Saltar al contenido
Esta página web usa cookies: Éstas se usan para personalizar el contenido, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.

Artículo Un año después…

Publicado el

El 18 de marzo de 2020 se decretaba – en nuestro país (Argentina) – el aislamiento.

Es interesante ver cómo cada un@ lo venimos viviendo de diferentes maneras… Algun@s continúan como si todo estuviera bien… como si nada pasara (esto se ha observado cuando se comenzó a abrir la historia, y se vio – y se sigue viendo – el descuido total). A otr@s, el miedo / pánico los ha inmovilizado a nivel interno y a nivel externo. A otr@s, nos ha afectado más tranquilamente… sentimos que hay una gran exageración detrás de este circo (1), y nos enfocamos en otra manera de ver y estar… Algo nos dice que nos quedemos tranquil@s… Sabemos que hay algo importante detrás de todo esto… Hemos disfrutado del «encierro», capitalizándolo…

L@s que continúan como si nada pasara, se engañan a sí mism@s. En ese engaño, se descuidan y descuidan de su entorno. Algo grande está sucediendo, y es global. Negar esta realidad me lleva a estas palabras: pura estupidez humana que, tod@s, en algún momento solemos tener. Muchas personas – como autoprotección – se acostumbran a ser negadoras; es una realidad. Pero también es una realidad que debemos tener cuidado y ser respetuosos de los otr@s.

L@s que están eligiendo creer todo lo que el sistema – a través de los medios – nos está queriendo meter, están en una parálisis que l@s agobia. Sostener ese miedo en el tiempo l@s hace vulnerables, l@s estresa, l@s lleva – sin querer – a eso que están temiendo tanto. Cuidado. El sistema inmune del cuerpo se deteriora.

L@s que conseguimos estar más calm@s, le quitamos el poder a lo que pasa para empoderarnos nosotr@s… Sabemos – porque percibimos a nivel interno – que todo esto tiene un propósito mayor que nos pide acceder a otro estado de consciencia… Tenemos claro que nada será como antes… Nos damos cuenta de que esto lo hemos creado entre tod@s – aunque nos cueste comprender el cómo de esta co creación planetaria. Y a veces, hasta con impaciencia, esperamos que todo el mundo se atreva a ver más allá de lo visible… También, anhelamos como nos dijo Kryon,  que se sepa la verdad… Porque ¡se sabrá!

Mientras tanto, el “Corona Vida” nos pide CRECER… Nos pide VERNOS… Nos pide ACEPTAR / NOS. Nos pide RESPIRAR para alinearnos y VIVIR EL MOMENTO PRESENTE… Nos pide aprender a permanecer en el BIEN ESTAR… Nos pide abrirnos a la VERDADERA REALIDAD… ¡Nos pide LA RE CONEXIÓN CON LA FUENTE CREADORA… ni más ni menos!

Me sorprende ver cómo insistimos con lo que nos hace daño. Me asombra observar cómo vivir des – conectados nos mantiene en la tercera dimensión experimentando todo lo que nos duele experimentar; nos hace permanecer corriendo detrás de cada zanahoria, sin llegar a ningún lado que nos haga sentir mínimamente bien…

La des – conexión habla de vivir desde el ego / mente, repitiendo todo lo que nos molesta, lo que nos hiere, lo que nos desagrada, lo que nos da miedo. Nos mantiene en un circuito de nunca aprender, perpetuando el mal vivir. Y ni hablar de lo quejosos que nos ponemos. ¿Cuándo nos vamos a dar cuenta de que estamos mal porque – de manera inconsciente – continuamos creando aquello que nos disgusta? Estamos mal, lo irradiamos, y atraemos más de lo mismo. Así funcionan nuestras co creaciones, seamos conscientes o inconscientes de ello. El ego nos quiere en todo eso cuando, en realidad, debiera estar al servicio del Corazón, ayudándonos a cumplir con nuestro propósito.

Pero, puedo dar vuelta mi Vida en un instante con solo tomar la decisión de hacerlo… Elegir moverme del viejo lugar solo depende mí. Tengo el poder de reescribir todo en mi existencia… El Universo / Madre – Padre / Dios / Todo Lo Que Es, quiere y tiene lo mejor para mí… Solo tengo que abrirme a esa Nueva Realidad que espera que me dé cuenta…  Esta maravillosa posibilidad la tenemos tod@s los que queramos plegarnos a este cambio que estamos co creando en Unidad…

Decidir quedarnos en el viejo lugar, aunque parezca simple, conlleva mucho dolor y angustia. También conlleva síntomas físicos que nos empujarán a ver cuál es el mensaje que nos da el cuerpo sobre nuestra pelea interior.

Cuando elegimos movernos y subir un escalón, y nos abrimos a ver / nos – aunque  al principio pueda chocarnos lo que veamos –, accedemos a otra realidad… la auténtica… la que cada Corazón, en Unidad con La Fuente, nos está mostrando en todo momento…

Estamos en la Tierra – planeta escuela – para aprender… Todo lo que nos pasa tiene un enorme sentido: el de ofrecernos, a través de nuestras propias co creaciones, el mayor aprendizaje… El de llevarnos a estar parad@s en un mejor lugar… El de permitirnos desplegar todo nuestr@ potencial… en benevolencia, para nuestro mayor bien y el de todo el mundo!

Ha pasado un año y varios días… ya es momento de abrirnos…

ESTAMOS EN EL PLANETA PARA SER FELICES… YA ES TIEMPO DE ALCANZAR ESA FELICIDAD…

¡Gracias, Gracias, Gracias!!!

 

(1) Hablo de exageración y de circo porque, en épocas de pandemia, un@ se puede morir de diferentes síntomas y todo sale rotulado con el nombre de la enfermedad de la pandemia, la cual me abstengo de nombrarla! Nos dan cifras mentirosas.

 

Patricia A. Zerbinato – Terapeuta Holística

Autora del libro Mi Encuentro Conmigo.

Consejera Floral – Co Creadora del Sistema Floral Esencias Lunares 123

Maestra de Reiki – Terapeuta en Constelaciones Individuales en Consultorio – Numeróloga – Facilitadora en Técnica Metamórfica – Armonización con Cuencos de Cuarzo

Atención: Yacanto de Traslasierra y ONLINE.

Contacto:

Email: patriciazerbinato@gmail.com

Teléfono móvil: 3544 533 697

Facebook: Patricia Amalia Zerbinato

Página web: Mi Encuentro Conmigo

0 comentarios
Artículo Siguiente

Dejanos tu comentario sobre el artículo Un año después…