músculos abdominales inferiores.
  • Favorece el tránsito intestinal y alivia el estreñimiento.
  • Alivia los dolores menstruales.
  • Relaja la espalda lumbar y reduce el dolor.

Contraindicaciones y precauciones

Lesiones actuales o recientes de la espalda lumbar o las rodillas.

Yoga Prenatal

La postura de la guirnalda es una de las mejores para practicar cuando estás embarazada. Promueve una amplia apertura de las caderas. Además es muy relajante. Si no puedes hacer una secuencia prenatal completa y tienes que elegir una sola postura, te aconsejo que sea ésta, para liberar la tensión en las caderas y la espalda lumbar.

Video:

Utilizando bloques para ayudarnos si no podemos bajar los talones al suelo.

Practica y contame tu experiencia.

 

Namaste!

 

Edición: Romina Medina – Profesora de Hatha Yoga Dinámico

Fuente: https://insayoga.com/malasana-postura-de-la-guirnalda/

Dejanos tu comentario sobre Malasana o postura de la guirnalda (para combatir el miedo)