Canalización Dimensionalidad – Parte 1 y Parte 2

Dimensionalidad – Parte 1 y Parte 2
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Kryon canalizado por Lee Carroll

Dimensionalidad – Parte 1

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Para quienes escuchen: estamos en Perth, Australia. Hermoso lugar, con un océano centelleante, claro, encantador, donde podemos mirar a Gaia misma y hacer una pausa maravillados ante los panoramas y paisajes espectaculares aquí.

Queridos, muchos seres humanos, muchos, están haciendo las mismas preguntas. Estos son tiempos de energías cambiantes, y a medida que las energías empiezan a cambiar, la realidad misma se cuestiona. Los humanos que han vivido de cierta manera toda su vida empiezan a observarse a sí mismos diciendo “¿Qué es esto que siento, que es distinto?”

Hemos hablado muchas veces sobre el Cambio. Sobre la nueva consciencia que se aproxima, y quién hará una diferencia en este planeta. Ese “quién” son los que están escuchando estas palabras ahora mismo.

Se aproxima un Cambio inesperado; no atemorizante – solo inesperado. Y nunca realmente hablamos de esto antes de esta manera. De modo que solo les diré: es una cosa llamada Cambio Dimensional, y para que ustedes entiendan esto tendré que empezar por el principio. Voy a hablar sobre las dimensiones. Y ustedes dirán “Bueno, eso no es muy espiritual” (se ríe). ¿De veras? Veremos.

Si ustedes fueran personas unidimensionales, en una, estarían en un pedazo de papel e irían en una sola dirección. Y esa sería  su percepción. Punto. No podrían hacer nada más.

Si tuvieran dos dimensiones, de pronto podrían ir en otra dimensión en ese mismo pedazo de papel. Y esa es su percepción.

Si alguien les contara sobre un concepto de arriba o abajo, ustedes se reirían de eso, porque no está al alcance de su consciencia, no es nada que ustedes pudieran hacer.

Si están en tres dimensiones, de pronto están en un globo, en lugar de un pedazo de papel, y entonces tienen arriba y abajo, atrás y adelante. Ahora tienen más libertad; miran hacia atrás a la uno y la dos y dicen “Eso era tonto y estúpido, que solo pudiera ir en una dirección sobre un pedazo de papel. Ahora sé más, ahora estoy en tres”.

Si se agrega la cuarta, es un poco más esotérico, más… cerebral; tiene que ver con el tiempo. La cuarta dimensión les empieza a permitir medir las cosas y saber cuánto tiempo les lleva hacer algo. Ustedes tienen un concepto del tiempo, y allí están, y allí es donde han estado, y les diré, han estado atascados. Ahora me dicen: “Un momento; hemos nacido en la cuarta, esto es lo que hacemos los humanos, lo que es normal para la humanidad. Estamos en cuatro dimensiones”.

Algunos dicen “Bueno, ¿qué hay en las dimensiones más altas?” Verán: ustedes no pueden ir allí con la mente. Intelectual: no puedes ir; tú crees que puedes, pero tú no puedes ir a la quinta, sexta, séptima u octava, no más que el que está en el pedazo de papel puede ir al globo, porque ni siquiera sabes qué son; no tienes ni idea.

Podrían preguntar “¿En cuántas dimensiones está Dios?” Dios, el Espíritu, la Fuente Creadora, cualquiera sea el nombre que desees dar a aquello de lo cual provienes. Dios está en todas las dimensiones. ¿Está bien? Sigan mi lógica, porque tengo algo que decirles.

Los científicos – y no ha sido reciente – han sabido por más de dos décadas que ciertas cosas a su alrededor son multidimensionales; mucho más allá de la cuarta. Y se rascan las cabezas; no las entienden. Pero al empezar a estudiar la estructura atómica empezaron a descubrir que – oh, milagro – en cada átomo singular había muchas, muchas dimensiones. Los átomos de la silla en que se sientan, los átomos del cuerpo en que residen. Por lo tanto, toda estructura atómica es multidimensional. Los científicos pudieron identificar once o doce, pero eso les señaló que probablemente había un número infinito de posibilidades dimensionales en cada átomo en el planeta.

¿De qué estás hecho? La respuesta es: de átomos multidimensionales. ¿Dónde está Dios? Dios está en todas y cada una de las dimensiones. ¿Dónde estás tú? Número cuatro. ¿Cómo puede ser eso? ¿Entonces qué es lo que determina la percepción consciente dimensional, y qué significa estar en una dimensión más alta?

