Canalización El Sistema – Parte 1 y Parte 2

El Sistema – Parte 1 y Parte 2
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Kryon canalizado por Lee Carroll

Parte 1

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Quienes escuchan pero no están aquí deben saber dónde estamos: Hobart, ciudad capital de Tasmania, un grandioso, bello, muy bello lugar, al sur del continente australiano. Esta será la primera parte de dos mensajes, y les doy esta información para que encuentren la segunda parte.

A lo largo de mi viaje por esta tierra grande he hablado de cosas metafísicas; metafísica significa más allá de la física, metafísica significa esas cosas que a veces no se ven. Si se le pregunta a una persona espiritual si la metafísica está involucrada en su trabajo, dirá que ni siquiera sabe qué significa. Pero si tiene fe en lo invisible, eso es metafísica. Si tiene una idea de que su vida tal vez es conducida, guiada o asistida por una fuerza espiritual invisible, eso es metafísica. Si empieza e entender que aquí hay más que él mismo, y que no se ve, eso es metafísica. Y casi toda la humanidad entra en esa categoría, de alguna manera. Se ha informado que 80% de los humanos cree en la vida del más allá. Si ese es el caso, significa que de alguna manera cree en un alma invisible. Una consciencia que continúa incluso después de su último aliento.

Y entonces, ¿qué sucede después, queridos, incluso en este mensaje? Un mensaje de amor. Lo que sucede después debiera ser creíble. ¿Qué creen ustedes que hay a su alrededor, realmente? Aun cuando están solos, completamente solos, ¿qué creen que hay allí? Una canalización que he dado muchas veces, con información que es siempre la misma, es que eso depende de lo que les han dicho. Entonces lo que quiero hacer ahora es hablar de eso. Quiero ser práctico, menos metafísico, y hablar sobre el amor de Dios.

Existe un sistema en este planeta, que los conoce. En su mayoría  quienes se sientan en este salón saben dónde están, que la energía de esta tierra es diferente, prístina, hermosa. Si están en un lugar que está lleno de Gaia, lo saben. Saben que hay cosas invisibles; cuentan con las cosas invisibles. Si pudieran retroceder miles de años y preguntarle a aquellos que andaban por estas tierras “Cuéntame sobre las cosas invisibles” ellos responderían “La mayoría de todas las cosas es invisible”. Y ellos cuentan con que esa invisibilidad se convierte en real y la escuchan, se guían por ella en su andar, sabiendo qué hacer, adónde ir, cuándo tener hijos, qué comer. Todo lo invisible, brotando de la Tierra, dándoles intuición de su socia Gaia.

Pero ustedes ni siquiera tienen que ir allí ahora mismo, hoy; para quienes están aquí ante mí y para quienes escuchan esto, quiero presentarles tres cosas. Y hoy, más tarde, presentaré más. Quiero presentarles algo que quiero que visualicen si pueden;  imaginen un entorno que los conoce, que es invisible, que camina con ustedes todo el tiempo. Mientras ustedes se sientan en este salón todos esos entornos están juntos, porque todos los conocen. Cuando ustedes recibieron el libre albedrío al llegar a este planeta, cuando tuvieron la fusión de los cromosomas, y los telómeros, y todo eso tuvo lugar, queridos, ustedes se volvieron alguien más cercano a Dios y más amplios por eso. Y en todo eso, queridos, hay muchas piezas invisibles del rompecabezas que rotan alrededor de ustedes, y ya hemos hablado de eso antes. No necesitan nombrarlas; no necesitan entenderlas, entender el motor del amor.

Pero ha sido descontado tan completamente, incluso por los espiritualistas modernos que les dicen qué deben hacer y qué no deben hacer, que les dicen qué escaleras y escalones trepar para recibir el favor de Dios, sin entender que el amor hace trizas todo eso.

Imaginen que hay un entorno a su alrededor, y ellos tienen escaleras y herramientas; tienen sus manos extendidas, tienen cosas que los llevarán, cosas que los sanarán si lo necesitan, y están todos allí sentados, y cuando ustedes salen del salón ellos se van todos con ustedes.

