Artículo Marzo 2019 – Abril 2026 Urano en Tauro

Marzo 2019 – Abril 2026 Urano en Tauro
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría ,

Pensando fuera de una caja rota

Urano entra en Tauro el 6 de Marzo de 2019 (UT). ¡El planeta de ruptura radical, eventos impredecibles y discontinuidad liberadora en el signo zodiacal conocido por su resistencia obstinada al cambio, nos promete mantenernos a todos en alerta! Desde mayo de 2010, cuando Urano entró por primera vez en Aries, hubo un cierto margen de maniobra para los más impulsivos entre nosotros. Aries es rápido para actuar, rápido para cambiar, siempre listo para comenzar algo nuevo: si el primer intento no funcionó, intentemos esto, luego aquello. No anda por ahí a largo plazo, tratando de sacar sangre de una piedra. ¡Y no nos echa en cara nuestros errores! Tauro, por otro lado, es intransigente, ansioso por seguir en el mismo camino sin importar nada. Urano aquí es tan radical y perturbador como siempre, pero las consecuencias de decisiones impetuosas y planes mal pensados podrían durar mucho más tiempo.

Mientras Urano esté en Tauro, debemos enfrentar tanto nuestra resistencia al cambio como el impacto de las decisiones imprudentes tomadas para evitar un difícil presenteComo tal, el viaje de Urano a través de Tauro nos enseñará mucho sobre el momento oportuno, el discernimiento, la paciencia y el coraje. Puede ayudarnos a abordar aquellas cosas intransigentes que nunca pensamos que cambiaríamos en un millón de años. Pero también nos liberará de los apegos (incluidos los atesorados), si nos ayudan a adormecernos al impulso evolutivo de estos tiempos problemáticos y de transformación. ¡Si elegimos quedarnos con lo familiar más allá de su fecha de caducidad, la vida podría complicarse por un tiempo! Urano nos quiere libres, siempre, y favorece la repentina llamada de atención de un rápido y, a veces, brutal cambio para que así sea. Si nos resistimos a esta marea inexorable nos causamos más sufrimiento. En la medida en que podamos tener fe, soltemos y dejemos que esa misma marea nos arrastre hasta la orilla de un nuevo terreno donde podamos despertar – e incluso apreciar – la sabiduría intrínseca que está en el centro de todos los shocks y sorpresas de la vida.

En mayo de 2018 comenté que el viaje de Urano a través de Tauro significará ‘un período durante el cual la Madre Tierra nos hará retroceder como nunca antes. Simplemente no podemos darnos el lujo de tomar o dar por sentada su abundancia por más tiempo. Cada bocado de comida, cada sorbo de agua, cada bocanada de aire es una bendición por la cual estar agradecido. Al cumplir con un compromiso duradero de cuidar a Nuestra Madre y a todos sus hijos en todas sus formas, desmantelamos, pieza por pieza, la mentalidad patriarcal que equipara la agresión y la dominación con el poder, y el amor, la compasión y la generosidad con la debilidad. El resultado inevitable que ha sido el posicionamiento de este planeta como un recurso que debe ser explotado en todo momento. Desde entonces el Nodo Norte ha entrado en el signo protector y materno de Cáncer.), enfatizando aún más la importancia de percibir toda la vida como una sola, de la manera más profunda y sincera. Con la llegada final de Urano a Tauro, donde ahora permanece durante siete años, las consecuencias de las decisiones que tomemos en nuestra relación con la madre naturaleza y el mundo material serán cada vez más intensas y rápidas.

Pero en un momento en que abundan los mensajes de fatalidad y desesperación, ¡este no es uno de ellos! Urano puede ser nuestro salvador, nuestro liberador de errores pasados. Despierta un conocimiento más radical que nos permite recalibrar el futuro y crear un mundo sostenible para reemplazar uno disfuncional. Tauro es el primer signo de tierra en el zodiaco. Aquí la chispa creativa inicial penetra en la materia y manifiesta sus frutos en el plano material. En esencia, Tauro somos nosotros, tú y yo, como expresiones físicas de la chispa divina que estalló en la vida hace miles de millones de años. Como tal, Urano en Tauro nos enseñará cuán radicalmente podemos transformar lo que somos y lo que hacemos cuando tenemos la intención de hacerlo.

