Saltar al contenido
Esta página web usa cookies: Éstas se usan para personalizar el contenido, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.

Canalización Serie de la Iluminación – Shoud 2 – Parte 1

Publicada el
Mensaje de Adamus Saint Germain
Canalizado por Geoffrey Hoppe

Yo Soy el que Soy, Adamus de Dominio Soberano.

¡Ah! Queridos Shaumbra, bienvenidos. Bienvenidos. Qué hermosa manera de abrir el Shoud, qué bella y conmovedora canción (se refiere al video). Y siempre, si miran algunas de estas canciones que tienen, estos videos de música, y también sienten desde el punto de vista del alma que les canta, ustedes cantándole al alma, no se trata solo del amor humano sobre el que cantan tan a menudo, sino imaginen que se trata del alma cantándoles a ustedes. ¡Ah! Adopta un significado más profundo, más profundo y hermoso.

De modo que es una gran manera de iniciar este Shoud – el Shoud 2 de la Serie de la Iluminación. Aquí estamos en Kona. Hemos estado un tiempo aquí con Cauldre y Linda y los que vienen a los talleres, y muchos de ustedes que traen aquí sus energías, no físicamente, por supuesto, pero aportan sus energías.

Bueno, hoy he tenido algunos momentos adicionales. Estaba escuchando el show de Cauldre y Linda, la primera parte. Muchas veces estoy ocupado preparándome y simplemente no tengo tiempo para todas las diapositivas y la charla y todo lo demás. Pero hoy tuve unos pocos minutos extra, y los oí hablar sobre esta “semana infernal”. En seguida me identifiqué, pensé que estaban hablando de mí, y me di cuenta de que hablaban sobre la cantidad masiva de trabajo que tienen para prepararse en esta semana, para la revista, y el Shoud, y todas las otras cosas que acompañan esto. Pero intenté dar golpecitos en el hombro de Cauldre para decirle “Cauldre – ¡hey! – la semana infernal no es para ti sino para el equipo. Míralo desde mi punto de vista. Es una semana infernal para Adamus”.

Bueno, todos saben que viene el Shoud. Vamos a estar reuniéndonos. Vamos a juntar nuestras energías. Y esta es, de lejos, la semana más activa para mí, dos o tres veces más que la semana típica, porque Shaumbra sienten las energías y traen sus cuestiones, y de pronto todos están llamando. Al menos en el Círculo Carmesí, tienen un servicio al cliente. Ustedes tienen – cómo lo llaman – su servicio al cliente Escritorio Zen, y mucha gente maneja eso y trabaja con Shaumbra. A mí, me llaman en directo. No tengo asistente. Tengo que tomar los llamados, y toda la semana: “Adamus, esto no está funcionando. Adamus, esto no funciona. Adamus, pero tú dijiste… Adamus esto, Adamus aquello”.

Yo contesto personalmente cada uno de sus pedidos, pero algunas noches son largas. Ustedes tienden a llamar a la una, a las dos, a las tres de la mañana. No entiendo por qué no me llaman a las diez de su horario matutino. Se hace medianoche y ustedes están llamando: “Adamus, ¿qué tendría que hacer?” Bueno, tengo una anónima de la que hablaré aquí, no daré su nombre, llamó muy exasperada la otra noche, muy exasperada: “¡Adamus! ¡Pero tú me dijiste…!”

Bien, en primer lugar, yo no te dije. En primer lugar, hablamos de lo que está pasando en el mundo con las energías, con la metafísica, pero yo no te dije exactamente “Va a suceder esto” o “Va a suceder aquello”. De modo que tuve que corregirla en seguida, por empezar, y decir: “No, yo no te dije”. Yo dije: “Hablamos de traer tu luz al planeta, pero no significa que vas a tener días que no sean desafiantes. Todavía estás permaneciendo aquí en el planeta como un Maestro encarnado. Vas a tener días de gravedad”, como los llamo ahora, o días de una semana infernal.

