Canalización Cosas Invisibles – Parte 1

Cosas Invisibles – Parte 1
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Adironnda, Kryon canalizado por Lee Carroll, Marilyn Harper

Marilyn Harper:

Ah, de modo que buen día para ustedes, ¿ah? Qué bueno poder ver su luz, su amor, su entusiasmo, la energía que levanta el techo, vieron que estaba más bajo cuando empezamos, ¿ah? Verán, esa energía es lo que está creando este mundo. Esa energía es una manifestación poderosa de cada pensamiento, cada idea, cada conexión, cada creación que alguna vez pasó por su corazón, su alma, su energía, su vibración, ¿ah? Para aquellos de ustedes con quienes no nos hemos encontrado antes, somos Adironnda y traemos con nosotros todo un Consejo de Seres de Luz que están aquí para ustedes.

A veces le pedimos a nuestro vehículo Marilyn que haga algunas cosas, y queremos que sepan que a veces nuestro vehículo Marilyn y Joy son ejemplos vivos de lo que es posible. Le pedimos a nuestro vehículo Marilyn que saque una carta, electrónicamente, porque su mazo está en la valija, en algún lugar de los Estados Unidos, Washington D.C. Bueno, dijo, la valija está en Washington DC, de modo que cuando llegue puedo buscarla (se ríe) pero no está en Washington DC de modo que las vemos aquí (risas), pero sacamos la carta electrónica, de la app de nuestro querido amigo Kryon. Si no la tienen, consigan un teléfono inteligente, vale la pena solo para tenerlas, ¿ah? Y esta es la energía, a ver si podemos entenderla…

Tomen una respiración profunda, queridísimos. Inhalen estas palabras: «Yo soy un humano bienamado». Sabemos que eso a veces es un impacto para algunos de ustedes. No por ser bienamados, eso ya lo saben. Es la parte de lo humano que resulta sorpresa, ¿ah? Respiren en esa parte humana, porque están aquí. Ah, sí, son pleyadianos, llevan esa vibración y ese ADN. Pero están aquí como humanos. «Soy bendecido con amor y abundancia continuos por Gaia y el Creador. Mis  necesidades siempre están satisfechas», Respiren eso: Mis  necesidades siempre están satisfechas.

Déjennos contarles una pequeña historia sobre lo que eso realmente significa. Mis necesidades siempre están satisfechas porque todo eso está en las células del cuerpo. Porque si no lo tienen en las células del cuerpo, cuando caminan saliendo de aquí esta noche, o mañana a la noche, o el lunes, tendrán la oportunidad de trabajar un poco más con eso, ¿ah? Mis necesidades siempre están satisfechas. El vehículo Marilyn y Joy tuvieron toda una experiencia en las últimas 36 o 40 horas – no sabemos, no contamos las horas. Queremos contarles lo que sucedió porque ellas han trabajado para sostener su enfoque de que todas sus necesidades siempre están satisfechas. Todo es posible, ¿sí?

En primer lugar, nuestro vehículo Marilyn puso la alarma para las tres de la mañana, el jueves de mañana, para poder levantarse y tomar un buen café, pero Joy no se levantó. Joy todavía estaba en la cama. Nuestro vehículo Marilyn sabe que lleva dos horas para ponerse en marcha en la mañana. Joy todavía estaba en la cama. Entonces nuestro vehículo Marilyn estaba haciendo cosas, y pensando ¿La despierto? ¿No la despierto? ¿Qué está pasando? Y ella simplemente respiró el orden divino – y se abrió la puerta de Joy. Y milagrosamente, estuvieron listas temprano. Como ven, todo es posible. Llegaron temprano al aeropuerto. Subieron al avión, temprano. Cuando estuvieron en el avión, se detuvieron. Se anunció que la máquina de oxígeno del piloto no funcionaba. ¡Los pilotos necesitan oxígeno! ¿Sí? (risas) Igual que ustedes. Nuestro vehículo Marilyn necesita oxígeno; ¡hasta Lee Carroll necesita oxígeno! Igual que ustedes, tomen una profunda respiración y tomen ese oxígeno, ¿ah?

De modo que nuestro vehículo y Joy se miraron y dijeron, «Bueno, esto es excitante». Ahora bien, cuando ustedes se quedan atascados en la pista, en el avión, ¿cuánto tiempo están allí? ¿Una hora, dos horas? Eso no va a suceder. En cinco minutos bajaron a todos del avión a esperar. ¿Cuánto se necesitaba para reparar el oxígeno? El avión se demoró veinte minutos. Después de veinte minutos, nuestro vehículo Marilyn que es una oyente muy despierta escuchó a este ser, Lee Carroll, que dijo «Llamen a la aerolínea inmediatamente». Llevó una hora y media pero para ese momento el vuelo se había cancelado. Y el vehículo y Joy todavía estaban diciendo, «Esta es una aventura interesante; veamos qué sucede». Doce horas más tarde se fueron de Springfield, Missouri. ¿Saben qué difícil es llegar desde Springfield, Missouri hasta Ottawa, Canadá? No es cosa fácil ¿ah?

