Canalización Criando al Niño Interior

Criando al Niño Interior
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Adironnda, Kryon canalizado por Lee Carroll, Marilyn Harper

Marilyn Harper

Ah, ¡de modo que buen día para ustedes! Una última vez en dos días, ¿ah? aquí en Toronto. Puede que los veamos esta noche o mañana, pero ahora mismo los estamos viendo. Verán, esto es lo máximo en realidad virtual, y es la nueva frecuencia que está llegando. Tal vez ya está aquí, esa nueva vibración que está presente es el paradigma que todavía no ha sido creado. El paradigma, la energía de la transformación que presenta la queridísima amiga Dra. Amber, al conectarse con la evolución de estos tiempos. Igual que Kryon, a través de Lee Carroll, están hablando de la evolución de la humanidad. Y es excitante estar aquí ahora, en estos tiempos, en este espacio, en esta presencia, para ustedes; estar en esa conexión para ustedes. Y cuando ustedes están en esa conexión, ustedes lo están para ustedes y lo están para todos los otros en este planeta.

Verán, en esa energía de todos los otros en el planeta, hay muchos que están mucho peor, o tal vez mucho mejor; muchos han perdido su ingreso en este tiempo, y ahora se preguntan qué va a suceder. Esto es una parte de ese orden divino. Ya sabemos, ya sabemos, están diciendo “¿Pero por qué el orden divino tiene que ser tan difícil?”  Para ayudarles a prestar atención. Este es momento para que vayan a su interior; es momento para tratar a su cuerpo como tratan a su hogar, e ir a su interior. Es momento para que ustedes expandan su consciencia y su percepción consciente con su propio Innato para elevar la frecuencia vibratoria a ese reino de más alta dimensión. Después de todo, esta es la era de la intuición, y por ser la era de la intuición van a experimentar la visión 20/20. Al hacerlo, y al respirar eso, hasta sus ojos mejoran, incluso su vista se fortalece. ¿Qué más se está fortaleciendo en su mundo, ah? ¿Qué más se está fortaleciendo en el ambiente a su alrededor? ¿Qué más se fortalece en su vecindario, en su municipio, en su ciudad, en su comunidad? ¿En su estado, en su provincia, en su país? En su continente; en su planeta. En su sistema solar. En su galaxia. ¿Qué más se fortalece? De eso se trata la era de la intuición, de favorecer su visión 20/20, ya sea que estén viendo o que estén percibiendo; favorecer su percepción consciente sensorial 20/20.

Les hemos dicho por algún tiempo que reciben la oportunidad de estar preparados para una semana, o tres semanas, o más sin sus comodidades de criaturas. Esta es la nueva vibración. No para tener la vibración sin sus comodidades de criaturas, sino para estar listos para avanzar en cualquier dirección. Para estar listos para fluir hacia nuevos tiempos, nuevas habilidades, nuevas capacidades, nuevos caminos, cosas nuevas, aventuras nuevas. ¿Qué es lo que desean crear en este paradigma de cosas nuevas? Para empezar en su corazón. Y al empezar en su corazón, el resto sigue detrás.

Los amamos profundamente. Los vemos, conocemos su corazón, sentimos su esencia. Entendemos su ansiedad. Ahora vayan a su interior y refracten esa ansiedad hacia la paz que ustedes son. Sean el amor que son. Los amamos. Los honramos. Confiamos en ustedes. Pedimos que ustedes confíen en sí mismos. Namasté.

Namasté.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

¿Lo vieron? ¿Tomaron nota? Una pausa, entre mi socio hablando y la canalización. Una pausa, solo una pausa. Hubo un tiempo, queridos, en que cualquier canalizador en el planeta que entraba en lo que llaman un canal en trance, tenía que establecer una energía, más que una pausa. Algunos tenían que prepararse, tal vez ir a otra habitación para tratar de asumir la estatura, si quieren llamarlo así, o la percepción, si se quiere, de una coherencia aumentada antes de lograr que una entidad entrara en ellos y funcionara.

Algunos han dicho que la canalización es una toma de posesión. Por lo tanto el ser humano no puede controlar esa toma de posesión. Por tanto no la escuches, porque cualquiera puede entrar y dar mensajes; hay que tener cuidado. ¿Ustedes creen que eso sucede ahora, cuando les describo cosas saludables, o la compasión de Dios, o maneras de ponerse en contacto con la bella alma que ustedes son?