Entonces, ella estaba bastante irritada conmigo, y sé que unos pocos de ustedes sabrían cómo se siente eso. Bastante irritada conmigo – yo debiera sonreír; Cauldre me dice que borre eso de mi cara, pero sí que estaba irritada conmigo – y ella dijo: “Adamus, ¿qué tendría que estar haciendo? ¿Qué debería hacer?”

Y yo dije: “Mi querida, solo relájate. Solo relájate. Estás titubeando. Estás enloqueciendo. Estás como el Sombrerero Loco en Alicia en el País de las Maravillas. Rebotas contra las paredes. Te has metido en semejante frenesí. Te metiste en los dramas en tu mente y te preguntas ‘¿Qué va a suceder ahora? ¿Qué debería hacer yo? ¿Qué hice mal? ¿Dónde está mi guía?’”

A veces es abrumador. Abrumador. Pero le dije: “Solo relájate. Toma una respiración profunda”. Y ella dijo: “¡Cómo m… se supone que me relaje cuando tengo todo esto sucediendo en mi vida! Y tú me dijiste:  Entonces “Alto; toma una respiración profunda”.

“Estoy respirando todo el tiempo! Simplemente no funciona. Y al diablo con eso de permitir. ¡Estoy muy cansada de permitir!” Y por supuesto, yo me recuesto en mi asiento – y no me río, no, no, no, no es eso, pero me recuesto – y bueno, aquí vamos de nuevo. Vamos a pasar por toda esta cosa. Vamos a pasar por todos los ciclos del drama. Vamos a pasar por toda la constipación (Linda estornuda) – Gesundheit (N.T. en alemán, ¡Salud!) – toda la conspiración, y todas las cuestiones. Y yo dije: “Solo toma un momento para relajarte. ¿Cómo vas a hacer algo? ¿Cómo vas a ir a alguna parte si estás en este frenesí?”

A veces pienso que a Shaumbra le gusta estar en un frenesí, les gusta tener todas estas cosas sucediendo, porque entonces no tienen realmente que mirar a lo que pasa dentro de ellos y en todo el mundo. Entonces, ellos entran – no todos ustedes, por supuesto, pero sí algunos – entran en este frenesí loco. Y después de escucharla: “Pero, Adamus…” y “Tú me dijiste…” y bla, bla, bla, bla…  “Solo toma una respiración profunda y relájate”.  Y ella finalmente lo hizo.

Finalmente, la mayoría de ustedes se relajan. ¿Por qué? Bueno, tal vez no tienen otra opción en ese punto. Tal vez se han agotado (Adamus se ríe) y no pueden seguir en ese estado enloquecido. Y otra vez, Cauldre me dice que borre la sonrisa de mi cara, de modo que estaré más serio. Pero realmente, digo, es casi cómico. Es casi cómico.

Yo dije: “Solo relájate. Toma una respiración profunda. Toma la respiración profunda y solo siente. No toda esta cosa que sucede allí afuera, sino que solo siente. Vamos, ¡vamos!”, le dije. “Déjame tomar tu mano” metafóricamente hablando. “Volvamos a la cosa muy simple: ‘Yo existo. Yo existo’” Ella empezó a soltar: “No quiero ex…” Yo la interrumpí: “Vuelve a eso: ‘Yo existo’”. Algo realmente simple. Realmente sencillo.

Ella se calmó un poco. Dijo: “Pero, Adamus, ¿qué significa ‘yo existo’? Ya sabes, cuando tenemos todos estos problemas y estas cuestiones, y tú me dijiste…”  Es como que no. “Solo sujétate. Siente eso por un momento, ‘Yo existo’. Bastante especial. Bastante especial que puedas al menos tener estos sentimientos de, qué: ira, consternación, confusión. Es bastante asombroso. Si no existieras o dependieras de algún otro ser para tu existencia, ni siquiera podrías sentir eso. No serías capaz de sentir el estrés y la sobrecarga y a ti miasma justo enloqueciendo. De modo que realmente, es buena cosa que puedas sentir estas cosas”.

