Canalización ¿Estoy Haciéndolo Bien? 

¿Estoy Haciéndolo Bien? 
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Adironnda, Kryon canalizado por Lee Carroll, Marilyn Harper

Marilyn Harper:

¡Ahh!, De modo que buen día para ustedes, una vez más. Qué bueno ver su energía, su brillo y los radiantes seres que son, de modo que están llenos del conocimiento de lo que ha sucedido en el pasado, lo sucedido en el futuro, lo que sucede en el presente, dónde estamos, cómo llegamos allá, ¿eh? La parte engañosa es saber que estamos justo aquí; justo aquí, y justo ahora. Y por estar justo aquí justo ahora (ahh, suspira) confíen en nosotros. Tienen las manos ocupadas con solo teniendo que manejar todo eso. Honramos a los seres que se ofrecieron como voluntarios para, en esta época, traer a nuestra percepción consciente la energía de transformación. Traer a nuestra percepción consciente el reconocimiento de esa transformación.

Hemos hablado de nuestro vehículo Marilyn, ella eligió una carta para cada uno de ustedes, y en la energía de esa carta compartimos. Ya saben, estas son las afirmaciones de Kryon, ¿ah? Lo ven, es “Mi propósito de vida. Mi existencia en este planeta importa”. Respiren eso: este es mi propósito en la vida. Mi existencia en este planeta importa. ¿Lo ven? En esa capacidad, cuando miran su propósito en el planeta, cuando reconocen dónde están y qué están haciendo y cómo realmente lo están haciendo, están mirando a su espejo. Y al mirar en el espejo están viendo la inundación volviendo a ustedes; eones de vidas. Y el futuro. Algunos seres lo llaman de alguna manera, no sabemos, pero lo que están haciendo cuando ustedes miran en ese espejo es viendo el pasado y el futuro reuniéndose en un punto, justo aquí, justo ahora, porque ciertamente su existencia importa en este planeta. Tomen una profunda respiración con eso.

Entonces, ¿cómo están ustedes completando su parte en este trato? (se ríe) Ya oigo alguna persona: “No creo que haya sido un trato que yo haya venido a este planeta”, y sin embargo lo es. Has negociado eso.

Hoy han aprendido de nuestro querido amigo Lee Carroll que hay vida más allá de la vida, vida más allá. Y vida adentro. Y entonces, sabiendo eso, ¿en qué están atrapados? ¿Qué es lo que creen que negociaron o no negociaron? Saben que todavía pueden re-negociar. Verán, en esta energía, en esta presencia, en esta conexión, en esta frecuencia, todo es posible. ¡Todo! Todo está conectado con su corazón, de modo que cuando ustedes se conectan desde su corazón hacia el Universo, ¿qué es lo que su corazón está sintiendo? ¿Siente miedo? ¿Siente desesperación? ¿Siente pánico? ¿Siente ansiedad?

(cambia la voz)

Queridos bienamados: Esa es la misma sensación de sentimiento que yo experimenté cuando estuve en este planeta, ciertamente. Con ustedes. Muchos de ustedes, si no todos ustedes, estaban en el planeta entonces, cuando yo caminé sobre las olas del mar. Algunos todavía llevan esa culpa de no haber sido capaces de detener lo que parecía ser una montaña rusa de energía. Y ahora están experimentando esa misma frecuencia, que todo está fluyendo tan rápidamente. Y sin embargo, queridos, bienamados, ustedes ya hicieron esto antes, de modo que ahora son expertos en ello. Recuerden: cada vez que culpan a algo que está fuera de ustedes y dicen que no está bajo su control, es lo mismo que cuando yo dije sobre las críticas que se sacaran la viga del propio ojo antes de mirar el de otro. Verán, esa ansiedad, ese miedo, ese pánico, ese dolor, esa angustia sentida, no es una emoción nueva para ustedes. Mi pregunta para ustedes es: ¿es una emoción a la que van? ¿Regresan a ella porque les resulta familiar? Porque no es nueva para su campo.

Ahora, en esta época en que yo he renacido en sus corazones, es tiempo de tomar nuevas decisiones. Es hora de abrazar la paz, el amor, la risa, la alegría, aun en medio de la turbulencia. Ustedes recuerdan que nuestra amiga Adironnda dijo que no hay paradigma, no hay fundamento, donde apoyar los pies. Verán, en el pasado siempre han dependido de aquello que han visto y experimentado. Ahora eso no lo tienen. Ustedes, pioneros, están tallando una línea nueva, abriendo un nuevo sendero, una frecuencia en su galaxia que va más allá de su Tierra – nuestra Tierra. Están observando y aprendiendo de ustedes; y por eso estamos agradecidos. Porque, verán, eso expande mi misión; eso expande mi historia. De modo que evoluciona hacia su futuro. Y por eso estoy agradecido.