Las lecciones de Tauro – cómo crear seguridad y estabilidad, cómo satisfacer necesidades físicas y crear estructuras duraderas que permitan el crecimiento y el desarrollo – han sido los principales desafíos de la humanidad durante milenios. ¡A veces hemos aprendido esas lecciones mejor que otras! El auge y la caída de las civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad atestiguan los muchos esfuerzos por desafiar las fuerzas del cambio que mantienen a nuestro universo en constante expansión en movimiento. La gente va y viene, al igual que las ideas, las comunidades, los estilos de vida, las prioridades, la guerra, la paz, las religiones y los movimientos políticos. Nada permanece para siempre y en su más profunda sabiduría, Tauro lo sabe, honrando el paso del tiempo y el cambio mientras nutre las cosas que nos sostienen a través de la ineludible agitación.

En un nivel basado en el miedo, Tauro lucha contra el cambio, resistiendo su marcha imparable y agachándose para hacer valer su derecho a quedarse con lo familiar, por más dañino que pueda ser. El viaje de Urano a través de Tauro no admitirá tal resistencia y los que se tensen ante lo nuevo serán desafiados a dejar todo profundamente en manos de Dios, lo que sea que esto signifique para ellos. Y, por supuesto, en un nivel u otro, eso es todo para nosotros. Pocos viven libres de cualquier temor, y podemos ser dolorosamente conscientes de que fuerzas incuestionables pueden tomar la delantera y reorganizar una vida en un abrir y cerrar de ojos. Pero Urano exige nuestra confianza, que los próximos cambios serán liberadores a largo plazo, incluso si parece que sólo amenazan la seguridad en la que hemos trabajado tan duro para establecer.

Urano en Tauro no solo piensa fuera de la caja, sino que también la rompe en pedazos desde el interior, sabiendo que ya está fuera de toda reparación. Nos recuerda que somos responsables de nuestra vida en su totalidad, aunque esto sea difícil de tragar. Desafía las nociones dualistas de causas externas que crean conflictos internos, recordándonos que somos mucho más grandes de lo que creemos ser; tan poderosos que podemos transmutar cualquier cosa, cada pensamiento, emoción y experiencia, cuando nos comprometemos profundamente con el riguroso camino del despertar. Dicho esto, debemos encontrar nuestra propia verdad ahora, no aferrarnos a las verdades de otros en torno a las cuales las personas se reúnen por comodidad e identidad. Debemos forjar nuestro propio camino, sin importar lo lejos que nos lleve de aquellos con quienes nos hemos alineado previamente.

Este Urano promete destruir incluso los apegos más obstinados, si nos impiden aceptar la verdad de quienes somos. Como tal, los próximos siete años brindarán una oportunidad preciosa y, a veces, impresionante para re-imaginar nuestro futuro, sembrándolo en el presente con un compromiso renovado de cambiar radicalmente nuestras prioridades según sea necesario. Nada está fuera de la mesa ahora: todo es posible. Cualquier cosa. Entonces, tengan en cuenta lo que creen, y usen a Urano como su guía hacia un mundo nuevo y fresco.