“Igualmente, puedes sentir el ‘Yo existo. Yo puedo crear mi propia vida. Yo existo. Puedo sentir el aire. Puedo oír mis propios pensamientos, Puedo oír música hermosa. Puedo sentirme a mí misma existiendo en este reino de materia y física y la Tierra’”.

Yo dije: “Solo toma una respiración profunda y relájate. Hablemos un poquito aquí. Solo un poquito más de ‘Yo existo’, aquí. Un poquito más. Y yo sé que parte de ti es como, ya sabes, “Al diablo con la existencia”, pero es realmente una cosa hermosa. Ni siquiera es un milagro; es todo”.

Y yo no quería entrar en clichés con ella en ese momento, porque sé lo que eso hace, y conozco a muchos de ustedes que al llegar a ese punto no quieren oír un cliché más sobre nada. Como si quisieran vomitar. Pero dije: “Sabes, la belleza es que siempre vas a existir, y ni siquiera tienes que preocuparte por dejar de existir. Nunca viniste a existir, como al nacer o algo así. Siempre has existido. Si sientes eso por un momento, empieza a poner las cosas en perspectiva, y las pequeñas cosas irritantes del día empiezan a irse. Y puedes simplemente existir con eso: ‘Yo existo, y sí, puedo sentir estrés y tensión, y puedo sentir irritación y enojo. También puedo sentir la alegría de vivir. Puedo sentir mis propios sueños’”.

De modo que hablamos un poquito, y le dije, yo dije: “De verdad comprendo. No es fácil permanecer en el planeta justo ahora, pero es muy importante relajarse en lo que estás haciendo”. Saben, no pueden realmente hacer brillar su luz eficientemente cuando están estresados. Realmente no pueden. Todos lo han intentado. Todos han probado: “Voy a hacer brillar mi luz, pero vaya, tengo todo esto en la mente”. Simplemente no funciona demasiado bien. Es toda esta cosa del banco del parque. Toma una cerveza o un café o lo que sea, y siéntate en el banco del parque y simplemente “¡Ahhh!” … Es eso, solo “¡Ahhh!” … Y luego, al hacerlo, te relajas, al salir de esa cosa loca de la mente, esa persecución de ida y vuelta, ese tratar de resolver cosas y bla, bla, bla (Adamus se ríe) y llamarme como primer y último recurso, y empiezas a darte cuenta – ¡vaya! – hay mucho sucediendo en este planeta ahora mismo. Mucho sucediendo.

El Mundo y Tu Luz

Entramos en el Apocalipsis. Estamos profundamente dentro del Apocalipsis, qué, unos siete meses adentro, y hay mucho sucediendo en muchos niveles. No se muestra en seguida en la superficie. Son todas corrientes de trasfondo que están ocurriendo. Sí, estamos viendo mucho en la superficie. Ahora mismo están viendo lo que es la culminación de una vieja batalla angélica que data de un largo, largo tiempo, mucho antes de que vinieran a la Tierra, y ha surgido a la superficie otra vez más en el planeta. Y como dije en nuestro último Shoud, esto podría ser la anteúltima batalla Habiru, tal vez la última. He estado sintiendo esto esta semana, observando lo que está pasando, y estoy viendo algo cambiar en el liderazgo.

Saben, ustedes tienen estos líderes – los líderes políticos, los líderes militares – y ellos constantemente están evaluando qué van a hacer y qué tienen que hacer para contrarrestar al otro, y cuáles serán sus acciones. Pero he visto algo esta semana. Mientras están pensando en esto – y por supuesto, están programados y les pagan para pensar en la victoria – ellos lo están mirando y algunos empiezan a darse cuenta de que no hay victoria. No hay victoria. Aún si ganas la batalla, la guerra podría continuar por siempre y siempre, y siempre. Y esto fue un cambio real que ocurrió en algunos niveles muy altos.

