Canalización El Rompecabezas – Parte 2

El Rompecabezas – Parte 2
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Adironnda, Alcazar, Kryon canalizado por Lee Carroll, Marilyn Harper, Prageet Harris

Prageet Harris:

Bienamados, los saludamos. Este es Alcazar. Y como siempre, es un gran honor estar con todos y cada uno de ustedes en este momento de su tiempo.

Primero nos gustaría hablar de la excitación que ocurrió en esta nueva mañana, cuando miraban hacia arriba al cielo pensando que veían una nave espacial (risas). Bien amados, no era una nave espacial, pero cuando trabajamos con el Stargate siempre hay por lo menos una de nuestras naves por encima de ustedes, muchas de sus millas por encima. Y tampoco están en su realidad de 3ª dimensión. Para esta reunión en realidad ha habido tres de nuestras naves allí arriba, y seguiremos estando con ustedes. Si sienten que están viendo una de nuestras naves y se conectan con nosotros, y esto puede hacerse muy fácilmente arriba de su montaña, responderemos a menudo. Pero ellos responderán de una manera muy obvia. Nos podemos mover un poco para ustedes, de manera extraña, como aquí no sucede el movimiento normal.

De modo que enfoquémonos en por qué estamos aquí en este momento. Todos ustedes han venido porque en su interior hay un deseo, un gran deseo de cambio para que la experiencia de su vida se vuelva más hermosa, más maravillosa, ustedes han oído que es posible. Han oído a otros hablar de cambios que están sucediendo para ellos, y desean eso para ustedes. Bienamados, no hay una manera única de crear cambios; todos ustedes son únicos. Todos tienen una serie de condicionamientos que los limitan en este mismo momento, pero eso tiene frecuencia, es vibración, todo es vibración, hasta sus científicos están muy conscientes de esto. Todo es vibración, los pensamientos son vibración,  patrones de vibración, patrones de hábitos de vibración. Hay una nueva manera de evolucionar, pero requiere un cambio en su percepción consciente, un cambio en su comprensión, se suele llamar sanación vibratoria, nosotros la llamamos simplemente regresar al equilibrio. La enfermedad, patrones de hábitos que ya no les sirven, todo es vibración. Es posible equilibrarlos con frecuencias, neutralizando el desequilibrio con otra vibración. Cada vez más este equilibrio vibratorio, esta sanación vibratoria, estará disponible en su Tierra.

Cuando ustedes se reúnen, como lo han hecho estos días, y hay energías llegando a ustedes, están sentados en un campo de energía, un campo de vibración; es por eso que muchas personas que viven en estos lugares se sienten bien. Equilibrio en el cuerpo, en la mente, equilibrio en las emociones, simplemente porque han estado en un campo vibratorio de unidad, de equilibrio.

Y así a lo largo de estos días, ha habido aquí frecuencias, vibrándolos a ustedes, a veces lo sienten cuando se vuelve fuerte, pero está aquí todo el tiempo. Equilibrio. Unidad. Como decimos al trabajar con el Stargate, no hay nada que hacer, simplemente relajarse en los campos de energía. Ni siquiera son realmente necesarias las palabras, pero se comparten las palabras y las técnicas, porque eso ocupa la mente y les permite estar en el campo. Y luego está el potencial, si pueden relajarse, solo por relajarse en estas vibraciones puede ocurrir el cambio. No un cambio que ustedes deciden con su mente, sino un cambio que si sencillamente lo permiten, lo que es apropiado para ustedes comenzará simplemente a reequilibrarse.

Esto va en contra de lo que se enseña en sus sociedades, pero muy lentamente eso también está cambiando. Los invitamos a abrirse a la posibilidad, no de creer en cualquier cosa, sino de abrirse a la posibilidad de que aquí y ahora en su Tierra el cambio pueda suceder de esta manera. Con su intención; con amarse a sí mismos lo bastante como para dejar de lado sus ideas de cómo son las cosas. Dejar de lado el concepto de que este cuerpo va a envejecer, probablemente enfermar, y luego, ustedes lo dejarán. Bienamados, ¿pueden dejar de lado el concepto de envejecer a la manera vieja? ¿Pueden permitirse estar presentes ahora? ¿Pueden dejar de mirar su cuerpo y ponerle un número? ¿Pueden empezar a visualizar un yo joven? A menudo hay momentos en su vida en que se sienten juveniles, hay una alegría, una excitación, una frescura en el cuerpo. En esos momentos, digan: «Gracias. Tráeme más de esto». Digan a su cuerpo: «¡Sí! Así es como podemos estar todo el tiempo». Porque cuando hacen esto están introduciendo una vibración; lo han oído de Kryon: su cuerpo les escucha. ¿Pueden permitir la posibilidad de que sus células tengan consciencia? ¿Pueden permitir la posibilidad de que sus telómeros tengan consciencia? Todo está consciente dentro de este cuerpo. Bienamados, es hora; es hora de conocerse a sí mismos. No como se les ha dicho; es hora de descubrir, de escuchar la guía que se les ha compartido en estos días, absorberla. Permitan la posibilidad de que sea la verdad para ustedes. Permitan la posibilidad de que esta sea la verdad para ustedes, porque sugerimos que puede serlo absolutamente.

Sus vidas pueden cambiar en un momento, un momento en que tienen un «ajá», «Vaya, puedo sentir mi verdad en eso». En estas reuniones, de vez en cuando, y repetidamente, ustedes tienen esos momentos de «ajá, están diciendo cómo me siento». Tomen nota de esos momentos, son la vibración de cambio para ustedes, esos momentos en que reconocen «¡Oh! Yo sabía eso de algún modo. Ni siquiera sabía que lo sabía, pero resueno con eso». Esos son los momentos para tomar nota; son los momentos para decir «Sí, lo sé». No es un saber de la mente; es un saber de su ser, eso que llamamos la superconsciencia, la vastedad que realmente son.

