Canalización El Círculo de Doce, Explicado

El Círculo de Doce, Explicado
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Adironnda, Kryon canalizado por Lee Carroll, Marilyn Harper

Adironnda:

Respiren. ¿Lo ven, queridísimos seres de luz? Ahora se les está pidiendo que hagan algo que está más allá de lo que creían posible. Se les está pidiendo que avancen con su chakra corona, que avancen con su chakra estrella del alma, que avancen con su chakra de la Tierra, que avancen en perfecta alineación, para ustedes.  Y al hacerlo, este mundo cambiará. Porque ustedes son los que muestran el camino; son los seres de luz que nosotros hemos estado esperando. Vinimos aquí hace muchos años, para ustedes.

¿…? Somos los galácticos. Y damos gracias por ustedes. Estamos aquí por ustedes, para que nos ayuden. Desde nuestros planetas. Somos parte de todo, de las doce razas raíces con las que muchos de ustedes están conectados. Todo ustedes están conectados para ayudarnos a nosotros con su amor, ayudarnos, con su corazón abierto.

(cambia la voz, entra Adironnda)

¡Ju, já! Estos galácticos son un poco insistentes a veces. Simplemente aparecen, ¿ah?

¡Ahh! Queridísimos seres de luz, los amamos profundamente, los conocemos, y nos sentaremos un momento – eso esperamos.

Verán, nosotros los honramos; honramos quienes son ustedes, honramos la benevolencia dentro de ustedes. El vehículo Marilyn dice: “Arregla tu cabello”. Ella se sienta aquí atrás y habla, excepto cuando entra el Maestro Jeshua. Verán, entonces ella viene adentro y llora (se ríe). Verán, con esta energía y esta frecuencia que está entrando, sabrán que es lo más fuerte que su alma haya experimentado en tal vez 200.000 años. Y es por eso que todo el planeta está viniendo debajo de una frecuencia y elevándose por encima de esa frecuencia.

Y a medida que este planeta se eleva por encima de esa frecuencia, los juegatrabajadores de luz del planeta se expandirán, crecerán, brillarán. Creemos que hay 24% de este planeta que son juegatrabajadores de luz, y avanza hacia 25%. Muchos no saben que son juegatrabajadores de luz, puede tratarse de una enfermera trabajando en un hospital; puede ser un abogado – sí, hasta los abogados son juegatrabajadores de luz. Lo ven, lo bueno que viene de cada cosa, es lo que ustedes están activando. Lo bueno que está en su alma, en su corazón.

Sí, el Maestro Jeshua está en ese Consejo y él dice que él ya está aquí. Él dice que ya ha renacido en el corazón de ustedes. Y es hora de que ustedes sigan la guía de Myrtle (1) que dice: “No hagan ninguna cosa que no amen hacer; no estén con alguien con quien no amen estar”. Estén en la naturaleza; con el agua, con el verdor – o con el desierto. Si aman el desierto estén en el desierto. Aprecien todos los aspectos de su bello planeta, porque su bello planeta fue creado justamente para ustedes, para el aspecto sanador de ustedes.

¡Ahh! Los amamos profundamente, hemos venido de tan lejos solo para estar con ustedes. Los vemos; los conocemos; los honramos, y los saludamos Namasté.

Kryon:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Mi socio está consciente de que el reloj marcha hacia adelante, hacia algo: se llama el Círculo de Doce. Es nuevo, y sin embargo no es nuevo. Esa es la discusión de esta canalización. Esta canalización dará la misma información mañana, porque esta canalización es la precursora a la energía real del Círculo de Doce que se mostrará muy pronto en este planeta. Quiero hablarles más específicamente ahora, quiero introducirlos en esto. Me encantaría que lo sientan. Me encantaría que lo sientan.

Aquí hay una premisa que quiero que conozcan: hace 31 años cuando vine a este planeta, mi socio tuvo que acostumbrarse a mí. El ingeniero que él era tenía que acostumbrarse a lo que es amor, compasión, puros, completos, y a una energía angélica que lo seguiría y sería parte de su vida, y lo abriría a cosas que no esperaba.

Y en ese tiempo le conté por qué estábamos aquí. Solo recientemente le empecé a contar que él estaba aquí para el Cambio; que yo estaba aquí para estar con él para el Cambio, y que la información que se daría una y otra vez sería para el Cambio. Y el Cambio ocurrió.

Le conté sobre el Cambio, y él lo informó y escribió al respecto; era algo que era nuevo; la evolución de la consciencia. ¿Es posible que la naturaleza humana pueda cambiar? Esta es la premisa; una premisa importante porque ha habido muchos que dijeron: “La naturaleza humana es lo que es; nunca cambiará, porque es la naturaleza humana”. La idea es que es estática y no se mueve, nunca se moverá. Que es parte de lo que hace al ser humano. Y yo les diré esto, queridos: eso es el viejo ser humano. Una nueva normalidad está próxima; un nuevo ser humano está próximo. ¿Qué aspecto tiene un ser humano evolucionado en su consciencia? Yo les diré esto: lo primero que verá un psicólogo al empezar a estudiar al grupo que es nuevo en consciencia, será que la naturaleza humana ya no es lo que solía ser.