Fue uno de esos momentos de “Ajá” que tienen algunos de estos líderes, independientemente de sentarse en una gran reunión y hablar y planear las próximas acciones. Oh, les gusta despertar a las dos de la mañana o si están en la ducha, tal vez en una caminata, y se dan cuenta de que no hay manera de ganar la guerra. Batallas sí, pero no las guerras. ¿Y qué se hace? ¿Cuántas vidas más? ¿Cuánto sufrimiento más? Y por supuesto, luego entran en este modo: “Bueno, estoy aquí representando al pueblo, y tenemos que ganar”. Pero, lento pero seguro, algo está sucediendo, y es el resultado directo de la luz, de la consciencia en el planeta, donde ellos de pronto ven el cuadro más grande, no solo el cuadrito de su sala de guerra, sino un cuadro más grande que dice: “Alto. ¿Adónde va esto en el largo plazo? ¿Acaso hay alguna victoria real? ¿Qué sucede ahora con el resto del mundo, aún si ganamos aquí en Medio Oriente?”.

Y está sucediendo en ambos bandos. Los dos lados empiezan a decir, “¿Adónde va todo esto?” Si las cosas continúan en este curso, si hay luz en este planeta, puede haber – y Cauldre me está controlando aquí. Siempre me encanta cuando él hace eso. Saben, es como que: Cauldre – cero; Adamus: mil. Yo gano.

Si eso continúa, puede que haya una disculpa. Quiero decir, una disculpa pública que llegue. Y ya saben lo que sucede. Saben lo que sucede cuando se meten en una pelea con alguien, y ambos toman un lado y van y vienen. Y luego algo cambia y alguien se disculpa. Eso generalmente causa que el otro se relaje, detenga su conducta agresiva y se disculpe a su vez.

¿Podrían imaginar eso? ¿En Medio Oriente, con los Habiru, si eso ocurre? Y eso ocurre debido a una cosa: es la luz, es la consciencia. Es eso. Es por eso que sucede.

De modo que le dije a la joven dama: Shaumbra: “Estás sintiendo toda esta tensión, y estás comprometida en ello, porque has estado en estas situaciones anteriormente, porque has estado en la Tierra, este planeta, largo tiempo; porque lo que sucede te es muy familiar, con las energías de la familia de los Habiru y tú las sientes”. Y, en la discusión que ustedes y Cauldre tuvieron antes – yo estaba escuchando hoy.

LINDA: Oh, gracias.

ADAMUS: Sí. Sí. En esa discusión, hablando de la agenda. Ahora, cuando tienes agenda y estás tratando de arrojar luz, es simplemente flechas y espadas y balas. Eso es todo. Cuando tienes una agenda y dices: “Bueno, estoy enviando mi luz a los israelíes”. Es como si solo envías un poco más de municiones. Cuando no tienes una agenda es cuando te das cuenta de que este planeta solo necesita luz. No necesitan tu opinión (risita de Adamus) No necesitan tus sesgos. Solo necesitan luz. Y yo le dije a ella: “Estás sintiendo eso. Estás sintiendo a Gaia que se va y toda la conmoción”.

Entras en estas cosas que no son tuyas, no te elevas por encima de ellas. Y dices que estás entrando allí y haciendo brillar tu luz y haciendo todo el resto de eso, y luego te quejas conmigo de que tu luz no es efectiva, que el mundo está peor que nunca. Sabes, es cuando la haces brillar, pero tienes agenda, entonces rebota hacia ti. Sale y luego vuelve a ti. El nivel de agenda, el nivel de desear cierto resultado, de decir que lo quieres de este modo y de aquel modo, no se trata de eso. La luz que eres capaz de irradiar hacia el planeta ahora mismo no tiene – ya sabes, si haces brillar tu luz y el planeta explotara mañana, no importaría. Eh, no me apuntes con el dedo. No importa. Hiciste lo que viniste a hacer aquí. Depende de los otros, los que no están tan conscientes ni iluminados, de lo que van a hacer con esto.