Incluso el más ateo de ustedes que dice, “Lee, estás loco. Estás loco con esta cosa de Kryon, Lee”, cuando ese sale del salón, el entorno va con él también. Verán: los angélicos que llevan el amor de Dios para el ser humano no prestan atención a lo que el humano cree. Porque es sencillamente absoluto. De modo que lo que les estoy diciendo es que a su alrededor hay un sistema que es absoluto, y está esperando que lo que ustedes tienen, que es libre albedrío, mueva el interruptor.

Ahora bien, ¿de qué interruptor estamos hablando? Podríamos empezar a darles los interruptores por capas, si les gusta. Entonces, ¿por qué no lo hacemos? Hablemos del número 1.

Hay muchos que caminan por este planeta con tristeza. Este es uno de muchos, solo uno. Y la tristeza que tienen al ir de un lugar a otro, los define. No, no necesariamente hablo de quienes se sientan frente a mí; hablo de todos los que escuchan ahora y escucharán más tarde. Y saben de qué hablo: la tristeza de la pérdida. Y la pérdida puede ser lo que sea, porque su alma tuvo experiencias diversas; pero cuanta más edad tienen, más pérdida. Eso es simplemente por ser un humano. Pero hay algunos que han tenido pérdidas inapropiadas e inoportunas; puede ser la pérdida del amor, de seres queridos, de amigos, que murieron prematuramente, o trágicamente, tal vez ante ustedes. Y eso se adhiere a cada célula. La pérdida; donde vayan, donde estén, está con ustedes. Y puede que digan, “Estoy bien, gracias”. “¿Cómo estás?” “Estoy bien”. No, no lo estás. Porque cuando te sientas y estás solo y escuchas cierta música o lees ciertos libros, las lágrimas traicionan lo que pasa adentro. Entonces hago la pregunta: ¿Tienes miedo de estar sin ello? Es un hábito, queridos, quedarse allí, ¿lo ven? Es apropiado hacer el duelo, es apropiado tener todas estas cosas, pero no toda la vida.

No hay regla ni axioma que diga que su pérdida ha de ser llevada por todas partes como una carga en una bolsa o equipaje, y por donde vayan la deberán acarrear de un lugar a otro, y los va a desgarrar. No hay regla que diga eso, y si alguien alguna vez se lo dijo, vayan por otro camino. Porque lo opuesto es lo verdadero: tienen las herramientas para recuperarse.

La pérdida es la pérdida, y siempre estará allí como hecho, como historia, como realidad, en el tiempo; lo que pueden controlar es su reacción a ella. El entorno está especializado en quitar el equipaje y los sentimientos que trae la pérdida, para que puedan erguirse y recordar el suceso sin colapsar ni ser destrozado otra vez. Cambia su actitud, cambia su perspectiva general, ¡sale el sol! Incluso si se trató de un hijo.

Su entorno fue construido para eso. ¿Cómo llego a eso, Kryon? Me interesa, dame un twit, me interesa”. Entonces les contaré, hagámoslo juntos. Verán, su consciencia y su deseo – lo que ustedes afirman – es energía. No es simple ilusión optimista, no se va al éter y desaparece o se evapora. ¡Oh, no! Va a un lugar donde se actúa sobre ella, queridos. ¿Cuántos de ustedes son lo bastante valientes en este momento para decir conmigo “Quiero alivio para mi pérdida. Reclamo este entorno de amor, del espíritu, de las almas a mi alrededor, de todo lo que no comprendo, para que entren y empiecen a limpiar eso de modo que llegue un día en que pueda recordar estas cosas solo con amor y no con tristeza. Que yo despierte en la mañana y ya no recuerde más eso”.?  “¡Reclamo que el equipaje se ha ido!” ¿Cuántos de ustedes se dan cuenta de la energía de esas frases ante el entorno? Ese entorno lleva el nombre de ustedes. Ese entorno es para ustedes, no es para nadie más. Los otros tienen el suyo; ustedes tienen uno específico, servicial, y preparado. ¿Cuántos de ustedes nunca le hablan?

