Canalización Imágenes de la Vida – 3 – La Cultura

Imágenes de la Vida – 3 – La Cultura
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Adironnda, Kryon canalizado por Lee Carroll, Marilyn Harper

Marilyn Harper:

¡Ahh! De modo que buen día para ustedes, ¿ah? Qué bueno poder ver su luz, su brillo, su divina presencia, su energía iridiscente radiante que se mueve todo a su alrededor. ¡Ah, queridísimos seres de luz! Es excitante que ustedes estén aquí en esta dimensión para estos nuevos tiempos. Sabemos que se han ofrecido voluntariamente para estar aquí en este punto del tiempo y que se han ofrecido para estar en este planeta Tierra en diferentes cambios dimensionales a través de la historia de toda la humanidad. Y como comprenderán, esta energía está fluyendo, entrando, en una frecuencia divina de maneras que nunca lo hizo antes. Tomen una respiración profunda con eso. Ustedes saben que son los que muestran el camino, los que llevan la luz, en estos tiempos y en el futuro saben que no existe un paradigma para donde su alma está ahora mismo. Saben que no hay un fundamento, un cimiento, sobre el cual pararse, porque ese fundamento ha sido retirado, (se ríe) y ustedes están más o menos flotando en el espacio virtual. Eso es esa energía cuántica. ¿Y cómo se siente eso, eh?

Montones de conexiones energéticas, montones de senderos neuronales yendo en diferentes direcciones, y las sinapsis de su cerebro conectándose de maneras nuevas. Ustedes entienden que la manera en que su cerebro puede reformularse a sí mismo es por medio de la concentración y la respiración. Cuando ustedes hacen lo que llamamos “respiración en caja” no necesariamente es una manera natural de respirar, ¿eh? Conecta los nuevos senderos neuronales que empiezan a buscar la nueva concentración. Entonces les estamos pidiendo que se enfoquen en el paso siguiente con luz en este planeta. Entonces al enfocarse en el paso siguiente con la luz en este planeta, inhalan contando hasta 4, retienen contando hasta 4, exhalan contando hasta 4, sostienen sin inhalar contando hasta 4, y luego inhalan contando hasta 4, retienen contando hasta 4, exhalan contando hasta 4, sostienen sin inhalar contando hasta 4, y mientras continúan haciendo eso durante unos pocos minutos o durante su meditación cuando se enfocan en eso, lo que eso produce es que el cerebro empieza a adaptarse a una nueva frecuencia vibratoria en su cuerpo. Una nueva frecuencia vibratoria en su cerebro, sería. Esos senderos neuronales, esas sinapsis, esas frecuencias eléctricas que llevan su memoria, que llevan su gusto, las sinapsis llevan todo lo que ha estado sucediendo antes, empiezan a investigar, empiezan a moverse alrededor del camino. Y luego cuando ustedes traen esa caja de 4, respirando, hacia una resonancia del corazón, una coherencia del corazón, ustedes verán hoy que esta coherencia del corazón está reconociendo el flujo de la luz que está dentro de ustedes. Ahora, al reconocer el flujo de luz que está dentro de ustedes, piensan, bueno, ahora esta lámpara de luz estará en el universo, pero ¿qué está pasando ahora, eh? Cuando esta gran luz va al universo (se oye un ruidito) Ah, Já ja, suenan las campanas, de modo que debe haber algo importante, al encenderse esta gran lámpara en la energía, ustedes son esa lámpara, por eso las campanas sonaron en ese momento, eso es sincronicidad, ustedes saben que no hay accidentes. Tomen una respiración profunda.

Porque, verán, todo el planeta no tiene paradigma. Todo el planeta está intentando barajar de nuevo, el fundamento, o encontrar el fundamento, o ver qué desean reconocer en ese fundamento. Y tienen un poco de problema para encontrar dónde hacer pie. Tú eres el que ayuda, tú eres el que muestra el camino; por eso te pedimos que empieces a respirar de esa manera nueva, al menos unos pocos minutos por día. Para darle a tu cerebro un empujoncito hacia la reprogramación para el espacio cuántico. La reprogramación para vivir en el campo cuántico. Porque cuando posiblemente tienen un gran control sobre toda la raza humana, y cuando tú reprogramas tu sinapsis y tu propio cerebro, que no es un cerebro pequeñito, es un cerebro de tamaño bastante bueno.

