Canalización La Nueva Conexión

La Nueva Conexión
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Kryon canalizado por Lee Carroll

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Es el final del día, el final de la reunión, y para quienes solo están escuchando pero no están aquí, recién se ha hecho un ejercicio. Es un ejercicio de honor, en el que unos pocos por vez se miran a los ojos y se dan cuenta de que son uno. Habrá algunos a los que nunca vieron antes, y nunca se volverán a ver. Ustedes vienen y se van, es tan común, en la vida y en estas reuniones. Pero esta vez han hecho una conexión. Es casi como decir, «El Dios en mí es el mismo que en ti y yo honro eso» y adonde quiera que vayas, esa conexión permanece.

Quiero hablar de algo: es una conexión que permanece. Hace una semana dimos información sobre algo en lo que antes no habíamos sido específicos. Se trata de una nueva energía en el planeta que está diseñada para ayudarlos en estos tiempos. Específicamente para ayudar a las almas antiguas en la transición. Esta transición es de la vieja energía a la nueva energía estando vivos. Es algo que la mayoría ni siquiera se da cuenta de que está disponible, porque es un nuevo paradigma en el que no se había pensado antes, no es la manera en que solía funcionar. Hablamos del hecho de que las almas antiguas en este momento no están aquí por accidente. Ciertamente están aquí con propósito, son las que desean tener esa Chispa de conciencia y empezar a darse cuenta de que hay más. Va a haber ayuda para ellas, de maneras que no esperan. De modo que, para que yo establezca la escena, queridos, quiero darles un ejemplo, una metáfora.

Digamos que tú eres un padre, o una madre, ambos, en la situación de tener un hijo o dos y directamente desde el principio, digamos en esta metáfora que tienen inteligencia y libertad de elegir. Y ellos pueden hacer lo que se les antoje con esa libertad de elegir, y eligen irse y estar por su cuenta. Ellos miran alrededor y dicen «Puedo manejar esto; puedo hacer estas cosas. Realmente no necesito a mis padres para estas cosas. Soy una persona joven, puedo estar con otras personas jóvenes y podemos resolver todo lo que necesitemos». Y allá se van.

Esto no es poco común en la vida, pero esto es una metáfora del Creador del Universo, cuando los puso aquí y les dio libre albedrío para ir adonde quisieran, para descubrir aquello que era precioso – o no.  Digamos que esos hijos se van por largo tiempo. Y van, y van, y van; hasta que llega un tiempo en que individual o colectivamente dicen «Lo estropeamos todo. Realmente no teníamos la manija de todo esto; creíamos que sí, pero no». Está llegando, en el planeta, en la vida cotidiana, con niños que creen que saben todo y luego llegan a un punto en que se dan cuenta de que tal vez no es así. Esta es la metáfora del despertar del alma antigua. Ahora mismo muchas almas antiguas en este planeta, en este salón, y escuchando esto, han tenido esa chispa del despertar, y están listas para pasar a otro nivel – si quieren llamarlo así – a otra experiencia, a otro paradigma que incluya aquellas cosas que ahora entienden que están allí. Y la pregunta, incluso en este día, se ha formulado: ¿Qué hacer? ¿Qué hace el ser humano común, en este punto, en este planeta?, cuando se da cuenta de que ha estado en una consciencia baja por muy largo tiempo, y desea tanto pasar a ese nuevo paradigma en que pueda hacer que el Creador en su interior florezca de muchas maneras, y tiene mucho que aprender. Quiere tocar un interruptor y hacer que suceda, pero no puede. Se da cuenta de que tiene que haber aprendizaje y práctica, pero no sabe para dónde ir, simplemente no sabe. Y hay muchos así.

Hoy hemos hablado de esa chispa de percepción consciente, y también ayer. Hemos dicho qué sucede cuando se dan cuenta de que hay algo más grande; qué pasa cuando se dan cuenta de que son magníficos en este planeta y no están aquí por accidente y tampoco están aquí para sufrir, ¡es asombroso! ¿Qué harán? ¿Cuál es el próximo paso?

Hay muchos que les dirán «Esto es lo que hay que hacer» y les darán los ABC y los 1, 2, 3 de la práctica lineal, y ellos creen que todas esas cosas los llevarán a un nuevo paradigma. Pero queridos, esto es nuevo. Volviendo al ejemplo: digamos que reciben esa llamada telefónica. Digamos que tienen dos hijos y ellos dicen «Mamá, Papá, ustedes realmente no hicieron un buen trabajo. Nos vendría bien su consejo. Nos vendría bien su consejo, podríamos usar lo de ustedes». Ellos estarían en otro paradigma. Ustedes dirían «Vengan a casa de nuevo ahora» pero eso no es posible; no en la metáfora, y no en la vida real. De modo que esto es lo que dirán a sus hijos, madre, padre: «Los amamos mucho. Gracias por llamar. ¿Realmente quieren la información que tenemos para ustedes? Tenemos mucha». Y ellos dicen «Sí, la queremos. Los amamos mucho». Y ustedes les dicen: «Quiero que se sienten ahora mismo y quiero que repasen todas esas cosas que pensaban que funcionaban y que descubrieron que no era así. Y tranquilamente quiero que descarten cada una de ellas en su mente: no es operativa. Incluyendo algunas de las ideas más preciosas que les dieron personas en quienes confiaban, porque no funcionaron. Y cuando terminen de recorrer esa lista, quiero que se sienten en silencio. Y, queridos hijos, estaremos en el teléfono para ustedes por el resto de su vida, y les daremos los consejos que sabemos que funcionan, uno a uno, para cada situación. Cada vez que estén en problemas, nosotros nunca colgamos el teléfono; siempre estamos allí. Si tienen preguntas, siempre estamos allí. Además les enviaremos ayuda y herramientas. Les mostraremos cómo funciona la sincronicidad, para que estén en el lugar correcto en el momento correcto y para conocer a la gente correcta. Queridos hijos, esperen una vida con la que nunca soñaron, la que siempre quisimos darles. Pero ahora que usaron su libre elección para hacer esta llamada, tenemos su permiso para trabajar con ustedes como nunca lo hicimos antes».