Escuchen una y otra vez las grabaciones de las diversas canalizaciones, sintonicen con ellas, pausen su vida por un momento, mientras sintonizan con ellas, porque si pueden hacer esto, esos momentos de ajá se volverán más fuertes y frecuentes. Es hermoso cuando ustedes viajan para venir y estar aquí, pero permítanse las alegrías de volver a vivir y descubrir aún más en estos momentos de ajá. Bienamados, está siempre disponible para ustedes.

Los amamos y los bendecimos. Los honramos a todos y a cada uno de ustedes. Los conocemos. Es hora de que ustedes se conozcan a sí mismos. Es hora de ser libres. Es hora de mostrar el camino y en lo profundo de su interior saben que es posible. Es hora de dejar caer la ilusión de las limitaciones que creen que están en su vida. Bienamados, ya es hora.

Marilyn Harper;

¡Ah!, de modo que buen día para ustedes, ¿ah? Muy bueno poder ver su luz, su brillo, su alegría radiante expandiéndose gracias a nuestro querido amigo Alcazar que abre la energía de equilibrio dentro de ustedes. Eso nos honra. Verán: queremos recordarles que el equilibrio es muy importante en su cuerpo, en sus células, en su campo. Con esa energía, con esa vibración, les pedimos que cuando regresen a sus hogares, cuando regresen a su vida y haya ET´s flotando en el aire por ahí (risas) tal vez pozos de aire de modo que les hacen un truco, ah? Pero verán, igual se reduce a ese equilibrio. De modo que cuando regresen a su hogar les pedimos que practiquen. Somos muy proactivos, les pedimos que practiquen su equilibrio, ponen allí la silla para poder sostenerse por si acaso, sienten el centro de su cuerpo y respiran hacia él, y luego levanten un pie del piso. Y luego vean cuánto tiempo pueden sostener esa energía y luego lo hacen con el otro pie. Lo que hemos descubierto en esa forma humana es que cuando se balancean sobre una pierna y miran alrededor y piensan, «Oh, mi Dios, ¿cómo puedo hacer esto? Solo podré dos segundos, ¿qué voy a hacer?» Si sostienen su concentración en un lugar en particular, ese equilibrio se produce más fácilmente, al respirar dentro de ese lugar de enfoque. De modo que eso les pedimos que hagan: enfoquen su atención, enfoquen su intención, en traer ese equilibrio a su mundo.

Están aquí, en la sombra de esta gran montaña; están aquí con los lemurianos, tomando fotos de ellos, están aquí entre los telos, están aquí ¡ahh! en esta energía. Están viendo lo que podría ser una nave, tal vez no sería una nave, su imaginación se volverá loca. Porque nosotros transitamos esa confirmación, el alma transita esa energía, pero cuando se enfocan ven que ¡ahh! es divertido jugar, es divertido ser, es divertido tener esa energía, es divertido recargar sus baterías en esa capacidad, ¿sí?

¿Y luego qué?  ¿Y luego qué? Tienen que llevar esto de vuelta a su familia. Llevar esto de vuelta a su energía y saber que están aquí en el planeta Tierra, están aquí haciendo su trabajo, viviendo su vida, siendo el ser de luz único y magnifico que son.

Y a veces los derriban de ese equilibrio, ¿ah? A veces ustedes se conectan y su imaginación se vuelve loca y se pone a contarles historias sobre todo lo que ustedes creen que los demás están pensando, o diciendo, o haciendo, o teniendo, ¿ah? ¡Detengan eso! (se rie). No se hagan esas historias, hay suficiente prueba lógica, aquí mismo, ahora mismo, de que hay cambios arriba. No se necesita verlos; igual que la electricidad; ¿Ustedes ven la electricidad, o ven sus resultados? Lo ven, hay equilibrio allí, todos esos pequeños milagros de la tecnología, todos juntos, que se forman juntos y afectan la electricidad, ¿ah? (se ríe). Pensaron que necesitan otra confirmación al ver esto sucediendo, ¿ah? Lo ven, si están constantemente buscando esa confirmación para su propio enfoque, si están constantemente buscando fuera de sí mismos, entonces están enfocando lo que no deben. La confirmación está aquí, en su corazón, en su verdad, en su amor, en su energía, en su brillo de iluminación. Sabemos que mucha gente dice, «Oh, tú brillas, oh, tú brillas, oh, tú brillas, oh, tú brillas». Sigan brillando. Sigan brillando, ¿sí? Porque esa vibración es parte de su equilibrio. Esa vibración es una parte de la armonía que están ciertamente creando en el mundo. Y a veces su armonía se cambia y tienen un pie en el aire y sienten como si estuvieran por caer inmediatamente. Eso es porque su enfoque ha sido desviado de su centro. De modo que tienen la oportunidad de volver a encontrar su centro. Está allí todavía, ya lo saben; nadie puede llevarse su centro, ¿ah? Ustedes llevan esa armonía dentro de ustedes; llevan la fuente de Todo Lo Que Es dentro de ustedes. ¿Cuántas veces tienen que oírlo para creerlo? Nosotros queremos traer información nueva, ¿sí? ¿Estás entendiendo eso ya? (risas) Gracias.

Porque, verán, eso crea equilibrio alrededor del planeta. Eso crea la energía de seguridad para los seres que no han sido vistos por tal vez 27.000 años de gran manera ¿ah? para ser vistos otra vez. Eso crea la energía de seguridad para que otros sean vistos. Crea la energía segura para que ustedes sean vistos. Y para que tú seas visto, y tú, y tú, porque tantas veces piensan «Oh, tengo miedo de ser visto, no quiero que me vean,… seré invisible». ¡Demasiado tarde! ¡No es así! Vinieron aquí con un cuerpo físico; y ahora están aprendiendo equilibrio; están aprendiendo armonía. Están aprendiendo a sostener esa vibración en tal medida que se parecen al Buda: no se los puede desviar de su centro. ¿Les gustaría eso? Tomen una respiración profunda (sopla). ¿Puede ser tan simple? ¡Sí! El único argumento que aparece es aquí dentro cuando descubrieron anoche a su pequeño ego, ¿ah? De modo que recuérdenle al pequeño ego que lo aman mucho y que se calle. No es él quien está a cargo; es su corazón. Porque verán, ese es el equilibrio del universo; es la vibración de lo que vendrá.

