Saltar al contenido
Esta página web usa cookies: Éstas se usan para personalizar el contenido, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.

Canalización Kryon – Egipto 5 y 6

Publicada el
Mensaje de Kryon
Canalizado por Lee Carroll

Descubrimiento del Yo – Parte 3

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

De modo que otra vez nos encontramos cercanos a la grandiosa dama. ¿Cuántos de ustedes sienten que esta, la estatua más grande del mundo, es femenina? Lo es. Diseñada para serlo, aun cuando tal vez no lo dicen. La gran defensora, la cosa que ponen para asustar a quienes serían parte de querer desfigurar el área o incluso entrar en el área. Una defensora feroz. Quiero hablar de eso.

Ellos dicen que es misteriosa. ¿Qué hay de misterioso en algo que ha sido examinado durante docenas de años con los equipos más sofisticados? Saben lo que está por debajo, alrededor, a través, todo ha sido descubierto. Pegado muchas, muchas veces, restaurado, una y otra vez, no hay secretos en cuanto a lo que está por debajo o adentro. Entonces, ¿por qué es tan misterioso? Se lo diremos dentro de un momento.

Otra vez voy a decir algo con que los historiadores no estarán de acuerdo. No todavía. Cuando les digo esta clase de cosas, es porque sé qué es lo que está enterrado bajo la arena. Y eso en algún tiempo va a revelar para ustedes lo que voy a decirles. Yo estuve aquí otras dos veces, y dije: esta Esfinge es mucho más antigua que lo que le acreditan. Y los historiadores dirán: “No, sucedió al mismo tiempo que las Pirámides, y hace esto y aquello, y por lo tanto no es tan antigua”.

Déjenme decirles algo que es perceptual: ¿qué tal si las Pirámides fueran más antiguas que lo que ellos piensan? (se ríe) ¿Eso hace una diferencia? Lo hace. No todo aquí es tal como parece. ¿Cuál es la atracción aquí? ¿Por qué es tan misteriosa? Hablaremos de eso en un momento.

Pero vayamos a algo que yo creo que ustedes van a descubrir. Tiene la cabeza equivocada. Esto fue destinado a la defensa. En otras palabras, una estatua, la Esfinge, protege. Protege, es feroz, queridos, suele tener la cabeza de un león, o de un carnero. Es feroz. Incluso hay historias de que te comerá si no haces algo correctamente. Esto es un protector.

Ahora bien, cuando la ven, y miran sus fotos, ¿Cuán feroz les parece? (risas) Esta cabeza es de un faraón. Los egipcios eran renombrados por algo, y eso es que los reyes y faraones querían poner su imagen en todas partes. Esta es la imagen de un faraón, no es inusual que un hombre esté en una esfinge. Pero es inusual que esté en esta. Está fuera de proporción. Pueden mirarla más cuidadosamente y, aunque ha sido explicado de muchas maneras, en muchas partes la cabeza es de color diferente. La cabeza no tiene la misma erosión que tiene el resto del cuerpo. Les van a decir que la cabeza asomaba fuera de la arena, y el resto de la esfinge estuvo cubierta durante años. Ahora bien, eso es justo lo opuesto de que esté menos erosionada. Debiera estar más erosionada. Les van a decir que estuvo pintada en color, y eso es lo que ven, es por eso que es de color diferente por el proceso de erosión.

Si ustedes saben lo que hacían los egipcios, y ustedes ven lo que hacían los egipcios, ellos no tomaban una estatua gigantesca como esta y solo le pintaban la cabeza. No tiene sentido. Es la cabeza equivocada. Es la cabeza de un faraón. Quería ser conocido, e hizo poner su cabeza en la esfinge. No una feroz, pero él entonces se vuelve el protector. Y ustedes ya han oído qué querían hacer los faraones, especialmente los que querían ser el rey del norte y el sur. Son guardianes, son protectores de su pueblo. Y entonces esa es su cara. Y es lo que ellos hacían.

Son expertos en piedras, queridos. Pero incluso aquellos que la miran no eran expertos. Se rascan la cabeza un poquito y dicen: “No parece hacer juego con el cuerpo” (se ríe).