Si están en ese lugar ahora mismo, yo les digo que acaban de hacer una llamada telefónica. Hay una nueva energía que ha estado esperando esa llamada. Cada llamada es diferente. No todas las llamadas piden ayuda; no todas dicen «Me metí en líos». Algunas dirán «Estoy listo para el siguiente paradigma. Yo siento y oigo que tengo la chispa y estoy listo». Cada humano es diferente en su vida, pero yo les digo que la intención que ustedes ponen inicia algo que ustedes llaman una bola rodando, cuando empiezan a recibir ayuda intuitiva, y no saben de dónde proviene, y algo de eso es tan estelar que sienten que no es la intuición estándar que parece volarse y no saben si la oyeron o no; esta permanece y saben que les está hablando a ustedes, tiene su nombre en ella.

Ustedes pueden preguntar qué sigue después; ¿qué tengo que hacer? ¿Cuáles son los pasos? Y su intuición va a decir «Ve allí». Y ustedes: «¿Qué hago después de eso?» Y dice «No hay ‘después de eso’. Ese es el nuevo paradigma. Un día por vez». Y algunos de ustedes van a objetar; lo objetarán porque dirán «Eso no es cómodo para mí; necesito saber qué viene después de eso». Y la voz en el teléfono dirá, muy dulce y compasivamente, «Querido hijo, acostúmbrate a este nuevo paradigma, porque te llevamos de la mano. No te preocupes. Cada día te diremos lo que necesitas saber; de dónde vendrá tu abundancia, de dónde vendrán tus comidas, adónde van los proyectos, adónde ir, qué hacer, cómo ser. De modo que estés seguro». Y te dirán: «Nuestro amor está contigo, tanto que cada vez que lo necesites, lo que tienes que hacer es sentarte y preguntar, y estaremos allí y oirás la voz en tu cabeza, de la intuición diciendo «Estamos aquí».

Esto es nuevo, y les cuenta sobre algo que está pasando en este planeta: un despertar, nuevos dones, nuevas herramientas, nuevos paradigmas, para adelantar lo que llamaríamos la evolución de la consciencia de la humanidad. Hablamos específicamente del alma antigua porque el alma antigua tiene la capacidad de recoger, aprovechar, extraer del akash, porque han estado aquí, y han hecho cosas, y saben cómo funcionan. Entonces, cuando el consejo y la intuición se presentan el alma antigua será capaz de recordar cosas, trabajar con ellas, implementar cosas, que los que están en el planeta por primera vez tal vez no sepan. De modo que las almas antiguas son la clave del avance de la raza humana y es mundial; es mundial, no importan en qué país estén escuchando esto. Es el Creador que va a trabajar con ustedes de maneras que ustedes nunca soñaron ni imaginaron.

Consideren por un momento que hacen esa llamada y oyen esa bella y amorosa voz del Creador, de cualquier forma que la puedan imaginar, y lo primero que oyen es «Nunca cortaré la comunicación». Eso es hermoso, y ustedes necesitan oírlo y saberlo, y entender que «Nunca estarás solo» significa eso, que nunca estás solo, y que el Espíritu está allí al lado, para trabajar contigo a la velocidad que sea apropiada para tu personalidad y tu comodidad. Y eso es lo que ustedes harían por un hijo.

Habrá más, pero algunos van a decir «¿Puede ser que sea tan simple?» La simplicidad viene con la acción de entender, la complejidad de venir a donde estarás implementando los milagros que van a suceder. Ciertamente habrá aprendizaje; ciertamente habrá práctica; pero vas a sonreír todo a lo largo de esto, porque está todavía en línea. ¿Dios es la idea de que va a aparecer, mostrarte algo, y luego irse dejándote solo? Eso fue la vieja energía. Eso no toma en consideración ni siquiera la palabra «ascendido» que es adonde te diriges.

El ser humano ascendido es el que asciende más allá de la vieja energía hacia uno que no entiendes que está lleno de sacralidad y no tiene miedos. Eso tiene que ser el alma antigua, porque las almas nuevas en el planeta verdaderamente no tienen esa madurez, no todavía; pero la tendrán. La tendrán. La tendrán, porque los observarán a ustedes hacerlo. Explicaré más en el camino, pero esta es la simplicidad, es la metáfora de  cuán amados son, y de qué podría pasar en adelante a los presentes en este salón y a los que escuchan este mensaje, que nunca pensaron que sucedería en este punto de sus vidas.

Váyanse de este lugar habiendo soltado las cosas que necesitan soltar, porque tienen en este punto la madurez para hacer eso y más.

Y así es.

Kryon

 

Boston, Massachusetts, 20 y 21 de Julio de 2019

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre La Nueva Conexión