¿Saben? Dicen que quieren confirmación porque vieron una manchita en el cielo; cada uno de ustedes ha visto ese… eh, ah, nave, ¿sí? En algún lugar, tal vez ustedes no se dan cuenta de ella, pero está allí. Pero en esa capacidad, ¿Por qué habrían de venir aquí, si no fuera seguro? ¿Por qué se dejarían ver, si no fuera seguro? Entonces, ¿ustedes pueden hacerlo seguro? ¡Sí! porque han dicho que sí. ¿Pueden influir sobre otros? ¡Sí! Ustedes son la luz de este planeta. Ustedes son los seres que están ingresando de tal manera que la energía  del aire mismo se armoniza. Ustedes lo sienten cuando nosotros cuatro (se ríe) conectamos con ustedes, con el maravilloso Elan, y Alcazar, y el Consejo, y Kryon, ustedes están sintiendo esa energía. ¿Sabían que ustedes hacen lo mismo? Ustedes hacen lo mismo, ¿ah? debido a esa divinidad; sin importar cómo se sientan respecto a sí mismos, la divinidad igual está allí. Es como el sol – ¡no se puede quitar el sol! Aunque hay un gran banco de nubes, ustedes saben que el sol igual está allí. Igual que ustedes.

Porque, vean, ¿qué enfoque sostienen? ¿Con qué enfoque se conectan? ¿Están conectando con el enfoque de… uf, no es lo que esperaba? Saben, hicimos eso con nuestro vehículo Marilyn anoche en su pequeña clase, y los que escuchan esto en el futuro no saben de qué era esa clase, pero pueden venir la próxima vez, ¿eh? (se ríe). Verán, miramos una pantalla en blanco y decimos, miren el futuro y describan qué ven. Y varias personas dijeron, «No veo nada, no veo nada». Hasta que miraron más allá, «Oh, espera un segundo. Es blanco. Oh, hay grandes triángulos allí. Oh, allí hay colores. Oh, hay algo redondo». ¿Lo ven? Porque ustedes se juzgan a sí mismos, muy inmediatamente. Juzgan esa energía muy rápidamente, debido a que sus expectativas son inferiores a su realidad. Puede que no estén abiertos a la verdad, al amor, al equilibrio de ustedes. Y eso es todo lo que les pedimos; que estén allí, que tengan ese enfoque, que se conecten con esos seres que están dentro de ustedes, con esa energía que está allí. ¿Cómo pueden no hacerlo?

¿Juzgan a quienes están a su alrededor? ¡Ahh! Eso es su reflejo. Entonces cuando sienten que están teniendo ese… ¿cómo se llama eso? ¿acto impulsivo? es una reacción que es entrenada, no es su instinto. Y si es entrenada, pueden re-entrenarla, para decir Yo soy – el – que soy. Yo soy todas las cosas. Y no soy nada, soy neutral. Yo soy  el cielo. Yo soy esta nave (se ríe). Yo soy la Tierra. Yo soy – yo. Y eso es magnífico, porque, ¿lo ven?, esa respuesta impulsiva que ustedes tienen a la vida está a veces muy entrenada dentro de ustedes. La otra energía no puede acercarse, es empujada a un lado, ¿sí? ¿? ¿Están listos para soltar eso, de una vez por todas, así nos movemos a nuevos asuntos? (se ríe). ¡Tomen una respiración profunda! (sopla tres veces) Ahh! ¿Cómo se sintió eso, ah? Acabamos de sacar sus impulsos, ¿ah?

¿Qué es posible? Una intención; todo es nuestra intención para que ustedes sean los maestros que son. Creemos que cuando alguien estornuda presten atención a lo que se dice, porque es la verdad. Ah! Gracias por ese oportuno estornudo. Es la verdad; son los maestros de este planeta. Son los maestros de esta galaxia. De modo que dejen de interferir su camino y sean quienes son. Es todo lo que les pedimos. Parece sencillo en este momento, ¿no? Parece fácil en este grupo de lemurianos aquí, ¿ah? Parece fácil en este grupo de seres que llevan la misma luz que llevan ustedes.

Entonces, ¿qué cambia cuando vuelven a su mundo? Nada; tienen razón. La única cosa que puede cambiar es que ustedes llevan más luz, y entonces ¿qué pasa con los que los rodean? Ellos quedan atrapados por esa luz también, ¿sí? Ahora bien, algunos de ustedes están diciendo «Esto no suena a Adironnda. ¿Quién está allí?» ¡Ahh! Ustedes; están ustedes. Ustedes saben, cuando se cuentan historias a sí mismos sobre todas las cosas que ustedes no son, esas son simplemente cuentos de hadas. No es para decir nada contra las hadas, ustedes son ellas. Esas son simplemente todas las historias de todos los programas que ustedes pidieron a alguien en algún lugar del trayecto. De modo que, queridísimos seres de luz, les pedimos que soliciten su propia confirmación. Y si no saben cómo pedir su propia confirmación, tomen una profunda respiración y escuchen con el corazón.  (durante 30 segundos habla en otro idioma extraño). Ustedes son la luz de este planeta, el momento es ahora para que ingresen en esa luz con esa luz, no importa dónde estén, ni qué crean que están haciendo. Tienen la oportunidad de armonizar su propio equilibrio. Tienen la oportunidad de practicar la armonía en su mundo. Y cuando aparece algo como armonía, recuerden: ustedes son amor – amor – amor.

Ah, queridos seres, ya ven, a veces se requiere sacudir un poco la energía para que entre en las células de su cuerpo para que puedan realmente superarse a sí mismos. Para que puedan ciertamente expandirse, para que puedan realmente ser esos seres de luz que son.