Misteriosa. ¿Qué es misterioso? ¡Ahh! Vayamos a nuestra parábola de Wo, la cuarta entrega, en que Wo acaba de oír a alguien hablar del poder de la consciencia. Wo está empezando a entender, a medida que se esfuerza en la arena en esta parábola – escuchen las otras dos – que encontró a algunos ante quienes la arena retrocedía. Y él conoció a un hombre que empezó a explicarle cómo uno podía controlar su realidad. Y Wo empezó a entender un poco y a no entender un poco, pero el hombre le dijo que la consciencia es energía. Y no se trata de controlar el azar, sino estar en el lugar correcto en el momento correcto. Que uno puede imbuir la consciencia en lugares y cosas.

Volviendo a la Esfinge. Es misteriosa porque cualquiera que puede percibir la energía de una manera profunda y se para donde ustedes están hoy, dice: “Aquí hay algo más”. Canalizaciones famosas, escritas en libros, han escrito sobre cosas que tal vez están por debajo o alrededor, porque así es como les parecía a ellos. Pero eso es una metáfora, queridos, de la consciencia que puede haber sido imbuida en ella por una raza antigua que comprendía que la consciencia es energía.

¿Qué tal si fue imbuido en una consciencia que estaba asustada y atemorizada? Porque ese era su propósito. Es una esfinge. La consciencia es energía. Esto recién ha sido descubierto en los últimos 25 años como cosa validada. Pero eso es ustedes, queridos. ¿Qué piensan que los antiguos sabían, que ustedes han redescubierto? Hay mucho. Por todo Egipto encuentran rastros y evidencias de algunas técnicas de sanación muy sofisticadas, técnicas de sonido, química. ¿De dónde vino la palabra “química”? Egipcia. Ahora bien, los griegos pueden discutirlo, pero fue egipcia. Y esto les dice que tal vez ellos tenían química. ¿Qué tal si ellos tuvieran la química para grabar en piedra? ¿Has pensado en eso? ¿Explicaría eso la precisión que hoy es raspado para quienes no dan ningún crédito a una raza antigua que entendía lo que ustedes han descubierto?

Queridos, ustedes están redescubriendo toda una cantidad de cosas. Incluso la electricidad puede haber sido descubierta en su forma básica. No para iluminar ciudades, sino para hacer otras cosas, tal vez incluso para crear sonidos. Hay mucho que yace aquí, que puede que se descubra o no, pero no descuenten a los antiguos egipcios como que no tenían cosas, o que no habían descubierto cosas. Es posible, quizás, que ellos supieran más que lo que saben ustedes sobre la consciencia.

En este lugar hay cosas para sentir. Había mucho sucediendo aquí, antes de que algo se destapara en las arenas. Puede que tenga que ver con lo que ustedes sienten aquí, pero que no tiene nada que ver realmente con las dimensiones de las estatuas. O incluso su cabeza equivocada.

Wo le hizo otra visita al hombre que había explicado lo de cambiar su realidad según su consciencia, su manera de pensar. Otra vez fue prevenido por aquellos sagrados en quienes confiaba, sus líderes espirituales. Los mismos espiritualistas le dijeron: “Apártate de esa gente que parecen ser capaces de caminar sin trabas por la arena”.

Él se volvió a encontrar con el hombre, y dijo: “Déjame entender bien esto. Tú dijiste que podemos cambiar lo que es el azar y la realidad y podemos mover cosas”. Y el hombre dijo: “No, Wo, yo no dije eso. Yo dije que tú tenías la consciencia, por medio de la intuición, para estar en el lugar correcto en el momento apropiado. Eso es lo que el Campo hace para ti. Pero hay más, Wo”.

“Wo, la consciencia, lo que sientes, lo que tú eres, lo que tu cerebro piensa y hace, tiene energía. Pero no se trata solo de pensar, Wo. Hay algo más que debieras saber”. Y Wo era todo oídos.

“Es el cómo. Cómo sucede esto, Wo. Qué puedes hacer para ser como nosotros, Wo”. Y Wo escuchaba, y no esperaba la respuesta. “Wo, aquí está el comienzo de cómo puedes lograr estas cosas. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, en cada momento del día. Cuando estás dormido, ama a Dios. En todo momento, incluso aquél en que no crees que puedas. Haz que aquello que es Dios, que te hizo a imagen suya, sea todo para ti. Entiende y dedícate al hecho de que no hay nada que puedas mirar que haya sido hecho por el hombre. Fue hecho por Dios. Dios, que te creó a imagen suya, ahora te ha dado a ti, el resto de ti, un descubrimiento de más de ti que lo que pensabas. Tienes herramientas en esa creación, que podrías usar, sobre las que nunca te enseñaron”.