Es muy interesante. Ustedes necesitan honrar el concepto de la linealidad. Los humanos son lineales; las cosas multidimensionales no lo son. La única manera de poder mostrarles esto, es darles algo muy sencillo. ¿Qué largo tiene un pedazo de cuerda? Y ustedes dicen “Bueno, déjame tomar mi vara de medir” y la miden y me contestan. ¿Cuánto vive alguien? Ustedes tienen su reloj y lo miden. El concepto de la linealidad es que toda cosa, incluyendo la vida, debe tener un comienzo y un final. Eso es linealidad. Y si ustedes me dicen, “Bueno, ¿eso no es la realidad?” yo les diré que no, que no lo es. Eso es la realidad de ustedes, en cuatro dimensiones; todo ha de tener un comienzo y un final.

Entonces ustedes empiezan a hacer preguntas sobre sí mismos, sobre su alma. ¿No es interesante que este planeta esté de acuerdo sobre un Dios único, y que todos los humanos tengan un alma, sea lo que sea que eso signifique? Y que el alma continúe aun después de morir el humano; existe un reconocimiento de que el alma está aparte de las cuatro dimensiones y aparentemente sigue, y sigue y sigue, y sin embargo (se ríe) nadie se pregunta qué sucede cuando no están aquí. ¿Cuánto dura su alma? ¿Qué edad tiene su alma?

En sentido lineal, tiene que haber comienzo y fin. ¿Qué pasa con ese pedazo de cuerda? Digamos que tomamos ese pedazo de cuerda y lo atamos; ahora es un lazo. ¿Qué largo tiene la cuerda? La respuesta es que ahora no lo puedes medir porque está en un lazo continuo. ¿Eso significa que no se puede medir? No. Entonces ¿qué largo tiene el lazo? La respuesta es: infinitamente largo; continúa por siempre. Ahora cuando empiezan a aplicar eso a otras cosas, tal vez vivientes, incluyendo su alma, esto empieza a confundir su mente un poco, y dicen “¿Cómo funciona esto realmente?” Y la respuesta es que funciona bien: su alma es para siempre. Eso que está en su cuerpo, y es parte de su estructura atómica, que siempre fue y siempre será.

Sin embargo, no es así como lo ven, porque les resulta demasiado extraño. ¿Su alma está dentro de su cuerpo o está afuera? ¿Y cuál es su tamaño? Todas preguntas lineales que no se pueden responder de manera lineal. Aquí va otro ejemplo que tal vez les guste, o no.

Digamos que tienen un brazalete de algún tipo, y que ese brazalete se puede quitar: unas tijeras lo harán. Digamos que hay una hormiga caminando por el brazalete; la hormiga va por el lado de afuera, luego va por adentro. Entonces cuando ustedes dicen, “¿Hormiga, dónde estás?” Les dirá “adentro” o “afuera”. Ustedes se dan cuenta de que la hormiga no puede estar al mismo tiempo del lado de afuera y de adentro, ¿no? Toman ese brazalete y lo cortan con las tijeras. Lo toman, le giran una punta y unen las dos puntas de nuevo. Ahora lo que la hormiga recorre es una cinta de Moebius *, y la hormiga va por afuera y por adentro al mismo tiempo. Queridos, eso es una manera simplona de decirles que la multidimensionalidad es algo que a ustedes les trae mucha dificultad para entender.

“¿Kryon, por qué nos dices esto?” Les diré el paso siguiente. ¿Qué es lo que determina en qué dimensión están? ¿Alguna vez se lo preguntaron? Si están caminando con plena dimensionalidad en su estructura atómica, ¿qué es lo que los retiene en cuatro? Los llevo a un lugar hermoso. En esta sociedad, a uno de los grandes profetas que han tenido lo llamaron Maestro de Amor. El Maestro de Amor caminó por este planeta hace 2.000 años. Diferente. Ese ser humano era multidimensional. Por donde pasaba encontraba personas enfermas, y al tocarlas ya no estaban enfermas. Se ha dicho que el pasto crecía bajo sus pies, y que los animales lo seguían. Hay informes y más informes de que él controlaba la Física. Que podía hacer cosas de la nada, y que podía convertir una cosa en otra. Y en toda esta belleza, los seres humanos de cuatro dimensiones tenían una reacción: miedo. Para ellos era magia; y ustedes ya saben lo que eventualmente le sucedió.

Puede que a ustedes les interese la parte de la sanación, porque no hemos discutido mucho esto, pero deberían oírlo. ¿Hay otras cosas vivas en el planeta y que también tienen una dimensionalidad específica? ¡Sí! Qué gracioso que lo pregunten. ¿Un virus tendría una percepción dimensional? Después de todo, está vivo. Y la respuesta es ¡sí! Es una entidad 3D; no sabe nada del tiempo; en ese sentido es estúpido. Puede infectar a un huésped y vivir en él sin entender que con el tiempo eso lo matará a él también.

