Canalización Darse Cuenta del Color

Darse Cuenta del Color
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Kryon canalizado por Lee Carroll

10 Abu Simbel – Darse cuenta del color

(Se oye el canto de los pájaros)

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Para aquellos que recién descubren esta canalización, estamos aún en Egipto, esta vez en el sur de Egipto; el lugar es Abu Simbel, y es renombrado por un logro: esta área marca la salvación de dos bellos templos que iban a quedar cubiertos por las aguas de la represa de Asuán. Fueron reubicados pieza por pieza, requirió cuatro años para hacerlo, y fueron salvados de la destrucción por el agua y de perder para siempre estos archivos. Y es la razón para que el grupo esté aquí: contemplar algo que podría haber quedado bajo agua y perdido.

Me gustaría usar todo ese escenario como parte de una metáfora, y hacerles algunas preguntas y darles oportunidad para una definición. Tal vez nunca me oyeron hablar de esto antes, pero quiero otra vez reescribir lo que ustedes piensan sobre ciertas palabras o conceptos.

En este momento tienen una Tierra que empieza a salir de un lugar oscuro, y lo están viendo de muchas maneras, en muchos lugares, en muchas actitudes y percepciones. Pero hay muchas cosas que ustedes podrían preguntar, y una de ellas es esta: han oído muchas veces el término iluminación y significa muchas cosas para muchas personas. Entonces déjenme re-definirla.

En primer lugar, aun antes de definirla, esta palabra, iluminación, no tiene nada que ver con la espiritualidad. Esto es una sorpresa para ustedes, ¿no? Nada que ver con la espiritualidad. La iluminación tiene que ver un pensamiento más elevado que empieza a auto-examinarse más allá de los hábitos que antes tenía. Un tipo de pensamiento que se eleva por encima de lo que era e incluye cosas que no necesariamente eran parte del pensamiento normal, como el poder y resultado de la compasión, el amor, la equidad y la bondad como forma de vivir. Y así hay muchos que empiezan a tener pensamientos iluminados que no tienen nada que ver con la espiritualidad.

Muchas veces surge un grupo iluminado que tiene poetas y músicos y pintores, que realmente no tiene nada que ver con un sistema de creencia o una espiritualidad elevada, sino ciertamente una consciencia que incluye las cosas dulces de la vida que serían la compasión, la bondad, el amor, la equidad. Y una idea que dice que estas cosas crean una energía, todas ellas, que luego se difunden a otros, y lo hacen porque esa energía es más elevada que la energía de la que venías, que era más baja.

De modo que hablemos de iluminación, y también de energía más baja, por un momento. Queridos, ustedes vienen de un planeta donde es común el pensamiento, y ese pensamiento no es iluminado y dice esto: «Básicamente, la vida se trata de sobrevivir«. Ese es el pensamiento; y dice que para sobrevivir hay que hacer cierta clase de cosas y pensar de ciertas maneras. Todo tiene que ver con la supervivencia. Y si hablan con alguien no necesariamente interesado en las mismas cosas que ustedes, les dirá que la Tierra es mala con ustedes, y que hay que levantarse por encima de ella haciéndose fuerte. Y en esa fuerza está toda la razón para las guerras y las conquistas, y todo eso. Existen muchos hoy en día, cada día, que permanecen dentro de ese molde. Y luchan por la supervivencia y dicen que la vida es así, cada día. Un paso por vez, adelantándose a los que los rodean, para que no les quiten lo suyo. Dirán que es una Tierra donde la gente sufre, y si no te adelantas, serás uno de ellos.

Ahora bien, si tú, como ser humano iluminado con el tipo de pensamientos que hemos discutido, que abrazan la compasión, la bondad, el amor como manera de vivir, si te enfrentas con esa persona ahora mismo y comienzas un debate, te mirará y pondrá los ojos en blanco diciendo: «Tú no sobrevivirás, porque eres débil». Te dirá que toda esa charla sobre el amor es debilidad, y que la compasión es para otras cosas, no para la vida. Y te dirá que endereces tu pensamiento, y te levantes, o no vas a sobrevivir. No entiende que en este momento del tiempo, el zapato está en el otro pie, lo que significa que él es el que no sobrevivirá.