Les contaré lo que hizo mi socio. Él no lo cuenta; le da vergüenza; no se lo cuenta a nadie. Esos primeros momentos de canalizar, esas primeras veces, cuando dijo “Tengo miedo de la toma de posesión”. Y me dijo “Sé que eres real. Sé que no puedes simular el amor, simplemente no puedes. No una y otra, y otra vez. No puedes simularlo”. Y él lloraba cuando se sentaba en la silla y se daba cuenta de estar en contacto con algo tan especial. Y lo está. Y el mensaje que recibí de él fue “No puede ser una toma de posesión, porque yo tengo miedo de eso. Quiero estar presente, para poder oír lo que está pasando. ¡Quiero poder detenerlo si no me siento cómodo!”. Todo eso venía del miedo de mi socio; él es humano, igual que ustedes. Los canalizadores, todos, son simples seres humanos. Tienen todos los miedos, todas las maquinaciones de la percepción, y son personales en eso; las cosas que temen, las que desean o no desean. Y todos estos canalizadores tienen las mismas cuestiones.

Los que están ampliamente abiertos, y no provienen como mi socio de un antecedente tan lógico y tan fuertemente dentro de una caja, se los ve abiertos, y muchas entidades pueden entrar. Ellos caminan por la habitación. Pero mi socio tenía que sentarse conmigo. Dijo: “Déjame estar presente todo el tiempo”. Entonces le dije: “¿Quieres saber qué sucederá?” Él dijo: “Por supuesto”. Y yo dije: “Estarás en la silla. No te levantarás; no caminarás, y no abrirás los ojos”. Ahora bien, él no ha contado eso antes. Y yo sí. Quiero que vean lo humano incluso de los maestros que han visto hoy, de los canalizadores que han visto hoy. Y así es como él está en la silla; es todo lo que él es. Ocasionalmente se pone de pie y debe sostenerse de algo, porque cuando canaliza y está presente para escuchar, no tiene equilibrio y tiende a caerse. Varias veces casi le sucedió. Necesita sostenerse de algo, especialmente en los Coros Pineales, y en otras ocasiones cuando le pidieron que canalice de pie. Y si ustedes ven las fotos de eso, ahora saben por qué siempre se está sosteniendo de algo. ¡Es humano! Y los miedos que tenía al empezar, que tal vez esto no fuera apropiado o no funcionara, están todos incorporados ahora en lo que ustedes ven.

Pero en el proceso de esto, él se ha vuelto puro, y ha confiado en la fuente, porque él estaba presente y escuchaba. Muchos de los que canalizan no están conscientes del mensaje hasta que más tarde alguien se lo dice. Mi socio insistió, como ahora, en saber qué se está diciendo. Él está separado de mí, pero junto a mí, y es por eso que esta canalización funciona. Ahora está relajado en esto.

Una vez le dije que las cosas que están en su cuerpo y que él llamaría procesos, regulares y normales, muchos de ellos cesan mientras él canaliza. Esto a él le da vergüenza. Entrar en canalización cuando tenía que ir al baño, y en canalización, no tenía que ir (se ríe). Ya ves, socio mío, estoy en modo de avergonzarte. Tener hambre, y entrar en canalización y no tener hambre. Yo le dije: “Cuando canalizas, no envejeces”. Esto realmente le interesó, porque dijo “es imposible estar canalizando todo el tiempo” (se ríe). En cierto modo, sí.

Te cuento todo esto porque quiero que sientas cuán completamente el Espíritu te conoce. Aquí va tu nombre.

Existe un viejo paradigma de rendir culto, de tener una relación, en que entran en un edificio y el grupo se vuelve un grupo genérico y escuchan la doctrina o las escrituras. Puede que participen en bellos cantos, y canciones, y meditaciones, pero es un grupo. Y lo que les dicen es “Este es Dios, este eres tú”, y si te dan reglas o cualquiera de esas cosas, todas las mismas y genéricas para ustedes, y te vas de ese lugar incluso complacido y feliz de haber tenido esa experiencia, pero te das cuenta de que Dios estaba en algún lugar allá arriba, tú no.

