Canalización Día 7 en Islandia – Letra «N»

Día 7 en Islandia – Letra «N»
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Kryon canalizado por Lee Carroll

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Este es el séptimo mensaje en la nación-isla de Islandia, y ustedes están aquí, queridos, conmigo, en tiempo de invierno, pero es un tiempo glorioso. Ustedes mirarán hacia atrás y recordarán el momento en que estaban de pie sobre la nieve, con temperatura de 10 bajo cero Celsius y algunos tiritaban; recordarán esto (risas). Y quiero que recuerden el sol, quiero que recuerden lo que ven sus ojos, lo que están viendo aquí: lo prístino, la majestad, la belleza, la energía que se derrama de este lugar que dice “Bienvenido. Bienvenido”. En estos momentos permitan que el sol los caliente, solo por los pocos instantes que deseo hablar.

Mi socio quiere que ahora mismo se escriba sobre la nieve una regla no dicha, y esa regla no dicha sería: cuanto más frío haga, más corta la canalización. (se ríe; carcajadas de los presentes). Pero no le permitiré hacer eso. (más risas). Son todas cortas, queridos, estos son mensajes breves que tienen algunas cosas profundas que quiero decirles.

Esta es la revelación de la sexta letra en el título de la palabra “Iceland”, y la letra de hoy es la “N”. Casi todos los presentes están de acuerdo que esta sería para “naturaleza”, porque aquí hay una belleza asombrosa que no está presente en muchos lugares del planeta. Quiero decirles que, en cambio, la palabra será un derivado de “naturaleza”; será “natural”. Casi todos los presentes o los que escuchan mi voz, tienen algo prístino que decir acerca de la palabra “natural”; ¡ustedes buscan cosas naturales! Cada vez más seres humanos están preguntando: todo lo que comen ¿es natural? Porque están llegando a un acuerdo de que no quieren cosas que han sido alteradas, o que tienen cosas agregadas; quieren que sean naturales. Entonces quiero darles solo un poco de historia para que lo piensen, en estos próximos momentos, con respecto a lo natural.

Aun cuando caminaron esta mañana, y tuvieron esa vista asombrosa, al sol, tan lejos como podían ver, era nieve virgen. Nada la había tocado; ¡era tan hermosa! Y ustedes dirían “Esto es natural. Esto es la naturaleza en su mejor estado, esto es lo que amo”. ¿Pueden imaginar por un momento, el espacio, cuando se estaba formando la Tierra, qué hermoso sería eso? Intocado, natural, de modo que la Tierra se formara, incluyendo esta isla, de la manera que lo hiciera; incluso las placas tectónicas chocándose unas con otras y los volcanes encendiéndose y apagándose, ¡para brindar lo que ustedes están viendo ahora mismo! Hay algo hermoso en el hecho de que es natural. Sucedió por sí solo; ¡las fuerzas eran inmensas!, pero era natural.

Quiero llevarlos en un corto viaje, a lo que los humanos pensaron e hicieron en las primeras – absolutamente primeras – sociedades después de eso que ustedes llaman el Jardín del Edén. Después de esa época, cuando los humanos tuvieron lo que llaman alma, tuvieron una opción para decidir quién era el Creador y qué estaba pasando en el planeta. El resultado lo pueden ver hoy, porque hay mitología en todas partes, las montañas hablan, están los elfos, la gente escondida, los trolls, en esta tierra; son todas metáforas de la vida natural que ocurre en el planeta: natural.

¿Qué eligieron los indígenas del planeta, los más primitivos, para la historia del Creador? La respuesta es que todas las cosas eran naturales. Nada se les agregaba. Y los indígenas de este planeta decidieron que había energía en los cerros, en las aguas, en las cascadas, y esto era el Creador, porque estaba aliado con el alma; era natural.

Algunos de ustedes dirán, “Bueno, ¿y qué hay de la espiritualidad de hoy? ¿Qué hay de eso?” Ya voy a llegar allí. Una de las cosas más naturales que ocurrieron con los indígenas fue que, cuando perdían a los que amaban, los sabios, una y otra vez a medida que pasaban las generaciones, los recordaban. Tenían palabras para ellos. Los oían en el viento. Los ancestros de los seres humanos eran la cosa más natural que tenían para invocar. ¡Invocaban a la sabiduría de ellos mismos! ¡Con la naturaleza!

He dicho esto antes, lo diré otra vez: en algunas tierras hay una cosmología que dice, cuando tomas el polvo de la tierra y lo pones en tus labios, tocas a cada ancestro que hayas tenido, porque ellos están allí todavía. La sabiduría de la Tierra es la sabiduría de los ancestros; ¡cuán natural podría ser!

Y luego vamos a los sistemas. Y la gente dirá: “Bueno eso fue el fin de lo natural, porque los sistemas son hechos por el hombre”. Discutamos el primero, el más temprano sistema de espiritualidad que se haya registrado, que fue el de los hindúes. Escuchen su sistema: no hay profeta (se ríe); no hay un libro central; son uno con todas las cosas. ¡Qué sistema! Ellos creen que regresan al planeta y regresan. ¡Qué sistema! Ese fue el primer sistema espiritual intuitivo que existió. Es la cosa más natural. Todo lo que está más allá, ha sido agregado. Como el alimento, tal vez, con agregados. O como el alimento que se congeló y luego se descongeló, y luego se congeló y se descongeló hasta el punto que ya nada es natural. Y a veces, cuando miran los sistemas del planeta, se preguntan quién estuvo a cargo de eso, y qué estaba pensando.

Les digo esto ahora para que regresen a la cosa natural que está frente a ustedes, la cosa más prístina que todavía tienen, que todavía los ama. Los montes conocen los nombres de ustedes, ¡eso es natural! Gaia conoce sus nombres, ambos, ustedes y Gaia tuvieron la misma Fuente Creadora; juntos son familia; eso es natural.

Reflexionen sobre estas cosas. La canalización ha terminado (se ríe).

Y así es.

Kryon

 

Reykjavik, Islandia, marzo de 2020

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre Día 7 en Islandia – Letra «N»