Entonces, cuando estaban despegando doce horas más tarde, hubo otra demora. Llegaron a Chicago, uno de los aeropuertos más grandes del mundo, y tenían que ir de un extremo del aeropuerto al otro extremo, y se detuvieron porque dijeron que el vuelo estaba cerrado, no podían llegar, y les dijeron: «Lo retendremos para ustedes». ¿Alguna vez oyeron algo así? Lo retuvieron para dos personas, ¿ah? Cuando llegaron allí, la puerta estaba cerrada, la cosa para subir estaba retirada del avión. ¿Alguna vez oyeron que las reglas de un aeropuerto se cambiaran para acomodar a dos seres de luz? Todo es posible. Ellas dijeron «Bueno, esto va a ser interesante». Y hablaron con el que estaba en la puerta de United. Pensamos que ella iba a llorar, porque no la podían subir, dijeron «No, no podemos hacer eso, pero tenemos otro vuelo y blablablá». ¿Y saben qué hicieron? Lo que es posible. ¿Lo saben? ¿Qué es posible? Exactamente; abrieron la puerta, pusieron de vuelta la escalerilla junto al avión, y realmente hicieron subir al vehículo y a Joy al avión. Y luego se demoró otra vez (risas).

Y ellas todavía decían «¡Ja! Esta será una gran historia para contar, así que la contaremos, ¿ah?» y luego cuando llegaron a Toronto – no a Ottawa – a las dos de la mañana, fueron a un hotel y pasaron una hora, durmieron ocho horas en el lapso de una hora, – ustedes saben que eso es posible, ¿no? ¿Qué es posible? Exactamente, exactamente. Y a las cinco de la mañana se levantaron. Llegaron aquí un poco tarde, y su equipaje no llegó – todavía. Porque está en camino, por supuesto. Y luego llegaron aquí a este hotel, y en el hotel les dijeron «Oh, no tenemos habitación para ustedes». (risas) Y estas dos se miraron entre sí y dijeron «Una telecomedia sobre dos chicas en una galaxia estaría buena aquí» (risas). Pero nunca pensaron Uh, esto no tenía que suceder. No pensaron Oh, ¿qué vamos a hacer? Todo lo que dijeron es «Tenemos que llegar a Canadá. Tenemos que subir al escenario a las 11.20 o 11.40, queremos estar allí» ¿ah? Sostuvieron eso. Ahora están en la habitación de lujo. Porque ya ven, el universo las recompensa. Cuando ustedes dicen «Ahh! Estoy obteniendo eso. Estoy moviendo eso», todas sus necesidades son satisfechas.

Inhalen eso en su cuerpo: todas sus necesidades son satisfechas. Y si alguna vez buscan un ejemplo, el vehículo y Joy estarán felices de brindárselo, ¿ah? Saber que en ese enfoque, en esa energía, en esa intención específica, teniendo el conocimiento de que todas las necesidades están satisfechas, todo está bajo control. Ese es el poder del espíritu humano, ese es el poder de su Merkaba de más de 8 metros, que trabaja a su favor. A cada momento suceden milagros a su favor. Como dice nuestro querido amigo Prageet: «Gracias. Tráeme más», ¿ah?

Sepan que el Universo, la Fuente, sus células, quieren brindarle exactamente lo que están pidiendo. Pero unos pocos se preocupan por el vuelo, si sale o si no sale, y se enredan en lo que todos dicen, o qué irá a pasar.  Bueno, el vehículo y Joy no estarían aquí sentadas. Ya ven, ese era el caso, todos los vuelos estaban vendidos desde Springfield, Missouri hasta Ottawa, Canadá. Ahora bien, ¿cómo es eso posible? No hay tanta gente en ninguno de los dos lugares.

¿Y saben qué hizo la vendedora de pasajes con quien nuestro vehículo Marilyn estuvo hablando durante una hora y media? Pide a tu amiga Joy – aunque no la llamó Joy – que guglee otros vuelos u órbitas. ¡Eso vino de United  Airlines! ¿Sucedió eso alguna vez? ¿Y qué es posible? ¿Hola? (público grita: todo) ¡Gracias! Queremos eso en las células de sus cuerpos. Ahora eso está trabajando para ustedes. «Todas sus necesidades están satisfechas». Tomen una respiración profunda.

Cuando tú eres el bienamado, eres el humano bienamado, eres la luz, la vida, el amor, el espíritu, la energía de este nuevo humano. Como hemos dicho muchas veces, ustedes son los que estamos esperando. Queremos que entiendan esto para poder darles nueva información, de modo que ¡entiéndanlo! (risas) ¿Ok?