Entonces aquí viene un ser humano multidimensional infundiendo una percepción de dimensión más alta en una persona enferma, y la enfermedad ya no puede existir en la dimensión más altaLa enfermedad muere. Hay muchos seres humanos que se han deslizado por un momento fuera de su patrón de cuarta dimensión, ya sea por euforia o por miedo, han superado esa cuarta dimensión y por unos pocos momentos todo su cuerpo sonó con esa multidimensión que es atemporal y la enfermedad en ellos se destrozó porque no podía permanecer en un lugar de dimensión más alta. Queridos, llegará un tiempo en que la humanidad se mueva más allá de la cuarta dimensión y ya no habrá enfermedad, porque es una entidad tridimensional.

¿Qué es lo que determina cuarta o más allá? La respuesta es: la consciencia. La consciencia es la que motiva, la que gobierna, la que cambia la dimensionalidad en los humanos. Les he dicho repetidas veces que si empiezan a ser seres compasivos, a comprender la profundidad del amor de Dios, eso empieza a moverlos dimensionalmente. Los llevará, queridos, más allá de la cuarta, a ese lugar donde ya no pueden contar. Se sueltan de ese eje, y lo sienten, y lo saben, “he cambiado y no sé por qué” y les dijimos cuáles serían los resultados: no envejecerían tanto, ¿no es interesante que la percepción dimensional los saque del reloj?

¿Cuál fue el científico que les dijo que la cuarta dimensión, como tiempo, era variable? Fue Einstein. ¿Qué pasaría si se mueven a una dimensionalidad donde no hay tiempo o el tiempo es diferente? Su cuerpo no envejecerá.

¿Qué ser humano conocen ustedes que ha escrito que todos ustedes tienen un nombre? Abraham. Este hombre estaba hablando con Dios; estaba hablando también con ángeles múltiples, recibía instrucciones. Y vivió 900 años. Algunos dicen “Bueno, eso tiene que ser un error de escritura en la Biblia” (se ríe); no lo es. Vivió 900 años porque este hombre tenía que ser multidimensional para hacer lo que hizo, para ser quien era. En el principio, queridos, era diferente.

Entonces quiero que entiendan qué es lo que cambia dimensiones dentro de ustedes; es la consciencia. El Maestro de Amor, multidimensional, una consciencia muy, muy elevada, incluso controlaba la Física. Eso es lo que múltiple… (pausa) Eso es lo que hace la compasión. Eso sucede cuando tienes una compasión que ni siquiera puedes medir. Eso sucede cuando un individuo es tan compasivo que puede sentir a cada ser humano a su alrededor todo el tiempo, de una manera muy buena y compasiva, no de manera que los inhabilite. De una manera que permite pensar en cosas buenas, transmitirlas a los demás, para que reciban las cosas buenas. Ese es el Maestro de Amor. Ese es un ser humano multidimensional.

Les diré algo que nunca dije antes. Ahora mismo en este planeta existen personas que pueden crear cosas de la nada, con sus manos, con muy elevada consciencia, en lugares muy especiales. Ahora mismo en el planeta existen personas que pueden sentarse en el aire; ustedes lo llaman levitar y se ríen; ellos pueden hacerlo. ¿Cómo es eso posible? ¿Qué están haciendo? ¿Cómo puede ser? Y yo les digo; es la percepción de la consciencia en la que están. Es el cambio de la naturaleza humana hacia un paradigma bello, muy bello, que ustedes apenas empiezan a tocar. Llamado amor infinito, compasión infinita. Hará más lento su envejecimiento, los convertirá en personas que se despiertan compasivas y no se preocupan por el tiempo, entendiendo que existe algo más grande que lo que jamás pensaron: su alma.

Te acercas más a tu alma cuanto más te elevas en dimensión, y con eso, cuanto más te elevas y más te acercas, más vivirás. Menos te tocará la enfermedad. Más personas te mirarán y dirán: “No sé qué es lo que tienes, pero lo quiero”. Verán equilibrio, verán amor, verán cuidado. Ese es el nuevo humano.

Tengan en cuenta con respecto a  la dimensionalidad que se mueven hacia otras dimensiones, y no hablo de quinta y sexta, porque la dimensionalidad se vuelve no-lineal cuando pasan de la cuarta. Y dejarán de preguntar qué largo tiene la cuerda, dejarán de preguntar qué tamaño tiene algo, cuán grande es Dios. Si son parte de Dios, ¿cuán grandes son ustedes? ¿Quieren saber cuán grande es su alma? Es tan grande como Dios. ¿Sabían que existen otros, en otros universos, que los conocen a ustedes? Saber cuán grandes son ustedes hará tambalear su mente. No cuán grande es su cuerpo, queridos, sino cuán grande es su consciencia que es eterna. Está en cada uno de ustedes; son magníficos.

