Artículo NARIZ – Y su Relación Mental / Emocional

NARIZ – Y su Relación Mental / Emocional
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría ,

“El Gran Diccionario de las Enfermedades”

Extraído del libro anterior por Jacques Martel.

Nariz

La nariz es el órgano por el cual el aire (la vida) pasa para alcanzar mis pulmones. El aire es muy importante. Además de recorrer a nuestras dos ventanas de la nariz para respirar, se puede hacer por la boca. Una dificultad de respiración puede informarme sobre las dificultades que tengo en mi vida. Si rechazo vivir o si tengo dificultad en transigir con mi entorno porque lo que siento o experimento no me conviene, mi capacidad de respirar por la nariz estará disminuida. Es como si quisiera expulsar una situación conflictual por mi nariz. Si la ventana izquierda me causa un problema, debo buscar el mensaje del lado emocional y afectivo; y si la ventana derecha está afectada, ésta me informa de una dificultad a nivel racional. En cualquier caso, puedo incluso deber remontar al momento de mi nacimiento para descubrir la fuente de mi malestar en la nariz. Si tuve que estar operado para permitirme respirar mejor, es como si dijese sí a mi intuición, a mi experimentado, a la vida.

Si adopto esta actitud de apertura y confianza en mí, podré curar cualquier malestar relacionado con la nariz.

Dolores de Nariz

La nariz es el órgano del olfato. Es el sentido que me permite vivir, estar en contacto con la atmósfera, con el exterior. El olfato es uno de los sentidos más poderosos que tengo y está vinculado a mi primer centro de energía (chakra) situado en el nivel del coxis. La nariz es la doble apertura sobre la vida! Las ventanas derecha e izquierda son los canales del interior y del exterior. Si mi cuerpo pone una barrera en el canal de la respiración, es para indicarme que me aíslo de alguien de mi entorno o de alguna situación que me afecta, que me molesta o que no acepto, de aquí la expresión popular: “a ésta, ya no la puedo oler!”. Deseo cortarme de algo pudiendo tocar mi lado secreto e íntimo, tanto de cara a mis pensamientos como en el plano físico o emocional. Es una persona o situación que critico, que juzgo como “oliendo mal” y frente a la cual puedo tener rencor e incluso disgusto. Incluso puede ser un olor que no me gusta, quizás porque me recuerda un suceso que quisiera olvidar y que cualifico de maloliente. Mi olfato está estrechamente vinculado a mi memoria holográfica (en tres dimensiones) de los sucesos. Mediante mi olfato, puede ser muy fácil recordarme acontecimientos agradables como sucesos desagradables.

Es importante que tome consciencia de este estado de restricción en mi respiración para liberar a los demás de sus decisiones que no he de juzgar, ni criticar. Ceso pues de juzgar a la gente, las situaciones, sus decisiones y elecciones como me libero yo mismo de mis elecciones y de mis decisiones. Esto permite que la vida fluya libremente en mí y que crezca el amor.

Hemorragias Nasales

La nariz siendo el órgano por el cual circula el aire para ir a mis pulmones y la sangre siendo el vehículo del aire, del oxígeno en todo mi organismo, la hemorragia nasal me revela que dejo que se escapen de mi cuerpo, de mi ser, la alegría, el amor de la vida. Tengo pues una pérdida de alegría para con algo que experimento. Esto indica seguramente una gran decepción en mi vida. Siento un sentimiento que me dice que no estoy reconocido o amado a mi justo valor.

Debo pues aprender a reconocerme yo mismo, por lo tanto a comprender que debo mi felicidad únicamente a lo que pienso de mí mismo. Una antigua creencia procedente de la noche de los tiempos me dice que una mala emoción o una mala situación se va fuera de mi vida.

Pólipo de Killian

El pólipo de Killian es un tumor benigno que se desarrolla en un seno o en la fosa nasal correspondiente y que tiene por efecto el obstruir más o menos totalmente el lado afectado. Como con los tumores en general, sufrí un golpe emocional frente a lo que “experimenté”. El dolor me hizo cerrarme y me lleva a sentir otra vez situaciones que podrían afectarme. Sitúo el pólipo, esta “bola de carne” y podré encontrar lo que pudo perturbarme o bien del lado izquierdo, el aspecto afectivo, emocional, o bien del lado derecho, el aspecto racional o ligado a las responsabilidades.

Si debo hacerme quitar el pólipo, doy gracias a mi cuerpo para la información que me dio y acepto en mi corazón la toma de consciencia que tenía que hacer.

Líquido que corre en la garganta

Cualquier líquido en mi cuerpo representa un aspecto de mis emociones. Si mi nariz corre en mi garganta en vez de que el líquido salga por el exterior de mi cuerpo, esto indica que reprimomis emociones o mis lágrimas.

Tengo tendencia a replegarme sobre mí mismo y a “llorar sobre mi suerte”. Es importante que me asuma, que haga cosas para mí, para volver a saborear la vida y cumplir mi misión.

Sinusitis

Cuando estoy afectado de sinusitis, vivo un bloqueo en la nariz y aquí se trata de los senos del rostro. Esta infección de los senos está vinculada a la impotencia frente a una persona o una situación: no puedo olerla o la mostaza me sube a la nariz. Imagino la sensación de tener mostaza fuerte en la nariz, esto me ahoga, me quema… También puede que olfatee por anticipado un peligro o una amenaza que hace brotar un miedo adentro mío. El peligro puede ser real o imaginario: el resultado será el mismo. Puedo tener la sensación que “algo no huele bien”, que “hay algo dudoso”.

El mensaje que debo comprender es sentir el amor alrededor mío e inspirar en lo más hondo de mí.

OBEDECE A TU CUERPO, ¡ÁMATE!