Los vemos, los conocemos, vemos su corazón, vemos su alma, vemos su visión, vemos esos pequeños bolsillos de duda y miedo en las células de su campo. Saquémoslos, ¿sí? ¿Por qué no? Es posible ¿ah? Cualquier cosa que ya no sirva a su más alto bien o a su más alta alegría, que se vaya. Tomen una respiración profunda. Y el mundo se ilumina.

Los amamos, los honramos, los vemos, y los saludamos namasté.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Mi mensaje es aún sobre un Dios amoroso, práctico, puro, hermoso. Ya les dije esto antes: ustedes no pueden imaginar lo que es la Fuente Creadora; no tiene la consciencia de un humano. La consciencia, si quieren llamarla así, de aquello que llaman el Creador, el Todopoderoso, el hermoso, está más allá de toda comprensión, en su pureza y en su amor. Y eso es lo que está en el alma de ustedes. A esta pequeña serie de mensajes que quiero dar, la llamaría «Cosas Invisibles».  Cosas invisibles.

Les he dado pedazos y partes de este mensaje antes, pero no en esta cronología, y quiero contarles la historia de las cosas invisibles en la vida de un humano. Y la primera historia será: Cosas Invisibles en el Comienzo de la Vida. Antes de siquiera discutir lo que es invisible para la vista de un ser humano, quiero hablar de lo que es invisible en la consciencia de todas las cosas. Es el tema de Kryon, y lo oirán a menudo, y aquí está.

Cuando tu alma nace en este planeta, la cosa milagrosa invisible es que está limpia, y es pura, y es un eco del amor de Dios. Y si te han dicho otra cosa, no estás pensando de modo espiritualmente lógico, o al menos benévolo para con lo que es la creación. ¿Tiene sentido para ti que llegues y de algún modo, de alguna manera, puedas estar sucio? Que estés aquí de una manera sucia misteriosa, puesto aquí por un Dios que luego te dé libre albedrío y te juzgue por tu libre elección, un Dios que tal vez incluso te torture si no eliges bien. Eso ni siquiera es libre albedrío. Y sin embargo esa es la historia que muchos cuentan, y que la han tomado de historias de hombres, no de Dios. Esa es la primera y más hermosa cosa invisible.

Cuando miras al bebé justo después de nacer, lo ves en el hospital, y es puro, es hermoso, es precioso, es un alma limpia. Llega – ¿estás listo para esto? – sin algo que ahora voy a definir: sesgo visual (se ríe).

Toda madre comprende lo que voy a decir: que el primogénito es el que más cuidas (se ríe). Y los psicólogos te dirán que  favorecerá la capacidad del niño para entender las cosas a su alrededor si le das a ese niño algo para mirar cuando está en la cuna. Tal vez horas mirando el cielorraso. Y le podrías dar un juguete, multicolor, algo que se mueve solo, justo fuera de su alcance, para que el niño no se pueda lastimar. Los psicólogos y los médicos te dirán que es bueno para el bebé. ¡Y lo es! Porque lo motiva y le ayuda para que sus ojos empiecen a enfocar correctamente, le brinda un enigma para mirar. Y luego, qué interesante, vienes a la cuna y encuentras que el niño no está mirando eso en absoluto. El niño mira algo en el rincón, y eso lo entretiene locamente. Y se ríe, y sonríe, y se ríe y tal vez mueve sus brazos a la telaraña en el rincón. Muchas de ustedes, madres, han visto esto. Y dices ¿qué es lo que ve este niño?

Este es un niño que  no tiene sesgo visual; a los humanos se les permite ver muchos espectros de dimensionalidad, queridos. Esto es información nueva. Ustedes llegan con capacidad para muchos espectros, pero los únicos importantes para ustedes son los que los alimentan o les dan amor, los que sirven para sobrevivir, y esos son los que empiezan a enfocarse en sí mismos a lo largo de meses, años, y se convierten en la realidad. Y las cosas que tal vez estaban disponibles para ver, empiezan a esfumarse. Los padres en este salón lo entienden, y aquellos que fueron niños y lo pueden recordar: sus amigos invisibles. Ellos eran reales para ustedes, porque podían hablarles y los podían sentir y siempre eran amistosos. A menudo tenían la misma edad, porque había una camaradería con ellos. Para cuando llegan a los seis años, los han convencido en contra de todo eso, todo. Y los amiguitos se vuelven meras fantasías de los niños, ni una vez vendría una autoridad a decir, «Bueno, sabes, el niño realmente tenía amiguitos. Eran entidades sagradas, o cosas en la habitación que eran para el niño, para hacerlo sentir mejor, para hacerlo atravesar una dificultad». ¿Alguna vez has pensado en eso? Este Dios perfecto, que está en tu alma y te ama sin medida, y te puso aquí magnífico, también te ha dado cosas para ver y ayudarte, cuando no entendías el idioma y no entendías a tus padres discutiendo en la otra habitación, o las energías a tu alrededor que podían hacer ruido, y tú te volvías a esos ángeles que se convertían en tus amigos. Y en tanto los necesitabas, ellos estaban allí, y tú los veías.

