Canalización La Historia de Myrtle

La Historia de Myrtle
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Adironnda, Kryon canalizado por Lee Carroll, Marilyn Harper

Monika Muranyi:

Me gustaría ahora pedirles que se unan a mí para usar el poder de los nodos y zonas nulas para limpiar nuestro akash de las cosas negativas que están retenidas en nuestro akash de una vida tras otra, y otra, y otra más, de estar en este planeta.

¿Qué es lo que personalmente deseas limpiar de tu akash? ¿Cuáles son las energías inapropiadas contenidas en tu akash que te gustaría limpiar?

Juntos vamos a crear un campo de intención, y entonces nuestra intención es crear un conducto multidimensional hacia cada nodo y zona nula que hay en el planeta. Comuniquémonos con nuestro ADN divino de las Madres de las Estrellas en nuestro interior, las Madres de las Estrellas afuera. Las Madres de las Estrellas se acercan, se acercan de una manera que podemos sentir su presencia. Pedimos la presencia de las Madres de las Estrellas, que vengan más cerca. Dentro de nosotros, cada molécula de nuestro ser contiene ADN espiritual dado a nosotros con amor y benevolencia. Este ADN está entrelazado con los nodos y zonas nulas, que están ahora alineados y funcionando, empujando la energía negativa hacia los nodos. Y los nodos son muy sagrados, cualquier energía negativa que llega a ese nodo no puede existir, y es transmutada.

Queridas Madres de las Estrellas en el interior, les pedimos que empujen las energías negativas dentro de nuestro akash hacia el nodo. Queridas Madres de las Estrellas en el interior, les pedimos que este proceso se haga con gracia y facilidad. Queridas Madres de las Estrellas, sabemos que podemos comunicarnos con ustedes una y otra vez para repetir este proceso. Sabemos que hay capas y más capas que existen dentro de nuestro akash, y ponemos la intención y damos permiso para liberar lo que sea apropiado liberar, para nosotros en este momento. Porque yo tengo divinidad dentro de mí; estoy rodeada por una burbuja de benevolencia; y la divinidad en mí está conectada con este campo a mi alrededor, este campo sesgado hacia el amor.

Porque yo estoy muy conectado a este campo sesgado hacia el amor, significa que las sincronicidades perfectas para mí se están creando. Yo doy permiso para la intervención espiritual en mi vida. Yo doy permiso, autorización, para la intervención espiritual en mi vida, para realzar mi vida y traerme soluciones benévolas. Espero milagros en mi vida.

Adironnda:

¡Ahh! De modo que es buen día para ustedes. Para aquellos de ustedes que no nos conocen, somos Adironnda, y traemos con nosotros todo un Consejo de Seres de Luz.

Con esta energía de la combinación de los nodos y zonas nulas, debemos decir que no es accidental que nuestro querido vehículo Marilyn haya venido directamente desde el Monte Ida hacia aquí. De modo que pueden frotarse un poco con ella y recibir un poco de esa energía en ustedes, ¿ah? (se ríe).

Verán, en esa frecuencia ustedes también están según Las Claves de Enoc – que es una traducción muy, muy antigua de un libro muy antiguo tal vez traído aquí hace más de dos mil años atrás, antes de que existiera la escritura, esto es una parte aquí en la cumbre de Lee en la ciudad de Kansas, en Missouri, directo al nodo en el Monte Ida. Es una parte del corazón de esta nación de los Estados Unidos de América y se continúa hacia abajo a Sudamérica. Este es el corazón, el corazón abierto. Al mirar a esta maravillosa audiencia de almas muy valientes que tienen sus máscaras en las orejas (se ríe), vemos sus corazones abiertos ampliamente, vemos la energía de su propia luz personal, que está iluminando. Entonces tenemos la transformación de esa luz para reconocer al nuevo humano que está instalándose, muy suavemente, a veces con una frecuencia de reunirse, un aroma particular, una sensación de energía particular de que cada uno de ustedes ha sido traído a esta localidad por designio divino.