Desde el comienzo les hemos dicho que hablen a su estructura celular; ahora les decimos que hay más que ella escuchándolos. Ustedes pueden dirigirse a ellos, pueden proclamar, pueden afirmar. Pueden decir: “Quiero ayuda. ¡Terminé con esto! No voy a ser esa persona que camina por ahí, victimizada por las leyes. Y voy a vivir más tiempo debido a eso. Tomen mi mano y háganlo”.

“¿Puede ser así de simple, Kryon?” No es simple; van a tener que tener toda clase de valentía para hacer esas afirmaciones, porque a veces, solo a veces, los define tanto, que no sabrán cómo actuar – a menos que estén deprimidos.

Hay mucha preocupación por la salud, y les diré que su sociedad no les ayuda, porque a cada paso les dice que no están sanos, pero que tiene la respuesta. De modo que parece que es parte de vivir en una sociedad en que los pueden medicar por cosas de las que ni siquiera oyeron hablar, y que andan mal en ustedes, y ni siquiera sabían. Y luego están las cosas que ustedes sí saben. Los dolores y molestias que se volvieron algo más grande – le hablo a alguien aquí – y ustedes empiezan a preocuparse por toda clase de cosas; cuánto tiempo perdurarán estas cosas en ustedes, si seguirán y si empeorarán, y cuánto tiempo tienen. Incluso los que son jóvenes y sanos suelen ser persuadidos de esas preocupacionesEs casi como si la sociedad dijera: “Bueno, ya sabes, no vas a vivir para siempre, de modo que mejor empiezas a preocuparte ahora“. (se ríe). Y eso se vuelve una manera de vivir, ¿no? Se despiertan en la mañana, sienten algo, y empiezan a preocuparse. No todos ustedes, queridos, pero muchos de ustedes sí. Reyes de la preocupación. Tiene que ver con su salud. Existe un entorno que está listo para llevarlos a una vibración más alta, en la que esas cosas no continuarán; algunas desaparecerán, algunas están realmente allí con ustedes, algunas anomalías, algunas enfermedades, algunos dolores, están realmente con ustedes porque ustedes los esperaban. Y llegan justo en hora. Algunos están allí porque ustedes se preocuparon en voz alta, ¡y eso es una afirmación! Es casi como si hubieran hecho su pedido en el restaurante, ¡y aquí viene! Y duele en el lugar correcto. ¿Sabían eso?

Algunos de ustedes han creado las mismas cosas por las que se preocupan. ¿Qué tal cambiar todo eso? Es un nuevo paradigma: “Querido entorno, toma mi mano. Lo primero que quiero es claridad sobre mi magnificencia. Y luego quiero empezar a sentirme mejor y saben que ni siquiera estoy envejeciendo tan rápido, porque yo creo en mi magnificencia”. Queridos, si hacen eso y lo dicen en serio, y reclaman ese entorno y la ayuda que ofrece y las herramientas, realmente empezarán a sentirlo. ¿Qué pasa cuando empiezan a hacer ejercicio y se sienten mejor? Dicen “No me importa el dolor después del ejercicio; lo voy a hacer ¡porque funciona!”. Bueno, esto también lo hace. Ejercitar ese músculo espiritual de luz, libre albedrío, y saber que el entorno está allí. Algunas enfermedades que ustedes llevan consigo desaparecerán, porque su intención de preocuparse por ellas ya no está allí. ¿Sabían eso? La enfermedad está viva, y ustedes también; ¡hay consciencia en ambos! En tanto ustedes la invitaron a entrar, a su manera – porque la preocupación es energía – oh, la enfermedad lo pasará bien. Pero cuando empiezan a rechazarla con la luz y el amor del sentido común, se irá. Y el entorno está allí con la mano extendida, diciendo “Haz una prueba, haz un intento, y hazlo en serio”.

