Canalización Vientos de Cambio – Parte 1 – Buenos Aires – Argentina

Vientos de Cambio – Parte 1 – Buenos Aires – Argentina
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Kryon canalizado por Lee Carroll

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Queridos, yo sé dónde estoy; siempre lo sé. Algunos creen que Dios está en un armario en algún lugar, un armario escudado, separado de la humanidad, y que ningún ser humano puede entrar en ese armario porque los seres humanos no lo merecen. Eso es lo que se suele enseñar sobre Dios. Me gustaría decirles algo: si Dios está en un armario, tú también. Estás en el mismo armario; tu alma es de la Fuente Creadora, como sea que la llames. El que te creó; sabe tu nombre, mientras estás aquí sentado; no hay ninguna separación; esa es la premisa cada vez que me siento en la silla, para que sepas que eres ciertamente magnifico a los ojos de Dios. Algunos no lo creen; dicen que no podría ser así porque ya están demasiado sucios para eso.

Déjenme hacer una pregunta: tantos de ustedes son padres hermosísimos y aman tanto a sus hijos, ¿qué tal si fueras a planear este planeta? ¿Cómo te suena este plan? Bueno, vamos a tener unos hijos, e inmediatamente vamos a ponerlos en otro lugar separados de nosotros y no les vamos a hablar y nos aseguraremos que todas las religiones del planeta les digan que no son dignos de que les hablemos, y nunca sabrán del amor que les tenemos. Bueno, y si no se comportan de alguna manera, ¡ah! ni te digo lo que va a suceder. Esta es la pregunta: como ser humano, ¿le harías esto a tus hijos? Y la respuesta es no, por supuesto que no; los amamos. Los amamos hasta el día que exhalemos nuestro último aliento, los amamos. Esto es amor puro, queridos míos, y tan grande como pueda parecer es tan solo una pequeñísima parte de lo que Dios siente por ti. No había ningún plan para separarte de Dios; ustedes lo hicieron muy bien por sí mismos.

Cuando vine a este planeta y comencé a hablarle a mi socio, le di las reglas de Kryon; no era un paradigma que él hubiera visto antes. No sería un sistema de creencias, no habría una membrecía, ni habría una escritura central ni un profeta; lo único que habría sería verdad pura. Es lo único que él necesitaba, porque eso resonaría en la consciencia de los humanos, que lo reconocerían en sus almas.

Las canalizaciones de hoy las llamaré Los Vientos del Cambio y van a centrarse alrededor de los argentinos, porque son ellos los que están aquí. Ciertamente este mensaje será escuchado por muchos más tarde, pero esto es para ti, que estás aquí sentado ahora.

Y quiero comenzar con una pequeña parábola, es la parábola del bosque. Frecuentemente hablamos de este modo, para que puedas tener mejor comprensión del mensaje real, porque los humanos entienden las historias.

Es un bosque bellísimo, el nombre se lo daré después. Está lleno de árboles bellísimos; es viejo este bosque, ha estado ahí por un tiempo. Y a través de los siglos algo sucedió en este bosque, algo que es muy común en todos los bosques, porque en todo el planeta los humanos han decidido tomar un sendero de baja consciencia, esta fue su elección. Este bosque pasó por muchas cosas, el bosque vio conquistadores que iban y venían, este bosque vio guerras ir y venir, pero el bosque seguía manteniéndose allí y creciendo en altura. Como en muchos otros bosques, había ciertos árboles más grandes que eran un poco más oscuros que los otros, y porque podían hacerlo en una energía oscura ellos manejaban el bosque. Y pasaron décadas, vinieron y se fueron, y parecía que todo se ponía peor. Esos grandes árboles parecían ser los que manejaban las cosas. No parecía que les importaran los árboles pequeños ni que los cuidaran. A pesar de que el bosque se renovaba a sí mismo, incluso los árboles que crecían después, esos árboles grandes y oscuros siempre hacían lo mismo, porque ves, este era el paradigma de esos tiempos. Y nunca cambiaría; no había razón para que cambiara.

Hasta que algo sucedió. Fue el comienzo de un cambio del clima, diferentes patrones de crecimiento, había cosas que nunca antes se habían visto. Una de ellas es que había un nuevo tipo de luz del sol; algunos reconocieron esto instantáneamente y dijeron: «Hay un nuevo tipo de semillas que van a llegar, con este nuevo clima». Y los árboles viejos no estaban listos para este clima. Oh, todavía existían, pero no sabían lo que estaba sucediendo porque había nuevas semillas que se estaban plantando en todo el bosque, y cuando esas semillas se volvieran árboles maduros iban a tener hojas y ramas muy diferentes. No iban a estar ahí parados solos, como los otros. Los nuevos árboles iban a entrelazar sus ramas con las de los otros árboles e iban a cuidar el bosque de una manera que nunca antes el bosque había visto. Nunca antes.

Sin duda, el sol salió. Sin duda, las semillas fueron plantadas. Y aquellos alrededor del bosque, y los granjeros sabían lo que estaba sucediendo y lentamente plantaban las semillas y se alejaban sonriendo, sabiendo que a su debido tiempo las semillas crecerían altas, las nuevas semillas comenzarían a influenciar el bosque y los árboles oscuros y grandes eventualmente morirían.