Al regresar a casa, algunos de ustedes recién llegaron y se encuentran al pie de la montaña, con los que escuchan esto en el futuro y que nunca estuvieron en la gran montaña. ¿Por qué no? Es solamente un pensamiento limitante el creer que no pueden, porque todo es posible. Ustedes han elegido venir a este planeta en esta época para aprender eso. Se ofrecieron para venir a este planeta a ayudar en el Cambio de una manera que nunca se hizo antes, jamás. Recuerden, no pueden continuar haciéndolo como lo hacían un mes atrás, o dos meses atrás, o hace cinco años, o ayer, porque todo es nuevo ahora. Ahora tienen que concentrarse exactamente en lo que está ante ustedes. Es por eso que decimos: equilibrio. Es por eso que nuestro querido amigo Alcazar dijo: equilibrio. Para aprender ese enfoque en ustedes que les traerá cada poquito de armonía que sea necesario; ese enfoque en el amor les traerá esa energía de amor, porque el universo reflejará en retorno aquello que ustedes están pidiendo. De modo que, si a nivel subconsciente están pidiendo ser mirados, adivinen qué: lo serán. Si a nivel subconsciente están pidiendo no ser mirados, adivinen qué: no lo serán. Pero aún si son mirados, no son invisibles; ya no. De modo que dejen de esforzarse por definirse a sí mismos según sus viejas historias. Saben, esas viejas historias son esos cuentos, cosas imaginarias que ustedes crearon para poder sobrevivir hasta ahora, ¿ah? Pero esa no es su definición de ustedes. Eso es ustedes y el nuevo paradigma de ustedes. Entonces, ¿están listos para respirar en ese nuevo paradigma de ustedes? ¿Están listos para extenderse hacia adelante y caminar saliendo de aquí siendo esos seres magníficos que son? ¿Están listos?, si escuchan esto en el futuro, y están conduciendo su coche, no caminen hacia el coche. Lo estacionan, apagan, siguen todas esas reglas, ¿ah? Ustedes consiguen vivir en un cuerpo humano, ¿sí? Ustedes pueden ser del futuro, ¿sí? Puede que sepan cómo es vivir en otros planetas, ¿sí? Sin embargo aquí y ahora ustedes están en este planeta Tierra – para ayudar en un Cambio tal como todos nosotros. Para cambiar, ayudar, y cambiar – aunque el Cambio va a suceder de todos modos; el Cambio está sucediendo.

De modo que permítanse ser libres; permítanse ser ustedes; permítanse ver la magnificencia que está dentro de ustedes, y suelten todas esas historias, y dejen de crear otra gente que refuerce esas historias – ustedes saben, hacen eso – y regresen al lugar de equilibrio. Vuelvan a ese lugar de enfoque, vuelvan a ese lugar de confianza, y el universo los respalda. Y también a la persona sentada a su lado. Eso es armonía. Permitan que esa armonía venga desde ustedes. Porque la única persona, la única energía que tiene posibilidad de detenerla son ustedes, ya lo oyeron. ¿Y por qué harían eso? De modo que la próxima vez que se oyen a sí mismos contando esas viejas historias de «no puedo hacer esto, no puedo ver, blablabla», simplemente se dirigen a sí mismos y se dicen «¡Eso es ridículo!» (risas). Ustedes son parte del Creador de este planeta. No hay error; ustedes no son un error. Ningún humano es un error. A veces ustedes piensan que podría ser; no lo es.

Nos honra que ustedes hayan elegido estar aquí en este punto del tiempo; nos honra que en esa energía, en esa intención, en ese enfoque, en esa hermosa creación de este asombroso planeta ustedes son los que muestran el camino; ustedes son los que irradian tanta armonía, tanto equilibrio, tanta luz, y ya dijimos antes que necesitamos antejos de sol para mirarlos, ¿ah? Entonces en ese enfoque, suelten esas viejas historias. Ámenlas, hónrenlas, respiren en ellas, y digan: «Gracias por tu lección. Gracias por tu enseñanza, vieja historia. Gracias por enseñarme que ahora puedo ir más allá de esa vieja historia. Gracias por recordarme quién he sido en el pasado, vieja historia. Y gracias por quedarte quieta ahora, de modo que yo pueda ahora avanzar en mi historia presente, que soy yo y mi propia magnificencia divina. Porque eso es lo que elijo irradiar». Digo eso con el ojo colectivo; yo soy ustedes, ustedes son nosotros, somos uno juntos. Ustedes son la luz, son el amor, son la armonía de esta existencia. Y estamos muy agradecidos por eso; por su valentía para hacer lo que tuvieron que hacer en el pasado, para llegar a este momento. Estamos enamorados de ustedes, los amamos, los vemos, conocemos su corazón. Y por eso ustedes están agradecidos. Los saludamos namasté.

Namasté.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Siempre hay algunos que recién sintonizan con esto, y algunos lo hacen al azar – hablo de quienes escuchan en el futuro. Deseamos establecer nuevamente la escena: los que se sientan ante mí están en la sombra de la montaña llamada Shasta, una montaña que es y ha sido sagrada durante más de 11.000 años, por los humanos que posan sus ojos sobre ella, que sienten la energía de ella y a veces ni siquiera lo planean. Porque les habla y ellos saben que hay algo adentro – ya llegaremos a eso.

Esta es la canalización nº4 de las 5 que daré en esta reunión, una entre varias en la sombra de la montaña. Esta sombra de que hablamos es muy, muy grande. Queridos, no es una sombra lineal; es una sombra que se expresa en muchas millas a partir de la montaña real. En realidad es una sombra que busca a quienes se reúnen y saben que hay más en ella que lo que ustedes piensan.

Esta canalización en particular es una continuación de la anterior, y si la han encontrado otra vez de manera azarosa, les diré que hay una anterior que les diría que escuchen, porque vamos a extender la energía de esa, y continuarla.