Les he dado dos; les daré uno más. La sociedad parece poseída por la preocupación por el futuro. Y toman el periódico, o encienden el noticiero, y les dicen qué está pasando, y ustedes pueden imaginar qué pasará mañana. De modo que hay una industria que colaborará con su preocupación por el futuro. Y ustedes despiertan y dicen “Estoy preocupado no solo por mí, sino por mis hijos, y los hijos de mis hijos, adónde nos dirigimos, qué haremos”.  Y no pasará mucho tiempo – según va el tiempo – antes de darse cuenta de que se pasaron toda la vida preocupándose por el mañana. Y llegará un día en que dejarán de respirar, y mirando hacia atrás dirán, “¡Vaya! Me preocupé por el mañana, cada día de mi vida“. No tiene sentido, ¿no? ¿Qué tal si en cambio dijeran, “Estas cosas las puedo controlar; controlo mi vida, controlo mis enfermedades. Tengo luz, y tengo un entorno que me mostrará por dónde caminar. Creo en cosas invisibles, llamadas fe, tengo una alianza con Gaia, tengo ayuda desde más allá. Y todas estas cosas son como un GPS para mí, y no necesito preocuparme por el mañana. Enfrentaré al mañana, cuando llegue, con la misma fe con que enfrento el hoy. Enfrentaré al mañana, cuando llegue, con el mismo amor y la misma compasión con que enfrento el hoy. Nada está realmente completo si yo no lo completo con mi amor. De modo que en mi vida no hay absolutos, porque yo controlo el cambio de cada día”.  ¿Es eso posible? ¿Puede ser eso en ustedes? ¿Pueden dejar de preocuparse en general? Y si ese es el caso, y si entienden que hay un entorno, ¿cuánto amor pueden recibir? Existe un entorno que puede tomar su mano y conducirlos a un lugar donde un día se dan cuenta: “Estoy durmiendo mejor, no preocupándome; tengo una reunión próxima, sé que habrá una confrontación, una situación. Bueno, cuando llegue el momento la enfrentaré con el mismo amor con que la veo ahora. Se resolverá por sí misma de una manera compasiva y hermosa. Porque ese es quien yo soy”.

Ese es quien ustedes son, todos los que están escuchando esto, esa es la magnificencia del humano. No lo que les dijeron; no el hábito que asumieron, sino la verdad central que es grandiosa más allá de lo grandioso.

¡Tengo más! En la segunda parte (se ríe). Y la razón para que haga esto no es exponer, sino hacer un ejercicio con ustedes, diciendo “Toma mi mano, entorno; toma mi equipaje, toma mi salud, toma mis preocupaciones, y vayamos por la vida de modo diferente”.

Eso es suficiente por ahora.

Y así es.

Kryon.

 

Hobart, Tasmania, Australia, 26 de noviembre de 2018

Parte 2

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Esta es la segunda parte en Tasmania, y es la parte dos de un mensaje que tiene que ver con lo que tú llevas contigo, querido ser humano. Lo que llevas y te hace sentir solo, lo que llevas y sientes que no hay ni un alma que sepa lo que tú sabes. Y eso está equivocado. Está equivocado en cuanto a que el amor de Dios que te ha puesto aquí, el sistema que está aquí, sabe quién eres, por lo que has atravesado, lo que te preocupa.

El libre albedrío es libre albedrío, y eso significa que eres libre para preocuparte, libre para temer, y aun cuando puede haber poco de qué preocuparse o poco por qué temer, si lo haces es tu libre elección. Y querido, esa es la definición que tú haces al definirte a ti mismo; esto es, cuánto temes, cuánto te preocupas, cómo interviene eso en quién crees que eres.

Quiero hablar de algo muy, muy profundo. Quiero hablar de qué es lo que los define, y esto no es solo para los presentes aquí; es para los que escuchan. Si tuvieran que hacer la pregunta: “¿Quién soy?” Aparte de su nombre y su sociedad, y su cultura y su idioma, y el lugar donde viven, empiezan con “yo soy un homo sapiens”, y luego tal vez “soy un hijo de Dios”. Pero si echan una mirada a cómo actúan o cómo se sienten, o qué hay dentro de su corazón, a veces eso no… condice con todas esas definiciones. Hay dos razones para ello, y una de ellas viene con ustedes, podemos hablar de ella y descartarla juntos con ese entorno del que hemos hablado. Y la otra tiene que ver con lo que les dicen.