¿Cuánto tiempo se requiere para que un bosque crezca? Había algunos que regresaban pronto para ver cómo les estaba yendo a las semillas. Después de unos pocos años dijeron «Vamos a ver». Vinieron y miraron, pero las semillas habían crecido y eran arbolitos de cerca de un metro. Oh, pero ya comenzaban a entrelazar sus ramas. Y había algunos que venían y lo veían, y decían: «Esto nunca va a funcionar, es demasiado lento». El nombre del bosque es Argentina. ¡Ustedes sabían eso! Y hace dos años yo estuve aquí, sentado en esta sala, en una silla como esta, y dije: «la luz que ustedes generan es esperanza, y eso va a alimentar las semillas», y así ha sido. Hay muchos que hoy en día están aquí sentados y dicen «las cosas no están funcionando como pensábamos que iban a funcionar. Kryon, dijiste que si teníamos esperanza las cosas cambiarían». Eso me recuerda de los que visitaron el bosque y vieron los árboles solo así de pequeños. Oh, deben continuar con esta esperanza, pero hay más; hay más.

Quiero contarte lo que sucede, porque, ves, este es un paradigma muy diferente. Acabo de darles la parábola del bosque; eso significa que hay nuevas semillas que están creciendo en el bosque. ¿Qué significa eso para ti? Hay algunos en tu gobierno, ni siquiera sabes sus nombres, y es posible que no estén en esta sala, es posible que no sepan nada sobre el cambio, pero sí saben que hay un nuevo paradigma y están haciéndose más altos, y están observando y viendo cómo funcionan y cómo no funcionan las cosas.

Es posible que te sorprendas. No permitas que la historia te diga qué va a suceder mañana; no permitas que el paradigma de lo que sucedió antes te diga lo que va a suceder mañana. He mencionado algo llamado el reloj iluminado; este es el nuevo paradigma. Tiene que ver con cambio a través de la integración, en lugar de la alternativa. ¿Y cuál es la alternativa? Bueno, en el pasado estaban aquellos que decían «La única solución es quemar el bosque». Eso se llama guerra. Y con ella llega un dolor increíble, llega el horror, la muerte, mucho dolor, y cuando los árboles comienzan a crecer de nuevo, los oscuros regresan. En toda la Tierra ustedes han visto esto; la guerra no funciona. Nunca ha funcionado y nunca funcionará. La integración; de eso hablamos. La integración de esas almas antiguas que están llegando y representan nuevas semillas.

Déjenme contarles sobre este reloj. Lo más importante de este reloj, un reloj inmenso que puedes visualizar frente a ti, es que continúa dando la hora. Es importante; no quieres detener al reloj porque si lo destruyes tendrías que comenzar de nuevo. Y no comenzarías desde donde estabas antes; tendrías que comenzar desde el inicio.

Quiero preguntarle a cualquiera que haya estado en una guerra: entonces el reloj tiene que continuar andando. Si pudieras observar el funcionamiento interno de ese reloj, ese reloj iluminado, verías algo interesante en él: en esta nueva energía las piezas ya no se están gastando; están integrándose partes nuevas con las partes viejas, y a través de muy largo tiempo, sin que el reloj tenga que detenerse las piezas se van reemplazando, reemplazando, reemplazando, y entonces el nuevo reloj es un reloj distinto, que durará por siglos.

Este reloj iluminado es el reloj de la luz, esta es la metáfora para el cambio integrado; los vientos del cambio están soplando en este planeta. Eventualmente soplarán también en el camino de ustedes, pero escúchenme: no si se rinden, no si se rinden.

Quiero decirte algo que los árboles viejos saben; cuando ellos ven que es posible que estén en peligro, cuando ven que hay muchos árboles nuevos y diferentes, cuando sienten que hay un cambio de paradigma, hacen una cosa. Saben qué hacer; saben qué es lo que detiene a la luz, son muy buenos en eso. Lo que detiene a la luz es el miedo, la preocupación. Harán lo que sea para atemorizar a este planeta y tratar de llevarlo hacia atrás a donde estaba, en una cultura tras otra, y tratarán de hacerlo en otros lugares además de aquí; obsérvalo, identifícalo.

Voy a darles un ejercicio esta noche; a algunos no les gustará, porque pone a prueba la madurez del alma antigua. Pone a prueba aquello en lo que crees. Pero vamos a continuar esta canalización con otra; vamos a hablar de los vientos del cambio y de algunos de los comodines que están apareciendo en el planeta. Y eso significa ciertos seres humanos. Espero que hayas comprendido esto. En esta sala está la capacidad de crear, ese viento más fuerte, si continúas con la esperanza y comprendes que se requiere paciencia para que estas semillas crezcan, estas semillas que fueron plantadas en 2012 y antes. ¿Cuánto tomará crear la mejor comida del mundo? Si eres un cocinero tienes que comenzar muchos días antes y es posible que esté lista para ser disfrutada solo después de haber trabajado mucho. Pero luego, ah, valió la pena.

El cocinero está en la cocina. Tengan paciencia, queridos argentinos, el amor va a ganar. ¿Cuándo? Depende de ustedes. Todavía tienen libre albedrío en este planeta. Es importante que lo sepan. Estas cosas a veces requieren dos pasos adelante y uno hacia atrás. En el paso hacia atrás no pienses que has fracasado; míralo como lo que es; así es como funciona el crecimiento. Ustedes están en la luz y tienen la ventaja.

Regresaré.

Y así es.

Kryon

 

Buenos Aires, Argentina, 2 de Noviembre de 2019

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre Vientos de Cambio – Parte 1 – Buenos Aires – Argentina