Canalización Encontrar Alegría en Medio del Caos – Partes 3 y 4

Encontrar Alegría en Medio del Caos – Partes 3 y 4
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Adironnda, Kryon canalizado por Lee Carroll, Marilyn Harper

Parte 3

Adironnda:

¡Ahh! De modo que es buen día para ustedes, ¿ah? Qué bueno poder ver su luz, su amor, su brillo, su divina presencia, en este maravilloso día. Saben, queridísimos seres de luz, cada vez que planean algo, cada vez que piensan algo, cada vez que dicen “Bien, esto es lo que voy a hacer”, el universo dice: “Eh, no, no, eso puede no ser lo que vas a hacer”, y ustedes se dan vuelta y van en dirección contraria. Ahora ustedes van a ser un jugador de básquetbol; van a conservar todas las pelotas saltando en el aire, y van a poder fijar la pelota en cualquier dirección con un momento de anticipación. Sí, sabemos que así es como se sienten. Quieren ir aquí, quieren ir allá, a todas partes. Por eso es que lo llaman pivote. Un pie estacionario, anclándolos donde están, un pie acá y saben dónde están, y el otro salta alrededor y los mueve en cualquier dirección. Lo ven, esa es la manera del futuro, ahora. Ese es el lugar de poder, conservar todas esas energías haciendo malabares, y entonces a qué cesto voy a mirar, a qué lugar voy a tirar esta pelota, y luego tienen que tirarla en una dirección totalmente diferente. De modo que bien podrían ir acostumbrándose, incluso podrían practicar pivotear, ya sea en su living room o su dormitorio, o tal vez afuera en la entrada de garaje, practicar pivotear en cualquier dirección, y conseguir una pelota de básquet y tirarla, y ver si pueden conseguir algún cesto en algún lugar.

Los que conocen a nuestro vehículo Marilyn saben que no es gran cosa como jugadora de básquet, lo jugó unas pocas veces cuando estaba en el colegio, y eso fue todo, ¡Já! Hasta que se fisuró una rodilla. Pero ya ven, se trata de poder moverse en cualquier dirección; con poco tiempo de aviso. Se trata de poder ver, sentir, percibir, oír y saber intuitivamente qué vendrá en el mismo minuto que sigue. Y luego ser capaz de adaptarse.

Saben, en los viejos tiempos, antes de 2012, la metáfora era que tendrían faros, y que podrían ver adelante tan lejos como sus faros alumbraran, de modo que tal vez podrían ver 200 pies delante de su coche, o en esa metáfora, la intuición les permitiría ver tal vez un día, o dos, o una semana o dos por delante de ustedes, para acomodarse a eso.

Y luego, después de 2012, la metáfora de la linterna; podrían ver tan lejos como la linterna podría brillar, lo que sería unos 6 u 8 pies, y luego se mueven a ese yo donde serían capaces de moverse tan lejos como su yo lo haga, tal vez 3 pies o 2 pies. Y ahora parece como si se hubiera apagado la luz (se ríe). Eso es así; es como estar aquí sentados en la oscuridad, esperando que la luz aparezca, y se olvidan de que ustedes son la luz, de modo que iluminan con su propia luz interior. Y a medida que iluminan su propia luz interior, así es como acomodan la frecuencia que se mueve más allá de su propio sistema de creencias, así como dice la Dra. Amber: moverse más allá de su propia creencia, moverse más allá de sus propios programas. En esta dimensión, en esta Tierra, en este planeta, la mayoría de las personas fueron educadas para creer que algo estaba mal en ellas al nacer – y eso no es verdad. Hemos estado diciéndoles eso por 21 años; Kryon ha estado diciéndoselo por 31 años.