Y otra vez quiero presentar una metáfora: no puedes explicar el color a una persona sin vista. Imagina intentarlo. Está dos pasos apartado; uno de ellos es ver la luz, y mucho menos los colores. Pero los que piensan de esa manera negativa también son los que todo el tiempo se quejan de todo lo que hay, llevando al extremo su ego y su poder, con objeto de levantarse hasta un lugar donde digan «Yo voy a sobrevivir». Queridos, ellos viven en un mundo en blanco y negro. Y si aparecen ustedes y empiezan a hablar de la compasión y el amor, no verán en ustedes nada en absoluto que les atraiga; solo debilidad – según su opinión. Entonces repito, ustedes caminan en color; ellos caminan en blanco y negro.

Y ustedes han visto esto, porque muchos han decidido moverse de ese lugar que he descripto hacia un lugar más iluminado y saben que no sucede instantáneamente; nunca es así. Incluso hay matices de esto incluso en este grupo al que hablo, porque siempre están los que trabajan sobre su propio proceso de pensamiento y su propia iluminación y tratan de resolver y cruzar la brecha entre ese mundo lineal del viejo pensamiento que está hecho básicamente de hábitos: los que pueden ver al mirar alrededor, o los que vienen de la historia, o los que sus padres les dieron. Y esa es la razón por la cual, muchos de ustedes aquí en este lugar, han tenido que apartarse de amigos y familiares porque ellos aún están en blanco y negro. Y ellos los mirarán y pondrán los ojos en blanco y volverán a decir «Eres débil y no sobrevivirás», sin entender que viene un mundo en colores.

¿Qué paso podrían dar para moverse desde quienes estarían sumergidos en la oscuridad para siempre y no verían nunca la luz, hacia quien se mueve en el color? ¿Cuáles son los pasos? El primero es darse cuenta de que hay más. Esto sucede de muchas maneras, y a veces – escuchen – a veces conocen a alguien que ve en ustedes algo que no ha visto en otros, y quieren más. Lo ven en este viaje, donde otros les dicen «¿Quién eres? ¿Qué estás haciendo? Eres diferente». Y en eso, queridos, hay un atisbo de color. Lo diré otra vez, en un mundo en blanco y negro hay un atisbo de color. Y declaro esto, queridos: una vez que ven el color ya no quieren volver atrás. Cuando saben que está disponible el color, pero están en blanco y negro, y ven la diferencia – aunque sea un poquito – y ese poquito podrías ser tú, hablando con alguien que incluso crees que no le gustas o no le importas, y puede suceder algo entre ambos que no te das cuenta: el otro tiene un atisbo de la compasión que envías que está en tu vida, de tu suavidad, de tu bondad hacia él.  De modo que el primer paso es darse cuenta.

Fue una gran decisión a tomar, cuando hubo que mudar los templos: el agua iba a subir, y tenían la opción de mudarlos o no. Y en un mundo práctico, hubo que reunir a muchos para lograr esto, para financiarlo, para producirlo. Hubo que moverlos, ladrillo por ladrillo, roca por roca. Desarmarlos y armarlos de nuevo, años de trabajo. Y eso es una metáfora de alguien que ha decidido ir a un terreno más alto, esto es: llega el color. Y decide tomar toda su vida, toda su psiquis, su personalidad, su creencia y todo, y moverlas. Queridos, quiero que sepan que si le preguntan a los arquitectos que armaron esto aquí ¿Cuánto fue dejado atrás? ¿Qué creen ustedes que les dirán? Dirán: «De estos dos templos, nada. Mudamos todo. Solo quedan cascotes donde estaba antes. Y ahora está en terreno más alto, para que ustedes lo vean y aprecien toda su maravilla», y al hacerlo fueron muy cuidadosos.

Entonces, esa metáfora es que no pueden salir parcialmente de la energía del blanco y negro y decir que están en color; no pueden tener un pie en otro mundo y otro pie en color y decir «Estoy iluminado». Pero muchos están en el proceso, y eso es diferente. Saben que lo están construyendo, bloque tras bloque, porque cada uno de ustedes es distinto, y su consciencia es distinta, y cómo operan y trabajan y deciden, es distinto. Algunos de ustedes tienen ciclos largos de tiempo, mi socio es uno, de modo que requiere más tiempo en un ciclo para que las cosas sucedan, y luego parte de su gráfico es un giro rápido, de modo que algunas cosas pasan inmediatamente y otras llevan mucho tiempo. De modo que él estuvo muchos años en el proceso de desarmar lo viejo y volver a armar lo nuevo en terreno más alto. Pero les diré ahora, cuando ustedes lo miran, nada quedó atrás en el viejo blanco y negro. Con gran pesar, tal vez, para su familia y los que lo rodeaban que él llamaba colegas. No podía dejar nada atrás, y eso significa que no se asocia mucho con ellos. Es lo mismo con ustedes, ¿no? Es lo mismo con ustedes. Toman estas decisiones, mover todo o no, y algunos lo hacen rápido y otros no. Nunca se juzguen a sí mismos; simplemente por construir los bloques entre los mundos de blanco y negro y de color, porque todo se trata de la intención. Y pueden ver detrás de sí, cuando se ponen de pie, lo que la intención logró.