He estado viniendo a este planeta durante treinta años, y mi mensaje, cada vez que vengo: no le crean a nadie que les diga que son menos que magníficos. No le crean a nadie que les diga que están sucios, porque no es así como Dios los ve. Así es como los ven los humanos. Sepan estas cosas.

Esta noche continuaré esta exposición.

Y así es.

Kryon

 

* Banda de Möbius: La banda o cinta de Möbius o Moebius es una superficie con una sola cara y un solo borde. Tiene la propiedad matemática de ser un objeto no orientable. También es una superficie reglada. Fue descubierta de forma independiente por los matemáticos alemanes August Ferdinand Möbius y Johann Benedict Listing en 1858. Wikipedia

Perth, Australia, 24 de noviembre de 2018

Dimensionalidad – Parte 2

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

En estos momentos mi socio se aleja, como es normal, para que yo pueda traerles cosas que él nunca oyó antes, conceptos que merecen saber. Esta es una extensión del mensaje que les dimos esta mañana. Todavía estamos en Perth, Australia, para quienes están escuchando en otro momento, y continuamos la conversación sobre dimensionalidad.

Y ahora nos volvemos más específicos, y revelamos información. Algunos de ustedes ahora entenderán, reconocerán, se darán cuenta de que viven en un mundo multidimensional como seres humanos de una sola dimensión.  Esta mañana establecimos, como repaso, que toda estructura atómica tiene multidimensionalidad; muchas dimensiones. Sin embargo la percepción de la dimensionalidad es humana y solo llega a cuatro.

También hemos dicho que hay humanos en el planeta y los ha habido en la historia que tenían una percepción multidimensional, y en eso les contamos que lo que la controla, la cosa que gobierna la percepción dimensional, es la consciencia. Cuanto más elevada la consciencia de un ser humano, mayor es su percepción consciente dimensional. Esto explica mucho de por qué la humanidad ha tenido un cociente bajo de la naturaleza humana por tanto tiempo, por qué la humanidad no recuerda la sabiduría del pasado y sigue guerreando. Es porque está  atascada en la cuarta, esto es, en la dimensionalidad de solo cuatro cuando hay tantas a su alrededor. Y esto me conduce a contarles que hay cosas que ustedes debieran saber, cosas que podrían incluso reconocer. Empecemos por Gaia.

¿Es posible que la Tierra misma esté más consciente dimensionalmente que ustedes? Y la respuesta es ¡por supuesto! Existen energías multidimensionales alrededor de ustedes. Una de ellas, mi favorita, es el magnetismo. Es multidimensional; la ciencia lo ve, puede medirlo, sabe qué es, incluso por qué ocurre, pero no lo entiende. Si lo entendieran (se ríe) tendrían electricidad para siempre.

La gravedad es multidimensional. Les hemos dicho que la gravedad misma es una expresión, lo llamaré una solución de la masa y la densidad. Ahora bien, ustedes la han afirmado, la han visto, la han medido, y tienen reglas para ella. ¿Cuántos de ustedes han decidido que pueden cambiar la masa y la densidad? La respuesta es que casi nadie ha decidido eso jamás, ustedes midieron y dijeron que era estático, ¡sin entender que se puede cambiar! Solo están midiendo lo predeterminado. Ustedes realmente pueden diseñar la masa; lo descubrirán. Una consciencia más elevada tendrá entonces revelaciones, de manera multidimensional, de inventos todavía por venir.

La luz misma es multidimensional. Pregunten a un físico si la luz puede estar en dos lugares al mismo tiempo. Eso les dirá mucho, porque sí que puede. Es una multidimensionalidad de por sí, la luz. Entonces aquí está la Tierra, generando toda clase de cosas dimensionales que están fuera de su alcance –  ¿o no?

En el planeta hay lugares de los que hemos hablado, donde la dimensionalidad es un poco rara. Hace que las cosas sean raras alrededor de ustedes. Los humanos lo perciben, incluso la tecnología podría percibirlo, donde la rejilla magnética del planeta, y la rejilla de Gaia, la rejilla de consciencia, se superponen de una manera extraña, y cuando lo hacen se crea un parche multidimensional, por así decirlo, que es distinto de otros lugares del planeta. Les dijimos dónde están, son famosos. Uno de ellos es el Triángulo de las Bermudas; otro es Irlanda.