Y luego las semillas estelares aparecen; los seres de luz que nacen, desde las estrellas, y esta es su primera encarnación desde entonces. ¡Uh! Ellos no creen que haya nada malo en ellos al nacer; ellos no necesitan superar ese sentimiento de no ser suficientes; ellos no necesitan acomodar esa energía; ellos nacen desde las estrellas. Ahora bien, sí, la mayoría de ustedes son galácticos, por eso nosotros estamos facilitando una clase dentro de algunas semanas sobre su akash galáctico, para ver dónde está su akash, dónde está su conocimiento galáctico, y para que lo utilicen ahora. Lo ven, en esa capacidad, hay razas raíces de galácticos, 12 de hecho, en esta galaxia y se extienden más allá de esta galaxia y se conectan con los seres en este planeta. Es por eso que los galácticos los están vigilando a ustedes tanto, para ver qué es lo que está haciendo esa pequeña gente en ese planeta azul. Ellos han entrado antes y pedido su ayuda. ¿Cómo los están ayudando ustedes? Lo ven, muchos de ustedes quieren ver a los galácticos con sus ojos abiertos, y sin embargo saben que todavía no es seguro para ellos estar aquí como ellos son, entonces envían a sus mensajeros, las semillas estelares. Entonces envían seres de luz que llevan la frecuencia de su propia galaxia, así como la frecuencia de esta galaxia. Ahora bien, eso puede ser un poco loco para algunos de ustedes allí afuera. Acostúmbrense a ello. Porque lo ven, este planeta se ha movido a un nuevo reino, se ha movido a un reino de ser capaz de lograr casi cualquier cosa por medio de la intención. Muchos de los nuevos sanadores, y médicos, y videntes, incluso canalizadores, están poniendo la intención, y esa intención está llegando. Es por eso que el vehículo Marilyn y la Joy hablan tanto de la intención; porque está pasando justo ahora, y es por eso que ellas avisan: “Piensen en lo que dicen, sientan lo que dicen, si no es positivo cambien su pulsera. Lo ven, tomen conciencia de esa intención. Porque se responde más a esa intención, en lo que es su familia, sus amigos, su vecindario, su ciudad, su estado, su país, su continente, y su planeta. Y su galaxia”.

Sabemos que parece un poco exagerado mirar a este planeta y dicen: “¿Cómo pueden estar a tres galaxias de distancia y cuando giras a la izquierda tienes otra galaxia? ¿cómo pueden esas energías ser afectadas por uno?” Simplemente por nosotros. Y sin embargo es así. Como cuando miran películas, y ven esos espías que recorren la cuadra y escuchan todas las conversaciones en las casas, ¿ah? Parece que eso es lo que está pasando allí afuera. Están escuchando. Se están conectando. Están averiguando cómo se expresa y se experimenta esa emoción llamada amor; cómo ayudar a su propia especie a evolucionar con esa guía del amor. Porque ellos tienen muchos dones intuitivos, ustedes han recibido eso. Ellos son hábiles tecnológicamente, ustedes han recibido esos dones. Ellos son muy hábiles de muchas maneras, pero parece que falta ese componente de amor y compasión allá afuera. Y ustedes tienen ese componente. Sí; esa energía de amor y compasión es igual a alegría. Esa energía de amor y compasión es igual a evolución. Esa energía de amor y compasión es igual a iluminación. Entonces, no importa qué suceda, no importa qué les tira el universo, ustedes pueden mantener esas pelotas en el aire y pivotear en cualquier dirección. Y ustedes dicen ¡Oh, eso fue un gran comentario (N.T. feedback)! Un gran comentario.

Bueno escuchen a una maestra, al vehículo Marilyn, escuchen a una maestra: el éxito significa que ustedes ya han experimentado muchos fracasos. Nosotros no estamos de acuerdo con eso. Creemos que ustedes pueden ciertamente tener éxito por medio de observar sus propios comentarios (N.T. feedback en el sentido de retroalimentación de información). Atención a esa palabra: feedback, retroalimentación, es la clave. Entonces con cada pivote, ¿ah?, ustedes dicen “Oh, ¿qué aprendí allí?” Y luego pivotean en otra dirección “Oh, ¿qué aprendí allí?” Y luego pivotean en otra dirección y después tiran la pelota al cesto. Y a veces es un impostor; o no. (N.T. ringer en deportes es un impostor, pero podría referirse a la pelota que pega en el anillo/ring) ¿Tienen eso en básquetbol? Nosotros no sabemos (se ríe). Si no lo es, ustedes dicen: “Oh, esto es retroalimentación; tengo que arrojarla de manera diferente” ¿Ven lo que decimos?

Recuerden; no hay tal cosa como el fracaso. Simplemente pivotean, miran la energía, ven qué pueden aprender, y ¡já! “Bien, eso fue una gran retroalimentación. Vamos a ver qué puedo hacer ahora”.

Una vez les contamos una historia sobre un amigo nuestro que estaba hablando con empresas de préstamos para que se iniciara su negocio nuevamente, y tuvo que hablar con 85 bancos antes de conseguir un préstamo. El vehículo Marilyn escuchó una historia sobre Walt Disney. ¿Ustedes conocen a Walt Disney? ¡Creemos que sí conocen a Walt Disney! Cuando él inició su negocio, acudió a 300 bancos, antes de que uno dijera: “Bueno, ese ratoncito podría tener algo que la gente necesita en este momento”.

Entonces, ¿qué estás dispuesto a hacer tú para pivotear desde donde estás ahora hacia donde eliges estar? Para que cada tiro sea al anillo, al aro. Y si no lo es, sigues adelante. Esa es la clave. Ya sabes lo que dicen, cuando te caes de la bicicleta, levántate y monta otra vez. ¡Y es verdad!