Otra vez enfatizo esto: antes de construirse la represa de Asuán, se dieron cuenta de que subiría el agua, y cuando la construcción ya estaba en proceso, hubo algunos que miraron estos templos y dijeron: «Mudémoslos». Y tan pronto ellos produjeron esa idea, los asediaron con negatividad: «Imposible; no puede funcionar; nunca conseguirán el dinero; a nadie le interesa; el gobierno probablemente no ayude…»,  la lista era interminable.

Y luego, poco a poco, empezó a verse el color. ¿Se podrá hacer? ¿Quién lo hará? ¿Podemos pedir a otros? ¿Quién puede ayudar? ¿Habrá otros que estén en color y puedan ver lo que nosotros estamos atisbando y trabajen con nosotros? Y la respuesta fue sí, y sí, y sí.

Ustedes están sentados entre quienes están listos para ayudarlos. Tal vez están aquí, todo es nuevo, recién empiezan a entender, a entender solo un poquito de esto. Si es su caso, los invito a mirar alrededor. Si pueden ver color en alguno de los que están aquí, una manera de vivir que va mucho más allá de la supervivencia, o del ego, y los levanta fuera de un mundo que ustedes creyeron un mundo de víctimas, hacia otro que honra su magnificencia.

Finalmente hay algunos que dicen «Sé serio, Kryon. Sea serio, Sr. Carroll. La vida es como es, mire las noticias, mire todo lo demás». Estos fueron los que al ver los planes para mover los templos dijeron «No se puede hacer, miren alrededor, vean la realidad, nunca lo conseguirán, nunca sucederá», etc. etc.

Y lo que hicieron fue ¡cambiar la realidad! Imaginen, dos enormes templos, luciendo tal cual fueron construidos, a toda esa distancia, elevados a un nivel más alto, mudados a tanta distancia. Hoy pueden ver los resultados de quienes dijeron que se podía hacer. Porque ellos cambiaron su realidad, ¿ven eso? ¿Cuántos de ellos vieron esto en su mente, qué creen ustedes? Incluso con ustedes viniendo aquí. La respuesta es: la mayoría de ellos. Cambiaron su realidad; de una realidad que veía los templos sumergidos y perdidos para siempre, a moverlos bloque por bloque, conseguir los fondos, y hacer que suceda.

Esa es la invitación: salir del mundo en blanco y negro en que están, salir de la linealidad de la idea de que la supervivencia es todo. Porque les diré qué pasa, que ustedes no lo saben. Cuando entran en la compasión, la bondad y el amor, y se convierte en una nueva realidad, algo pasa: hay una confluencia de energía que empieza a trabajar a su favor. Es casi como si estos pensamientos, conceptos y percepciones más elevados realmente crearan energías que ustedes no esperaban. Y esa energía inesperada hace cosas; ustedes conocen gente, pasan cosas en su vida, mucho, mucho mejores que cuando trataron de hacerlo en modo de supervivencia.

Esto es lo que enseñamos: aquí hay una nueva energía, la diferencia entre blanco y negro y el color está sobre ustedes, piensen por un momento en todo lo que tuvo lugar en esta área misma donde están, con objeto de levantar estos templos para que ustedes puedan contemplarlos, entrar en ellos y honrar a los que los construyeron, en lugar de que estuvieran en la oscuridad, bajo el agua, y desmoronándose ahora. Eso es lo que ustedes son: manifestadores de una nueva realidad, y empiezan a trabajar a todo color.

Ese es el mensaje de Kryon, y siempre lo será. Y es lo que está pasando en la Tierra ahora mismo: el viento sopla a sus espaldas, ya no es la lucha que habría sido. A los que escuchan esto los invito a despertar; despertar a un mundo en colores, aunque estén en uno blanco y negro y piensen que no hay esperanza. Tal vez hayan oído el color en este mensaje, tal vez oyeron del amor surgiendo de la Fuente Creadora, que llaman Dios y que conoce su nombre. Tal vez este mensaje sea justo para ustedes, hoy, y por eso han venido. Que así sea.

Y así es.

Kryon

 

Tour Épico de Egipto, 4 a 24 de abril de 2019

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre Darse Cuenta del Color