(cambia de nuevo la voz)

¡Ju, Jaa! Entonces, ustedes entienden y ven que son tan importantes como todos los otros seres en este planeta. Que se les ha pedido una tarea. Que se les ha pedido que suelten e integren todo lo que ya no sirve. Que se les ha pedido que, en esa capacidad, se enfoquen en la frecuencia vibratoria del amor.  Y luego ustedes dicen: “¿Qué significa eso, ah?” Significa que están en esa estela, que están en esa energía vibratoria que todavía no tiene base o fundamento, y como no tiene todavía fundamento, ustedes están construyendo el fundamento. Que es excitante, ¿eh? Porque a medida que lo construyen, lo nuevo de este planeta entra en juego.

Ustedes son los maestros, los inspiradores, ustedes son la Fuente, ustedes son Dios, son una parte de Dios actuando en la personalidad de quienquiera que son. Entonces con esa energía creativa rodando y fluyendo a través de ustedes, queridísimos seres de luz, pregunten qué más es posible. ¿Qué más es posible? ¿Qué más está fluyendo dentro de los éteres de este planeta y más allá? Hoy han visto que hay montañas e historia en lo profundo bajo las arenas, bajo la tierra, directo hasta el núcleo. Y si no saben de qué hablamos, vengan a un evento en vivo o a un evento virtual. Porque verán, esa es la frecuencia del cambio; es la frecuencia de avanzar para tomar la historia, para tomar su viejo fundamento y reformarlo hacia el ave que vuela a través. Tomen esa vieja roca que les recuerda el pánico del pasado y háganla polvo, y al hacerla polvo forma un nuevo fundamento sobre el que pueden pararse para la nueva energía y la nueva frecuencia. Entonces cada vez que vean o sientan que van a ese pánico que viene de las noticias, digan: “¡Ah! Este pánico es una partícula de polvo, una partícula de la roca, y voy a romperla y caminar sobre ella”. Esa es la clave. Ustedes están a cargo de cómo reaccionar ante todo lo que hay en su mundo. Pueden no estar a cargo de cómo reacciona otra gente; eso no está bajo su control. Pero están muy en control de cómo ustedes responden a los mensajeros de su mundo. Hay mensajeros entrando desde cada ángulo, desde cada dirección, desde cada frecuencia, desde cada dimensión. Y ustedes son el próximo paso evolutivo. Ustedes son aquellos a quienes se ha encargado de llevar a la humanidad a través de eso, a su siguiente generación y su generación siguiente.

Es por eso que estamos aquí; para ayudar; para servir. Para ayudarlos a ustedes a darse cuenta de su Innato, a darse cuenta de quiénes son, cómo son, qué son, y en qué se está convirtiendo este mundo a su alrededor. Respiren eso; tomen una profunda respiración, queridísimos. Y otra vez, tomen otra profunda respiración.

Los amamos. Es tan simple como eso. Los amamos. Los vemos en los éteres, a todos. Y estamos enamorados de ustedes. Vemos sus corazones, vemos sus… (suspira) viejos programas, ustedes tienen que integrarse. Vemos su confusión, preguntando por qué. Y vemos las respuestas entrar flotando a través de la fuente de su sabiduría. Y por eso estamos agradecidos.

Los amamos profundamente; los vemos, los conocemos. Y los saludamos Namasté.

Namasté.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Si escuchan cuidadosamente los mensajes de todos nosotros, todos los canalizadores del día, de la época, de la hora, hay algunos temas en común, y uno de ellos es la comunicación. La energía en que están ustedes ahora casi lo exige. Es tiempo de escuchar. Y sin embargo es muy difícil para muchos de ustedes incluso saber qué quiere decir eso.

Vuelvo a la discusión sobre el velo. Ese es el nombre que les han dado, y que ustedes desarrollaron por sí mismos, un muro, si lo quieren decir así, que los separa de nosotros. Y en el pasado les hemos dicho que ese muro es un muro de realidad, no es realEs una cosa real, si lo quieren poner así, una barrera real, para ustedes, porque están en tres dimensiones, en cuatro realmente. Pero viven en una dimensionalidad que es común y lineal para ustedes y la han experimentado durante eones. Cuando presionan para salir de eso, pasan a lo que es una multidimensionalidad que para nosotros es la real.