Déjenme decirlo otra vez: ¿no les parece raro que durante cientos y cientos de años se haya conocido a Irlanda por las hadas y la gente pequeña? Y ustedes dirán que eso es una tradición interesante. Déjenme decirles (se ríe) queridos seres humanos, que incluso el gobierno reconoce que hay hadas y gente pequeña, porque se la ve ocasionalmente, están allí, muchos los han visto, demasiados han hablado con ellos, para que sea mera mitología o tradición. Irlanda tiene algo especial: hay una superposición de las rejillas que crea un efecto multidimensional. Nosotros incluso les dijimos que se descubrirá que hasta las cosechas crecen mejor allí, el alimento se cultivará mejor allí. Hay algunos experimentando con esto ahora mismo. Y aquí están ustedes, en cuatro dimensiones.

La Tierra crea una dimensionalidad que es mucho mayor que la de ustedes. Pregunten a un abrazador de árboles qué tiene Gaia para decirle. Pregunten a un indígena que está conectado con la tierra y lo ha estado por mil años, ¿Cómo se comunica la tierra contigo? Y recibirán una respuesta que está más allá de lo que esperarían o entenderían en cuatro dimensiones. Sí, Gaia misma es multidimensional.

Y sin embargo la consciencia siempre los ha conservado a ustedes en cuatro. ¿Y qué hay después de las cuatro? Ustedes dirán, “Por supuesto, está la quinta”.  En realidad, no. Porque cuando se vuelven multidimensionales, se vuelven no-lineales. Contar, en sí mismo, el acto de contar, es una función lineal, de modo que cuando salen de las cuatro, aun ligeramente, eso significa que no pueden numerar la próxima dimensión. Algunos de ustedes entendieron eso, otros no. Pero hay algunas cosas que quiero decirles; cosas que todas las madres aquí presentes ya saben o han visto. Estoy llegando allí, pero primero… (se ríe).

Mi socio, sentado en la silla, mañana se encamina a Tasmania. Aquí ustedes la llaman Tazzy, (N.T. Taz, el personaje de los dibujitos es el Demonio de Tasmania) y existe una razón. No quiero revelar nada que sea sensible o secreto, pero él ya lo ha contado a otros, de modo que se los diré: le permitimos ver algo en la Montaña Cradle. Estaba en medio de una lluvia densa, donde el verdor brilla como lo hace en Irlanda. En esos lugares mágicos donde gobierna Gaia, donde a Gaia se le permite la libertad, donde Gaia reina, en esos lugares siempre hay cosas para ver. Muchos las han visto. Mi socio nunca las ve, lo hemos preservado de estas cosas, por razones prácticas, para que no quede atrapado en cosas que no puede explicar, o que vaya a lugares que no tienen sentido solo porque ha sido llevado allí por algo inusual. Esa es la mente de un ingeniero. Pero sí vio algo en Tazzy. Estaba solo; se le pedía que se fuera del bosque, pero él se quería quedar, porque por el rabillo del ojo seguía viendo los movimientos de las luces, y cada vez que miraba a donde estaban las luces era casi como si se rieran y se corrieran. Pero él sabía que estaban vivas, y sabía que lo que veía era lo que alguien llamó devas multidimensionales del bosque porque, queridos, Gaia tiene consciencia sintiente, Gaia tiene inteligencia, Gaia es su socia, y cada tanto tiempo Gaia se muestra y dice “Estamos aquí”. Es por eso que él va a volver; ella le habló. Y no ha habido muchos lugares en el planeta donde le haya hablado de ese modo. Verán: Gaia misma es una fuerza multidimensional.

Quiero hablarles de algo que nunca mencionamos antes. ¿Cuándo la multidimensionalidad se hunde hasta la cuarta? Cuando nacen los humanos. Pregunta: ¿Se requiere inteligencia e intelecto para poder percibir la multidimensionalidad más allá de la cuarta dimensión? Respuesta: sería mejor si no tienen esos dos, porque la verían más rápido (se ríe). El intelectual mantiene una tapa sobre las cosas porque no las puede explicar, o porque se intelectualiza a sí mismo para no ver algo que otros realmente pueden ver. Porque tiene que tener una explicación. El intelectual cree que su pensamiento puede llegar tan alto como él quiere, sin entender que existe un techo, un límite muy fuerte, sobre lo que él puede pensar. El intelectual probablemente será la última persona en volverse multidimensional, porque quiere explicarlo con el sesgo de las cuatro dimensiones.