Mi socio ha reunido todas estas, en orden, para ustedes, en lo que él ha llamado su red. Hay una canalización antes de esta que llamamos El Rompecabezas, y vamos a seguir esa historia porque hay mucho más de qué hablar.  Pero antes de hacer eso, queridos, este Retiro en especial presenta múltiples canalizaciones, de aquellos que han dedicado su vida a canalizar, están aquí, tres de ellos se sientan ante ustedes.

Algunos hacen la pregunta lineal, sin entender la canalización en general; preguntan: «Kryon, ¿no tienes un poquito de aprensión de que los otros canales puedan brindar información contradictoria?» Y eso proviene de quienes no entienden quién se sienta aquí, o no comprenden plenamente el paradigma que estamos enseñando. ¿Han oído cómo cierra cada canal, incluso hoy, con todos los mensajes que dan, las herramientas que presentan, los conceptos y percepciones que les ofrecen? Casi todas las veces al cerrar les hablan del amor del Espíritu. Algunos incluso usan las palabras: los amamos, los amamos, los amamos. Eso es una simbiosis entre todos ellos. Todos tienen eso, y eso es el amor del Espíritu; surge a través de ellos y sus mensajes. Y cada uno ofrece un sabor diferente, una clase distinta de mensaje, porque cada ser humano es único. Cada ser humano tiene sus sabores a los que responde, los que desencadenan la verdad dentro de ellos, de cómo quieren sentarse a escuchar. Por lo tanto los muchos mensajes que ustedes oyen satisfacen muchas clases de sabores. Así es como funciona, queridos, y esa es la razón de que haya tantos que canalizan en estos tiempos. Todavía preguntan: ¿Cómo se puede determinar que un canalizador es real en lugar de simplemente canalizar el ego? Y la respuesta siempre es esta: usen el discernimiento de amor que ustedes tienen, y miren en el interior y escuchen, porque todo lo que les dirán es sobre su magnificencia, y todo lo que les digan y todas sus palabras tienen que ver con cuánto Dios los ama. Usan el término Dios, Espíritu, Fuente Creadora, todos refiriendo a aquello que es una energía superpuesta que los ha creado. Que los ha creado – ya lo dijimos antes – a su imagen; un término humano, un término de las escrituras, si lo desean, y esa imagen es el amor, y allí estamos: de nuevo en el amor.

Hemos dicho esto muchas veces, continuando el tema del Rompecabezas, hemos dicho muchas veces: ¿Cómo explican el amor? ¿Cómo es posible? En primer lugar deben entender que el amor no es lineal; sencillamente no lo es, ustedes saben esto, como seres humanos. Cuando miran por primera vez al bebé que ha salido de ustedes, madres, y cuando el bebé abre los ojos y ustedes lo miran a los ojos, ustedes saben bien cómo se siente eso. Les digo: ese sentimiento, en ese momento, no puede escribirse, explicarse, detallarse, cuantificarse; es demasiado grande. El amor de Dios es demasiado grande para que ustedes lo pongan sobre papel y hagan una lista. Es tonto pensar en hacerlo, es tan loco como poner dos seres humanos uno al lado de otro a la luz de la luna, y uno se dirige al otro diciendo, por primera vez, mirándolo a los ojos, «te amo». Y el otro lo mira y dice «¿Qué quieres decir con eso?» (risas). Eso no sucede. Y sin embargo, estamos aquí y decimos «Dios los ama infinitamente, sin medida, conoce sus nombres y su magnificencia, hechos a imagen de Dios» y ustedes preguntan «¿Cuáles son las reglas?» Y esto es una continuación de esa canalización llamada Rompecabezas.

El repaso es simple: hasta ahora, les hablamos de este rompecabezas; la humanidad sabe que existe una vida del más allá, aun por estadísticas de entrevistas; he dicho que más de 80% del planeta cree en la vida del más allá, lo que dice que comprenden que hay más. Y al entender que hay más, entonces tienen que ser atraídos a la enseñanza de qué podría ser eso. Y por lo tanto la mayor parte del planeta tiene algún tipo de sistema de creencia, y de eso hablamos ayer.

El rompecabezas suele ser satisfecho con pequeñeces y linealidad; «aquí está Dios, aquí están las reglas, esto es lo que debes hacer. Así es como hablas a Dios, ya sea a través de la oración o a través de un intermediario que hablará por ustedes. Esto es lo que haces si cometes un error: tienes que corregir luego ese error», y así sigue y sigue. Y en una energía más baja esto satisface el rompecabezas.

Pero anoche introdujimos lo que está sucediendo desde 2012 y un poco antes, que los seres humanos comunes, no necesariamente los presentes en el salón, sino los seres humanos comunes, empiezan a hacer la pregunta: ¿Hay más que lo que me dijeron? Terminamos la canalización con la idea de que sí hay más, y que muchos están yendo a ese lugar de hacer la pregunta. Pero los que hacen la pregunta y se les presentan respuestas están abriendo la puerta a otro paradigma, y a veces eso no es cómodo. De hecho muchas veces no lo es. Porque ustedes tienen un paracaídas lineal del que no están enterados. He aquí cómo es: por su cuenta tienen la idea, en esta nueva energía, de que hay más que lo que les dijeron y empiezan a abrir la puerta y examinarlo. Algunos vienen a grupos como este y lo estudian. Pero casi todos los canalizadores les dicen la misma cosa, que ustedes tienen que hacer esto por sí mismos. Ahora bien, por sí mismos significa que está involucrado el libre albedrío de su consciencia, para pasar por esa nueva puerta, de explicación, estudio, nueva energía y nuevos paradigmas, y cuando ustedes llegan allí, les dijimos, no están solos; pero parece que lo estuvieran.

El paracaídas siempre ha sido las reglas, las doctrinas, el profeta, los libros; están todos allí para que los estudien, para descubrir qué sucede después, qué hacer si… Y sin embargo, cuando traspasan esa puerta es como si ingresaran a la nada. Queridos, yo sé eso; todos sabemos eso. Todos los canalizadores sentados ante ustedes saben eso. Y de eso se ha tratado; qué hacen luego, cómo lo verbalizan, cómo lo manejan, cómo cambian paradigmas, qué hacen; de modo que continuamos eso. Me gustaría contarles cuánto comprendemos desde nuestra perspectiva de este lado del velo, cómo sería, porque lo hemos observado. Qué sucede a un ser humano que sale del paradigma de ser un ser humano.