Y sin embargo, ya ves, tu campo tiene 26 pies de ancho (N.T unos 8 metros). Y cuando reordenas esa sinapsis en tu cerebro, como lo estás haciendo este fin de semana, y mañana, lo que pasa es que esas neuronas encuentran esa nueva frecuencia, ese nuevo clic, esa nueva energía. Y cuando encuentras esa nueva energía, ese flujo divino del mundo entra en nuevos lugares diferentes, nuevos lugares diferentes, vibraciones. Y se expande a todo tu campo. Entonces ¿cuántas personas están en tu presencia, en tu campo? No menos de 6 pies de separación, por supuesto. Están siendo afectadas por ese sendero neural que ha sido creado en tu mundo, con tu concentración y tu respiración. Bueno, queridísimo ser de luz, todo el que entra en tu campo puede sentirlo. Incluso aquellos que no están en tu campo pueden sentirlo.

Escuchamos todo el tiempo a la gente decir: “Bueno, ¿cómo puedo yo, estando aquí en Oklahoma, o Los Ángeles, o Missouri, o Massachusetts, o Alemania, o Australia? ¿cómo puedo yo afectar a escala global la energía del planeta?  ¿Cuántas veces has estado pensando en alguien, y dentro de las 24 horas te ha llamado? ¿Cuántas veces has pensado en tener algo, y dentro de las 24 horas parece que ya lo tienes? ¿Cuántas veces has pensado en algo negativo, y dentro de las 24 horas lo tienes también? Eso es lo que eres, como creador divino. Funciona de la misma manera. Cuando tú, ciertamente tú, creas todas esas energías, esas pequeñas sinapsis en tu cerebro, esos senderos neuronales – no nos metemos con términos científicos, los dejamos a los científicos que están en la audiencia, que se tiran de los pelos con toda esta energía, y todas estas palabras que puede que sean o no sean las palabras correctas para describirlo. Pero ustedes saben lo que queremos decir, ¿ah?

Y cuando eso sucede, esa energía entra, mezclada con la nueva frecuencia, en una sinapsis eléctrica y eso sale hacia el campo y, antes de que lo sepas, todo el planeta está sintiendo esa transformación. Es por eso que les hemos pedido que se reúnan y mediten juntos, que se reúnan online para tener un grupo de concentración. Que se junten, porque la energía de “dos o más” que se juntan, aunque sea virtual, con Zoom o algún otro, o Streaming for the Soul (transmisiones de tv. con Lee) o cualquier otro formato, los milagros empiezan a suceder. Ya saben, el Maestro no dijo que “cuando dos o más se juntan” fuera solo en la realidad física. Él solo dijo que dos o más se juntaran, y los milagros suceden. Entonces les pedimos: reúnanse. Vean a los seres de luz que ciertamente están a su alrededor, ya sea que estén en cuerpo físico o no, ya sea que estén en su espacio o al otro lado del planeta; igual están a su alrededor. Les pedimos que se conecten energéticamente, emocionalmente, mentalmente, físicamente, con todos sus cuerpos, suban a su estado más alto y conecten con ellos, con amor, con claridad, con conexión. Porque una conexión siempre va a buscar su complemento, siempre busca su conector. Y ahora permitimos que eso se ubique en su lugar.