Ahhh, queridísimos seres de luz, nosotros somos su porrista. Los vemos a ustedes y a su potencialidad pura. Los galácticos también los ven, y ven su potencialidad, y por eso están prestando atención. Y eso es buena cosa, porque cada uno tiene cosas que puede enseñar al otro. Ustedes les pueden enseñar a ellos, y ellos a ustedes. Entra a través de esas semillas estelares, ¿ah? Respiren.

Ustedes son quienes están designados para ser. Ustedes son su propio destino. No hay nadie más en este planeta como tú. No hay nadie más en todas las galaxias como tú. Entonces esa singularidad que tú eres es tu propia creación. Tienes el poder, tienes la presencia, y estás en proceso de entender el propósito.

Por eso los amamos a ellos como te amamos a ti, profundamente, entera y completamente tal como eres. Y te saludamos Namasté.

Namasté.

Kryon:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Este va a ser el mensaje número 3 de los cuatro referidos a la alegría. Y a esta serie la hemos titulado “Encontrar Alegría en Medio del Caos”. Y en la canalización número 1 hemos identificado las propiedades sanadoras de la alegría, propiedades realmente sanadoras, que cambian la química del ser humano. Hablamos de estos tiempos de ahora, con Covid; hablamos de la preocupación y la ansiedad, que tal vez causan más enfermedad que el mismo virus. Porque la incertidumbre de los tiempos de hoy no difiere de los de ayer.

En la segunda canalización discutimos maneras de encontrar alegría personal, algunos de los atributos que mencionamos para que ustedes encuentren paz en una época en que no parece haber mucha. Todavía es muy importante, queridos, que disfruten de estos atributos, así como que los vean como académicos, porque la alegría es así; no es simplemente una emoción, puede ser un estado mental. ¿Qué tal si fuera una regla de la Física? De cierto modo tal vez lo es, de cierto modo. Les dimos anteriormente algunos de los elementos. Pocas semanas atrás hablamos de eso de muchas maneras y muchas veces. Este tercer mensaje habla acerca de ustedes con los demás. Hemos hablado muchas veces sobre la belleza de para qué está aquí el alma antigua. Y digo la belleza porque los hará sonreír al pensar que tal vez el trabajo – si quieren llamarlo así – es difundir paz, alegría, facilitar la energía a su alrededor y en su familia y disfrutando de cómo sería la maestría.

Entonces este mensaje en particular es sobre un par de atributos que ustedes podrían usar alrededor de otras personas, o tal vez advertencias que conocen, pero que son difíciles. Nuevamente tiene que ver con la alegría, con la risa, con la paz mental. De modo que asumiremos que han escuchado tal vez las canalizaciones 1 y 2 y entonces están listos para la 3. Si no saben dónde están las 1 y 2, son fáciles de encontrar, mi socio lo dice muchas veces, están en un solo lugar, en lo que ustedes llamarían su sitio web.

Hablemos del número 1. La negatividad es un hábito. Ahora bien, esto lo enseñan muchos. La maestra Marilyn, por Adironnda, enseña esto. Ella incluso tiene métodos para recordarnos cuando estamos en ese hábito. Y esto es lo que quiero decir: ustedes están acostumbrados, culturalmente, a usar ciertas frases, ciertas maneras de hacer las cosas, ciertas actitudes; culturalmente quieren integrarse. Y entonces muy a menudo, por hábito, son negativos y ni siquiera lo saben.

Si van a ayudar a otros a su alrededor, no se producirá si ustedes son negativos. Y van a decir: “Bueno, ¡pero yo no soy negativo! Soy una persona positiva”. Y yo digo: tal vez eres una persona positiva, con malos hábitos. Y me dirás: “¿Qué quieres decir con eso?” No es una cosa negativa de la que tienes consciencia, sino más bien lo que sale de tu boca automáticamente. Algo pasa en tu vida, o se da una situación, o ves algo, y dices inmediatamente: “Yo sabía que eso iba a suceder”. ¿Qué es lo que acaba de ocurrir? Detén todo; lo que ha ocurrido es que le has dicho a tu cuerpo, a tus células, al universo, a quien sea que esté escuchando, a todos los guías, a tu alma, que esperabas la negatividad. Eso es un hábito. Ahora bien, ya sea que lo hayas hecho o no, es un hábito. Y los que te rodean lo oyen. Si hay otros humanos, o familiares, o niños, por ejemplo, que estudian la personalidad de sus padres, dejaste que eso que podría ser negativo se te escapara, y no era tu intención. De modo que el primer atributo es que te escuches a ti mismo al hablar. Escucha lo que dices durante ciertas situaciones, y toma conciencia de que mucho de eso es cultural.

