Saltar al contenido
Esta página web usa cookies: Éstas se usan para personalizar el contenido, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.

Artículo Sangre Parte 3 – Hemorragia – Hipoglucemia – Leucemia – Leucopenia – Mononucleosis – Sangrar – Septicemia – Trombosis – Várices

– Abajo de todo Sangre I y II –

HEMORRAGIA

Una hemorragia se caracteriza por una pérdida de sangre violenta y repentina. Esta efusión incontrolada de sangre se asocia generalmente con un trastorno o un traumatismo emocional. Son mis emociones demasiado largo tiempo retenidas, tales como la agresividad y la angustia, las que se vuelven incontrolables interiormente, y que brotan repentinamente. Puedo vivir acontecimientos que no suceden según mis esperanzas o según mis deseos. Al final de la resistencia, agotado moralmente, suelto y gran parte de la alegría de vivir deja repentinamente mi cuerpo.

Estando a la escucha de mi cuerpo, puedo reconocer un mensaje que me ayudará a vivir mejor en armonía. Aprendo a soltar y a expresar mis emociones más libremente.

«Sintiéndome más liberado, llevo mi atención sobre la alegría que hay en mí y alrededor de mí».

HIPOGLUCEMIA

(Ver también: ALERGIAS [en general], CEREBRO – EQUILIBRIO [pérdida de…], SANGREDIABETES)

La hipoglucemia se caracteriza por una disminución anormal de glucosa en la sangre. La parte del páncreas que secreta la insulina está sobre – activada. En consecuencia, las células y los músculos están privados de la glucosa energética. Esta situación está opuesta a lo que se encuentra en los diabéticos. Está causada por un exceso de insulina o de ejercicio.

El azúcar representa una forma de premio, afecto, dulzura y ternura. Es la manifestación del amor, según la metafísica. Actualmente, estoy yo buscando el amor? Lo estoy esperando del exterior? ¿Como azúcar para colmar esta carencia? Varias manifestaciones se vinculan a la hipoglucemia: – puede manifestarse porque doy tanto a los demás que ya no tengo nada para dar. Esto me revela la necesidad de empezar por amarme, por respetarme en mis necesidades. Dándome más, luego puedo dar más y amar a los demás. No puedo dar a los demás lo que no me doy a mí – mismo.

– Puede también brotar cuando vivo una tensión o una presión interior excesiva sobre la cual pienso que no tengo control alguno.

– Procede de mis fuertes emociones, de una tristeza profunda, causándome angustia e incluso hostilidad frente a los demás. ¿Tengo yo esperanzas que aún están sin contestar (que no están satisfechas)?

– También puedo vivir un miedo intenso frente a algo o a alguien que me asquea y que prefiero evitar. Debo resistir con todas mis fuerzas para intentar evitar esta cosa que me repugna. Tanto puede ser un objeto, un gesto como una palabra dicha que me provocó un “asco”.

– Una alergia alimentaria también puede ser la causa “física” de esta caída del azúcar sanguíneo. Por lo tanto debo realizar las comprobaciones físicas que se imponen y hallar a quién o a qué soy alérgico.

«Acepto lo que me sucede. Decido hacer mi vida más alegre. Respondo a mis esperas. Mi cuerpo es un sabio, un amigo fiel al cual soy receptivo».

LEUCEMIA

(Ver también: SANGRE / ANEMIA / CIRCULACIÓN SANGUÍNEA)

Cuando proliferan mis glóbulos blancos de modo incontrolado, tengo lo que se llama el cáncer de la sangre o la leucemia. El cáncer de la sangre, es la alegría que no circula libremente en mi vida. Tengo odio hundido profundamente en mí. Me auto – destruyo, rehúso luchar. Si soy un niño afectado de leucemia, es que siento una negación al renacer, estoy profundamente decepcionado por lo que veo en la tierra. Quiero volver a marchar, dejar este cuerpo. La leucemia aparece frecuentemente después de la pérdida de un ser amado (puede ser incluso un animal al cual amaba especialmente). Esta forma de cáncer está directamente vinculada con la expresión de amor en el interior de sí. También puede aparecer después de un acontecimiento para mí destacado, que me llevó a desvalorizarme. Esta desvalorización afectará mi ser entero y la viviré de un modo muy intenso y profundo. Tomemos el ejemplo de un niño joven a quien se rehúsa un sitio en el equipo de futbol del pueblo o de su barrio. ¡Es un drama! Es como si la vida ya no tuviera ningún sentido y que no valiera “la pena” ser vivida. Puedo tener la sensación de que debo sobre – protegerme constantemente para lograr lo que quiero. Puedo haber vivido una frustración intensa y haber violentamente ahogado mis emociones. Si mi amor o mi deseo de vivir estuvo herido de un modo u otro, mi actitud para amar puede volverse desconfiada, confusa y alienada. Entonces, quiero aislarme de todos sentimientos. Debo aprender a ir con la vida en vez de contra ella. Tomo los medios adecuados para cambiar en mí la supervivencia por la vida. Así estaré más en paz conmigo mismo y ya no sentiré la necesidad de defenderme excesivamente.

LEUCOPENIA

La leucopenia es la caída de glóbulos blancos, el desequilibrio de la sangre. Los glóbulos blancos se vuelven soldaditos que bajan las armas. Ya no tengo el valor de luchar. Puede ser una forma de huida que me obligó a evolucionar en el mismo orden, impidiéndome así experimentar nuevas cosas, para sentirme siempre en seguridad y maestro de la situación. Necesito cuidar de mí para rehacer mis fuerzas interiores y así, volver a tener más sabor a la vida con todo lo que esto comporta de excitante.