Se trata literalmente de hacer brillar la luz abiertamente. Cuando yo hago brillar mi luz hacia ustedes, eh, o están en el camino de la luz que yo irradio, yo no espero que tengan una vida más sana y abundante. Quiero decir, sí lo hago, pero no es por eso que la estoy irradiando. La irradio para que puedan ver que pueden tener eso.

Está ocurriendo todo este estrés con el medio ambiente, y se ha vuelto otra causa. Se ha vuelto la nueva política. Se volvió la nueva batalla. No voy a decir si es real o no es real. Estoy diciendo que Gaia se está yendo, y es hora de que los humanos asuman la responsabilidad.

Tienen la guerra con Rusia y Ucrania. Hemos hablado mucho de eso. Esa es otra enorme área de tensión, y muchos están tomando eso. Y tienen otra gente en su vida. Tienen todas las cosas, sin hablar de esta veloz evolución de la tecnología. No tiene precedentes lo que está en curso. Para mí, incluso como Maestro Ascendido, observo lo que está sucediendo con la tecnología.

El otro día Cauldre le señaló algo a Linda, y era muy exacto. Él decía que este grupo musical, los Beatles, fueron bastante revolucionarios. Recientemente lanzaron su última canción: “De Vez en Cuando”, y también un video musical. Años y años, décadas desde que se separaron, después de que dos de ellos ya están del otro lado – uno de ellos reencarnado otra vez, el otro no –, pero sacaron esta nueva canción usando la tecnología para imitar las señales de voz, de sonido, y luego usaron la tecnología avanzada para crear un video, con los cuatro juntos, en lo que parece completo como si estuvieran todos juntos en el estudio. No es tosco. No es artificial. Parece muy, muy realista. Fue resultado de la tecnología.

Ahora bien, lo importante es que la tecnología ha estado allí por un corto tiempo. Otros la han usado para otras cosas. Pero esto fue enorme, porque este grupo, los Beatles, son icónicos. Son conocidos por la mayoría de los humanos del planeta. Y ahora, al ver esta clase de tecnología en funciones, ya no se trata solo de estar en los laboratorios o los centros de investigación o con los especialistas. Ahora la trae al verdadero nivel de consciencia de la masa.

La tecnología, ¿qué es real y qué no lo es? ¿Cuándo puedes traer a otros a entrar de nuevo? Y la otra cuestión es, al traer de nuevo a los dos – George Harrison y John Lennon – que han partido, y al traerlos de vuelta, ¿es solo una reconstrucción digital, o hay una consciencia allí? ¿Hay un acuerdo allí? En otras palabras, ¿ellos están allí en consciencia?

Todo esto está pasando ahora mismo en el planeta y algunos de ustedes están quedando atrapados en eso, y están produciendo toda esta consternación. Lo están cargando sobre sí mismos. Están pensando que algo anda mal con ustedes. Se preguntan qué hicieron mal. Se preguntan por qué todavía están en esta modalidad tan loca.

Tomen una respiración profunda y solo relájense. No es suyo. Permítanse sentirlo y experimentarlo. Permítanse entrar en la sensualidad de todo lo que sucede; pero no es suyo. “Elévate por encima de eso”, le dije a ella. “Elévate por encima”.

Le dije: “Sabes, realmente no tienes problemas en tu vida, excepto tú misma. ¡Eh! Pero no hay problemas mayores. Y cualquier cosa que realmente esté allí, es simplemente porque aún estás quedando atrapada. Estás aun quedando atrapada porque todavía no entiendes bien todo esto de dejar que la luz fluya a través de ti y permitirte emanarla, irradiarla al planeta”. Y le dije: “¿Necesito dar a Shaumbra una lección de luz? ¿Necesito hablar sobre lo que necesitan hacer para emitir su irradiación? Pero ustedes tienen que cortar esa agenda. Tienen que quitar la expectativa”, le dije. “De otro modo, vas a terminar exactamente dónde estás. Vas a terminar entre una roca y un espacio duro. Vas a terminar perdiendo el juicio. Vas a terminar afectando tu propia salud por cosas que realmente no son tuyas. Solo relájate y recuerda que el mundo está cambiando a un ritmo muy, muy rápido. Hay cosas ocurriendo más que nunca, y eso es bueno. Es por eso que estás aquí. Eso es lo que querías”.