Porque la cultura en que ustedes viven, queridos, es negativa; por si no lo sabían aún. Observen sus medios masivos y vean lo que hacen para hacer que ustedes los miren. ¿Es positivo, y edificante, y divertido? La respuesta es no. Cuanto más horror muestran, más gente los mira. Están en una cultura negativa y tienen los hábitos de su cultura. Eso es el número 1.

El número 2 es un ítem práctico. Eso significa que implica trabajar (se ríe). Cuando estás cerca de otros, los amigos, la familia, tus asociados, lo que sea, intenta todo lo que puedas negar la negatividad sin confrontar. Ahora bien, esto es fundamental. No hagas sentir a nadie que está equivocado con lo que tú dices. En cambio, muestra la diferencia, atestiguando cómo eres, por ejemplo. Este es el difícil. Dices: “Hoy es un gran día”. Y tu socio, o tu pareja, o tu familia, dicen: “No para mí; no lo es”. Y tú dices: “Bueno, tal vez eso cambie”, y la respuesta será: “No, hoy no lo hará”. Lo que empiezas a ver es la negatividad, y no puedes creerlo cuando te das cuenta de cuánta hay en los que te rodean, que parece que no quieren decir nada positivo acerca de nadie, incluso de sí mismos. Y dices: “Bueno, te ves bien hoy”, y te contestan: “Bueno, eso es ahora. Tendrías que haberme visto ayer”. En otras palabras, no hay manera de acordar; parece que no puedes llegar ni siquiera a lo que ustedes llaman primera base (N.T. béisbol) (se ríe) con nada que puedas decir. Y sin embargo te digo: estás haciendo una diferencia.

Los que observan este proceso lo verán. Serás conocido como una persona positiva. Lo que sale de tu boca, lo que dices sin ninguna confrontación, sin decir: “¿Por qué siempre estás negativo?” ¡Nunca hagas eso! En cambio, lo que tratas de hacer es dar vuelta las cosas hacia el lugar más positivo, incluso con aquellos que no parecen apreciarlo ni quererlo. Y te diré por qué: porque entre las dos consciencias, la que es más atractiva, la que tiene más sentido, la que la gente quiere ver, eres tú.

¿Cómo te sientes de estar cerca de alguien que siempre es negativo? La respuesta es que no resulta divertido; no es excitante. Es trabajo. De modo que lentamente empiezas a ver que, si no puedes cambiarlo, al menos puedes poner lo positivo frente a esa persona, y que elija. Otros alrededor, puede que vean lo que pasa, y realmente cambiar lo que dicen o cómo piensan. Bueno, aquí, tiene razón, esta es una época buena. Tal vez consoliden sus pensamientos sobre cosas positivas, para hacer algunos cambios, porque “no podemos salir, no podemos… ¿Qué otra cosa podemos hacer, que sea divertido, feliz, excitante? Hagámoslo juntos”. Eso sucede. Y podría no haber sucedido si tú no hubieras sido positivo frente a tus amigos. Nunca confrontes, sino que muéstrales en cambio lo que es bueno.

Número 3: lo más difícil. No me has oído decir esto muy seguido. Hay seres humanos que literalmente están dedicados a ser negativos. Eso es todo lo que fueron, o vieron, durante sus vidas, y su personalidad es negativa. Te das cuenta. Te das cuenta, porque tu felicidad los irrita. Tu felicidad los irrita. Tus pensamientos positivos, tus deseos de dar vuelta las cosas, no son nada que ellos estén considerando. Te están mirando y dicen: “Vete, chico, me molestas”.  Están dedicados a su negatividad y no van a cambiar. Hay algunos, y tú sabes que tengo razón. ¿Qué hacer con ellos? La respuesta es: no estés con ellos. Y tú dirás: “Bueno, eso es duro, son mi familia”. Estoy hablando en este momento a un grupo de gente, almas antiguas, y saben exactamente de qué hablo, porque a veces ustedes se alejaron de su familia. Yo sé quién está escuchando. La cosa más difícil que puedes hacer es volver para una fiesta, y ver toda la negatividad volar alrededor de la mesa. Y ellos ni siquiera se dan cuenta. Tú los irritas con lo que tengas para decir acerca de las esperanzas para el planeta; los irritas cuando te ríes mucho. Por si todavía no te has dado cuenta, a veces no puedes “reparar” a las personas, y la única respuesta es alejarte, y encontrar a quienes piensan como tú, que creen que hay esperanzas para el planeta, para sí mismos, para su salud, para la vida.