Cuando nace un bebé en este planeta – escuchen esto, queridos, es información nueva – durante los primeros seis meses ese bebé puede ver multidimensiones. Los primeros seis meses. Seis meses es el promedio de lo que requiere para que el bebé asuma la consciencia de sus padres. Marca una diferencia entre un bebé aparentemente nacido feliz y otro bebé que nació frustrado. Y toda su vida, dos, tres, estará desilusionado, o peleando, o enojado, mientras otros están felices; queridos, todo sucede en esos primeros seis meses. Asumen lo que está sucediendo a su alrededor; sus células lo recogen todo,  el medio ambiente empieza a entenderse, la consciencia de quienes lo rodean, sean los padres o no, es asumida por el niño hasta llegar a los seis meses. Pero en ese período, de cero a seis meses, queridos, el niño está plenamente abierto.

Madre, ¿cuántas veces has visto un bebé? (se ríe) ¿Recuerdas esos momentos, cuando el bebé aún no tenía seis meses? ¿Cuántas veces has visto al bebé estar mirando algo en el rincón? Y tú miras y no hay nada allí. Tú le compras un juguete interesante, tal vez con luces y sonidos, y no le interesa, porque está mirando el techo, o algo está sucediendo, y tú miras el techo y no hay nada en absoluto. El niño percibe cosas multidimensionales, queridos, porque la consciencia todavía no lo ha establecido en la cuarta. Es clásico; madres nuevas, que podrían encontrarse escuchando esto, estén atentas, porque el niño nace plenamente abierto y la multidimensionalidad es visible. Es casi como cuando mira fijamente a los colores que giran en el rincón, tal vez seres angélicos que dicen “Estás bien. Recuerda esto. Bienvenido al planeta”. Y sonreirá… a la nada. Mira fijamente a algo que ustedes saben que el niño cree que está allí, riéndose, divertido, y ustedes miran y no hay nada (se ríe). El niño puede verlos. Ahora bien, madre, tú casi lo sabías, ¿no?  Y hay más.

Si consideran el reino animal, tengo noticias para ustedes. ¿Sabían que ciertos animales pueden ver en ustedes su merkaba multidimensional? Ahora bien, hay humanos caminando por ahí, que se aproximan a un animal y el animal se acerca, como a un viejo amigo. Otros caminan en el mismo lugar y el animal los echa, dice “No te quiero aquí”. ¿Sabían eso? ¿Por qué sería eso, queridos? ¿Por qué se pueden aproximar incluso a una mascota, que ha sido entrenada para ser amigo amoroso del ser humano, y a un humano lo acepta y a otro le gruñe? ¿Qué pasa? En este planeta hay ciertos animales, grandes y pequeños, que perciben esa cosa multidimensional que ustedes llaman la merkaba del ser humano, ese patrón que ustedes llevan consigo, ese vehículo en que viajan, que es multidimensional, de ocho metros de ancho y puede ser incluso percibido por otros humanos. ¿Alguna vez has entrado solo en un teatro, y te sentaste al lado de un desconocido, y un momento después te cambias a otro lugar? Y no puedes realmente decir por qué, pero percibes algo, desequilibrio, enfermedad tal vez, y te cambias. Eso es un ejemplo. Ya sea que se vea claramente o se perciba, esa es una cuestión multidimensional, que por el momento no se puede responder. Pero se perciben los patrones del ser humano compasivo.

Algunos de ustedes conocen a los que susurran a los animales; son los que pueden colaborar con la consciencia de un animal. Colaborar; eso significa que no solo pueden leer lo que el animal está pasando emocionalmente, sino que pueden telegrafiar la solución al animal. Y ustedes saben que ellos existen en el planeta. Queridos, les diré que los animales acuden directamente a ellos porque saben que ellos son diferentes, especiales, personas compasivas y estas recibirán de muchos animales un saludo distinto que otra persona. Entonces ¿qué les estoy diciendo? Les digo que los animales pueden ver más dimensiones que ustedes. ¿Cómo les hace sentir eso? (se ríe).

Tal vez alguno diga, “Bueno ya es hora de que nos ocupemos y veamos más dimensiones”. Por cierto, ¡por cierto! Podemos decirle más aún, acerca de la dimensionalidad que existe en el planeta y es vista por algunos y no es vista por otros. Ya les contamos acerca de los bebés y ahora de los animales; ustedes viven en múltiples dimensiones ¡y no lo saben! Ustedes no pueden ver lo que muchos otros pueden ver, lo que incluso los animales pueden ver. Y eso va a cambiar, queridos. Va a cambiar porque empezarán a entender que la consciencia que tienen empezará a guiar su vida. Y al guiar su vida, van a descubrir que al espiar una forma multidimensional puede que ni siquiera se den cuenta. Puede que realmente estén experimentando algunas cosas multidimensionales y no darse cuenta de que es eso, pero se sienten mejor, tal vez se dan cuenta de que no están envejeciendo tanto, que se sienten con mejor salud. Están empezando a cruzar una barrera multidimensional. Un intelectual tendría problema con eso. Pero alguien compasivo que no hace esas preguntas no va a tener problema en absoluto.