En su historia es muy interesante observar qué ha sucedido; esto es una metáfora. Tan pronto como recibieron el poder de volar – no fue hace tanto tiempo – tan pronto tuvieron aviones de cualquier tipo, de cualquier naturaleza, sin importar cuán grandes o pequeños, frágiles o fuertes, hubo quienes volaban en ellos y tenían una idea que decía «Tiene que haber una manera de escapar si lo necesitamos». Y eso se convirtió en el paracaídas. Ahora bien, en los primeros tiempos, era un misterio total; ustedes no tenían vuelo; oh, sí tenían lugares altos, montañas, pero no una situación de miles de pies de vacío hacia abajo. De modo que nunca se había hecho el experimento de cómo escapar de alturas como esas.

¿Pueden imaginar lo que atravesaron en las pruebas? Con grandes bolsas pesadas conectadas a una tela, todas estas cosas con muchas cuerdas, para poder descubrir cuáles servirían y cuáles no. Y cómo determinar si un ser humano al caer a tierra a cierta velocidad estaría bien o no. Cuán grande debe ser la tela, y cómo arreglarla para que se abra correctamente, porque no puede abrirse dentro del avión. Tiene que abrirse de algún modo con el viento, y ¿qué pasa si no se abre? Una prueba tras otra y otra, y seres humanos tirando bolsas con maniquíes, y todas estas cosas para resolver estos asuntos. Y finalmente encontraron una idea «Esto va a funcionar, se abre casi todas las veces» pero luego estaba el «casi». Tenía que haber un ser humano, queridos, que lo hiciera por primera vez; que saltara desde un avión con esa tela y esas cuerdas. ¿Cómo se sentiría eso? ¿Ustedes lo harían, o no? ¿Su descenso sería demasiado rápido o no? ¿Habría viento o no? ¿Aterrizarían en un árbol? ¿Qué pasaría? Esa sensación en ese momento, se parece a lo que sienten muchos trabajadores de luz cuando avanzan hacia el precipicio de la luz. Y no hay paracaídas, al menos no uno visible, y no hay reglas. No hay profeta para salvarlos si llegan a fracasar. Y todo lo que tienen es el conocimiento de que tienen un Dios amoroso con un paradigma que es muy diferente de cualquier cosa que les hayan enseñado jamás.

Y anoche les dijimos, al cerrar, que no se preocuparan por las pequeñeces. Ahora voy a hablar sobre eso. Entonces este ser humano, este valiente ser humano salta del avión, y hete aquí que lo que probaron y experimentaron funciona. Toca el suelo un poco fuerte; el próximo tendrá más tela, más cuerdas, y tienen una evolución del paracaídas. De hecho ha evolucionado hasta el punto de saber que se necesitan dos (se ríe); en caso que uno fallara estaría el de repuesto. Pero eso fue todo parte de los inventos de ese tiempo, pero todavía hoy están los que tienen que saltar y nunca lo hicieron, y tienen la misma sensación.

Lo que quiero decirles, que es interesante y también es una metáfora, es que los paracaídas han sido iguales por décadas y más y más décadas, hasta recientemente cuando alguien dijo: «¿Saben? lo que están haciendo es caer por el aire con la esperanza de que la cosa se abra. ¿Qué tal si en cambio lo diseñan como un ala? ¿Qué tal si se usa el aire de una manera que puedan entenderlo porque entienden lo que es volar? ¿Qué tal si pudieran tirar de las cuerdas de cierto modo para que sea no un paracaídas sino una especie de planeador?» Y eso funcionó.

Ahora bien, hay algunos que están interesados no solo en saltar de aviones sino en saltar de cumbres de montañas. Ahora están los que pueden planear, incluso aprovechar las corrientes de aire naturalmente, y ascender y quedarse durante horas. Hay algunos que podrían aterrizar sobre una moneda, como ellos dicen, saben exactamente adónde van, usan lo que no pueden ver, el aire, como una herramienta. Y ahora planean. Ese paradigma que daba tanto miedo, y esperaban que funcione, y esperaban no caer sobre un árbol, ese paracaídas ahora se ha refinado y entonces controlan cosas invisibles como el aire. ¿Ya ven adónde voy? ¿Ven lo que digo? Llevó tiempo, requirió experimentar, requirió coraje, pero ese paradigma del que hablamos, en que están entrando, es un poco diferente de la metáfora que les dimos, porque tan pronto como entran en esa área – me gustaría decirles – todo lo que estas canalizaciones han estado diciendo empieza a entrar en juego.

Número 1: Dios sabe que abriste la puerta. El Espíritu, el Creador, sabe que abriste la puerta. Y esa es una situación difícil, porque cuando la abres no la ves. No tienes el paracaídas de la doctrina o de las palabras; todo lo que aparentemente tienes es espacio vacío. Y aquí se pone bueno, porque mientras tú aprendes, nosotros te sostenemos. Cuando tienes miedo te sostenemos. Y entonces empieza el experimento cuando aprendes a volar. Y el aprender a volar es una manera de decir que empiezas a entender esa energía que parece rara, porque parece que no hubiera apoyo en doctrinas, ni profetas, ni reglas. Pero también te das cuenta de algo más: miras hacia atrás – hablamos de eso antes. Mirar hacia abajo a la vieja consciencia es fácil. Mirar hacia arriba a una consciencia que nunca experimentaste no es posible. Pero aquí estás, por encima de todas las cosas. Pasar por esa puerta y experimentar con lo que es invisible y encontrar las cuerdas de qué tirar, y las herramientas que usar, – sanador, ¿estás escuchando? – para crear algo que no esperabas.