Queridísimos seres de luz, todo lo que sucede es perfecto. Así, cuando suena la campana saben que algo importante se está diciendo, o se está creando. O algo importante rodea a su energía. Las señales del universo los apoyan; la Fuente los apoya. Algunos llaman Dios a esa Fuente. La energía del Todo Lo Que Es está apoyando cada pensamiento de ustedes, entonces cuando piensan en su amigo que está en otro país, puede que él se contacte con ustedes – eso es su campo. Eso es su bengala que sube en el universo para llamar por ayuda, por amor, por asistencia, por ese brillo de reconocimiento universal. Por paz, por claridad, por sabiduría. Estamos reunidos, dos o más juntos, en cada momento. ¿Y ustedes?

Los amamos profundamente. Los vemos; los conocemos. Vemos su corazón, su amor, sus miedos, sus dudas, sus risitas, (se ríe), vemos su alma. Y la amamos muchísimo. Los saludamos Namasté.

Namasté.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Las cosas de que quiero hablar hoy pueden estar muy relacionadas con lo que ustedes están experimentando en sus hogares, en su mundo, en su cultura. Tal vez se traten las cosas más difíciles de hacer para ustedes. Esta es la tercera canalización sobre el tema de imágenes de la vida. De un total de cuatro, la última se dará hoy. Lo decimos otra vez: hay lugares donde pueden verlas todas; pueden encontrar la número 1 y la número 2 y también la número cuatro que vendrá.

Es difícil tener una revisión completa de lo que ha sucedido, pero les digo que en resumen hablamos de la capacidad de los humanos para cambiar aquello que creen que no se puede cambiar. Hay muchos cuyas imágenes de la vida son las de una víctima del planeta, de la cultura. Que no pueden hacer nada, que no pueden avanzar, entonces básicamente se quedan quietos y hacen lo que pueden, y así han sido las cosas durante siglos.

Les hemos dicho que el segundo nivel es el que permite al ser humano entender que aquello que habían mirado conscientemente y esperado y planeado para sus vidas puede suceder, porque la consciencia es un jugador en la Física. Y les hemos dicho esto antes que si observan eso incluso en la salud, aquellos que esperan enfermarse se enfermarán. Este también es el mensaje de Adironnda. Y ven que esto sucede repetidamente; la gente parece atraer aquello que temen o lo que piensan que es. Los que temen esto o aquello, suele suceder que esto y aquello aparece en sus vidas. Ahora bien, eso es real, queridos, y tiene que ver con el poder de la consciencia y del pensamiento.

¿Dónde estás tú en todo esto? Lo llamamos imágenes de la vida. La última canalización que dimos habló sobre el poder de la consciencia humana sobre tu salud, tal vez incluso sobre el envejecimiento de tu cuerpo. Así de poderosa es. Esto es metafísica básica, es algo que los que han sintonizado o escuchan esto más tarde ya conocen, porque eso ciertamente es la enseñanza central de quienes están en el esoterismo; puedes crear tu propia realidad. En el pasado eso era solo palabra esotérica, pero ahora existe evidencia, y ayer cubrimos esa parte. Hablamos de lo que se hizo en la Universidad de Princeton, mostrando que la consciencia puede incluso cambiar el azar – para ti eso es la suerte. No importa qué digamos, siempre estarán los que digan que nada puede cambiarse, que la naturaleza humana no puede cambiar, y por lo tanto continuarán siendo víctimas. Y hay otros que dicen: “No, no, no. Lo he sentido toda mi vida: yo tengo control sobre algunas de estas cosas”. Y ahora les voy a decir: ustedes tienen control sobre todas estas cosas.

El paso siguiente; pasemos la página. Eso significa para mi socio que vamos a hablar de otra cosa que está relacionada pero que nos volverá al tema. En estas últimas décadas, queridos, especialmente en la última, ha habido un nuevo paradigma de comunicación descubierto, desarrollado y utilizado. Y muchos de los mayores que están mirando y escuchando, tal vez, no están realmente en eso, porque no es su costumbre. Y no hablamos solo de internet, sino de lo que ustedes llaman redes sociales.

