Artículo Un Cambio De Consciencia

Un Cambio De Consciencia
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Este Artículo se encuentra bajo las categorías de En la categoría ,

Desearía que la palabra «consciencia» sea más corta, más fácil de deletrear y más fácil de pronunciar. Se necesita mucho tiempo para escribir c-o-n-s-c-i-e-n-c-i-a. La medida media de una palabra en Inglés es de 5 letras. Conciencia es una friolera de 13 letras y 4 largas sílabas. (NdT: “Consciousness” en ingles) No encaja bien en una taza de café o en una camiseta. Prácticamente me quedo dormido cuando las personas de habla lenta tratan de decir la palabra.

Según el diccionario Merriam-Webster, el primer uso que se conoce de la palabra conciencia fue en 1629. La palabra conscius viene de origen latino, que significa saber o compartir conocimientos. Esto me llevó a preguntarme si la gente era inconsciente antes de 1629. ¿Cómo hablaban sobre la consciencia si no existía la palabra? La palabra consciencia alcanzó un pico de popularidad en 1890, y luego se fue apagando a un punto bajo alrededor de 1943. Volvió a entrar en un uso más popular nuevamente alrededor de 1973, pero ha disminuido ligeramente desde entonces. Ahora la gente sólo dice, «¿Qué hay?» Me pregunto si estamos perdiendo la consciencia, o si la palabra es demasiado difícil de decir o escribir.

Revisé algunas traducciones de la palabra y no encontré mucho consuelo. En Islandia, se dice meðvitund. Dang… Ni siquiera voy a tratar de pronunciar eso. En Irlanda es Chonaic. Eso suena como una enfermedad en la vejez. En polaco es świadomość. Tienes que estar bromeando. En alemán es Bewusstsein. Eso suena como una sopa de repollo que mi abuela solía cocinar, que causaba exceso de gas. En Zulu es ukwazi. Bueno, perdón por el estornudo. (¡Disculpas a nuestro público internacional para quienes la palabra consciencia en Inglés no es la mejor!)

Según Adamus, la consciencia es todo. Pero para mí no cotiza en alza como una palabra que suene fresca, ni tampoco muchas personas entienden lo que significa. Cuando un malhumorado funcionario de inmigración me pregunta que hago para ganarme la vida, le digo que conduzco seminarios de consciencia. Mi respuesta es recibida con una mirada en blanco, y una nueva pregunta. «¿Por qué estás aquí?», en referencia a la finalidad de mis viajes, pero no puedo resistir la respuesta esotérica, «Porque yo elijo ser». Lo siguiente que siento junto a la ventana de inmigración es la pierna de Linda dándome patadas en la espinilla.

Desearía que conciencia fuera una palabra “cool” como cero. Cero es genial porque no hay muchas palabras con «z» (NdT: “Zero” en Inglés), y es fácil de deletrear. Cuando a alguien se le llama un «cero» se sabe exactamente lo que quiere decir, mientras que si se los llama «inconscientes» obtienen esa mirada de vaca-en-el-pasto en su cara. La palabra consciencia debería ser corta, puntual, con garra y única. ¿Qué les parece si la llamo «azi»? Es todo, desde la «a» a la «z» e incluye la «I.» El antónimo (opuesto) de «azi» sería «¿eh?»

Una cosa es segura, consciencia es difícil de escribir en mi iPad mientras estoy acostado en la cama. A menudo me despierto en medio de la noche y converso con Adamus, y después me gusta tomar notas. Tratando de ser un tipo de consciencia-elevada, uso mi iPad para tomar notas en lugar del ya pasado de moda papel y lápiz. Pero al mirar mis notas al día siguiente veo que he escrito consciencia así como desde «cnscikusnss» a «csscnsscnss.» Al parecer no tengo tan buena ortografía o mecanografía a las 2:00 AM.

No sólo consciencia es difícil de escribir, también es difícil para muchas personas de entender. Uno no sabe lo que no sabe. Hay un montón de gente inteligente por ahí, pero eso no quiere decir que sean muy conscientes. Puede ser que sean capaces de memorizar libros de leyes o escribir un complejo código informático, pero eso no significa que sean más conscientes que otros. Para mí, lo único que sé es que yo soy consciente. Todo lo demás está sujeto a la percepción y las preguntas.

A través de las enseñanzas de Adamus, he llegado a comprender que la consciencia es la base de todo. Sin ella no habría universo, ni siquiera nuestro hermoso planeta Tierra. No habría ninguna forma de disfrutar de la música de Yoham (una descarada publicidad para estos músicos increíbles), no habría manera de disfrutar de una buena comida o un buen vino, no habría manera de experimentar la naturaleza sensual de la vida, y no habría manera de tener una buena risa sobre la locura de la vida. Sin consciencia, yo no existiría. Nuestra conciencia nos permite percibir y experimentar todo en todas las realidades, pero lo más importante es que nuestra consciencia es la que creó estas realidades.

El intelecto humano tiene dificultades para captar la esencia de la consciencia. La consciencia no tiene energía, pero hizo posible a la energía. No reside en el tiempo o el espacio, sino que creó el tiempo y el espacio. No hay fuerza, poder o movimiento en la consciencia, tal vez lo más difícil de entender para la gente que usa mas el cerebro izquierdo. No se puede exprimir el cerebro para extraer su consciencia porque no es parte del cerebro físico. Sin embargo, es la base de todo pensamiento.

La Consciencia es todo, y todo tiene consciencia. Hace años, Tobías me enseñó que incluso objetos como las sillas, los letreros de las calles y las rocas tienen algo que él llama sub consciencia. En otras palabras, todo tiene una consciencia innata de sí misma. Una silla tiene una consciencia de sí misma como una silla, incluyendo sus orígenes como un árbol, la semilla de una planta y su linaje con el árbol madre. Una roca tiene una consciencia de sí misma como una roca, incluyendo su conexión con la tierra y las condiciones cósmicas y energéticas que crearon la Tierra física. Estas sub-consciencias no son seres con alma como ustedes o como yo, ni tienen capacidades creadoras, pero tienen un sentido de consciencia y una red de conexiones que las vuelve a su creación original. Tobías me enseñó a tocar la consciencia del objeto con el fin de sentir y experimentar. Lo mismo se puede hacer fácilmente al tocar a la gente.

¿Simularán alguna vez los ordenadores a la consciencia humana? Nunca digas nunca, pero por el momento es muy poco probable. Pueden simular el clima en una computadora pero nunca experimentarán estar mojadas. Las computadoras en el futuro probablemente serán capaces de alterar el clima, pero nunca tendrán la verdadera experiencia del calor, del viento o la sequía.

Mientras tanto, Adamus continuará trabajando con Shaumbra para explorar la consciencia cada vez más sabia de la consciencia. Esto es como aprender un poco mas sobre el agua sumergiéndonos en un océano más grande. Tal vez él pueda llegar a un nuevo tipo de palabra que sustituya a la anticuada y difícil palabra «consciencia.» Tal vez debería ser sólo un sonido, como «Ahhhhhhh».

 

Artículo de la Revista Shaumbra Marzo 2015

Traducción: Héctor Santos Ramallo

 

Dejanos tu comentario sobre Un Cambio De Consciencia