Artículo ME SIENTO COMO UN NÚMERO

ME SIENTO COMO UN NÚMERO
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría , ,

Los números maestros acentúan energéticamente los significados de los dígitos solos. Se considera que son algunas de las vibraciones más poderosas que se conocen. Se cree que simbolizan potencial en bruto sin explotar y que nos ayudan a lograr la iluminación. Esta energía está esperando que la utilicen los que tengan ojos para ver.

00, 000 o 0000

El gran vacío, lo desconocido, lo que será, lo que aún no nació. Moverse hacia un flujo dimensional superior, desplazar matrices de tiempo. El portal de la creación antes de la creación.

11, 111 o 11:11

El portal hacia todo lo que es. A un milímetro de distancia de la manifestación instantánea. Dejar ir la manifestación hecha por el hombre y entrar en la Creación Crística. Se abren portales, se cierran portales y ustedes están en medio de todo. Creación consciente con intervalos de pensamiento de 13 segundos. Volverse uno con el alma Suprema en abundante creación de los deseos innatos del corazón propio.

22, 222, o 22:22

La secuencia más elevada de manifestación/creación sin la frustración. Todas las palabras, pensamientos, hechos e intenciones germinarán con o sin lluvia que los ayude a crecer. Mudarse del vecindario de la polaridad. El tiempo avanza con o sin ustedes. No creen por omisión, participen activamente en sus vidas.

33, 333 o 33:33

Este número les ofrece una elección. En él no se les permite sentarse en el cerco de filo de navaja de la indecisión. La trinidad es la santidad que está en todas sus elecciones. Su cuerpo, mente, espíritu están de acuerdo para que su Alma evolucione. Conexión con la sabiduría del Alma Superior. Ver la sacralidad en todas sus elecciones sin que importe el resultado.

44, 444 o 44:44

Se está cimentando un basamento de luz para ustedes. Llega nueva oportunidad sin que se la pida. Construyan su futuro pensamiento a pensamiento, ladrillo a ladrillo. No permitan que los que se dan ínfulas derriben de un soplo sus sueños con su negatividad. Crean profundamente hasta que vean la prueba. Manténganse firmes a través de todas las elecciones y cambios.

55, 555, 55:55

El universo está cambiando su orientación con el permiso de sus Almas. Sostengan la visión hasta que se posen en la orilla del nuevo yo. Este cambio puede ser una respuesta a alguna plegaria largamente olvidada. El futuro está oculto, así que véanlo en el ojo de su mente como verían un pensamiento después de soñar. (El 555 nos conduce al año 2004 que es un 6, 5 + 5 + 5 = 15 (1 + 5 = 6).

66, 666 o 66:66

En el año 2003, la vibración del 6 cambiará a una vibración de luz que se siente como una emanación sagrada. La humanidad fue marcada por demasiado tiempo con el pensamiento de que todo lo asociado con un “6” tiene que ver con la negatividad, la oscuridad, la maldad, la densidad y la tierra. Bueno, sólo observen la belleza de un planeta que les dio la vida desde que nacieron. El número 6 está pidiéndoles que regresen al pensamiento seminal, a la programación original de la vida con reverencia por su explicación numérica. El 6 es de la tierra, pero hay una hermosa santidad dentro de la tierra y en los de la tierra. La madre tierra comienza a regresar a su forma original en el 2004 sin esperar que sus hijos estén de acuerdo. Al alinearse con la verdadera esencia del número 6, descubrirán suavidad y armonía mientras conducen sobre una carretera de tierra que está en construcción.

77, 777 o 77:77

Ésta es la vibración del guerrero espiritual. Quien camina el estrecho sendero dentro de su persona y de su alma. Siete trabajos para la luz, por la luz y con la luz. Los sietes comen, beben, piensan y hablan luz. A los sietes no se les permite vagar fuera de los límites de la luz por más de lo que dura un pensamiento pasajero. El siete los regresa al hogar, al lugar donde los milagros son un acontecimiento constante, donde pueden volar y bailar en las estrellas mientras están, en todas y cada forma. El siete es un lugar donde la maravilla, la magia y los milagros se ven como acontecimientos naturales. El siete es su estado natural de ser.

88, 888 o 88:88

COMO ES ARRIBA ES ABAJO Y ADENTRO. Esta configuración les da el portal del infinito que los conduce más allá de todas las limitaciones previas. Es el número para ir más allá de lo que saben son sus límites normales. Les pide que vuelen a la luna y se detengan en la Vía Láctea a su regreso. Es pura energía espiritual atómica, una fuente de poder pura. Es el éxito, la prosperidad y los grandes negocios con el sabor adicional de las bendiciones universales. Es recordar finalmente la herencia divina que les prometiera su Santo Creador. Es despreciar la limitación terrenal y caminar hacia delante y hacia arriba a un lugar de opulencia y prodigalidad.

99, 999 o 99:99

La terminación cósmica y personal. ¡EL FINAL! Entrar al siguiente nivel de amor del corazón, del alma y el servicio a la evolución planetaria a través de sanarse a uno mismo. Caída libre desde la altura del nueve hacia el próximo nivel de la Luz. Entradas y salidas, todas en la misma respiración. Un salto cuántico hacia dones desconocidos viene a través del nueve. ¿Están listos para ver y ser más de lo que son en este instante? Nueve es el acabado fotográfico en la línea celestial de las elecciones múltiples. Si creen que ganaron, lo hicieron.

“El Once es el número de los nuevos comienzos”

EL ONCE ES EL NÚMERO DE LA LUZ

Cuando las fuerzas del Once terminan de activarse totalmente en la Tierra, tienen el poder de cambiar la historia en curso. Dentro del número y de las secuencias del Once (29, 47, 38, 92, 83, 74, 56, 65) residen todas las preguntas y respuestas. El Once nos enseña que cada problema es una oportunidad divina para aprender. Nos muestra cómo ver detrás de lo cotidiano y aburrido. Pone a prueba y evalúa nuestra fe y nuestra creencia. Nos obliga a escuchar esa vocecita queda y tranquila en el interior del testigo silencioso. Nos recuerda que no somos víctimas sino vencedores y que todos somos seres vastos que hemos venido a la Tierra a ayudar con el proceso de la ascensión comenzando por nosotros mismos.  Les pide que localicen finalmente la luz interior y la compartan con todos. El Once es nuestro Mejor Amigo y Maestro.

NO DENIGREN LO QUE LIBERARON EN AMOR Y LUZ, PENSAMIENTO Y

ORACIÓN SÓLO PORQUE NO LLAMÓ A SU PUERTA.

 

Extracto del Libro Portal de Luz 11:11:11 escrito por Gillian MacBeth-Louthan.

Dejanos tu comentario sobre ME SIENTO COMO UN NÚMERO