Los jóvenes han descubierto algo, algo que nunca fue posible antes y que ni siquiera es lógico: la conectividad como nunca la habían visto antes. Se conectan con alguien que se conecta con otro, y ese con otro y pronto se vuelve logarítmico, exponencial. ¿A cuánta gente puedes llegar si uno se conecta con otro y ese se conecta con dos, y estos se conectan con cuatro, y así? Eso se conoce; es una curva logarítmica, exponencial a la 10 respecto a cuánta gente podrías poder hablar al mismo tiempo.

Ahora bien, baja un poco la escala a los grupos sociales. Una persona joven, publicando ciertas cosas, y haciendo amigos y todo eso, de pronto puede tener mil amigos, o tal vez dos mil, o tres mil. Y de pronto todos hablan entre sí y se dan información, y encuentras que la conectividad te pondrá en ciertos lugares, porque otros descubrirán en qué te ocupas o te interesas o lo que quieres. Y tú descubrirás lo que ellos quieren o lo que les interesa y se relacionan uno con otro. Los mayores no tienen idea de lo que han descubierto; está fuera del paradigma de cualquier cosa que puedas imaginar. Imagina decir hola a una o dos personas y que cientos te contesten el hola.

Ahora bien, la razón por la que te digo esto es que los jóvenes saben que esto crea otra realidad. Porque a menudo en ese grupo de amigos que tienen en las redes sociales, ellos conocen gente, encuentran puestos de trabajo, porque muchos más los entienden, porque puede ser que hayan estado en eso por un año o más y de pronto tienes amigos que nunca se han estrechado la mano o se abrazaron, pero alguien conoce a alguien y hay una oportunidad laboral. Hay una música que te gustaría que alguien oiga porque eso será la próxima parte de tu vida, o las oportunidades para tu creatividad se expanden y florecen, y nunca podían hacerlo antes. ¡Cambia vidas, la conectividad!

Quiero que vuelvas un momento a esta canalización, porque te contaré que existe algo llamado el Campo. Es palpable, es real, es físico, pero no puedes verlo. Es algo con que tu consciencia se puede conectar. Y lo que hay en el Campo… es todas las cosas. Lo que está en el Campo de los potenciales. Los potenciales; no el futuro, sino los potenciales basados en lo que los humanos están pensando sobre lo que sucederá luego. Imaginen: cada pensamiento, cada consciencia, cada proyecto que está en marcha, están en el Campo; todo eso. Positivo o negativo. La consciencia es Física. El Campo existe, y puedes tener una coherencia con el Campo. Se ha probado ahora, en los últimos años, con grupos de personas teniendo el mismo tipo de pensamientos, viendo si impactan sobre otros grupos de personas, y están descubriendo que oh, sí lo hacen. ¡Qué concepto! Ha habido especialistas que se involucraron en esto, incluso en tu propio equipo, incluso en aquellos que se presentan conmigo. Están descubriendo que el Campo es donde está todo. Es como las redes sociales, pero con esteroides; es algo más allá que más allá de cualquier cosa que puedas imaginar. Imagina: cada pensamiento, cada consciencia, va al Campo. ¿Qué tal si te pudieras conectar con él? No te diría el futuro, pero de pronto te conectas de un modo que crea la sincronicidad. En otras palabras, las cosas que quieres en la vida, las relaciones que nunca encontrarás o quieres, ¿están allí o no están? Porque cuando te conectas con el Campo, sucede toda clase de cosas. Relaciones que tal vez piensas que preferirías no tener, que tuviste por largo tiempo pero nunca cambian porque las cosas que necesitas para cambiarlas no suceden.  Oh, sí que sucederán. Una sincronicidad que te sacará de las cosas en que crees que estás atascado, ¡todo eso es parte del Campo!