Puede que sientan que están dispersos, pero sus guías están llenando el salón (se ríe). Pero sabemos que cuando los guardias entren aquí no van a ver a todos los guías que están aquí, y dirán: Oh, son el número correcto (se ríe). Ya ven, así es como aparece la nueva frecuencia. Lo que ven con sus ojos es solo una parte de esa frecuencia. Pero lo que están percibiendo con sus cuerpos, lo que perciben con sus nuevos telómeros de ADN que fueron conectados unos miles de años atrás, esa frecuencia es lo que está despertando ahora. Y cada uno de ustedes se ofreció como voluntario para estar presente en este tiempo, tal como se ofrecieron para venir aquí a Unity; no es accidental que estén aquí en Unity, tampoco. Porque la comunidad, la comunicación de ahora, es sagrada. Cada palabra que dicen, cada frecuencia, cada línea que sienten, está colocándose en su comunidad, trayéndola a Unity. Esa unidad, ese nuevo humano divino, esa unidad del alma, de la energía, es quienes ustedes son.

Y fue interesante que el Universo haya conseguido traernos a todos a una energía pandémica que – Uh ujuu – dice: “Veamos cuánto pueden estos humanos adaptarse al cambio”. El cambio está sobre nosotros. ¡Eyy! (se ríe) entonces venga el cambio, ¡sabemos que algo bueno nos espera al final! O nos espera cada día, ¿ah? ¿Cuántos de ustedes dicen: “maravillosa pandemia”, ah? Está entrando nueva energía, ustedes pueden estar quietos y silenciosos, y sentir cómo se siente cuando su propia respiración regresa a ustedes (se ríe). Esa es la clave. Ustedes son los maestros. Ustedes son los maestros, así como el maestro Randy Luna que toca en el piano. Ustedes son los maestros. Están aquí para traer esa nueva frecuencia de amor, paz, compasión, alegría y risas. Claridad, sabiduría, porque sus células ahora están recordando todo eso; sus células, su campo, están ahora recordando esa información para que la traigan a estos tiempos, a este espacio, a este lugar. De modo que también puede que les den un golpecito en el hombro, como Kryon hizo con Lee diciendo: “Esto es lo que vas a hacer en adelante”, y nosotros tocamos a nuestro vehículo Marilyn y dijimos: “Sí, realmente vas a ir al Monte Ida. No nos importa si alguien más va a estar allí o no; nosotros vamos”. Pero estaba todo vendido. Tres veces estaba todo agotado, (se ríe) gente yéndose y otra viniendo, y más. Porque tenían que tener la combinación exacta de individuos allí, así como había que tener la exacta combinación de individuos aquí. De modo que al mirar a su alrededor, ven que este evento tenía que ocurrir, aquí arriba del corazón de esta nación. Y sí, esta nación podría usar todo el corazón que pueda conseguir en este momento, ¿ah?  Como pueden hacerlo todas las naciones, como puede hacerlo todo el planeta, como también la galaxia.

¡Ahh! Queridísimos, queridísimos amigos bienamados, seres de luz que son, esta frecuencia va a continuar (se ríe) Este aumento de la energía, va a continuar. Y a veces se necesita un poco de una aspiradora (se ríe) – nos encanta eso de la aspiradora – para absorber toda esa energía al contenedor y salir a la superficie. Ustedes son lo que está saliendo a la superficie. Tomen una respiración profunda. Yo Soy Eso que Yo Soy. Es lo que se dijo una vez. Yo Soy El Que Soy. Yo soy el que está surgiendo a la superficie, para ser la antorcha de luz sobre este planeta. Tomen una respiración profunda y repitan esa frase, en voz alta: Yo Soy El Que Soy, la antorcha de luz. Yo Soy. Yo Soy – no los podemos oír – Yo Soy El Que Soy, la antorcha de luz, Yo Soy. Inhalen eso. Yo Soy El Que Soy, la antorcha de luz, Yo Soy.