La naturaleza humana ya no gravitará automáticamente hacia lo negativo; ni estará necesariamente atraída hacia esas cosas que son siempre negativas. La naturaleza humana según ha existido en el pasado es lo que hoy buscan los medios para que ustedes los miren; y sin embargo hay muchos que los están dejando de lado. Apagándolos y diciendo: “Si esto es todo lo que tienen, no lo queremos”. Una naturaleza humana que se ve atraída a la benevolencia, a la belleza, a la bondad, empieza a crearse en estas nuevas energías. Y estas nuevas energías no son nuevas para el planeta, queridos; son nuevas para la vieja energía, ahí está la novedad de ellas.

De modo que podrían decir que la energía en la que están por introducirse siempre ha estado aquí – y tendrían razón. De hecho ustedes la han podido ver tantas veces, oh, ¡tantas veces! Y cada vez que ocurre, queridos, ustedes le ponen una etiqueta: un milagro. Cada vez. Myrtle sabe sobre un milagro. Eso fue la primera cosa que la puso en este camino de benevolencia y bondad; siempre estuvo allí.

Las historias de los Maestros, moviéndose de tal manera que, por dondequiera que fueran, la sanación los seguía, y podían subir a un lugar, y allí estaba, y estaban los que se iban diferentes de como habían llegado. Y ustedes dicen, tiene que haber sido un milagro de ese Maestro. Y al mismo tiempo, ese Maestro diría, No, todos ustedes son hijos de Dios. Su linaje incluye esta energía. Cayó en oídos sordos muchas veces, y en una vieja energía como en ciertos tiempos, no es vista en absoluto, especialmente si está en un espectro diferente. Ese espectro de la luz, ese espectro arco iris, que va mucho más allá de las ondas que ustedes ven ahora, es el modelo. Ustedes ahora empiezan a experimentar y a ser capaces de participar en una nueva clase de luz – que siempre estuvo allí. Algunos humanos han experimentado esto de una manera muy profunda. Literalmente volvieron de la muerte. Las enfermedades aumentaban en sus cuerpos y literalmente detenían sus corazones y luego algo ocurría. Era tan asombroso que se escribían libros, se creaban seminarios, en los que ellos decían: “Ustedes no tienen idea de qué son capaces”. Y la enfermedad simplemente desaparecía de su estructura celular, y ya nunca era siquiera detectable; ellos regresaban de ese borde de lo que ustedes dirían que era la muerte, cuando habían visto la luz y querían quedarse, y fueron dirigidos para volver aquí y poder contarles a ustedes que había una energía que es nuestra, ¡es nuestra! No corresponde a la Fuente Creadora que se lo carguen como milagros; lo ven, ¡es nuestro! Se esconde, se esconde en cada poro del cuerpo. Y esa energía va a quedar expuesta con el Círculo de Doce.

No tiene sentido que si van a tener una humanidad evolucionada, que va a haber una evolución de la Física, una evolución que incluirá lo que ustedes pueden producir con el nivel del alma, no tiene sentido que si van a tener una consciencia evolucionada va a haber energías que nunca vieron antes, debido a eso.

Ustedes están en esa etapa ahora, estos años después del Cambio, en que quiero que participen en algo – si lo eligen. Donde nos gustaría exponer algo ante ustedes, que pueden ver o no ver, porque no todos lo verán. Pero aquellos que están listos, lo verán. Y serán más los que lo vean que los que no; y lo experimentarán, y lo sentirán.

Déjenme contarles sobre eso. Acérquense conmigo, acérquense a eso que es su centro, y siempre ha tenido esta energía en él – de milagros. Pregunten a Myrtle cómo es acercarse a esto y hacer que todo cambie para ustedes.

El Círculo de Doce es un nombre. Representa no solo un nombre sino una energía, un nuevo paradigma, si lo desean. Los nuevos paradigmas vienen a menudo con una consciencia de malentendido, porque ustedes los quieren poner en aquello que saben, en lugar de lo que no saben.

Algunos estarán en una confusión, y dirán: “Bueno, dime qué es, cuantifícalo, ¿de qué color es?” Y no funciona de esa manera. Algunos lo etiquetarán: “Bueno, esto solo es más de esa tontería de la Nueva Era. Imaginen, una energía que no se puede ver, poderosa y que siempre estuvo allí, ¡puh!”. Y yo les diré: déjame presentarte la gravedad, querido. ¿De qué color es? ¿Cuánto tiempo la has experimentado? ¿Es algo poderoso? ¿Tienes que vivir con eso todo el tiempo? ¿La entiendes? No, no tienes ni idea. De esto estamos hablando. Energías como esa, que son multidimensionales, que siempre han estado aquí, que ustedes nunca usaron realmente, pero solo consiguieron verlo.

