Cuento con Mensaje Encontrar a Dios…

Encontrar a Dios…
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Un aldeano se acercó a un «sannyasi» * (un santón), que estaba meditando a la sombra de un árbol, y le dijo:

– «Quiero ver a Dios. Dime cómo puedo experimentarlo».

El sannyasi, como es típico en ellos, no dijo ni palabra, sino que siguió haciendo su meditación.

El bueno del aldeano volvió con la misma petición al día siguiente, y al otro, y al otro, y al otro… sin recibir respuesta, hasta que, al fin, al ver su perseverancia, el sannyasi le dijo:

– «Pareces un verdadero buscador de Dios. Esta tarde bajaré al río a tomar un baño. Encuéntrate conmigo allí».

Cuando, aquella tarde, estaban los dos en el río, el sannyasi agarró al aldeano por la cabeza, lo sumergió en el agua y lo mantuvo así durante un rato, mientras el pobre hombre luchaba por salir a la superficie. Al cabo de un par de minutos, el sannyasi lo soltó y le dijo:

– «Ven a verme mañana junto al árbol».

Cuando, al día siguiente, acudió el aldeano al lugar indicado, el sannyasi fue el primero en hablar:

– «Dime, ¿por qué luchabas de aquella manera cuando te tenía sujeto por la cabeza debajo del agua?»

– «Porque quería respirar; de lo contrario, habría muerto», respondió el aldeano.

El sannyasi sonrió y dijo:

«El día en que desees a Dios con la misma ansia con que querías respirar, ese día lo encontrarás, sin lugar a dudas».

 

* En el hinduismo, el sanniasi o sanniasin es la persona de las castas superiores que se encuentra en la cuarta etapa de su vida, de renunciación a la vida material, según Wikipedia

Dejanos tu comentario sobre Encontrar a Dios…