En su libro “La mariposa negra: una invitación a la vitalidad radical”, Richard Moss  afirma que “las mismas fuerzas que aplastan a las personas pueden convertirse en un resplandor profundo en un individuo que ya no se resiste ni intenta modificar la vida”… Esta enseñanza es fundamental para nuestra experiencia de Urano en Tauro, cuya energía bien puede manifestarse como fuerzas aparentemente destructivas que, cuando se aceptan, proporcionan energía ilimitada para vivir una vida radicalmente remodelada. Ciertamente, este Urano a veces se expresará de manera difícil de manejar, tanto individualmente como globalmente. Puede producirse la interrupción de las cadenas alimenticias y suministros; nuestras hermanas y hermanos bovinos pueden resistir su explotación en curso, manifestando condiciones que impiden o interrumpen significativamente su continuación; los sistemas financieros y las instituciones lucharán, al igual que las monedas criptográficas alabadas como la nueva forma de hacer negocios. Los factores ambientales, económicos y otros factores globales obligarán a las empresas a reformar su apariencia, recalibrar su actividad y reflexionar cada vez más profundamente sobre su impacto local y global. No necesitamos un astrólogo para decirnos todo esto, ¿verdad? Sólo miren a su alrededor y pueden verlo por ustedes mismos. Pero estén seguros, cualquiera que sea el El pronóstico económico , el clima político, la opinión generalizada, Urano en Tauro nos sorprenderá con la forma exacta en que se desarrollan las cosas, dónde ocurren los vínculos débiles y quién aparece en la cima, sólo para ser derribado una vez más durante todo el ciclo de cambio rápido que comienza otra vez. Pero quizás lo más importante de todo, también nos sorprenderá con las soluciones que surgen y el potencial de la humanidad de hacer lo que se debe hacer para crear un mundo nuevo a partir de las cenizas de lo antiguo.

Entonces, ¿dónde encontramos estabilidad y seguridad en tiempos como estos? Preferiblemente dentro, en la paz de un corazón que sabe, la percepción de una mente aguda que se niega a tragar la sabiduría del día, incluso la que proviene de una fuente más “iluminada”. A medida que Urano entra en Tauro, aspecta a Mercurio retrógrado en el grado final de Piscis, y a Quirón en el primer grado de Aries. Una luna nueva en conjunción con Neptuno en Piscis sigue unas horas más tarde. Aquí vemos la desaparición de las “verdades espirituales recibidas” y la rectificación que llega de reclamar nuestra propia sabiduría innata. Es hora de confiar en nuestro conocimiento más profundo, no mirar a los demás para decirnos qué hacer o cómo debe verse nuestra marca particular de despertar. Si recurres a los planetas en busca de sabiduría como yo, recuerda siempre: están dentro de ti, y no como fuerzas externas que imponen su propio obstáculo o bendición particular. Cada tránsito, ciclo lunar y eclipse es un reflejo externo de las fuerzas de cambio y crecimiento dentro de todos y cada uno de nosotros. Y no creas nada que cualquier astrólogo diga si no resuena con tu ser más profundo y sabio. Repasen todo lo que encuentren a través de un corazón abierto y una mente exigente: los mejores maestros de todos.

Y, finalmente, algunas preguntas que vale la pena contemplar cuando Urano entra en Tauro:

¿Qué desencadenan sus lados impulsivos? ¿Cómo diferencian la reactividad impulsiva de la motivación que nace de la alineación auténtica con el flujo creativo de la vida?

¡¿Qué comportamientos cometen repetidamente sin importar cuán mal les hayan resultado antes?! ¿Qué los mantiene atrapados en estos viejos hábitos tan conservadores? ¿Están listos ahora para dejarlos ir de una vez por todas?

¿Cómo pueden ustedes sostenerse y sostener a los demás de la mejor manera, en momentos de cambios repentinos y disruptivos?

¿Cómo preservan lo que más importa y permiten que el resto caiga cuando sea necesario? ¿En primer lugar, cómo saben qué es lo que más importa?

¿El cambio externo siempre requiere un cambio interno y viceversa?

¿Qué tan fuerte se identifican con el reino material y qué hacen cuando desaparece?

¿Están buscando la Verdad con una ‘V’ mayúscula o solo las ‘verdades’ que se adaptan a su agenda personal?

¿Están preparados para hacer los sacrificios que la verdad pueda exigir? Sino, ¿qué pasa cuando tienen que hacerlas de todos modos?

Urano en Tauro … va a ser interesante, ¡eso es seguro! Nadie terminará sin ser afectado por su poder incuestionable de efectuar un cambio fundamental a nivel personal y global. El papel que desempeñamos en ese cambio, a través de nuestras palabras, pensamientos y acciones, depende, como siempre, de nosotros.

Que todos podamos elegir bien.

Sarah Varcas

 

http://astro-awakenings.co.uk/

3 de Marzo 2019

Traducción: Gabriela Halblaub

Fuente: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora

Dejanos tu comentario sobre Marzo 2019 – Abril 2026 Urano en Tauro