El último ya lo dijimos antes: la alegría puede ser contagiosa. De modo que no estás luchando cuesta arriba con la familia y los amigos necesariamente. Si están abiertos a un cambio, y puedes darte cuenta, o están tratando de entender quién eres, ellos se motivarán desde el otro lado de la sala para estar con alguien que sea positivo, que sonríe mucho, e irán a hablar con esa persona. Alguien que escucha lo que tienen para decir sin criticar, o sin tener hábitos negativos; alguien que no necesariamente se enganche en discusiones políticas, porque eso nunca funciona. O si es necesario, dirás muy poco o algo que sea positivo tanto como puedas. Esta es la clase de persona con quien la gente quiere estar, queridos. Y ya lo he dicho antes: elijan a su Maestro favorito, quien quiera que haya sido en este planeta, y piensen en sus vidas, y en lo que hicieron. ¿Estaban siempre volcando críticas? Y la respuesta es: Nunca. Lo que venía de su consciencia, y los mensajes que daban, siempre era edificante. Siempre hablando de lo que es posible; siempre dando esperanza. Y lo hacían de manera benévola: eso es maestría.

La alegría es contagiosa, queridos, y cuanto más la difundan y más la muestren, más encontrarán a su grupo (se ríe). Queridos, esa es la respuesta a cómo pueden afectar a otros con lo que ustedes tienen, que es alegre.

Volveremos, para el siguiente mensaje sobre la alegría.

Y así es.

Kryon

Parte 4

Adironnda:

Ah, de modo que es buen día para ustedes, otra vez, aquí en Indianápolis, una última vez. ¡Ahh! Queridísimos seres de luz, estamos enamorados de ustedes. Los vemos, aquí todo el día, y ayer todo el día, viniendo a nosotros tal vez mañana, tal vez anoche, con la Hermandad Femenina, tal vez esta noche, con el Despacho (N.T. ceremonia chamánica andina) y se esfuerzan por algo que de algún modo está más allá de ustedes. Y lo que están recibiendo es pequeñas sugerencias, pequeños códigos, todo este fin de semana, y esos códigos los están trayendo a la siguiente frecuencia dimensional. Eso son ustedes. Y antes les dijimos que Walt Disney visitó 300 bancos antes de conseguir que alguien viera su visión. Queridísimos seres de luz, nosotros vemos su visión. Vemos que realmente están esforzándose por elevarse por encima del barro y la mugre, las cosas que ven en las noticias todos los días, y los aspectos políticos, toda esa energía. Que están esforzándose por sostener el camino alto. Ahora bien, la cuestión es entonces ¿cómo se hace eso con todo el barro y la mugre que llega hasta los ojos, y en esa energía? Esa es la cuestión, ¿eh? Se vuelve a lo básico, eso está en el corazón. Volver a la conexión que está en su frecuencia, volver al estatus que son ustedes.

¿Quién eres? Nuestro querido amigo Gregg Braden tiene toda una charla sobre eso. ¿Quién eres? ¿Puedes definir eso? Cuando hoy te vayas, o tal vez mañana, si estás con nosotros mañana, queremos que te sientes con esa pregunta, ¿quién eres? Siéntate y haz una lista de todas las maneras en que puedes definirte a ti mismo. Eres un padre, eres una madre, eres un amigo, eres un amante, eres un… un… un… un trabajador, un trabajador de la salud; eso es lo que haces, es tu tarea. ¿Quién eres? ¿Eres un instigador de cambios? ¿Eres un desestabilizador de statu quos? ¿Eres uno que encuentra senderos? ¿Eres un extraordinario descubridor de soluciones creativas? ¿Eres uno que se sienta en el sofá? ¿Eres uno que actúa? ¿Eres una inspiración? De eso queremos que hagas una lista. ¿Cómo te ves a ti mismo y a quién eres? Tienes miles, tal vez millones de años para acomodar tu linaje ancestral. Y cada uno, cada nivel, te dio otro regalo viviente para acomodar. Y luego entrarán los galácticos que les darán otros regalos también. Todo eso te compone a ti. Y ese tú (suspira) es espectacular.

Tú sabes que en este momento hay toda clase de cosas que pasan aquí. También están pasando cosas en todas partes. Pero creemos que primero tienes que entender quién eres, en el esquema total de las cosas, para que seas ese cambio que deseas ver en este mundo. Nuestro vehículo Marilyn le habló a alguien de unos cuarenta años; ha estado deprimido, y enojado, y alterado, no hay por dónde salir. Y ella le dice “¿Y qué es lo que amas?” Responde: “¡No lo sé! ¡No amo ninguna cosa!” Y ella dijo: “Allí está el problema. Encuentra lo bueno en todas las cosas. Y entonces el amor de lo que tú eres, se acercará. Disponte tú a ser positivo. ¿Qué sucederá?” Si pensaras: “Eso fue un buen momento. Me gustó eso. Vamos a expandir ese momento a un día completo. Y vamos a expandir ese día completo y ese momento a una semana completa. Y luego a un mes completo y a un año completo”. Esa es la energía que ustedes están creando ahora mismo. Y sabemos que a veces es como chapotear en la mugre y el barro, necesitamos pivotear en cualquier dirección sin saber cuál es tu mejor dirección. Cualquier dirección es tu mejor dirección. Porque, verán, cuando vuelven a lo más básico, sentándose en la quietud, incluso si esa quietud es por unos pocos momentos en su trabajo, y piden orientación, guía, sin ego, piden guía; la recibirán.