Entonces, quiero que elimines ese paradigma completamente; quiero que simplemente lo borres. Entiende algo: de niño te dieron una metáfora. Es algo que muchos, muchos niños, especialmente en la cultura que está escuchando, entienden y participan en ella: la Navidad. Te dijeron que había un hombre en el Polo Norte, que era Santa, y este hombre te conocía tan bien que sabía si eras bueno o malo, y eso significa que ya sea Jodie, o Sally, o Robert, los conoce tan bien que conoce personalmente a cada niño. ¿Se dan cuenta de que eso es una metáfora de Dios? (se ríe). No porque sepa quién se está portando bien o mal, sino porque conoce a cada individuo por separado. No era un Santa que andaba por el cielo, no. ¿No es interesante que esa percepción infantil era en realidad bastante exacta de lo que verdaderamente era el amor de Dios por ustedes? No es genérico; no es algo para las masas; es para ti, individualmente. Podría decirse que es tan increíblemente personal. Sea lo que sea que pasa en tu vida en este momento, lo que sea, incluso cosas que nadie conoce, lo que sea, el Espíritu lo sabe.  Entra en el armario y simula que estás solo; no puedes, está contigo. Así de cerca estás. Así de cerca. ¿Quién te ha dicho eso? Muy pocos, realmente.

Y vuelvo a la prueba de esto. La prueba. ¡Tienes un alma! ¿De dónde vino el alma? De Dios. ¿Alguna vez el alma está apartada de ti? ¡No! Nunca. Pero te dicen que no puedes tocarla, y no sabes nada sobre ella, no está allí. ¡Eso está equivocado! Tú estás en el alma. Aquellos que lo enseñaron y siguen enseñándolo, hablan de esto. Un campo a tu alrededor, llamado en hebreo la merkaba, la merkabáh. Esta es la energía de la sacralidad del ser humano que está siempre contigo. Sin embargo, ustedes quieren separarla, dejarla afuera, cuando le hablan al Espíritu. Es casi como si dejaran su alma en casa, y van y rinden culto, y luego vuelven y se ponen el alma de nuevo. ¿Qué tal si esa alma se convirtiera en parte de ustedes hasta tal punto que la conexión que tienen con la Fuente Creadora, el Espíritu, es una conexión del alma? Ese alma es una parte del Creador. La Creación misma es parte del alma. Difícil de creer para ustedes. Muy difícil. Que son eternos en ambas direcciones. Esa alma suya existía antes que el Universo. Y ustedes dirán “¿Y qué estaba haciendo, y cómo era? ¿Y qué hacíamos todo el día?” (se ríe), como si hubiera día. Esto es tan lineal; el pensamiento del ser humano quiere saber cómo funciona todo, los detalles de cómo funcionan todas las cosas. Lo he dicho tantas veces, ¡muchas veces! ¿Les importa cómo funciona el amor? (se ríe). ¿O lo aceptan? ¿Quieren saber realmente las partes y piezas multidimensionales que se juntan para que alguien los ame? Cuando alguien se enamora de alguien, es casi una forma de insanía, y hacen cosas, y se chocan con las paredes, y tienen estrellitas en los ojos porque aquí está el amor, de un humano a otro, ¿pueden imaginar el amor de Dios por ustedes? Eso es una conexión del alma. Es mucho más fuerte que ninguna otra cosa que hayan experimentado jamás. Y es personal. Lo que sea que esté pasando en su vida, ahora mismo, lo que sea, es conocido por el Espíritu. ¿Eso hace alguna diferencia para ustedes? Lo hizo para mi socio cuando él finalmente se dio cuenta. Dios no era una energía genérica en el cielo. Dios conocía su nombre. Al Espíritu, la Fuente Creadora, él le importaba. A la Fuente Creadora le importa cada individuo singular en este planeta, uno por uno.

Podrían decir, “Eso es demasiado para creerlo”. ¿Realmente? Ustedes no tienen dificultad para que miles de millones de personas oren al Espíritu al mismo tiempo, idéntico momento. ¿Y por qué no pueden ver eso a la inversa? Que a Dios le importan ustedes, todos ustedes, en tiempo real, al mismo tiempo, ahora mismo.