Parte del espíritu humano en evolución va a ser un espíritu que empuja para pasar de la 3ªD. Incluso les hemos dicho que están equipados para eso, y la idea era que si pasaban más allá del 2012 – cosa que hicieron –entonces la multidimensionalidad, una parte de su ADN empezaría a activarse. Y eso entonces crearía eventualmente una consciencia multidimensional dentro del ser humano. Quiero que sepan, si no lo han sospechado, que esta idea de dimensionalidad en la que están, es para ustedes. No significa que sea para otros, en esta galaxia, o aquellos de quienes provienen, o las Madres de las Estrellas, y la respuesta es no. Hay realidades multdimensionales para muchísima vida en esta galaxia. Y viene con la evolución, viene con la evolución no solo de los inventos, o de la consciencia, o del pensamiento; ustedes empujan hacia cosas que ya no están en 3D. Y cuando lo hacen, entonces nos encuentran a nosotros.

Pero en eso, el muro, el muro existe ahora mismo. La barrera está en la comunicación. Las clases que enseña el vehículo Marilyn, con su asistente Joy, y los maestros que vienen y van e incluso escuchan esta canalización; las clases son casi todas sobre “cómo hacer”. Y esas clases de “cómo hacer” son sobre cómo entender lo que se dice, cómo contactarse con su Innato, cómo escuchar, cómo canalizar, cómo empujar a través del velo y empezar a entender qué hay allí. Nuestro prefacio es este, todo esto, para una pequeña, minúscula lección para hoy que necesitan oír.

Esa pequeñita lección es solo una de muchas preguntas que ustedes siguen haciendo. Si son de mentalidad espiritual, sin son de aquellos que intentan empujar a través de ese velo, si son los que dicen: “Lo oigo todo, lo entiendo todo, lo creo, realmente quiero estar más en contacto con las cosas esotéricas, incluyendo a mi Yo Superior que parece estar en ese lugar de dimensionalidad más alta. Lo quiero. Sin embargo mi problema es que no puedo darme cuenta de estar haciéndolo bien o no. No puedo saber si estoy haciendo cualquier cosa bien, o no”. Esto es lo que se oye comúnmente de aquellas almas antiguas que están en la antesala de entender, que quieren avanzar, que quieren más. Que empiezan a entender y creer que esto es real. “¿Qué tal si la humanidad está de rodillas ahora mismo, lista para resurgir, cómo sé si lo estoy haciendo bien? ¿Cómo sé si estoy saliendo de esto bien? ¿Qué hago?”

Ustedes no entienden una premisa básica sobre ustedes y nosotros. Simplemente no entienden. Y se la voy a dar otra vez. Su tridimensionalidad los conserva atrapados en una caja, y la caja es tan completa que cuando envían sus oraciones hacia el cielorraso, no saben adónde van. Rebotan de vuelta, tal vez son oídas, tal vez no, hablan al Espíritu, tal vez los oye, tal vez no; no lo saben. No reciben la respuesta que les gustaría, tal vez. Queridos, siempre está allí; se trata solo de cómo la están oyendo. O cómo no la están oyendo.

Quiero mostrarles algo. Voy a pintar un pequeño cuadro que ustedes no esperan. Contaré una historia. La historia trata de un niñito, un pequeño bebé, y este pequeño bebé de la historia tiene algunos juguetes con qué jugar, son unos bloquecitos. Pero el bebé está frustrado, porque está aprendiendo. Lo que trata de hacer es poner los bloquecitos en pequeños agujeros de otro juguete que viene con ellos. Entonces el niño está tratando de insertar los bloquecitos en los agujeros, y hay diversos tamaños y formas, y es para que el niño aprenda tamaños y formas. Pero en esta historia – ajá – hay un velo (se ríe). El niño tiene el bloquecito pero el juguete con los agujeros está del otro lado del velo. Entonces lo que el niño hace es extenderse a través de ese velo y tratar de colocarlos en los diversos agujeros hasta que encajen. Pero el niño es lineal, como ustedes, y en esta historia el niño tiene un bloquecito, busca, y encuentra un agujero. El niño no se ha dado cuenta de que hay muchos agujeros; eso no se le ocurre al niño, porque tiene una existencia lineal: un bloque, un agujero. Entonces el niño trata de forzar un bloquecito cuadrado para que entre en un agujero redondo. Observemos por un momento al niño haciéndolo.

Ustedes son la madre. Ven cómo es. Saben del velo, conocen el juguete, las herramientas, ven los bloquecitos, ven los agujeros. Son la madre. Aman a este niño, aman a este bebé y quieren que aprenda, quieren que tenga éxito, entonces una y otra vez el niño fuerza al bloque para que entre en el agujero de forma incorrecta, y el niño nunca avanza, no tantea buscando otros agujeros, y lo que ustedes hacen, como madres, es decir “Oh, ¿no es lindo? El nene tiene el agujero equivocado, tiene la forma equivocada”. Y luego viene el día siguiente y el niño lo hace otra vez.

