Artículo Parkinson – y Su Relación Mental / Emocional

Parkinson – y Su Relación Mental / Emocional
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría ,

“El Gran Diccionario de las Enfermedades”

Extraído del libro anterior por Jacques Martel.

La enfermedad de Parkinson es el deterioro de los centros nerviosos del cerebro, especialmente en las regiones que controlan los movimientos. Aparecen temblores que suelen afectar las manos y la cabeza.  Cuando tiemblo, es porque siento o veo un peligro que me amenaza o amenaza a una persona a quien quierotemor a perder el control (el cual voy perdiendo cada vez más!), la inseguridad o la impotencia de progresar en la vida. También puedo haber vivido un traumatismo: un abuso o dificultades que dejaron huellas, y frente a las cuales vivo los sentimientos siguientes: pena, frustración, culpabilidad, rabia, depresión que me llevan al agotamiento, al desánimo y que quiero huir en vez de enfrentarme a ellos y resolverlos. Me auto destruyo lentamente, produciendo el deterioro de la función nerviosa actual.

Una impotencia al nivel de la motricidad de mis miembros superiores (en particular mis brazos y mis manos) tiene su origen muy frecuentemente en una situación que vivo en la cual quería rechazar a una persona, una cosa o un acontecimiento o, al contrario, la quería retener y me sentí incapaz de ello (bien físicamente o moralmente). Si están afectados los miembros inferiores (mis piernas y mis pies), es con ellos que me hubiese gustado rechazar o volver a traer a mí a la persona, cosa o acontecimiento de referencia.

Tengo el placer de huir de esta situación en la cual me siento desbordado y que percibo sin salida.

Debo re asumirme y aprender a controlar MI vida y no la de los demás, teniendo confianza en la Vida, y diciéndome que merezco vivir.

OBEDECE A TU CUERPO, ¡ÁMATE!

Extraído del libro anterior por Lise Bourbeau.

Bloqueo físico: Los síntomas característicos de esta enfermedad se asocian en proporciones variables: temblor, rigidez y trastornos complejos de la motricidad voluntaria e involuntaria.

Bloqueo emocional: En general, esta enfermedad se manifiesta en la persona que tiene miedo de no poder retener a alguien o a algo; por esta razón, comienza en las manos. El enfermo es una persona rígida que desde mucho tiempo atrás se ha reprimido para ocultar su sensibilidad, su vulnerabilidad, su ansiedad y sus temores, sobre todo en sus momentos de indecisión. Su mayor deseo era controlarlo todo y ahora su enfermedad le dice que ha llegado a su límite y que no puede hacerlo, ni para sí mismo ni para los demás. Su sistema nervioso se ha cansado de mantener toda esa tensión interior que él creó para ocultar todo lo que sentía.

Bloqueo mental: Por ser una enfermedad que evoluciona lentamente, la persona afectada tiene la oportunidad de revertir el proceso. Si este es tu caso, aprende a confiar más en el Universo y en la gente. Revisa tus ideas con respecto a ceder ante los resultados que obtienes y los de los demás. Tu parte interna, aquella que cree que tú y los demás debéis conteneros para que todo sea perfecto, está exhausta. Date el derecho de no ser perfecto, de estar indeciso e incluso de equivocarte. De este modo te será más fácil darles ese derecho a los demás. De la misma manera, acepta la idea de que es muy humano tener miedo y de que no puedes ser el hombre o la mujer perfecto que creíste debías ser.

Bloqueo espiritual: Para conocer el bloqueo espiritual que te impide responder a una necesidad importante de tu SER, utiliza las preguntas sugeridas.

La Enfermedad Como Símbolo

Extraído del libro anterior por Ruediger Dahlke.

Plano corporal: cerebro (comunicación, logística), nervios (servicio de noticias).

Plano de los síntomas: temblor intencional: cuando aparece un impulso de movimiento, el temblor lo impide, por lo demás parálisis: debido a una incapacidad de movimiento (psíquica) general se pone de manifiesto la voluntad exagerada (cuadro patológico de Mao Tse-Tung); abismo entre la exigencia de mover algo en el mundo y la parálisis/rigidez interior; estar sujeto por el miedo a la muerte (temblores), querer desprenderse del horror/experiencia de la realidad; rigidez en la expresión y la movilidad, no perdonar ningún gesto, destino de zombi; miedo al fracaso, mostrar una máscara; perturbación de la comunicación; incapacidad de adaptarse a los cambios necesarios de la vida; los cambios de tiempo o las fases de la luna pueden empeorar la situación lo mismo que otros cambios, la parálisis puede paralizar también las cuerdas vocales como órgano de la comunicación, pies y manos frías como expresión de un problema de contacto; la frecuente aparición del retorcimiento de las manos y la lucha con las palabras muestran una voluntad que no se ha roto; discrepancia entre querer y poder: personas con voluntad que deben ver que ya no es posible hacer de todo; agotamiento del polo masculino; amenaza para la vida por parálisis respiratoria: interrupción de la comunicación y del intercambio.

Realización: digerir una vida llena de hiperactividad: restablecer la tranquilidad exterior a favor de la movilidad interior; hacer mejor pequeños panecillos, cuidar la calidad; ocuparse de la muerte y de la «solución»; mirar a los ojos de la realidad hasta que pierda su horror; profundizar con la mirada en la angustia hasta transformarla en amplitud; aprender a enseñar el verdadero rostro; regresar al suelo de los hechos: ejercicios sobre el propio equilibrio que sirven para encontrar el centro.

Resolución: reconocer la unidad del ser humano y el mundo; pasar (por el propio camino) de ser un monumento (para los demás) a una persona interiormente viva y exteriormente tranquila.

Relación con los principios elementales: Saturno.

Sana Tu Cuerpo

Tomado del libro anterior por Louise Hay.

Parkinson: Miedo e intenso deseo de controlarlo todo y a todos.

Afirmación: Me relajo en la seguridad de que estoy a salvo. La vida me apoya. Confío en el proceso de la vida.

Dejanos tu comentario sobre Parkinson – y Su Relación Mental / Emocional