Cuando piensan en Dios, la Fuente Creadora, Todo lo que Es, no tienen ningún problema con que Dios esté en todas partes al mismo tiempo y escuche y responda  a miles de millones de personas hablándole al mismo tiempo; es un Dios multidimensional. Pero luego tienen problema cuando aplican la misma idea a sí mismos. Eso es porque viven en cuatro D, queridos, y sin embargo hay mucho más para ustedes aquí.

Entonces, ¿adónde va esto? Va directamente a la descripción inicial de lo que estoy hablando: su alma. Queridos, su alma es tan grande como el Universo. Su alma tiene un nombre que   pueden cantar en luz aquellos que pueden oír esos cantos. Ustedes están temporariamente en este planeta, en un cuerpo con un nombre, pero no es eso lo que ustedes son. Y lo que empieza a suceder es que ustedes empiezan a aliar una relación más cercana con aquello que es el verdadero ustedes: un alma multidimensional que tiene su mano extendida – es el Yo Superior. Siempre los ha invitado para ir a algo más grandioso, más grande, mayor. Les hemos dado muchas veces las instrucciones: su caja de creencia solo llega hasta cierto punto, y muchos de ustedes no quieren ir más allá. Porque superar esa caja de creencia es como traicionar a quienes les dieron esa creencia, que les enseñaron cómo pensar, que les dieron la mejor información que podían, pero ahora ustedes empiezan a salir de eso y a hacer las preguntas. Preguntas que siempre se han hecho: ¿hay algo más grande que lo que me dijeron? ¿Es posible que pueda vivir más tiempo y controlarlo por mí mismo? ¿Cuántos de ustedes se han sentado en la oscuridad y pensado “Soy más grande; sé cosas. Cuando llegue a mi último aliento, continuaré”.? Eso es intrínseco; eso, queridos, es auto-evidente, porque eso es lo que su alma les dice.

Cuando llegan a este planeta, nacidos magníficos, ¿cuánto tiempo requiere para que absorban una consciencia de ser víctimas? ¿Cuánto tiempo les lleva absorber una consciencia que les dice “Dios no te ama realmente tanto porque naciste sucio”? Y luego sabes que si haces algo mal, serás castigado; no solo ahora sino para siempre. Porque tienes un bello Dios amoroso que te creó así. Y empiezas a hacer preguntas, porque eso no suena correcto. Sin embargo para algunos no importa, porque igual lo creen, porque eso es lo que les dijeron. Aun cuando no tiene sentido, aun cuando no suena correcto. Eso es lo que empieza a cambiar en este planeta: nuevamente lo llamaré lógica espiritual.

Dios te ama tanto; eres un hijo de Dios. No habría castigo, queridos, porque no hay nada que estés haciendo mal. En tu magnificencia estás viviendo lo mejor que puedes y mides la energía sobre la marcha. Estás combatiendo a la oscuridad y creando luz. Haces lo mejor que puedes en un mundo que empieza a cambiar, donde la luz empieza a ganar y la oscuridad empieza a perder. Y en esto, tú eres el héroe. En esto, eres muy amado. No eres víctima de nada excepto tus propias creencias, una víctima de tus propios miedos que se acumulan solo por lo que te han dicho, no por lo que es, no por la majestad que tú eres. ¡Eso es lo que está sucediendo!

El humano se está volviendo multidimensional porque la luz se empieza a encender, y la consciencia que cambia en el planeta se debe a esto. Hay gran parte del planeta que nunca se sentaría en un salón como este, jamás; nunca creería lo que ustedes creen, ¡y ellos también están cambiando! Puede que no digan por qué, ni cómo; ellos no tuvieron que recibir instrucciones ni escuchar canalizaciones; solo se dan cuenta de por sí que las cosas cambian, y ellos quieren cosas mejores, quieren integridad. Quieren mejores líderes; no quieren guerras. Y como mejor puedan, van a salir y limpiar esas cosas que ya no les parecen buenas; el medio ambiente, otros, las situaciones, las corporaciones, las instituciones farmacéuticas, la política, ¡todo! Cae en esa categoría: despertar.