“Siempre te enseñaron que fuiste perjudicado, y que si querías ayuda, si querías cosas que nos veías a nosotros hacer, tenías que tener permiso. Tenías que asistir a un edificio, tenías que rendir culto, tenías que hacer ciertas clases de cosas, para estar en la gracia de aquél que te había creado. Este Creador te ama, te conoce, sabe quién eres y en qué estás pensando ahora mismo, Wo. Y ya sea que creas en esto o no, Wo, quiero que vuelvas en el próximo episodio, cuando lo hagas me gustaría contarte no solo cómo la arena puede retroceder ante ti, no solo cómo puedes crear una realidad que parece extraña a otros porque siempre eres tan afortunado, sino que hay algo más, algo aún más grande que la consciencia puede hacer. Pero requiere dedicación, entendimiento de que Dios es más que lo que alguna vez te enseñaron, y que Dios vive dentro de ti, y es parte de ti, y está listo para que tú descubras el resto de ti mismo”.

Y Wo dejó ese episodio, esa enseñanza, con una idea girando que nunca había considerado antes. ¿Qué tal, qué tal si Dios fuera más grande que lo que le habían dicho jamás? Casi una blasfemia pensar en eso, pero ¿qué tal si era verdad?

Los dejamos allí, hasta el próximo episodio.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad, sentado con ustedes ante esta grandiosa dama que es la protectora del valle. Esto es un valle, queridos, si miran a lo que el Nilo solía ser, y lo que la arena solía ser.

Y así es.

Kryon

La Esfinge

9 de marzo de 2022

Descubrimiento del Yo – Parte 4

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Continuamos la historia de Wo. Una parábola que continuará en muchas entregas, como el Descubrimiento del Yo. El grupo se encuentra por supuesto todavía en Egipto, esta vez en el Nilo, en la Isla Elefantina.

Queridos, para aquellos de ustedes que han escuchado las otras partes y porciones de esta serie particular, el Descubrimiento del Yo, empiezan a darse cuenta de que lo que les estamos enseñando aquí, pedazo por pedazo, parte por parte, es un resumen, una sinopsis, de casi todo lo que les he dado durante la última década más o menos. Cuando lo reciben por entregas, es mucho más fácil de entender, porque se repite, se resume y se aclara. Y hoy continuaremos haciendo eso.

El wo-man llamado Wo ha hecho un descubrimiento importante en su vida; encontró a algunos que no están perturbados por vivir como ha estado viviendo él. En otras palabras, no parecen ser afectados por un planeta de baja consciencia. Todo lo contrario. Esta parábola tiene que ver con la arena, y les hemos dicho que la arena representa la consciencia. Y la arena misma es algo que Wo ha tenido que esforzarse para avanzar en ella toda su vida. Toda su familia, sus amigos. Era simplemente, así como funcionaba, nadie decía nada al respecto. Es como cuando vives en un lugar donde hay corrupción, y siempre la hubo, y lleva mil años y continúa, ya es una manera de vivir, muy similar. Solo que esto representa a Wo y su consciencia en esta parábola. La consciencia de la Tierra. Es una baja consciencia, y ya les dijimos antes, que algunos la llaman naturaleza humana. Es responsable por las guerras, una tras otra; es responsable por mucho.

Y, sin embargo, cuando él vio a estos otros, cada vez más de ellos, la arena no los molestaba; de hecho, parecía retroceder ante ellos. Ahora bien, eso es una metáfora que significa que los que tienen otra consciencia parecen tener una vida mejor. Al menos lo parece. Y él los miró cuidadosamente para ver si era una ilusión, pero los vio riéndose más, vio alegría. Se preguntó si ellos tenían el mismo Dios que él, y se dio cuenta de que sí. Ellos oraban, tenían sus tiempos de meditación, igual que él. Pero algo era diferente.