¡Ahh! Queridísimas antorchas de luz, las amamos muchísimo, las vemos. Vemos su nerviosidad, “¿Hacemos esto? ¿No hacemos esto? ¿Nos sacamos esto, o lo dejamos puesto?” (se ríe). No la máscara; (la gente se ríe); déjense la ropa puesta; bueno, no es obligatorio (más risas). Todo es una elección, ¿no es así?

Vemos sus corazones que se abren; ustedes son el próximo paso evolutivo de la humanidad, y celebramos eso. Y los saludamos Namasté.

Kryon:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Quiero darles una historia que realmente no se ha contado antes. Empieza más de 31 años atrás, cuando mi socio estaba en problemas emocionales. Sucede, ya saben, en la vida, un ser humano, pasando por los pasos que todos ustedes pasan. Hay épocas de retorcerse las manos, introspección, tristeza, están en problemas. En ese punto del tiempo, mi socio recibió información de un grupo que rezaría con él. Deben comprender que mi socio creía en la oración, tenía una buena educación espiritual, en su iglesia había visto los resultados, él sabía que funcionaba. Pero había algo que no podía creer: que si él hacía una llamada telefónica, o tal vez enviaba una carta, pero él quería una llamada telefónica, que alguien estuviera allí en medio de la noche, que es cuando él la hizo. Silenciosamente, para que nadie pudiera oírlo; silenciosamente. Él hizo la llamada, y había una persona, una mujer, muy maternal, que estaba para ayudar. No pidió dinero; estaba interesada en él, pero más que eso, ella le dijo: “Déjame transmitir esto a otros, déjame presentarlo a todos nosotros, y te prometo, Lee, que voy a dárselo a quienes me rodean, y te prometo que durante treinta días, 24/7, tu pedido y tu nombre estarán en los labios de aquellos a quienes le importas y cuidan este lugar, este lugar”. Él nunca olvidará eso. Ese lugar es donde está sentado.

Ahora se llama, y entonces se llamaba así, Silent Unity (Unidad Silenciosa) y tiene hoy las mismas políticas de compasión que tenía entonces: los pedidos se honraban durante treinta días, en un círculo. Siempre había alguien rezando por esa persona que había llamado o había escrito carta.

Él no sabía entonces, queridos, y esta es la noticia que quiero darles, que él había entrado en una energía lemuriana pura (se ríe). Muy bien, Myrtle, hablaremos de eso. Tomen una mujer del siglo diecinueve, ¿qué hace con la información de Lemuria que viene rugiendo desde su akash? Información que habla de que la clave de la consciencia es la compasión y la bondad, no la doctrina. ¿Qué se hace con eso? ¿Qué se hace con una información que dice que el liderazgo espiritual del planeta solía estar en las mujeres, y cambió? Y tiene que hacer un cambio para que vuelva a ser así (se ríe).

Verán, Myrtle tuvo una experiencia que tenía que ser vista mayormente por los demás para tener credibilidad. En aquellos días no se daba mucha credibilidad a ninguna mujer, y especialmente a las que querían una posición de liderazgo espiritual; simplemente no se hacía. No estaba allí. Verán, Myrtle estaba enferma, horriblemente, en todo su cuerpo. Pero ella hizo una declaración; dijo esto: “Soy una hija de Dios. Hija de Dios. Eso significa que yo no heredo enfermedad” (se ríe). Eso era muy lógico espiritualmente, y ella estaba justo en lo cierto. Y en ese reconocimiento, en ese momento, ella entró en el Círculo de Doce, que es lemuriano, y la remisión espontánea fue completa. Ella no lo sabía, pero lo que llevaba en el ADN y su estructura celular era hereditario, y sus hijas quedaron limpias también, tan pronto ella recibió esta remisión espontánea. Y llamó la atención, sí que llamó la atención.

Y ella dijo: “¿Qué puedo hacer para iniciar una organización, tal vez una iglesia, un grupo, donde la clave central sea la bondad y la compasión?” ¿Y cómo se iba a pagar? La única manera de solventarlo era tener una iglesia en ello; ella lo vio. Ahora bien, esto no es algo sobre lo que ustedes vayan a leer, y ella quiere que lo diga, porque fue verdad. Ella lo inició. Charles pensó que estaba loca. ¿Oyeron la historia de los Hijos de Fillmore? (N.T. Myrtle y Charles Fillmore, tuvieron tres hijos) Eran canalizadores ¿ah? (se ríe). Él fue traído a bordo no por el amor de su esposa, sino por el amor de Dios. Es difícil no tener eso cuando lo ves a tu alrededor y ves que ella tenía razón; tenía razón.