Y ¿qué hace la madre? “Oh, ¿no es lindo? El nene tiene el agujero equivocado, tiene la forma equivocada”. Y pasa todo un año. Y luego pasa otro año, y el niño todavía toma la forma equivocada para el agujero equivocado, y pronto el niño se da por vencido. “Esto no sucede, nunca sucederá. Estoy frustrado increíblemente”. Y ¿qué hacen ustedes como madres? “Oh, ¿no es lindo? Se dio por vencido”. (se ríe). La respuesta es ¡que la madre nunca hará eso! (se ríe) ¿Madre? Apenas puedes contenerte, tu niño está luchando y tú dices: “Espera un minuto, querido, déjame mostrarte algo. Aquí hay otros agujeros. Mira, mira, pon tu mano aquí y sentirás que hay otro. ¿no es grandioso?” Y el niño dice: “Es maravilloso”. Y si vuelve a lo mismo lo ayudas otra vez, porque no puedes evitarlo. Amas tanto a este niño, que cada vez que hace un error o elige el agujero equivocado, estás allí. Y después de un tiempo el niño aprende lo que le dices, o bien no aprende. Y esa es la libre opción del niño. Así es como funciona para ti, para una madre que ama al niño.

¿Quieren que siga o ya lo entendieron? (se ríe). “¿Cómo sé si lo estoy haciendo bien, Espíritu? No siento nada, estoy forzando constantemente este bloque en la forma equivocada. ¿Cómo sabré cuando encaja?” Y tú has decidido que estamos allá detrás del muro, y no entiendes que estamos contigo todo el tiempo; estamos contigo cuando duermes, te amamos sin que importe nada más, todo el tiempo. Y lo que digo no es que nos desentendemos, ¡queremos mostrarte! Queremos darte la solución correcta, queremos darte la información. Solo tenemos una manera: el permiso. ¿Nos permitirás ayudar a empujar y tirar de tu realidad de modo que esa mano y esa forma vayan al agujero correcto donde va, y las cosas empiecen a combinarse y los rompecabezas se junten y encajen? “¿Cómo haces eso, Kryon?” Yo les daré la solución: cada día, cada mañana, cada noche, ustedes se comunican: “Querido Espíritu: esta es la dirección en que voy. Si no es la correcta, empuja hacia atrás; te doy permiso para alejarla si no es correcta. Te doy permiso para que yo encuentre el lugar correcto, el momento apropiado. Te doy permiso para corregirme, si no lo tengo correcto. Y yo iré, y me sentiré muy cómodo con esto, y no estaré ansioso, y seguiré el sendero más intuitivo, pero vaya, si está equivocado te doy permiso para hacerlo a un lado y hacerme empezar de nuevo». Así es como se hace.

Cada uno de ustedes, quiero decirles, son observados con amor, con compasión, con benevolencia, para ayudar a empujarlos o tirarlos en la dirección correcta, pero lo que tienen que hacer es decir: “Déjalo ser. Yo acepto la idea del lugar correcto, momento apropiado, y aún si quiero mucho alguna cosa y me dirijo a ella, y se hace pedazos, voy a decir, Gracias, Dios, Gracias, Espíritu, porque me empujaste alejándome de ella, y yo no debí haber estado allí. Gracias por mostrarme la forma apropiada y el bloque correcto”. Así es como se hace.

El planeta está en una coyuntura, está de rodillas con la realidad que nunca ha visto. ¿Suena familiar? Entonces, al resurgir, todos ustedes, mi sugerencia es que hagan estas preguntas: ¿Correcto o equivocado? ¿Sí o no? Muestra y dime, doy el permiso, al resurgir con algunas decisiones que yo podría tomar ahora mismo, que probablemente necesitaba tomar hace largo tiempo. Yo sé quién está escuchando; sé quién está escuchando.

Los amamos; estamos con ustedes. Pueden atravesar esa barrera con el permiso de su libre albedrío, “Querido Espíritu, dime qué es lo que necesito saber”. Este es el mensaje para este día, y será el mensaje para mañana, de alguna manera, siempre lo es. Que estamos enamorados de la humanidad y no vamos a dejar que simplemente hagan las elecciones equivocadas. Pero si es su opción libre, lo harán. Pero queridos, ustedes no estarían viendo este programa si no quisieran saber lo que acabo de decirles.

Piensen en benevolencia cuando se levanten. Piensen en esas cosas que los preocupan y les dan ansiedad, que empezarán a moverse y enderezarse. Escriban el menú que quieren que se sirva en su vida, e imaginen que esas cosas les son entregadas. Y así es como crean una realidad que es la forma correcta en el agujero correcto (se ríe).

Volveré.

Y así es.

Kryon

 

Seattle, Washington, 10 de Mayo de 2020

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre ¿Estoy Haciéndolo Bien?