Entonces, dentro de estos tiempos que hemos tenido juntos, estos tiempos de enseñanza, él conoció a un hombre. Un hombre que representaba a aquellos que parecían no tener la consciencia oscura de la profunda arena que tenía él. Y ese hombre empezó a explicar qué era lo que Wo estaba viendo, tal vez cómo lograrlo. Wo todavía estaba desconfiando, porque en su situación particular, en su cultura, siempre había alguien tratando de venderle algo. Y él no quería que le hicieran una trampa.

El hombre nunca le dijo que volviera; de hecho, la última vez, el hombre le dijo: “Vete de aquí, y vuelve solo si tu corazón te dice que lo hagas”. A Wo le gustó eso; sintió amor desde este hombre, incluso para Wo, aun cuando no lo conocía. Wo volvió a este hombre, para preguntarle más sobre toda esta idea del Campo, de tal vez crear otra realidad. El hombre le había dado dos ejemplos, pero Wo todavía estaba confundido. ¿Cómo puede alguien cambiar el azar?  El hombre le había dicho que es como una ruta con baches, y la intuición te guía para sortearlos, de modo que no estás cambiando el azar sino simplemente haciendo brillar una luz y así poder evitar los baches. Pero él quería más, de modo que volvió para hablar con ese hombre.

El hombre saludó a Wo con amor y dijo: “Esperaba que volvieras, Wo. Gracias. ¿Qué es lo que te gustaría saber?” Y Wo dijo: “Por favor, quiero saber más acerca de lo que llamas el Campo”. Y entonces el hombre empezó a decir a Wo una grandiosa verdad, que yo hoy les diré a ustedes.

Mi socio ha enseñado, y ustedes saben, que ahora la consciencia ha sido vista como energía. No por todos, queridos, ustedes no tienen eso enseñado en las universidades todavía. Pero eventualmente se filtrará eso, cuando suficientes experimentos se hayan hecho. Pero lo es; es energía profunda.

Entonces el hombre empezó a explicar a Wo sobre la arena; una energía más oscura. Una energía que llamarían más baja. Ahora, toda la idea de más baja o más alta es una percepción, queridos, y ustedes la usan todo el tiempo para representar oscuridad y luz. De modo que continuaremos. Una energía más baja: ¿Cuánto tiempo han tenido eso en la Tierra? Wo quería saber: cuánto tiempo habíamos tenido esta energía más baja. Y el hombre dijo: “Desde el comienzo, Wo. Solo ha sido a través de algo llamado el Gran Cambio, que todo el planeta ha estado involucrado en un crecimiento de energía con que ni siquiera estaban familiarizados. Ni siquiera lo sabían, sucedía tan lentamente. Y durante los últimos veinte años más o menos ha aumentado, muy lentamente. Pero está por encima de lo que era. Pero, aun así, era oscura. Aun así, no estaba ni cerca de lo alta que podría estar”.

Y Wo quería saber, qué significa esto realmente. Y allí es cuando recibió una lección sobre el poder de la consciencia. El hombre le dijo: “Wo, tú vives en una energía que se ha desarrollado por sí misma, por medio de la consciencia de la humanidad. Y no quieren realmente elevarla. Tiene que haber algunas cosas que sucedan. Y una de ellas ha sucedido. Y una de ellas, que sucedió, se llamó la precesión de los equinoccios que fue casi un permiso para la humanidad para elevar su vibración lentamente por sí misma. Pero en el proceso – el hombre le dijo a Wo – hay algo más que queremos que sepas: esta energía llamada consciencia mueve las cosas. Esta energía llamada consciencia realmente trabaja con algo llamado el Campo”. Ahora bien, ya les dijimos esto antes.

“Pero este Campo está allí, no necesariamente es avanzado o iluminado, o malo, o perverso, o bueno; simplemente existe y responde, y es algo que puedes sentir si así lo eliges”. Y entonces dijo a Wo algo que Wo no sabía, no estaba enterado. Dijo: “los de consciencia más baja también crean energía con su consciencia”. Y empezó a contarle a Wo: “Wo, ¿conoces a alguien que tenga mala suerte? Lo opuesto de lo que estamos hablando”. Y Wo dijo: “Oh, sí, tengo una hermana. Está convencida de que el planeta está contra ella, que es una víctima del planeta”. Y el hombre dijo: “¿Y qué te dice ella? Y Wo dijo: “Oh, ella constantemente me cuenta todas las cosas horribles que le suceden, y que no tiene ni una oportunidad, porque le suceden una y otra vez, y ella es una víctima”. Y el hombre le pregunta a Wo: “¿Y qué le sucede?” Y Wo tomó una respiración profunda, y dijo: “Oh, lo que le sucede es exactamente lo que ella verbaliza”. (Se ríe).  Empezaba a ver algo que el hombre quería decirle: así de poderosa puede ser la consciencia en cualquiera de las dos direcciones.