Entonces, repasamos: a su alrededor hay una gran cantidad de amor; a su alrededor hay realmente inteligencia, si quieren llamarla así, que conoce su nombre, sabe lo que les está pasando y les pertenece. Para ustedes tal vez es difícil de creer. “¿Qué es un entorno, Kryon? Danos otra palabra”. Aquí les doy algo que todos pueden entender: una bandada de ángeles (se ríe) a su alrededor, que conocen su nombre. Seres espirituales que están en otra dimensión, si quieren decirlo así, que siempre han estado a su alrededor para ayudarles. Y la idea es esta: que cuando ustedes empiecen a desarrollar una consciencia más elevada empiecen a evolucionar con ideas que vienen directamente de su akash, porque son almas antiguas y hay ayuda para empujarlos hacia la luz. Para que no tengan que luchar para encontrarla. Y la razón es que esto se debe al Cambio. Este Cambio que están atravesando ha empezado a moderar la oscuridad en este planeta. ¿Han notado? No es solo que hay más luz; es que hay menos oscuridad, y eso significa metafóricamente que no tendrán que chapotear en el barro llamado humanidad como han hecho durante eones. Que el viento sopla a sus espaldas; que si intentan algo que tenga un pensamiento noble, va a tener respuesta. Las personas no les van a dar la espalda tan fácilmente como lo han hecho en el pasado. Tal vez algunos de ustedes hayan notado esto. Otros piensan que tal vez eres un poco menos extraño que antes, porque algunas de las cosas que dices están realmente sucediendo. Entonces, lo que quiero decirles es que, más allá de lo que podrían creer, ustedes disponen de ayuda. Ahora bien, eso es el repaso.

Cuando llegas a este planeta, alma antigua, alma antigua, no llegas limpio. Lo que quiero decir con eso es que llegas con una historia. Ahora bien; no es tu humanismo, está en tu ADN y es ingresado a tu vida. Y la idea de esto, el sistema de esto, es que eventualmente cuando tengas una consciencia más elevada, estarás llevando la sabiduría que aprendiste. Y cuando regreses otra vez a la vida, como otro humano con otra expresión, estarás llevando lo que obtuviste y aprendiste esta vez.

Ahora bien, no siempre ha sido así, y la prueba de esto es que la humanidad sigue guerreando. Y eso es lo que está cambiando. Empiezas a llegar con mucho más de lo que obtuviste y aprendiste por haber sido humano tantas veces y haber aprendido tanto, y se te empieza a ocurrir que esos niños que nacen empiezan a tenerlo intuitivamente, instintivamente. Y eso está cambiando a la humanidad.

Pero queridos, tengo dos cosas para decirles. Número 1: que con toda esta energía llamada akash, con ustedes viene la recordación de las cosas que hicieron y atravesaron, y que no se corresponden con su magnificencia. Todos ustedes, queridos, han estado en alguna guerra; todos. Y eso significa que todos han matado a otros; todos. Almas antiguas: todos ustedes, cada uno, ha estado en ambos géneros. Mujeres: ustedes fueron guerreros; hombres: ustedes han dado a luz. Y con eso, han experimentado cosas que ni siquiera comentarían, y han visto cosas. Esa tristeza de que hemos hablado ha estado en su akash, y algo de ella ha sido traída. Aun de niños, sin saber por qué, actúan de la misma manera que tal vez lo hacían en la vida anterior. Hay un traspaso. Ese traspaso es resultado de este despertar. Y tiene que haber algo que lo gobierne, lo que significa que todo eso viene sin ningún filtro, hay cosas que sienten y no comprenden. Les gustaría. Pero les contaré qué es.  Todavía no hay elegancia en el filtro, y todo cae como lluvia. Y a medida que despiertan, hay cosas de las que se dan cuenta, y se preguntan por qué estas cosas los molestan, no quieren ir allí, o por qué están tan cansados, no quieren ir allá, no quieren hablar de esto. Y todo eso viene del pasado, un pasado que ni siquiera reconocen realmente. Pero está allí; está en su ADN.