MONONUCLEOSIS

(Ver también: ANGINA, FATIGA, BAZO, CABEZA [dolores de…])

La mononucleosis es una infección caracterizada por el aumento de los linfocitos que forman parte de los leucocitos o glóbulos blancos de la sangre.

Esta enfermedad se halla sobre todo en los adolescentes o en los jóvenes adultos. Se llama también la enfermedad del beso porque se puede transmitir por la saliva. Si soy adulto y que tengo esta enfermedad, intento ver lo que pudo afectarme, como si fuera un adolescente, o lo que esto me recuerda cuando estaba adolescente. Quiero vivir plenamente, siento un cambio en mi interior y tengo la sensación de deber luchar constantemente para lograr lo que quiero.

Mi sistema de defensa se desarrolla para compensar los ataques y las limitaciones que tengo la sensación de recibir de la vida. Me siento solo frente a los obstáculos que se presentan frente a mí. Desarrollo una mononucleosis cuando me siento culpable frente a una situación o cuando quiero más permiso, cuando critico a la gente o la vida en general. La mononucleosis tiene un nexo con los problemas del bazo porque hay un aumento del volumen de este. Debo hacer limpieza en mi vida y poner más amor hacía mí y hacía los demás. Vuelvo a tener valor y confianza en mí y, entonces, recobraré la energía y la alegría de vivir que me permitirán experimentar más amor.

SANGRAR

Sangrar puede compararse a llorar, a una pérdida de alegría. Cuando sufro, corren las lágrimas, mi pena es tan intensa que es como si llorase sangre. ¿A dónde va mi alegría de vivir? Por qué esta pena, esta agresividad que me hace ver rojo? Tomo consciencia de la suerte que tengo de vivir y recobro la alegría.

«Me libero de toda mi tristeza y acepto recibir lo que me da la vida».

SEPTICEMIA

La septicemia es una infección grave (envenenamiento generalizado) de la sangre. Es lo que se llama quemarse la sangre o envenenarse la vida.

Debería preguntarme “por quién o por qué me dejo envenenar la existencia”.

«Decido aceptar que tengo la total responsabilidad de mis elecciones y tomo consciencia de las alegrías de la vida».

TROMBOSIS

La sangre circulando en mis venas representa la alegría de vivir. Una trombosis que se define por una formación de coágulos de sangre en una vena o una arteria, provoca un bloqueo que impide la libre circulación de la sangre. Este estado demuestra que existe también un bloqueo en la liberación y en la circulación del amor. Sintiéndome solo, estoy apenado y tengo la sensación de que las dificultades a las cuales me enfrento son demasiado pesadas de llevar y que no soy capaz de superarlas. Pierdo mi alegría de vivir. Mi vida me parece estancada, me siento olvidado, abandonado e incomprendido. Tengo la sensación de ya no llevar amor en mí, me vuelvo inflexible; cada vez soy más firme en mi modo de actuar y pensar, lo cual provoca el endurecimiento de mis arterias. Esta manifestación alcanza todo mi cuerpo. Cuando aparece en mis piernas, me indica un temor a ir hacia delante, una tendencia a quedarme “fijado”, sin movimiento. También esto puede significar la inseguridad que siento al ver apartarse un amor y ver cómo me aparto de este amor. Intentando así retenerlo, aumento las probabilidades de verlo morir.

«Me abro cada vez más a la vida y acepto  los cambios como signos de mi evolución».

VARICES

Las varices se sitúan habitualmente en las piernas. Son el resultado de venas hipertrofiadas. Mis piernas me permiten andar por la vida, desplazarme de un lugar a otro. Varices en las piernas demuestran una mala circulación.

Así, puedo concluir que el lugar en el cual estoy ya no me conviene o que no me gusta lo que realizo actualmente. Ya no le encuentro alegría. Puede tratarse de una relación afectiva o incluso de un trabajo que se me ha hecho monótono.

La sangre representa la alegría de vivir y la circulación del amor en mi Universo y mis venas son el medio de locomoción. La sangre en mis venas está en el camino de vuelta hacia el corazón, llevando con ella todo el amor que recibió del Universo. La varicosidad puede indicar que un profundo conflicto emocional está directamente vinculado a la capacidad de amarme y de recibir todo este amor. La dirección que tomo o el suelo en que estoy no me da lo que estoy esperando, en el sentido emocional. Esto bloquea y alborota mi “movimiento emocional”.

Tengo la sensación de arrastrar un peso enorme, como el preso que debe arrastrar constantemente su peso. Frecuentemente se trata de un peso financiero, el dinero causándome muchos dolores de cabeza y acechándome la avaricia. En general, tengo más la impresión de subir situaciones que de crearlas. Varices en las piernas aparecen frecuentemente durante un embarazo, lo cual demuestra que ciertos temores están vinculados a este estado; como mujer embarazada, tengo miedo de compartir este amor con otra persona, perder mi individualidad en mi nuevo papel de madre. Me siento desbordado y tengo miedo de no realizarlo todo porque tengo tendencia a aumentar los pequeños detalles. Entonces puede producirse el desánimo.

«Para restablecer esta situación, es importante que aprenda a amar lo que hago. Soy libre de elegir y circular libremente».

Sangre Parte 1 – En general y diferentes dolencias

Sangre Parte 2: Sangre coagulada – Diabetes – Flebitis – Gangrena – Hematoma – Hematuria – Hemofilia

Extraído de El Gran Diccionario de Las Enfermedades.

0 comentarios

Dejanos tu comentario sobre el artículo Sangre Parte 3 – Hemorragia – Hipoglucemia – Leucemia – Leucopenia – Mononucleosis – Sangrar – Septicemia – Trombosis – Várices