Y luego él le dijo algo a Wo que nunca olvidará: le dio una metáfora: “Wo, la baja consciencia es como haber nacido en la oscuridad. La humanidad está en la oscuridad, con la consciencia que ha elegido por sí misma. Y en la oscuridad te tropiezas con todos los demás, pisas dentro de todos los pozos, y en la oscuridad tienes miedo. En la oscuridad no sabes qué recursos tienes, o qué recursos tienen los otros, pero en la oscuridad se crea la guerra. Porque en la oscuridad se chocan unos con otros, no se ven, no se conocen entre sí. Y así es como ha estado la humanidad. Pero hay más, Wo, escucha esto” – y esto es lo que impresionó a Wo: “Hay muchos que están tan acostumbrados a la oscuridad, almas antiguas que han elegido la oscuridad, que funcionan en la oscuridad mejor que tú, o yo, o cualquiera”, le dijo a Wo. “Son especialistas, y son los que van a esperarte para hacerte la zancadilla cuando menos lo esperas”. Y Wo dijo: “Sí, creo que he conocido unos pocos de esos”. “Ese es el poder de la consciencia, Wo. Puede realmente desarrollarse en consciencia más oscura si así lo desea. Ese es el libre albedrío de la humanidad”.

Y luego le contó esto a Wo: “El Cambio está sobre nosotros. Y la consciencia oscura empieza a ser erradicada del planeta”. Él le dijo a Wo algo que yo les he dicho a ustedes: “A veces parecerá que das dos pasos adelante y uno hacia atrás”, pero él dijo: “va hacia adelante”. Y él empezó a hablarle a Wo sobre la consciencia que era una consciencia con más luz, pero tenía que ser aprendida y podía ser absolutamente avanzada por medio de algo que yo les conté la última vez: compasión, bondad, meditación, y sentir un amor mayor por el Creador que lo que jamás les enseñaron. Y estas son las cosas que te traen a una luz, y cuando tienes esa luz empiezas a no tropezarte con las cosas; las ves venir. Cuando tienes esa luz, suceden otras cosas interesantes: empiezas a desarrollar una intuición sagrada. La llamo intuición sagrada porque es algo que viene de la Luz. La intuición de leer el Campo, de no ver los baches, de no poder ser trampeado, es una intuición sagrada que viene del corazón.

“Muy diferente, Wo, de cualquier cosa que hayas experimentado antes”. Wo empezó a entender: “¿Quieres decir que lo que pienso crea mi camino?” Y el hombre sonrió y dijo: “Wo, ahora estás listo para la próxima entrega. Esa es la historia de la consciencia. Es una energía; puede crear luz u oscuridad, y este planeta empieza lentamente a crear una consciencia con más luz” Y él dijo: “La vas a ver, toda a tu alrededor”. Y luego le dijo otra vez a Wo: “Vete de este lugar y no te confundas. Sopesa mis palabras, y si están bien para tu corazón, si están bien para tu alma, regresa y continuaré con las lecciones, y descubrirás más sobre ti mismo que lo que jamás pensaste que había allí. Porque la energía de la consciencia, en estos tiempos, es la nueva herramienta que tú nunca jamás pensaste que tenías”. A Wo le gustó esa parte.

Y se fue otra vez, pero esta vez, cuando se fue a casa, empezó a escuchar lo que decían sus parientes, y los que lo rodeaban, y se dio cuenta de que todos se quejaban. Y esas quejas parecían ir a algún lugar como energía, y regresar acarreando las mismas cosas de que ellos se quejaban. Y entonces Wo decidió allí mismo: “No me voy a quejar más, porque ya veo lo que pasa con mi energía”. Wo empezó a descubrir su yo, su ser.

Volveré.

Y así es.

Kryon

Isla Elefantina, Asuán

11 de Marzo de 2022

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino

0 comentarios
Canalización Anterior

Dejanos tu comentario sobre la canalización Kryon – Egipto 5 y 6