Hoy aprendieron sobre la coherencia. Es cuando un ser humano se alía con el Campo de una manera que el humano realmente se convierte en parte del sistema de compasión, de amor, de paz. Solo recientemente se la ha relacionado con la biología del ser humano, pero siempre se ha conocido. Los que se juntaban y meditaban en grupos mil años atrás, lo sabían. Lo llamaban de otra manera, se juntaban y cantaban, meditaban, y esperaban que llegara una cierta energía que los afectaba a todos y los hacía uno con todas las cosas. Y se quedaban allí, se quedaban, se quedaban. Y la gente decía “¿Cómo pueden meditar durante tres horas?” y responden “Es que para nosotros fueron tres minutos, porque éramos uno en ese momento del tiempo”. Están hablando de la coherencia. Habla de lo que ustedes ahora están descubriendo científicamente. Esa coherencia, queridos, no necesariamente es entre ustedes y otro humano. La coherencia es entre el humano y el Campo, y el Creador, y Todo Lo Que Es.

¿Se imaginan las herramientas que tienen individualmente, personalmente, hoy en día, ahora mismo, si lo que les digo es verdad? ¿Qué tal si pudieran enderezar su sistema inmune al punto de no tener ninguna ansiedad por contagiarse algo? Les hemos dicho que eso es factible y es posible, pero muchos todavía no lo entienden. Está cercano el punto en que podemos enseñarles cómo, pero todavía no, pero eventualmente así será. También les hemos dicho que la enfermedad misma tiene energía y tiene un nivel de oscuridad y luz. Les dijimos que en una época futura un ser humano evolucionado vibrará en un nivel más alto que cualquier enfermedad. Y que llegaría un tiempo, una generación tras otra, en que con una consciencia humana evolucionada empezarán a informar la ausencia de la enfermedad que solía estar allí y que empieza a desaparecer. No sabrán cómo, y dirán, “Bueno, el sistema inmune se acostumbró” Ja. El sistema inmune no se acostumbra al cáncer, queridos. Puede que venga una generación libre del cáncer, debido a la consciencia y no a la medicina.

Estas son las cosas que hacen poner los ojos en blanco a mucha gente, que no entiende que la consciencia tiene una energía que puede afectar al planeta, puede afectar a la humanidad, y esa energía, esa luz, está aumentando lentamente, lentamente. Quiero que por un momento piensen conmigo: si esto es verdad.  “Kryon ¿puedes guiarnos en algo que nos ayude ahora mismo, antes de irte?” Hagámoslo. Si eso les complace, pongan su mano sobre el corazón, una señal para su cuerpo de que algo está llegando. Y en eso, podrían decir: “Querido Espíritu, ¿estás allí?” Algunos sentirán los escalofríos del “sí” del Espíritu. “Querido Espíritu, ¿estás allí? ¿Es verdad que siempre estás allí?” Y la respuesta es sí. “Querido Espíritu; dime qué es lo que necesito saber. Por medio de la intuición, de la compasión. No por una escritura en una pared. Hazlo llegar dentro de mí, desde ti, como hijo de Dios, y dame la paz que sobrepasa a todo entendimiento. Paz donde no debiera haber paz. Compasión y amor, de modo que yo pueda caminar desde este lugar de mi hogar de modo diferente en este día. Que yo pueda pasar esta paz a mis hijos, o a mis colegas, o a mi familia, cuando ellos vean que yo estoy en paz”. Alma antigua, para eso estás aquí. Conserva tu mano sobre tu corazón un momento. “Querido Espíritu, toma mi mano. Tengo la mano extendida, querido Espíritu, de mi alma a la Fuente Creadora. Toma esta mano, querido Espíritu, y sostenla, y yo me aferraré, y no me sueltes. Que esto sea algo que cambie mi vida ahora mismo. Que esto sea el comienzo de algo especial para el resto de mi vida, porque finalmente he reconocido la realidad de la compasión para mí desde la Fuente Creadora. Así sea, haz que sea, está terminado. Es así”.

Y así es.

Kryon

 

Toronto, Canadá, 5 de Abril de 2020

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre Criando al Niño Interior