Nuestro vehículo Marilyn ha estado haciendo esto por treinta años o más, ella pedía guía acerca de un asunto, y la guía llegaba por escritura automática. Sí, ella todavía hace la escritura guiada, porque esa es la conexión divina – enseñaremos eso mañana. Verán, cuando le piden a la Fuente, al Universo, al Espíritu, a Dios, como sea que llamen a esa energía que está en cada célula de su cuerpo ¡y en cada célula fuera de su cuerpo! “Muéstrame el camino”, lo hacen. Y si no están seguros, empiecen a cantar la canción: “Muéstrame el camino, muéstrame el camino”. Porque ustedes están creando lo que están recorriendo y caminando en cada parte de su mundo. Ustedes están creando eso. Y alguno pregunta: “Bueno, pero ¿por qué razón habría yo de crear una enfermedad? ¿O una dificultad para respirar? ¿O un hueso roto, o lo que sea?” Nosotros no sabemos. Nadie lo sabe excepto ustedes. Y esa es ciertamente la causa de que les hayamos pedido que vuelvan a lo básico. Siéntense en la quietud. Apréciense a ustedes mismos. Apréciense a ustedes mismos. Porque, ¿cómo podrían apreciar, o tener compasión por alguien más, si no tienen compasión y aprecio por sí mismos? Eso es lo que dijo el Maestro: “Ámate a ti mismo, y luego ama a los demás”. Esa es la clave, para ver lo bueno dentro de ti, para ver el reconocimiento de ese lugar de poder dentro de ti. Y luego respira en eso. Dale vida. Y disponte a pivotear en cualquier dirección, porque allí es donde la vida te llevará. Y di: “¡Sí! Sí soy digno. Sí, soy magnífico. Sí, estoy aquí. Sí, yo hago una diferencia. Sí, yo soy… Si, yo soy… Sí, yo soy…”, y tú llenas los espacios en blanco. Practica eso. Haz tu lista. Luego, eres el amor que eres (respira hondo) cumpliendo tu propia potencialidad.

Los amamos profundamente. Los vemos. Los conocemos. Y los saludamos Namasté.

Namasté.

Kryon:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

La mayoría de las personas que escuchan esto no comprenden que, muchas veces, antes de canalizar, haya otra canalización antes que yo. La energía de Adironnda, bella, sus palabras manando amor y verdad, porque cuando se ponen los canalizadores juntos, queridos, ellos dan en gran medida el mismo mensaje.

Me gustaría continuar mi mensaje de alegría, esto es algo que he estado dando durante dos días, este es el cuarto de los cuatro: encontrar alegría en medio del caos. Esta canalización en particular no es tanto instructiva como energética, porque quiero darles la verdad de la alegría, la verdad real de la alegría. ¿Cómo ve el Espíritu la alegría? ¿Cómo ve la humanidad, instintivamente, la alegría?

De modo que comenzaré con lo que ustedes no esperan. Durante años les he dado información de que este planeta se revuelca en energía vieja, y la razón para que yo esté aquí es que eso va a cambiar. Durante eones, literalmente, la humanidad ha estado en un estado de baja consciencia y nunca se ha levantado de allí, no realmente. Tuvo épocas de paz que siempre se convirtieron en nuevas guerras. Nunca hay coherencia en la humanidad, siempre ha habido desconfianza, mayormente entre los de países diferentes que no se hablaban entre sí, o aun si ellos podían hacerlo, sus líderes no lo aceptaban. Este es un planeta de baja consciencia desde hace muy largo tiempo, y ahora empieza a transformarse.