La multidimensionalidad va a crear sistemas que ustedes nunca han visto. El intelectual dirá: “Bueno, nos hemos sentado en nuestros grupos de expertos, y hemos pensado en cualquier sistema posible que sea mejor que lo que tenemos” (se ríe) en la caja en que están, por supuesto. Tan pronto se vuelvan multidimensionales, aunque sea salgan solo un poquito de las cuatro D, lo que les empieza a ocurrir no es la inteligencia sino la sabiduría de sistemas más grandiosos y más justos. Sistemas de gobierno, sistemas de salud, sistemas de saneamiento ambiental. Todos empiezan a ocurrir con una consciencia más elevada, y qué es lo que les marca esto: es que el planeta escuchará – y antes nunca escuchó. Bienvenidos a la nueva consciencia.

Queridos, va a ocurrir lentamente; demasiado lento para algunos de ustedes, que se retorcerán las manos en su frustración diciendo “Hay un poquito de luz, la podemos ver, y hay algunos que escuchan, pero no muchos”. Les diré: tienen tiempo. Eventualmente todo el planeta estará a bordo con ciertas cosas que en este momento solo ustedes acompañan. Y saben de qué hablo, porque algunos incluso están presentes.

Todavía hay cuestiones de integridad que deben quedar expuestas, que empezarán a aparecer con la luz brillando en lugares oscuros y mostrando cosas que ustedes ni sabían que sucedían. Y empezarán a limpiarlas. La humanidad quiere luz: eso es diferente ¡Eso es diferente! Porque eso no ha sido siempre así; con una Tierra de baja consciencia no siempre ha sido ese el caso. Y ahora empiezan a ver que se da vuelta en la esquina. Queridos, las almas antiguas son la clave, y lo repetimos: el alma antigua tiene un conocimiento más grandioso que es intuitivo de que las cosas pueden ser cambiadas, porque tienen una sabiduría del pasado y lo han visto antes, pero no así como esto.

Es grandioso, queridos; más grandioso que lo que puedan creer, y disponen de mucha ayuda. Cierro con esto. En este grandioso continente de Australia he dado muchos mensajes, y en uno hablé de las almas que parten y vienen; les conté sobre un sistema en esta Tierra que es grandioso más allá de lo creíble y que nunca enseñó ninguna institución. Y es así: si el alma es energía, si la consciencia es energía, ¿adónde va? Los científicos dicen, “Bueno, se va a otro lugar, tal vez al Universo, al éter”. ¿Eso les suena a ustedes como un plan maravilloso? ¿Les suena como algo sagrado? ¿O les suena a que están conjeturando? Y yo les dije cuál es el sistema. Tienen que entender que las cosas multidimensionales no son obvias para ustedes, y una de ellas es cómo pueden tener un alma en tantos lugares al mismo tiempo, con las identidades de diversos humanos. Les dije que este es el plan, este es el sistema. Cuando alguien llega a su último aliento, se queda con ustedes hasta que lleguen ustedes. Cambia de forma, pero esa consciencia que era suya, es casi como si se pegara sobre ustedes; a veces pueden olerlos, a veces pueden verlos. Y algunos de ustedes no tienen otra cosa que horror y duelo, sin entender que está siempre allí, con la mano extendida diciendo, “Mira esto, mira, mira. Deja de llorar, deja tus miedos, aún estoy aquí, aún estoy aquí”. Ustedes harán esto por sus hijos, por sus seres queridos, como ellos lo han hecho por ustedes. Es un bello sistema, y ustedes van a discutirlo, e incluso el intelectual espiritual dirá “Un momento, Kryon, ¿cómo puedes tener un alma atravesando el velo y encarnando y volviendo como otro ser humano y que todavía esté contigo? ¡Eso no tiene sentido!” Y tiene razón; no lo tiene en cuatro dimensiones. No para el intelectual espiritualista que tiene que acomodar todo en una caja y decir que eso es todo lo que hay. Es tan grandioso, tan multidimensional, tan abierto, y tan hermoso.

Y quiero decirlo otra vez: hay tanto aquí para ti, mucho más que lo que jamás supiste, para consolarte, para sanarte, para cantarte cuando estás triste. Está todo aquí, y está en las dimensiones que te circundan, ahora mismo, ya sea que las percibas o no.

Váyanse de aquí distintos de como vinieron, váyanse diciendo “Quiero percibir estas cosas”. Cuanto más lo digan, más lo escucha el cuerpo, más coopera el Universo, y más sonríe el alma diciendo “Ya era hora” (se ríe).

Este es el mensaje de Kryon. El mismo de la semana pasada; el mismo de la otra semana anterior, y ha sido el mismo durante treinta años. El ser humano merece esto.

Y así es.

Kryon

 

Perth, Australia, 24 de noviembre de 2018

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre Dimensionalidad – Parte 1 y Parte 2