Imaginen. Acérquense. Imaginen ir a un lugar que todavía no puedo ni describir, a donde los invitan a entrar. Una entrada. Y una prevención, antes de que lleguen allí, que les dice: “No entres en este lugar a menos que estés listo para un cambio. No entres en este lugar si no lo haces en serio, porque aquí hay cosas que no esperas”. Le indiqué a mi socio que lo presente de una manera que esté abierto a todos. Le dije a mi socio que hay un proceso, un procedimiento que sucederá cada una de las veces de la misma manera. Acérquense, y al aproximarse a la entrada de este Círculo de Doce, que es una metáfora de otra cosa, acérquense y cuando lo hagan, quítense sus zapatos porque este es suelo sagrado. Querido ser humano, serás expuesto a una sanación pura, pura. Cuando el cuerpo pasa por una remisión espontánea, se inunda con esta energía. No tiene más opción que sanar.

Esta es una energía para la que ustedes realmente están preparados. Le indiqué a mi socio repetirlo, repetirlo y repetirlo, porque esta energía hace muchísimas cosas. Si quieren darle un color, es el verde más puro y más bello que jamás hayan visto. Nunca visto. Más verde que la verde isla de Irlanda; más verde que cualquier luz tras el verde que hayan visto; penetra a ese color. Eso es una metáfora para la sanación de todas las cosas.

Las células responden a él, según sea lo que el ser humano necesite en ese momento, y no es solo lo que está tomado por una enfermedad. ¿Qué les parecería ser sanados de manera akáshica? ¿Qué les parecería que sean cambiados sus recuerdos mismos? Para que las cosas que perturban ahora mismo sean lavadas. Ese es un cambio, queridos, que ustedes no pueden hacer por sí mismos.

Hay algunos incluso en el salón, y especialmente entre los que escuchen después, que digan: “Tengo en mi vida algo de lo que no me puedo liberar, y démosle un nombre: traición. ¡Traición! Me duele el corazón, y no puedo desconocer esta traición”. Oh, ¿realmente? Espera a entrar en este lugar; porque no puedes existir en este lugar y salir de él con ese recuerdo. Oh, lo que sucedió estará allí, pero la energía de eso será insignificante porque será reemplazada por la gloria de quién eres. Ver el alma por primera vez purifica todo. No más miedo – si tú lo permites.

Todos y cada uno pueden entrar tantas veces como deseen, porque hay muchas capas para deshacer. ¡Tantas capas para deshacer! Algunos vendrán solo para sentarse y ser limpiados por la paz y el amor y el conocimiento de ser uno con el Creador. Imaginen, ser capaz de sintetizar la energía de la remisión espontánea en un tubo, y luego volcarla y verla crecer y amplificarse e ir a un lugar donde ustedes pueden entrar. Eso es el Círculo de Doce.

Le indiqué a mi socio que facilite eso una vez por semana durante un año – y tal vez más tiempo. Le indiqué a mi socio que 25% de cada reunión sea total y completamente gratuita para el planeta, y el resto costeará lo que él haga. Le dije a mi socio que no envejecerá, no más que tomar una ducha quede anticuado. Porque el agua que ustedes sienten tan hermosa sobre ustedes, y esa acción lavadora que anhelan, los iones negativos que fluyen a su alrededor, como una cascada que tal vez calienta, y ustedes nunca se cansan de eso. Es un lugar de solaz, un lugar de refrescarse, renovarse, un lugar que no olvidarán. Y es nuevo.

En tanto lo que sucedió ocasionalmente como milagros y puntos de luz en este planeta, existió en la vieja energía del planeta, lo vamos a poner en un lugar y dejarlos que se bañen en eso. Pero es profundo, y es sagrado, y no es casual.

“Kryon, ¿de qué se trata esto de los Doce?” Ya verán; no es lo que ustedes piensan. “Bueno, tiene que ser que doce Maestros estarán allí para ayudar”. No, no es eso, no es lo que piensan. Ustedes no saben lo que está allí. Pero les voy a pintar el cuadro, un cuadro que no olvidarán; es más grande que lo que piensan. Y en este lugar, cada semana, mi socio los conducirá, si eligen venir, y les avisamos: no vengan casualmente. Siéntense afuera y disfruten del derrame, pero no vengan a menos que estén listos para el cambio.

Va a suceder pronto. Mi socio no está enterado de qué aspecto tiene; mi socio no tiene idea de qué va a sentir él al respecto. Mi socio no tiene idea de qué le va a suceder a él cuando él entre, porque él también es humano. Y eso es algo que yo quería compartir con ustedes; que esto es algo que él no esperaba pero, queridos, las almas antiguas sí lo esperaban. No van a tener un planeta de vieja energía para tener que chapotear en eso, si realmente esto es una nueva era. La vieja energía de este planeta debe ser transmutada, las rejillas deben ser cambiadas, y lentamente cambiará la naturaleza humana. Y en ese proceso habrá aquí nuevas energías. Y esto es uno entre muchos. Para esto es que yo vine. Para esto es que yo vine. Para esto es que yo vine.

Y así es.

Kryon

 

Kansas City, Missouri, 8 y 9 de agosto de 2020

(1)

La Historia de Myrtle

 

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para el Camino – www.traduccionesparaelcamno.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre El Círculo de Doce, Explicado