Pero hablemos de la alegría, de la felicidad. El atributo intuitivo de sonreír. Mi socio ha viajado alrededor del planeta, y ha aprendido mucho. Él no necesariamente estaba preparado para los saludos que recibió en dos países, que no nombraré, y en esos países se le informó que él sonreía demasiado. Y él quedó desconcertado y preguntó: “¿Qué quieren decir?”, y ellos le contestaron: “Bueno, en nuestra cultura, el sonreír no es algo que se deba hacer, porque significa que estás escondiendo algo. Verás, el que sonríe es una persona deshonesta”, eso le dijeron. Él no prestó atención a eso; lo hizo aún más, solo porque esa era su reacción al tener esa noticia. Él estaba en uno de esos países en un pequeño restaurante, y una persona joven, de apenas 18 años, se inclinó hacia su mesa y habló en voz baja. Ella dijo: “Yo miro internet todo el tiempo, y parece como si los americanos sonrieran todo el tiempo. ¿Es verdad eso, señor? Porque sé que usted es norteamericano, y puedo verlo”. Y mi socio le dijo: “Bueno, no es que estemos sonriendo todo el tiempo, pero sí sonreímos un montón”. Y él siempre recordó la respuesta; ella dijo: “Me gustaría que eso sucediera aquí”. ¡Esa es la gente joven! Que empieza a mirar internet, y al mirar internet ven muchas cosas que nunca vieron antes y aprenden algo que nunca conocieron antes.

¿Por qué la alegría tiene que ser suprimida como condición para el control? La razón es que la alegría es una de las energías primordiales divinas de la Fuente Creadora, si no la principal. Para aquellos que están en esos dos países, me gustaría hablar con sus madres. Decirles: “Cuando tienen al niño, y vuelven a casa con él, y están tan enamoradas de su hijo, ¿qué es lo que hacen? ¿Cuál es la primera intuición que tienen? ¿Se inclinan hacia el niño y le enseñan a fruncir el ceño? ¡Y la respuesta es No! Lo tocan, le hacen cosquillas, y quieren que sonría, ¿no es así? Eso es instinto. Toda madre sabe esto. No le enseña al niño a ser infeliz. Eso ya lo aprenderán solos, observándolas a ustedes – si así lo eligen. La primera cosa que hace una madre es hacer que el niño se ría, porque cuando el niño se ríe, el mundo se ilumina, y ustedes lo saben. Eso viene del otro lado del velo, queridos.

Quiero darles un ejemplo de algo, quiero que caminen atravesándolo. Los seres humanos son muy lineales, y no tienen otro marco de referencia que el propio. Esto no es una crítica de quiénes son, es simplemente cómo es el asunto, y no puede haber otra manera. La única referencia que tienen es lo que ven, y quiénes son. Si tuvieran otra realidad para entrar, tendrían entonces la capacidad para ir a ella y hablar de ella, pero no la tienen. Tienen esa realidad que es ustedes. En esta realidad lineal que experimentan, hay un humano, un nombre, un rostro, ese eres tú, lo ves todos los días en el espejo. No piensas en ti como siendo múltiple aunque sí lo eres, de una manera o forma multidimensional. Realmente no te miras a ti mismo y ves tu alma, aunque tienes una. No te miras a ti mismo y ves al Creador, aunque eres parte de él. Tu realidad es lo que puedes ver, y tocar, y sentir. Dicho sea de paso, te dicen que cuando mueres, esa alma tuya va a algún lugar y algo sucede según sea tu creencia. ¿Pero cómo imaginas eso? Te lo diré: el ser humano se ve a sí mismo en su cuerpo representando a su alma y yendo luego a ser juzgado, tal vez, o yendo a una fiesta, o no. Pero se ve a sí mismo como él mismo en 3D, en su cuerpo, yendo tal vez al cielo.

Es muy interesante oír las preguntas acerca del cielo, que los espiritualistas han interceptado durante años cuando los humanos preguntaron: “¿Cómo es el cielo? ¿Podemos ver como vemos? ¿Cómo podemos ver sin ojos?”, dicen. Así son las preguntas. Una de mis favoritas, de mi socio, fue: “¿Hay sillas mecedoras en el cielo?” (se ríe). Porque para el humano que preguntaba, esa era su cosa favorita para hacer: sentarse en la silla mecedora y mirar. Entonces ya ven, ustedes ponen su propia realidad incluso sobre las cosas esotéricas que son tan grandiosas desde el Creador, sobre dónde podrían ir al morir. Pero ponen eso en una forma humana, en una forma tridimensional, se ven a sí mismos como ustedes, y hacen esa pregunta ¿Cómo podré ver sin ojos?