Extraído del libro anterior por Lise Bourbeau.

Problemas de la Nariz

Bloqueo físico: Los problemas más comunes son aquellos que impiden respirar con facilidad.

Bloqueo emocional: Como la nariz es el primer órgano utilizado para inhalar el aire, y por lo tanto, la vida, todo problema de nariz tapada o cualquier otra dificultad para respirar tiene relación directa con la dificultad para sentir verdaderamente la vida. Este problema se manifiesta en la persona que bloquea sus sentimientos por miedo a sufrir o a sentir el sufrimiento de un ser querido, o también cuando no puede soportar a alguien, a algo o a una situación que se da en su vida. También es posible que a la persona afectada le parezca que alguien o una situación «no huele bien». Es desconfiada y siente temores. Del mismo modo, es interesante señalar que los problemas en la nariz (como el catarro, por ejemplo) se manifiestan mucho más durante las temporadas en las que debemos convivir con la gente más de cerca, es decir, las temporadas en las que las personas están más en casa. Esto indica una dificultad de adaptación social.

Bloqueo mental: Cuando te afecta este problema, hazte la siguiente pregunta: «¿A quién o a qué no soporto en este momento?». El hecho de creer que si no hueles evitarás tener que enfrentar lo que sucede no remedia nada. Averigua qué es lo que más te asusta de esta situación. Según mis observaciones, las personas que más se impiden oler son aquellas que temen la injusticia. Observa la situación presente con más amor, es decir, con más aceptación y compasión en lugar de hacerlo por medio de tu ego que critica y quisiera cambiar a los demás para tener la razón. Si padeces a menudo este problema, seguramente eres una persona muy sensible que quiere bloquear esta sensibilidad por temor a experimentar demasiadas emociones. Te ayudaría utilizar bien tu capacidad de sentir y aceptar esta sensibilidad, lo que contribuirá a que desarrolles más tu capacidad de amar. También puedes permitirte ayudar mejor a los que te rodean. Por otro lado, es importante que aprendas a no sentirte responsable de la felicidad de los demás y de los resultados de sus experiencias. Si comprendes la diferencia que existe entre sensibilidad y emociones, utilizarás mejor todo tu potencial y aspirarás la vida en su totalidad.

Bloqueo espiritual: Para conocer el bloqueo espiritual que te impide responder a una necesidad importante de tu SER, utiliza las preguntas sugeridas.

La Enfermedad Como Símbolo

Extraído del libro anterior por Ruediger Dahlke.

Nariz

Interpretación simbólica: poder, orgullo («lleva alta la nariz»); en el interior de la nariz se encuentran zonas reflejas para muchos órganos corporales; las de los órganos sexuales resultan especialmente fáciles de alcanzar y se activan preferentemente metiéndose el dedo en la nariz y tomando rape; expresión (tras el pecho, es el órgano preferido para las operaciones estéticas): la nariz respingona va siempre «a su aire» por delante de los demás y denota infantilismo; la nariz larga y afilada que se mete por todos sitios; la marca destacada que causa impresión; la nariz aguileña que indica la conciencia del poder y una cierta hipocresía; la nariz achatada; la nariz redonda y roja del payaso, que no muestra su desfachatez; de lo contrario se maquilla disimulándola porque como símbolo sexual, y como símbolo del poder percibido con excesiva claridad, nunca debe, por ejm.: brillar o aparecer en primer plano, es mejor empolvarla con discreción; la nariz enrojecida del borracho y la nariz creciente de la Rinofina son sinceras y dolorosas, la nariz cubierta de verrugas de la bruja, es proverbial y responde a su ser maligno y monstruoso.

Misión/tema: percepción sensorial; «olfatear» a alguien para conocerle. Crear confianza mutua olisqueándose; probar la comida con la nariz; gusto: la vida la saboreamos a través de la nariz; instinto («tener un buen olfato»,»olfatear los peligros»), curiosidad («husmear»); limpieza: filtración del aire de la respiración; adaptación del mundo exterior y ajuste: calentamiento del aire respiratorio; buscarse un entorno donde se respire bien; canalización de la energía vital Prana (según la concepción India, cada 20 minutos cambia la dominancia de una de las aletas nasales y con ello la polaridad de la corriente del prana); reconocimiento de las marcas olfatorias: marcaje del territorio (el principio primitivo de percepción de la llave y la cerradura); oler el viento, sondear la banda de los sentimientos, «no poder ver a alguien ni en pintura»; guía en lo material/corporal («guiarse por el olfato») y en lo intuitivo («tener una buena nariz para algo»); espejo fiel: leer en la punta de la nariz el carácter/la verdad («ver algo a alguien en la punta de su nariz»).

Principio elemental: Marte/Mercurio.

Sana Tu Cuerpo

Tomado del libro anterior por Louise Hay.

 

Nariz: Representa el reconocimiento de uno mismo.

AfirmaciónReconozco mi capacidad intuitiva.

 

Goteo continuo: Necesidad de ayuda. Llanto interior.

AfirmaciónMe amo y me consuelo de maneras que me resultan agradables.

 

Hemorragia: Necesidad de reconocimiento. Sensación de no ser valorado. «Nadie se fija en mí». Ansia de amor.

AfirmaciónMe amo y me apruebo. Reconozco mi verdadero valor. Soy una persona maravillosa.

 

Moqueo hacia adentro: Llanto interior. Lágrimas pueriles. Sentimiento de víctima.

AfirmaciónReconozco y acepto que soy el poder creativo en mi mundo. Elijo disfrutar de mi vida.

 

Nariz cargada: Falta de autovaloración.

AfirmaciónMe amo y me apruebo.

 

 

Dejanos tu comentario sobre NARIZ – Y su Relación Mental / Emocional