Canalización Trabajar con El Espíritu – El Amor

Trabajar con El Espíritu – El Amor
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Adironnda, Kryon canalizado por Lee Carroll, Marilyn Harper

Marilyn Harper:

Ahh! De modo que buen día para ustedes, ¿ah? En esa energía de las Madres de las Estrellas, envolviéndose en ese amor, damos gracias a la Dra. Amber por su contribución en traer a las Madres de las Estrellas para ustedes.

Este es el tiempo para anclar tu propia sabiduría; es el tiempo para permitir y conectar con las Madres de las Estrellas tu guía y tu reino angélico al super-iluminar tu energía. De modo que deseamos que sepas que tu super-iluminación de tu energía – super-iluminar, sub-iluminar, oímos que alguien dice ¿qué significa eso de super iluminar? (se ríe) – Significa cuando enfocas un reflector en la cabeza de alguien y tienes esa luz totalmente concentrada en él. Tú estás dentro de esa luz, envuelto, rodeado y amado.

Ahora bien, en este año ya ha habido algo de ansiedad que está fluyendo, de modo que algunos están ansiosos de adelantar en el año, otros ansiosos por ver qué está pasando, y otros simplemente ansiosos (se ríe) ¿Sí? Y en esa capacidad nos gustaría darles un par de herramientas para manejar su ansiedad y su excitación. ¿Está bien? Excelente, gracias.

Verán, muchos de ustedes sienten la aceleración de su alma con la aceleración de la energía. Es casi como si en el pasado tenían 24 horas en un día, o parecían 24 horas, y luego se fueron a 18, y después bajaron a 12, y ahora parece más bien que sienten el día como de 8 ó 9 horas. Y tienen que dormir en ese proceso. De modo que así es como se siente esa aceleración ¿sí? Esa energía, el continuum espacio-tiempo está funcionando de maneras nuevas para acomodar esa energía. Entonces cuando sienten ese flujo del tiempo, y tiene que ser 15 minutos más tarde y se dan cuenta de que son tres horas más tarde ¿sí?, y ustedes sienten que están haciendo algo que lleva diez minutos y les lleva dos horas, y eso crea esa ansiedad, «Uh, qué voy a hacer, no consigo terminar esto, tengo que hacer aquello y lo otro». Cuando eso sucede, primero deténganse. Solo tomen una respiración profunda. Tomen una ahora. Eso los trae al momento presente. Entonces se preguntan a sí mismos, toman otra respiración profunda y se preguntan «¿Qué es lo que me está haciendo sentir ansioso? ¿Es lo que está pasando ahora? ¿O es algo que pasó cuando era niño, o es otra cosa?» Incluso puedes ir rápidamente al akash para ver si hay algo que necesitas aprender en esta vida, que desencadena esto que está envuelto en ansiedad. ¿De qué se trata realmente? ¿Cuál es la clave? Tomen una respiración profunda. Se dan cuenta de que cuando hago esta pregunta todos en el salón paran de respirar (se ríe).

Entonces en esa pregunta, ¿de qué se trata esto realmente?, permítete percibir, o sentir, o tal vez incluso ver si tienes suerte, una situación o una clave, o una posibilidad que puede haber sucedido en un tiempo diferente, en un espacio diferente, en esta vida, porque como saben todo se repite cada siete años durante toda su vida hasta que lo entienden. Y cuando lo captan, ya no necesita repetirse más. De modo que lo que queremos que hagan es captarlo todo ahora mismo, ¿ah? (se ríe). De modo que se preguntan qué es, cuál es realmente la ansiedad, al avanzar entrando en el 2020. Tomen una respiración. ¿Ven la visión? Y aun si no la ven, ni la sienten, ni la perciben, pidan que esto se integre plenamente en su campo de energía para que ya no esté a cargo de su proceso de toma de decisiones.

No queremos romper cosas, ya saben, hablamos de soltar, dejar ir, sacar cosas afuera y bla, bla, bla, todo eso es parte de ustedes, es parte de lo que los hace magníficos, magníficos. Es parte de esa energía, entonces, en cambio, ámenlo. «Amo esa experiencia de lo que me pasó cuando niño. Me ayudó a evolucionar hacia lo que ahora soy. Y soy magnífico». Y luego respiren en eso, de manera que se integre plenamente en su campo, y retroceda hacia atrás, al fondo del armario (se ríe). Y luego pueden poner un lindo cuadro de gratitud sobre ese armario y cierran la puerta. Porque ahora están haciendo nuevos paradigmas, nuevas energías, nuevas frecuencias vibratorias, que son ustedes.