Y lo que ven aquí fue el resultado de la energía lemuriana, porque su akash despertó. Podrían decir que ella fue una de las primeras en dejar una impronta sobre cómo podrían ser las cosas, para regresar a un tiempo que tenía sentido, y el impulso era la bondad, la compasión y el liderazgo espiritual de las mujeres (se ríe). Las primeras ordenaciones de esta iglesia: mujeres. Más mujeres que hombres; todos estaban abiertos a esto, pero quienes primero resonaron con ello fueron mujeres. Ella fue la primera, y luego comenzó.

Hasta el día de hoy, si observan el equilibrio de género de los pastores – si quieren llamarlos así – los líderes de la iglesia de Unity, en todo el mundo, las mujeres predominan. Queridos, esta es la manera lemuriana, y ella lo sabía. Esta es la información que Myrtle querría que ustedes sepan, que esta era la agenda. Por medio de la compasión y la bondad, por medio del amor, el sistema espiritual más amoroso que ella podía encontrar, ella inició la iglesia, para pagar por eso que era lo primero (se ríe). Y funcionó, y sigue funcionando hoy en día. Queridos, ella no se reencarnó, porque ella permaneció justo en este lugar; está aquí ahora. Para cuidarnos, para bendecirnos, ese “nosotros” es todos los presentes en este salón, incluyendo a mi socio. Yo conozco a Myrtle. Y ella está llena de aprecio y compasión mientras ella sigue cuidando este lugar. Se avecinan dificultades, Myrtle, porque el Cambio muy bien podría empezar a cambiar lo que sucede aquí, pero lo cambiaría tal vez de buen modo.

La modernización que ha sido resistida simplemente ocurre porque ocurre; ya no necesitas la llamada o el email, porque ahora hay una app para eso. (se ríe). No esperabas eso, ¿no es así, Myrtle? Hay otras cosas que no esperas, que son muy lemurianas, y estarán aquí. Espera que vaya de un lugar de bondad y compasión hacia un lugar que no solamente sane las emociones de quienes están afligidos o los ayude con su físico. Espera tal vez una torre de sanación, porque hacia allí se dirige esto. Nuevas energías empiezan a aparecer que no podían estar aquí, Myrtle, hasta el Cambio. Tú lo viste por adelantado, una iglesia, una torre, un sistema de compasión que duraría más de cien años y navegara al Cambio si alguna vez ocurría. Y allí es cuando recibes lo que se te debe.

Myrtle era de Lemuria, ella tuvo una Madre de las Estrellas, como tuvo Mele´ha. Destinada para venir en una época en que no se escuchaba a las mujeres, y crear un sistema espiritual conducido mayormente por mujeres. ¡Qué logro! ¿Es acaso una sorpresa que este lugar resuene con compasión, bondad, gratitud, fe? No es sorpresa que al caminar por este lugar sientas algo que no puedes sentir en ningún otro lugar, porque ella todavía está aquí.

Oh, Charles, oh, él siguió. El continuó con vidas de reencarnación, extrañamente para estar con otras mujeres que él pensó que estaban locas. Los hombres necesitan estar allí para apoyar a estas mujeres y ver que tienen razón.

Queridos, quería compartir esto con ustedes para que sepan dónde están hoy sentados, y quién podría estar aquí. Ella camina por estos salones, todo el tiempo. Y pueden sentir su presencia todo el tiempo. La lemuriana loca (se ríe). Eso es todo por ahora.

El Espíritu bendice este lugar, porque es revolucionario.

Y así es.

Kryon

 

Kansas City, Missouri, 8 y 9 de agosto de 2020

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para el Camino – www.traduccionesparaelcamno.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre La Historia de Myrtle