Porque de pronto estás enganchado, no con una consciencia de que conoces cosas, sino con una consciencia que sabes que es vista y comprendida en unas redes sociales esotéricas hermosas. Las cosas empiezan a ser traídas a ti en la vida, tanto en las relaciones como en – ¿estás preparado? – en trabajos. ¿Qué sigue luego? ¿Quién los tiene? ¿Quién tiene cosas que tal vez te interesan, porque quieres cambiar de carrera? ¿Dónde están? ¿Cómo los encuentras? Imagina una red social que tiene los pensamientos de todos, especialmente en tu grupo kármico. Es por eso que ves algunos que parecen tan afortunados, que se encuentran con algo que es hermoso, que está fuera de la probabilidad de lo que se haya visto y es exactamente lo que necesitan. Personas que se encuentran uno con el otro, y ya sea que sean socios en un negocio o que se enamoren, fuera de la posibilidad de que eso sucediera. Y los miras y dices: “¿Qué están haciendo ustedes, qué tienen que yo no tengo? ¿Qué está pasando?” Y ellos dicen: “Tengo imágenes de la vida, estoy conectado con todas las cosas”. ¿Eso te suena familiar?

Ser uno con todas las cosas es un concepto muy antiguo, queridos. Desde el mismo comienzo del pensamiento humano respecto a Dios. Ser uno con todas las cosas es la descripción de estar en el Campo. Ser uno con eso significa que la sincronicidad que no pensabas que pudiera siquiera estar allí vendrá a ti. Y luego descubres que tú eres la sincronicidad de otros, porque ellos están en el Campo. Espero estar explicando esto correctamente. Eso es imágenes de la vida que están más allá de cualquier cosa, y que las personas comunes nunca pensarían que es posible. Comunes, no necesariamente porque no están en este programa, o entiendan que es posible o factible, o pongan los ojos en blanco al pensarlo simplemente, y sin embargo está probado, y es Física, y está aquí, ¡y la gente lo está haciendo! Lo están practicando. ¿Y tú?

¿Puedes tener imágenes de la vida que te vean saludable, pero no solo eso, sino que te vean conectado con el Campo? Y que a la vuelta de la esquina están las cosas que necesitas. “He estado estresado, preocupado, todo eso”. ¿Por qué no puedes relajarte por un momento? Respira por un momento y di: “Estoy conectado con el Campo. La benevolencia vendrá a mí. Empujaré las puertas que están ante mí, en lugar de ignorarlas, porque detrás de ellas podría estar lo que he pedido. Miraré en lugares donde nunca miré antes, porque pensaba que allí no habría nada – pero ahora sé que sí hay”. Así es como funciona.

¿Quién eres? ¿Qué estás haciendo? Estoy hablando al grupo allí, porque son los que escuchan más tarde, ya saben. ¿Pueden verme haciéndolo? (se ríe) Ellos no me están viendo, solo pueden oírme. Ahora hablo para ustedes. ¿Cuál es la imagen de ti mismo, ahora? ¿Estás preocupado? ¿Estás preocupado por tu país, te preocupas por el planeta, por tus relaciones, por tu trabajo? ¿Qué tal si te digo que todo eso está en el Campo? Si acudes al Campo, lo primero que consigues es paz. Puedes decir: “La benevolencia es mía”. Despiertas en la mañana: ¿qué cosa benévola puedo hacer hoy por otra persona? Porque eso acudirá a mí de la misma manera. “Querido Espíritu”, podrías decir, “Yo acudo al Campo, e imagino mi vida siendo aquello que me trae cosas benévolas, que resolverá los problemas que tengo ahora, de maneras que ni siquiera puedo imaginar”.

Le ha sucedido a mucha gente, queridos, a muchas personas. Todos los que escuchan ¿están escuchando? Todos los que miran, ¿están mirando?

Esto es lo que quería contarles, es el paso siguiente, es el número 3. Vendrá una más. Las imágenes de la vida son la herramienta que ustedes tienen y que resolverá muchísimas cosas, no para ustedes solamente, no necesariamente, sino para quienes los rodean. ¿Ven cómo funciona?

Pregunten algún día a una persona joven sobre las redes sociales. Abran los ojos a lo que podría estar disponible en el Campo.

Hasta que yo regrese, hasta la próxima vez.

Y así es.

Kryon

 

Los Ángeles, 30 y 31 de mayo de 2020

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre Imágenes de la Vida – 3 – La Cultura