Y luego miras hacia atrás y te das cuenta de que la humanidad es en realidad un dios humanizado; Dios se convirtió en el padre enojado, el que debías complacer o te castigaría. Y te das cuenta de lo tonto y ridículo de la versión infantil de la que procedes. Y cuando empiezas a mirar hacia arriba, todo lo que ves es amor. ¡De eso quiero hablar!

Cuando Dios te dice: «Te amo sin medida», ¿cuál es tu respuesta? ¿Acaso tu respuesta es «Califica eso, por favor»? Aunque lo tomes a valor nominal, que hay un Creador amoroso que va a trabajar contigo, hay muchas cosas que te podría contar ahora mismo sobre este tema: trabajar contigo. Algunos dicen, «Bueno, yo avancé hacia ese precipicio y tengo problemas con eso». Queridos, me gustaría explicar a esta generación de almas antiguas y trabajadores de luz que están en una transición entre cuerpos que han sido literalmente programados durante décadas para ser de cierto modo, y de pronto están en un lugar donde empiezan a hablarles y ellos nunca los habían escuchado antes. Donde tratan de sanarse a sí mismos diariamente, trabajando con las afirmaciones, con cuerpos que durante generaciones de la humanidad en un sendero del instinto ¡nunca los habían oído antes! Es casi como si hubiera un programa y patrones dentro de la mayoría de ustedes que no responderán instantáneamente. Realmente no he dicho esto de esta manera anteriormente: el cuerpo quiere escuchar, y por eso les decimos que es mejor hacer esto diariamente, porque no está acostumbrado. Y algunos de ustedes obtendrán resultados parciales en lugar de completos, porque es difícil tomar una historia corpórea de décadas en la vieja energía y cambiarla instantáneamente. Pero la consciencia es la respuesta, de todos modos, y responderá; la razón es que está constantemente rejuveneciendo. Así, a medida que las nuevas células rejuvenecen y entran en conexión, empiezan a oírlos hablar. ¿Cuánto tiempo requiere a un ser humano rejuvenecer, incluyendo la piel y todo? Puede requerir más tiempo que lo que ustedes piensan, e incluso ellos deben ser entrenados. Esto es diferente: ustedes están en la antesala de cosas nuevas, pero les diré esto: cuando regresen – y ustedes van a regresar – esto estará incorporado en ustedes. Empezarán con esto tan pronto como despierten y sabrán hacerlo. Y esa es la diferencia entre el alma antigua de hoy y la nueva en que se convertirán. La práctica que están haciendo ahora, el trabajo que hacen ahora, incorporado en su mismo registro akáshico. Y cuando despierten la próxima vez, tiene lugar una evolución y van a recordar y continuar, no volverán a hacer los mismos errores, y despertarán nuevos, frescos, listos para avanzar y vivirán mucho más tiempo que lo que viven ahora. Esto es parte de pasar de lo viejo hacia lo nuevo.

«Kryon, igual tengo problema». Sí, lo tienes, ya sé que lo tienes. Es difícil saltar de ese avión, lo es realmente. De modo que habrá saltos parciales. Lo que quiero decir con eso es que se aferrarán a lo viejo e intentarán lo nuevo (se ríe). Vemos eso, lo comprendemos, no hay correcto o equivocado en lo que ustedes deciden, cuánto coraje pueden tener, cuán lejos quieren ir, y si realmente quieren ir o no.

Y eso es quiénes son ustedes porque cada uno es único, pero les diré esto, que es una promesa. Para aquellos de ustedes que quieren tomar la historia que les di hace mucho, una parábola llamada: El Puente Faltante (1). Si la toman en serio entenderán que el salto es lo mejor que pueden hacer de una vez. Y allí es donde se dicen a sí mismos: todo lo que he aprendido o entiendo sobre cualquier cosa de este planeta, lo suspenderé. Cualquier cosa. Lo que dijeron mis padres, lo que dijo el pastor, lo que dijo el sacerdote, lo que dijo el rabino, todo eso lo suspenderé. Puedo volver allí si lo deseo, pero en este momento lo suspendo, y digo «Querido Espíritu, ¿es verdad que hay más?» Y les diré: si tienen la valentía de hacer eso y levantar su mano, es como una antena. Y esa antena no será partida por un rayo. Lo que pasará es que esa mano convertida en antena tendrá otra mano que la toma y empieza a extraerlos del barro de la vieja energía, de preocupación y victimización, y falta de salud. Y empezará a llevarlos lentamente a un área que no entienden todavía, pero esa mano los va a sostener mientras se acostumbran a eso; un paradigma que no conocen, que parece aire enrarecido, y esa mano los sostendrá hasta un tiempo en que, como el pájaro empuja a sus crías fuera del nido, (se ríe), podrán volar por sí solos, y allí es cuando empiezan a ocurrir los milagros.

¿Son capaces, en este momento, de decir «Tengo un problema, sé que en el futuro hay algo allí, sé que deberá resolverse de algún modo, y me retuerzo las manos en la noche y pienso en eso y estoy ansioso y me afecta en el sueño y en cómo me alimento?» Casi todos en el salón han experimentado eso, o tal vez lo experimentan ahora: ansiedad respecto al futuro. Déjenme preguntar: ¿Qué tal si ahora mismo pudieran decir: «No me preocuparé por eso, porque, verán, va a resolverse solo?» Así es la historia del puente faltante, tal vez quieran ir y leerla. O escucharla, está disponible. Esa es la que suspende todas las preocupaciones por el futuro, porque  cuentan con soluciones que no entienden y no pueden resolver por sí mismos, ocurriendo en un tiempo que tampoco entienden.

Y es por eso que cuando le cuentan a alguien lo que ustedes creen, y el otro es lineal, alguien que encuentran por la calle, «¿Cómo te va en tu vida?», dicen: «No me preocupo por eso, porque se arregla por sí misma». Y el otro te da una etiqueta en seguida: «Este es el que usa esos graciosos sombreritos de papel de aluminio y cree en naves espaciales allí arriba» (risas). Y se aleja.