Después de los seis años solo ves los espectros que son reales y que te dan servicio; esto no es una crítica, es simplemente un hecho. Todas esas cosas que estaban disponibles para ser vistas… todavía están allí. Pero tú eliges ver solamente aquellas que son cosas que puedes tocar, que son reales, que te hacen andar en tu vida. Sesgo visual, hemos hablado de ello. Lo hablamos cuando estábamos en la cima del Monte Sinaí, una canalización donde hablamos de lo que vio Moisés, y les conté que él tenía un sesgo visual, porque en su edad, en su época, la única cosa que producía  iluminación era el fuego. No había electricidad. No había ninguna otra cosa que produjera algún tipo de luz, excepto la llama. Por lo tanto, cuando un bello ser angélico vino a hablarle, y le dijo que se sacara su calzado, un ser que brillaba como el sol, con una luz multidimensional, Moisés vio un fuego. Este es el sesgo visual de cualquier humano, que hace mucho tiempo ha desactivado todo excepto lo que ya conoce. Y así, la zarza ardiente no era una zarza, y no ardía. Era la mejor descripción que un humano podía hacer para aquello que era angélico y brillante para su tiempo.

Esta pequeña historia trata de cosas invisibles. Para cuando ustedes llegan a los 23 años más o menos, y han pasado esos años de su vida, con la educación, el crecer, han sido adheridos a esas cosas que son reales y tangibles en su vida. Y la mayoría de los humanos ya no buscan a los amigos o los movimientos en el rincón, del tiempo de la cuna. Pero después de esa edad, algo sucede. Empiezan a pensar otra vez en las cosas invisibles. Se están acostumbrando a ser adultos y eso es una época muy interesante, porque esa, queridos, es la época en que deciden si Dios es real. Este planeta conoce el amor de Dios, ¡miren a su alrededor! los sistemas, todos presentando el amor de Dios. Aquí es cuando ustedes suelen tomar la decisión del sistema en que ustedes desean rendir culto, mirando a los profetas, sintiendo su amor. Este amor de Dios no es tan invisible, no realmente. Y ustedes deciden en esa época – o no – y eso los lleva a otra época, de la que voy a hablar en la próxima canalización.

Pero quiero decirles que en todo este tiempo, caminando por el planeta con su sesgo visual, todo este tiempo hay algo que no pueden ver porque se alejaron y lo sacaron de sintonía. Tienen permiso para verlo, pero no pueden. La razón es que lo que solía estar disponible para ustedes cuando niñitos, ahora ha sido alejado porque no es su realidad. Les diré qué es. Ahora mismo, aquí sentados, todo a su alrededor, están los que desean tomarles de la mano y caminar por la vida con ustedes. Y si dudan de eso, quiero que vuelvan a escuchar a Adironnda. Cuando estaba recorriendo aeropuertos, violando las reglas, cuando las aerolíneas hicieron lo que hicieron – contra todas las probabilidades – ¿se han preguntado si había cosas invisibles alrededor de ella? La respuesta es sí. Estos asistentes invisibles que ustedes tienen, queridos, no son solo los que tienen el nombre de ustedes, hablaremos más de eso luego; son los que están para la humanidad. Y ellos resuelven rompecabezas entre los seres humanos y los sistemas y las relaciones y el cuerpo mismo y las moléculas; energías invisibles que son benéficas para ustedes y están todo alrededor de ustedesa menos que ustedes se convenzan de lo contrario. A menos que hayan decidido que esto es todo tonterías. A menos que oigan mi voz y digan «Bueno, ¿eso no es gracioso?» y luego apaguen la canalización y nunca oigan el mensaje.

Hay un mundo de ayuda invisible, sagrada, que conoce tu nombre y en esta nueva energía quiere que te vuelvas a conectar con ese movimiento en el rincón, cuando estabas acostado en la cuna y lo veías claramente, y lo reconocías y reías porque era hermoso.

Este es el mensaje desde el otro lado del velo, oh, prístino, bello, magnífico ser. Así es como Dios te ve, aun ahora, hoy. No importa lo que otros te digan; no tienen la mente de Dios. Te digo que ahora mismo hay mucho poder invisible a tu disposición para una confluencia del amor en este planeta, con objeto de lograr cosas para las que tú sabes que estás aquí.

Piensen sobre estas cosas.

Y así es.

Kryon

Ottawa, Canadá, 17 y 18 de agosto de 2019

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre Cosas Invisibles – Parte 1