Y luego cuando surge esa ansiedad, o esa inquietud crece, pensando en lo que va a pasar en este planeta, qué va a pasar en esta Tierra, y qué pasa si…, qué pasa si… ¿saben? «qué pasa si…» no existe. De modo que todos sus «qué pasa si…» son solo humo, de modo que soplen el humo para que se vaya, y pónganlos de nuevo en ese armario, y cuando lo hagan se dan cuenta de que se han integrado realmente. Tomen una respiración profunda. Y otra más, otra respiración profunda.

Ustedes están aquí, en este planeta, en tiempos maravillosos. Los Maestros Ascendidos, los del Reino Angélico, tan cercanos que ustedes los pueden sentir con su corazón. Están muy conectados con ustedes, son sus animadores, les dicen «¡Puedes hacer esto! ¡Puedes tener esto! ¡Puedes ser esto! Puedes experimentar esto porque todo es posible». Y luego lo que parece ser el trauma del planeta, se reacomoda por sí mismo. Es todo parte de ese ciclo divino del que ustedes eligieron participar. De modo que agradezcan eso: «¡Sí! ¡Yo me ofrecí como voluntario! No pensaba que esto iba a ser así,  pero me alegro de estar aquí» (se ríe). Ya ven, esa es la clave: gratitud por todas las cosas.

Los amamos profundamente; vemos su corazón abierto, vemos la luz violeta y verde esmeralda que proviene de su corazón abierto y sabemos que irradia más allá de este salón, más allá de Arizona, y envolviéndose alrededor del planeta. Y por eso estamos agradecidos a ustedes.

Namasté.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Me doy cuenta muy bien de que este es el comienzo del 2020. Algunos dirían que es un mini-ciclo. Cada año ustedes eligen empezar aquí, en este calendario por razones de las estaciones y también de la astronomía, este es el comienzo. Y entonces es buen momento para hablar de las cosas de las que me encanta hablar. Llamaré a esta la canalización del amor. Quiero que oigan algunas cosas que ya dije antes, pero tal vez de manera diferente.

Hay una pregunta que todos hacen en cuanto a las cosas espirituales: ¿Cómo trabaja Dios con el ser humano? ¿Cómo es eso realmente? ¿Es por medio de reglas, doctrinas, profetas? ¿Cuál es el  mecanismo, como dice mi socio (se ríe), de eso que funciona o no funciona entre el ser humano y la Fuente Creadora? ¡Oh, esa Fuente Creadora tienen tantos nombres! En algunos sistemas es tan grande y tan grandiosa que tiene nombres que ustedes no deben pronunciar. ¿Se reconoce, esta Fuente Creadora, no solo una Fuente de todo, sino una conexión con los humanos por medio del alma?

Cada uno de los sistemas de creencia principales del planeta tiene alguna especie de alma o explicación para esa parte de ustedes que es sagrada. Eso se debe a que es intuitivo; y tienen razón. Cada uno de ustedes tiene algo que lo rodea que es una parte multidimensional, muy difícil, muy difícil de describir. Aun al preguntar, ¿para qué es? o ¿para qué está allí?, es todo parte de las preguntas de por qué ustedes están vivos. Incluso después de reuniones como esta ustedes hacen la pregunta en su mente una y otra vez. ¿Cuál es esa relación? Seres humanos, eso que es su naturaleza humana actual preguntará ¿Lo estoy haciendo bien o lo estoy haciendo mal? ¿Hay algo que debiera hacer y no estoy haciendo? Todo lo que es intelectual, haciendo las mismas preguntas, como si Dios fuera una persona parada a su lado, impaciente. Y ninguna de esas cosas es exacta, ninguna.

Para poder contar la historia o darles una percepción otra vez más quiero regresar a la primera vez que mi socio se sentó en la silla y por libre elección preguntó si yo era real. Tal vez hayan oído esta historia antes o escucharon este mensaje antes, estoy a punto de decirles cómo funciona. Es más sencillo que lo que creen. Y sin embargo la complejidad de su alma está más allá de lo que incluso puedan creer, o entender, o real y verdaderamente ver la necesidad de eso, porque está fuera de la percepción de lo que los humanos llegan a pensar. Es tan grandioso y tan bello que se oculta de ustedes, queridos. Todo lo que es magnífico está disponible para ustedes, pero de algún modo se esconde hasta que ustedes hagan algo.