Y otra vez, en otra canalización: Demasiado inteligentes para mirar. Ellos saben más. En linealidad, saben más. Y si se quedan en la linealidad, están en lo correcto. Pero hay más que eso; es lo que ustedes descubren.

Entonces ¿de qué se trata esta canalización? Otra vez: te amamos; de eso se trata.

¿Qué podrías decir de este Dios eterno en que crees? O sobre el rompecabezas; podría haber algo diferente o algo más que lo que ves. Y si pudieras decir qué es lo que sabes, es interesante que casi todas las religiones del planeta están de acuerdo contigo al respecto; ¿qué es? ¿Cuál es el denominador común de todo lo que todos están diciendo? Y la respuesta es: el increíble amor de Dios. Luego las doctrinas de los hombres lo llevan a otros lugares, pero yo estoy hablando de lo central. Es interesante, ¿verdad? que la primera religión organizada del planeta no tenía ningún profeta en absoluto; la hindú. La unidad con todas las cosas. La unidad; tal vez tan cercana a la verdad (se ríe). Y de allí en adelante los humanos hicieron lo que hicieron, yo les conté, ustedes lo saben.

Pero el amor es el denominador común; algo que no puede ser explicado, y por eso los aliento a dar ese salto de fe, de cualquier manera que lo deseen, en cualquier etapa que deseen, que sea cómoda para ustedes. Abran la puerta lentamente, si lo desean, o toda de una vez, si lo desean, pero sepan esto: realmente hay más que lo que les han dicho, realmente lo hay. Y la humanidad lo está descubriendo lentamente, ustedes lo empiezan a ver. Una de las mayores religiones del planeta, al extenderse empieza a hacerse más oscura, cerrando puertas que se vuelven museos, ya nadie va más. Empiezan a suceder cosas que nunca esperaron, a medida que los humanos se alejan de la idea lineal de castigo y van hacia lo que es solamente amor puro. Y buscan adónde ir y qué hacer. Y espero que sintonicen con esta canalización, queridos, porque puedo decir que todo lo que tienen que hacer es entender que hay más, y entender que Dios sabe sus nombres.

Ahora vamos a cerrar, y les pediré que repitan algo. Yo hago esto raras veces. Repitan: «Dios conoce mi nombre» (el publico repite) ¿Qué significa esto para ustedes? ¿Qué podría significar? Ahora bien, les dije que volvería a esto: todas las entidades en la sombra de la montaña conocen sus nombres; todos los que están observando ahora mismo esta reunión, conocen sus nombres. Eso es significativo para lo que seguirá. Y ese es el precipicio invisible que es apoyo y paracaídas para el alma antigua y el trabajador de luz que desea dar el paso siguiente.

Diré lo que han dicho todos los canalizadores en estos  días: los amamos. Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad, y la razón por la que estamos aquí es pasarles este amor y la idea y los conceptos y las percepciones de un Dios amoroso; más que lo que ustedes saben.

Y así es.

Kryon

 

Las llamadas corren por cuenta de Mi Encuentro Conmigo:

(1) … Revisemos por un momento la parábola que les dimos respecto a «Henry y el Puente Faltante». Algunos de ustedes recordarán que esta era la historia sobre un hombre que iba aceleradamente en dirección a un puente que él sabía que había sido sacado. El Espíritu le dijo a él «Continúa, Henry. Las cosas no son como parecen, Henry. Te estamos cuidando, Henry». El puente faltante fue una metáfora para lo que los Seres Humanos no pueden vislumbrar o ver en el futuro pero que Dios ya ha tomado en cuenta.

Esa parábola queridos, es realmente sobre la bandeja dorada. Pues la solución al problema de Henry del puente faltante ya había sido tenida en cuenta. Si leen esa parábola nuevamente, ya que ha sido publicada, comprenderán algo dentro de este nuevo concepto de la bandeja dorada.

Mientras Henry se acercaba al área donde el puente se suponía que estaba, abría sus ojos comprendiendo que todavía faltaba el puente. Sus temores aumentaron, ¡ya estaba llegando allí!

Tuvo que hacer su máximo esfuerzo para no frenar allí y el Espíritu continuaba diciéndole: ¡Henry, continúa, sigue, Henry!». Así que Henry, con toda su fe, continuó aún más rápido que antes, confiando en Dios y en su socio interno. Justo donde él pensó que iba a carenar sobre los acantilados hasta morir abajo en el valle, él vio unos trabajadores en la ruta orientándolo hacia un área que él nunca había visto antes, un área completamente fuera de la vista que él nunca, jamás había observado. Y allí totalmente glorioso pendía ¡un hermoso puente nuevo! Era un puente tan grande y asombroso que Henry comprendió que había estado en construcción por mucho tiempo antes de que él fuera allí. Él lo cruzó en éxtasis, comprendiendo el poder de su sociedad con Dios.

Queridos, esta es la clave para la parábola. Hay soluciones en esa bandeja a los problemas que ustedes ¡ni siquiera tienen aún! Para el momento en que ustedes vayan a pedirle al Espíritu las soluciones, ellas ya han sido concluidas. Es parte del equilibrio. Debe haber soluciones para las pruebas que ustedes han estado de acuerdo en pasar… ¡y las hay!

Henry no visualizaba como iba a ser solucionado su dilema del puente. Él pensó que era estúpido creer que un puente iba a aparecer milagrosamente al frente de él. El pensamiento estaba más allá de su realidad Humana. Pero en cambio, él simplemente se visualizó llegando a la otra orilla, el resultado final. El corredor se visualiza cortando la cinta. ¿Y con respecto a su problema? Visualice que el mismo ha sido lo totalmente cuidado y deje los detalles para nosotros. Pero ¡hagan muy a menudo esa energía de la visualización!

El Puente Faltante: tomado de Libro VII – CARTAS DESDE EL HOGAR –Kryon por Lee Carroll.

 

Monte Shasta – Kryon – Retiro Nº1 de Canalización – Junio 20 a 23, 2019

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre El Rompecabezas – Parte 2