Una metáfora para ustedes; la comprenderán. Tienen que simular que son orugas. Supongamos en esta pequeña historia que una oruga tiene una consciencia un poco más alta que la que tiene, y puede pensar como lo hacen ustedes. Digamos que la oruga está reflexionando sobre las mismas preguntas que ustedes tienen, cuando entra en un sueño profundo – ustedes saben adónde voy con esto. La oruga misma, así como existe hoy en día en la Tierra, apenas ve algo en absoluto. Puede distinguir entre la luz y la oscuridad, y ver formas, y eso es todo. Es suficiente para ella, porque no conoce nada diferente. Esa es su vida. Y la oruga se pregunta: “Cuando entre en ese sueño profundo, en ese gran más allá, donde me dicen que volaré como un ave, ¿cómo podré ver? ¿Podré ver tan bien como veo ahora? ¡Espero que sí! (se ríe). La misma pregunta que hacen ustedes, ¿cómo podré ver sin ojos? ¿Cómo va a ser no tener mi cuerpo? ¿Qué podré ver o sentir y qué es lo que pasará? Y esa oruga pregunta eso, y se pregunta y se detiene a reflexionar y tal vez se preocupa por ello. Y entonces llega al sueño profundo, entra en el capullo, y ocurre la magia.

No hay muchas de estas para que ustedes miren, queridos; esa metamorfosis de la oruga es un milagro. Cuando la oruga emerge como mariposa, y realmente abre sus alas para volar como un pájaro, miremos sus ojos.  Esa oruga se preocupaba por los ojos.  Esta mariposa tiene miles de imágenes claras. Esta mariposa puede ver luz ultravioleta y luz polarizada; esta mariposa puede ver los colores que necesita ver para la polinización de las flores. Ve cien veces, mil veces mejor y distinto que lo que la oruga jamás concibió que era la visión.

Cuando ustedes toman su último aliento, y pasa un poquito de tiempo, su alma entra en una metamorfosis. Y les diré: esa alma de ustedes se echa a volar. Y ustedes ya no tienen globos oculares; tienen visión. Ustedes no saben qué es la visión. Tienen visión, y sentimiento, y conocimiento, y percepción consciente; ni siquiera saben qué son esos nombres, en comparación con lo que tendrán. Porque ser humano en la Tierra, es muy diferente de ir al Hogar. Es una condición temporaria envuelta en una burbuja, que muchos de ustedes soportan sin alegría, sin entender que la alegría es sagrada. La alegría viene del Creador; eso es lo que hay en el cielo: alegría. Y al volar como un pájaro, no solo puedes ver, como bien pensaste que podrías como humano, sino que puedes ver la luz que nunca viste antes. Todos los espectros. Nosotros cantamos tu nombre en luz. No podemos explicar aquello en que te conviertes y quién eres.

Pero déjenme decirles: lo primero que sienten. Oh, querido humano en formato lineal; te ves a ti mismo muriendo, y te ves como un ser humano en forma lineal, tal vez subiendo una escalera, tal vez te encontrarás con alguien en esas puertas de perlas que te dijeron, cualquiera sea la metáfora de irse, y venir al otro lado y encontrar a alguien por primera vez. ¿Cómo es? ¡Yo te digo cómo es! Porque vas a recordar cómo es; la primera cosa que vas a encontrar, y ver, y sentir, (se ríe) ¡es la alegría! ¡Eso es lo que quiero decirte!

Eso es probablemente una de las verdades más grandes y más profundas que pueda darles. ¿Cómo es, al otro lado? ¡Alegre! Esa es la esencia de la Fuente Creadora del Universo. De ustedes. De su galaxia. Estoy tratando de transmitírsela a ustedes y decirles: cuando encuentran alegría, encuentran todo. Encuentran salud. Encuentran extensión de su vida. Encuentran belleza. Encuentran razón para estar vivos. Encuentran paz. Y cuando este planeta empiece a convertirse en lo que va a ser, ustedes mirarán hacia atrás y dirán ¿Qué fue lo que hizo la diferencia? Y yo les diré: todos podían sonreír a todos, y ustedes no desconfiaban de nadie por hacerlo.

Esta es la verdad, queridos; y es la razón de que hablemos tanto de lo que hablamos. El tema es traerlo de regreso desde el otro lado del velo hacia la Tierra, porque a medida que el velo empieza a levantarse, y disminuir, y hacerse más transparente, van a encontrar no solo un aumento en la integridad, sino un aumento en la razón para ser, en la risa, en la felicidad, en la alegría.

No les diría estas cosas sino fueran la verdad; siéntanla en su esencia misma, porque ustedes tienen la capacidad para discernir ahora mismo si les estoy diciendo lo que es verdadero o no. Está incorporada en ustedes, es parte de ustedes. Alma antigua, es la herencia de por qué estás aquí hoy después del 2012. Para quitarle la tapa a esa vieja energía y que se vaya, hacia la alegría.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad, y por buena razón.

Y así es.

Kryon

Indianápolis, Indiana 25-26 de julio de 2020

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para el Camino – www.traduccionesparaelcamno.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre Encontrar Alegría en Medio del Caos – Partes 3 y 4