Y entonces, como en el otro mensaje, les digo que hay un entorno que comprende eso, y que está aquí para el Cambio y para ustedes, y que dice: “En algún momento del tiempo, ¿por qué no descartas eso simplemente, lo corriges, e instalas el filtro? Para que las cosas que ahora te molestan, no lo hagan. Y las que fueron magníficas y sabias lo atraviesen directamente, y puedas usarlas”. Ahora bien: ese es un filtro que necesitan ahora, y que antes no tenían porque no tenían esta consciencia.

Si eres uno de los que está escuchando ahora y diciendo “Eso es interesante, es lo que me pasa a mí; llevo conmigo cosas que duelen y nunca sucedieron. Tengo miedo de cosas que nunca sucedieron, y no sé por qué”. Este entorno que los ama, este grupo de ángeles que está aquí, que solo está a su nombre y con la mano extendida diciendo “¿Qué tal si nos juntamos y tenemos un cambio de consciencia que te dé el filtro?” Ese filtro será capaz de entresacar las cosas negativas y resaltar las positivas en el akash que recién empiezas a aprender a usar. De modo que puedes hacerlo ahora mismo, si quieres. Y si eres lo bastante valiente, – y digo valiente porque esto está fuera de la caja de lo que tú harías – valiente porque te preguntas cómo sería sin la caja en que te has convertido, y tal vez incluso te define.

De modo que te desafío: “Querido Espíritu, querido entorno, querido grupo de ángeles, quiero ese filtro. ¡Lo quiero cuando duermo, para que estas cosas no aparezcan y me molesten! Lo quiero cuando estoy vivo, aquí, ahora mismo, no más tarde. Para que cuando camine por la calle, no me molesten cosas que nunca me sucedieron en esta vida. Quiero que se resalten las cosas que en el pasado funcionaron, quiero que me ocurran ahora, quiero las buenas ideas que aprendí y las experiencias que tuve una vida tras otra, que pasen por el filtro y sean parte de la alegría de la vida. Y las cosas que me pasaron en el pasado, en otras vidas de aprendizaje, que lastimarían hoy mi corazón, que se vayan para siempre. No son apropiadas para mi magnificencia“.  ¿Pueden hacer eso? Bueno, algunos de ustedes lo acaban de hacer junto conmigo.

En cualquier momento que lo deseen, pueden convocar a este entorno; ese es el sistema. Cuando vine por primera vez al planeta, una de las primeras cosas que le dije a mi socio, y él lo escribió y se convirtió en un slogan, si quieren llamarlo así, una frase que se asoció con Kryon y dice: “Nunca estás solo” y te hemos dicho repetidas veces, un año tras otro, que hay algo más. Algo que no necesariamente van a creer cuando se lo decimos, que no pueden listar, que no pueden darle nombres, pero existe alrededor de ustedes una energía de amor. La luz está allí, para que la pidan, para que la tomen, y todo lo que necesitan hacer para ello es mirarla y decir: “Querido Espíritu, es hora para el filtro”. Eso es el libre albedrío.¿Comprenden que la energía de la consciencia, al pedirlo, cambia todo? ¿Se dan cuenta de que no es realmente una solicitud? Están haciendo un pedido. ¿Han comprendido que esto va a suceder porque ustedes dicen estas cosas? Esto no es una ilusión optimista lanzada al aire. Aquellos que lo reconozcan y lo crean, lo verán suceder. Van a dormir mejor, queridos. Lo van a oír en seguida, queridos, y digo oír porque eso es parte de lo que llamamos la música. Esa música es metafórica; esa música de paz, esa música de un alma magnífica.