Mi socio esperaba secretamente que cuando él hiciera una pregunta no habría una respuesta. Y la pregunta fue  «Kryon, si eres real, muéstrame. Voy a sentarme en la silla, y espero algo». No lo hizo. El ingeniero tenía un dilema del que hablamos muchas veces; tenía cosas que apuntaban a esas coincidencias en que él no creía, que lo hacían sentarse solo y hacer la pregunta, y estar obligado a sentarse en la silla o no, era un experimento en su mente, eso era todo lo que era, un experimento. Y la pregunta que formuló, con libre albedrío, al aire, «Si eres real, muéstrame», eso fue todo. La consciencia de ese momento de ese hombre, ese ingeniero, diferente de hoy: simple; tridimensional; lógica.

Y la pregunta era lógica y razonable: «¿Eres real? ¡Muéstrame!» Pero él no esperaba lo que recibió. Pero en lo que él dijo, aun cuando no creía en nada de lo que pasara en la silla, lo que él dijo igual era su libre elección: si estás allí, muéstrame. Acabo de exponer el mecanismo de cómo la Fuente Creadora bella, amorosa, compasiva trabaja con tu alma. Cuando se sentó en la silla, es casi como si la misma silla brillaba y el calor era demasiado para él, sintió algo que nunca había sentido antes, aparentemente cada una de las células de su cuerpo se llenó de amor. Nunca había sentido algo así. Oh, había estado en esos lugares donde había rendido culto, y creía, había estado allí, se había sentado allí, y había oído las palabras, y había sentido la energía – pero nada como esto. No tenía idea ni siquiera de que esto existía. ¿Podía uno ser tan amado? Lo que él había hecho era dar permiso para que le mostraran.

Lo que había hecho, y no se daba cuenta en absoluto, es dejar la puerta ampliamente abierta. No había pedido una sanación, ni una señal, solo dijo «muéstrame» (se ríe).  Y lo hicimos. ¡Lo hicimos! Ese día no hubo canalización, no hubo palabras para decir ese día, pero sí hubo lágrimas ese día. Podrían llamarlas lágrimas de confusión, pero no pudo evitarlas. ¿Alguna vez vieron una situación así de preciosa y bella, ya sea en la naturaleza, o en humanos, o en animales, que les produzca lágrimas instantáneamente? Y eran lágrimas de compasión, gratitud y amor, ¡no de tristeza! Es diferente. Estoy hablando de cosas magníficas, bellas, preciosas que podrían ver. Y no se puede evitar, el agua brota de sus ojos, no lo pudo evitar. Eso le pasó a él. Qué bueno que estaba solo, y sabía que estaba solo, y se sentía solo y podía sentir estas cosas; no esperaba esto. La silla se volvió demasiado caliente, y él saltó de ella. Eso fue el comienzo de Kryon en este planeta con este hombre.

El resto de la historia, él dijo muchas veces, confundido, había llorado, había sentido algo, y se preguntó: «¿Qué era eso? ¿Cómo era eso posible, hasta mis pies mismos, sentí legiones habitando dentro de mí, sentí amor como nunca lo sentí? No entiendo nada de esto». Pero ustedes saben lo que pasó, ¿no es así? No lo podía dejar de lado, no podía. Tenía una causa y un efecto. Y en la ciencia, cuando se tiene una causa y un efecto, uno vuelve sobre eso y lo intenta otra vez, ¿no es así? Cosas del método científico, ¿no? Y ese era exactamente quién era él en ese momento. Y se sentó otra vez – y sucedió de nuevo. Fue el comienzo de un cambio de paradigma de la vida para él. Y no se dijo nada, ni una palabra fue dicha. Pero la emoción que sintió no podía ser falsa, y él lo sabía. Instantáneamente supo que él estaba en contacto; ciertamente había algo más allá de lo que jamás hubiera conocido o lo que jamás hubiera creído. Oh, él creía en el Creador, creía en Dios, creía en el amor de Dios. Pero esto era diferente; ¡esto era físico! Esto fue hacia adentro, y él se dio cuenta de que por unos pocos momentos su alma y su cuerpo se habían fundido a tal punto que él era uno con todas las cosas, que podrían decir que era Dios, tan grandioso que se calentó y lloró y todas las cosas que puedan pensar posibles.