Hablaré del último. Ahora bien, no es el último tema, pero es el último que voy a abordar en esta segunda parte: ¿Quién eres? Y según a quién se pregunte, qué individuo, contará una historia de terror. Dirá, “Bueno, esto es lo que me dijeron que soy. Nacido en este planeta, desdichadamente sucio, espiritualmente, de un Dios que ni siquiera quiere hablar conmigo, ni siquiera merezco mirar su rostro, por algo que sucedió y no estoy seguro de qué habrá sido, pero debo hacer cosas para ganar el favor de este Creador que es tan esquivo. Dondequiera que vaya los que están conmigo me recuerdan que no soy digno, no soy digno de mirar el rostro de Dios, de la Fuente Creadora. Y aun si hubiera amor allí, no es para mí, es para otros porque son mejores que yo. En algún tiempo existió algo llamado pecado original, alguna cosa horrible que disgusta a Dios a tal punto que me postro en el polvo”. Queridos, hay millones y millones de seres humanos que te darán esa información; eso es quiénes son ellos.

Y por supuesto, los humanos tienen un plan para corregir eso; ese plan es la redención que se logra por el sistema que ellos han creado, que por lo menos te conducirá a un lugar donde te sientas mejor. Voy a decir esto otra vez, queridos: Todo eso es una historia humana colocada sobre Dios por los humanos. ¿Tiene algún sentido – lo repito – tiene algún sentido que el amor de Dios les haya dado libre albedrío y luego los juzgue por sus elecciones? No es lógico espiritualmente, no tiene ningún sentido. No es solo que no tiene sentido, sino que lo más grandioso de lo grandioso en un Dios multidimensional, lleno de un amor que no pueden ni siquiera imaginar, tenga atributos humanos. Una guerra en los cielos, un ángel caído, que los torturará si dicen o hacen algo equivocado. Y yo les digo que esa es la consciencia de la humanidad colocada sobre el rostro de Dios.

Ustedes debieran oír esto una y otra vez: Ustedes-son-magníficos; nacieron magníficos, y trajeron consigo un entorno de ángeles que provienen del mismo lugar que ustedes, con la mano extendida, diciendo: “¿No te gustaría descartar eso, liberarte de la falta de autoestima que tienes y has tenido toda tu vida? Que te dieron los que amas y en quienes confías, y que sienten lo mismo, porque se lo dieron los que ellos amaban y en quienes confiaban. ¿Podrías decirte a ti mismo “Tal vez, solo tal vez, es mucho más grande que aquello. Tal vez, solo tal vez, estaba equivocado”.?  Y eso no los disminuye a ellos, no disminuye a Dios; solo les dice que en un tiempo de consciencia más baja estas cosas se adhieren porque no pueden pensar más allá de ellas con amor.  Y ahora sí pueden.

Podrían decir: “Querido entorno, levántame de toda esa falta de autoestima y muéstrame la luz. No soy una víctima de este planeta, no nací víctima del planeta, nací magnífico, y ahora lo sé. Levántame y toma mi mano y sostén mi mano, para que yo no caiga en el hábito de pensar que soy menos que luz”. ¡Esto no es blasfemia; esto significa que estás asociándote con Dios! Este fue el designio. Libre albedrío, para descubrir el Yo Superior de ti, y ser él. Libre albedrío, para descubrir la luz que está en tu interior, reconocerla como la Fuente Creadora, y avanzar en este planeta.

Quienes los sembraron hicieron eso. Otros planetas lo hicieron antes que ellos. Ahora ustedes ya saben que la consciencia es energía. ¿Qué sigue? Eso significa que pueden trabajar con la energía, controlar la energía. La consciencia más elevada es algo que empezarán a comprender como energía palpable que podrán ver, y sentir, y trabajar con ella en su magnificencia.

Salgan de este lugar diferentes de como vinieron, pero más aún, piensen en estas cosas. ¿Están demasiado elevadas, o resuenan con la verdad? Este es el mensaje para este día, y dicho sea de paso, ha sido el mensaje durante 30 años. Pero ahora, de pronto, por alguna razón, se está escuchando y miles de almas antiguas empiezan a tomar nota de lo que los rodea, que es el amor de Dios.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad, y por buenas razones.

Y así es.

Kryon

 

Hobart, Tasmania, Australia,  26 de noviembre de 2018

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre El Sistema – Parte 1 y Parte 2