¡Eso fue el comienzo de lo que ustedes ven hoy! Pero la cosa que quiero decirles es que ustedes tienen que ver el proceso. Entonces cuando dicen «¿Cuál es el modo en que el Creador trabaja con el ser humano?» no lo intelectualicen queridos, ¡es muy simple! Piénsenlo de este modo: todas estas cosas existen en ustedes, ahora mismo; no están separadas de ustedes, aun cuando ustedes piensen que lo están o sientan, o les hayan dicho que lo están. Las cosas más espirituales y hermosas que puedan ser parte de ustedes, incluyendo su alma, están en ustedes. No están realmente del otro lado del velo, porque esta multidimensionalidad de la que seguimos hablando puede estar en muchos lugares al mismo tiempo, de modo que no se aferren a «dónde está, cómo lo contacto, cuáles son los procesos y los pasos»; les digo: hay un solo paso: «¿Eres real? ¡Muéstrame!» (se ríe) ¿eres real? Muéstrame. Y depende de cuánto crees en ello, las cosas empiezan a suceder de modo diferente.

Ahora bien, mi socio no esperaba lo que recibió, no entendía lo que vendría, pero la pregunta que hizo fue pura. Quería una respuesta, de modo que no decidió por adelantado cuál sería la respuesta. Dudaba de ciertas cosas, pero no decidió de antemano que no podían ser. De modo que se necesita la intención pura. Él dijo «Lo digo en serio; lo digo en serio. He llegado a este punto en que lo puedo sentir, y casi tocar, y casi estoy allí en alguna medida. Dame el resto de esto; adelante, muéstrame». Sin decidir de antemano que fuera una cosa tonta o estúpida, o todas esas cosas que yo les relato que los humanos atraviesan cuando parecen hacer una pregunta sin tener una real intención de obtener una buena respuesta. Porque hay un programa que se impone y dice «No va a suceder, no soy digno, no sucederá» y todas esas cosas deben ser eliminadas.

No es tan difícil, se sientan en amor y aún antes de decir «Es real» digan «Querido Espíritu, dame la capacidad de ser neutral en esta pregunta, en amor puro, por solo un momento; ¿eres real? Muéstrame». Y no se sorprendan si sienten escalofríos inmediatamente; no se sorprendan si empiezan a pasar cosas, no se sorprendan si reciben una sanación. Eso es comunicación. Así es como el Creador dice «Estoy aquí. Mira, mi mano ha estado extendida todo el tiempo esperando que preguntes. ¿Qué te demoró tanto tiempo?». Lo que demanda tanto tiempo a la humanidad es esa programación de que no puede ser real, o que estas cosas no funcionan así, o que ustedes saben más, porque les dijeron cosas diferentes o creen en algo distinto, sin entender que podría ser muy sencillo. La alianza con esa parte de ustedes que es Dios, el Espíritu, la Fuente Creadora, esa alianza es como un delgado papel que espera que lo atraviesen y digan: «Estoy aquí, estás aquí, vayamos juntos a través de todo esto».

Cuando vine por primera vez y empecé a dar mensajes a través de mi socio había un tema que persistía y continúa: nunca están solos. Ese es el tema en que se basa esta canalización que acabo de darles. Pueden pensar que se refiere a guías y ángeles y otras almas y no es así; se refiere a lo que ustedes mismos son, la Fuente Creadora que vive en ustedes y representa a muchos. Es difícil describir cómo puedes estar lleno de otros, otras entidades, otras energías, pero es así, y ese es el poder de la multidimensionalidad que no tiene lugar ni tiempo y está en ustedes con su nombre.

Pueden experimentar una multidimensionalidad de amor y compasión que se quedará con ustedes y cambiará su vida, e iniciará procesos de sanación que no esperan, y les permitirá vivir una vida muy larga sin preocuparse por la muerte.

Estas son las cosas que enseñamos y que hemos enseñado durante 30 años, y ahora llegan a un punto crítico y empiezan a ser más nítidas, en lo que les decimos y cómo funciona. El amor es así, no tiene fronteras, y lo que mi socio sintió, indescriptible, les diré: se acostumbró a eso. Se acostumbró, y aunque para él fue difícil hacerlo ante la gente, les diré que siguió sentándose en la silla porque cada vez que lo hizo, como ahora mismo, algo se posa sobre él, como todavía sucede, que dice «No importa lo que cualquiera piense sobre esto»; su mente dice «estoy sentado en el lugar correcto en el momento correcto. Y estoy lleno de algo tan especial que me gustaría gritarlo a todos». Y entonces yo entro y modero eso, para que no grite, y les dé el mensaje que yo les doy.

Piensen en estas cosas por su cuenta.

Y así es.

Kryon

 

Phoenix, -Arizona, 11,12 y 13 de Enero de 2020

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre Trabajar con El Espíritu – El Amor