Bueno, ella finalmente tomó un par de respiraciones profundas y comenzó a relajarse, y seguimos hablando, y ella dijo: “Sabes, realmente tienes razón. Mi vida es bastante buena. Podría ser mejor, pero es bastante buena. Quedo atrapada en todo y con todos los demás, y luego lo redirijo hacia mí y luego mi luz no fluye. Mi luz realmente se atenúa y vacila y ondula, y luego me pregunto qué hice mal y luego me enojo contigo, Adamus”.  Y yo me reí y sostuve su mano otra vez y dije: “Solo relájate, y deja de preocuparte tanto sobre lo que suceda en el futuro. Deja de preocuparte por lo que suceda en tu futuro, en primer lugar. Siempre haces eso, con muchos otros Shaumbra, “¿Qué pasa con esto? ¿Qué pasa con aquello? ¿Qué viene ahora?” En el momento que hacen eso, están fuera de la gracia. Están fuera del flujo. No necesitas preocuparte por el mañana”.

Ahora bien, aquí salta Cauldre y dice: “¿Pero no tenemos que planear?” No obsesivamente. Sabes, si sabes que tienes que sacar la basura mañana por la mañana porque pasa el camión, sí, está bien. ¿Pero planear obsesivamente toda tu semana próxima, tu mes siguiente, tu próximo año? No, no necesitas hacer eso, porque probablemente va a cambiar de todos modos. Entonces, ¿para qué gastar todo ese tiempo? Planear, sí, eso, ya sabes, mañana podrías necesitar ir al almacén, o un proyecto se entrega en esta semana más adelante. Pero suelta la mayoría de eso. Realmente, seriamente, suelta la mayor parte y deja de preocuparte.

Te preocupas por todo lo que va a sucederte y oh, “¿No estás cansada de todo eso?”, le pregunté. Y ella empezó a llorar. “Sí”, dijo. “Estoy realmente cansada de esto. Cansada de la presión constante, de la desilusión constante, de sentir constantemente que no lo estoy haciendo bien”.

Dije: “Sí, allí es exactamente cuándo necesitas parar y relajarte. Hay mucho sucediendo aquí que no es realmente tuyo, y cuando te relajas, las cosas empiezan a funcionar. Pero tienes que soltar las expectativas. Cuando te relajas, te traes de vuelta al equilibrio. Entonces eres mucho más efectiva, cuando permites que tu luz se irradie, y el primer lugar a donde se irradia es a ti, a ti misma”.

Entonces, para todos ustedes ahora mismo, solo relájense. Pueden insultarme, maldecirme, si quieren, pero luego relájense. Están haciendo exactamente lo que vinieron a hacer aquí. Y sí, todavía hay cuestiones, pero parte de eso es porque solo se están estresando por ello. Dicen que están permitiendo, pero es un permitir que controla, que realmente no es permitir. Es hora de que todos se relajen un poco.

Tomemos una respiración profunda todos juntos.

En este momento mi trabajo es decirles que están aquí haciendo lo que vinieron a hacer aquí; no necesita ser tan rudo. Realmente no. Y sé que algunos de ustedes están gritándome ahora mismo “¡He intentado todo, Adamus!” ¿Has intentado verdaderamente relajarte y permitir? Quiero decir, hasta el centro. Al centro centro. No más o menos, no tal vez. No un poquito. No probándolo, sino hasta el centro. Relajar y permitir. Y dejar de tener sus agendas cuando están haciendo brillar su luz. No ayuda realmente. De veras no ayuda. No se trata de que se salven todos los animales del planeta. Allí mismo, ya están en una agenda. Es hacer brillar su luz, y eso permite que ocurra la más grande oportunidad del resultado más alto. Entonces, por eso… (Adamus toma un sorbo de su bebida)

Fuerzas Aflojando

El otro punto que quería abordar era que hay muchas fuerzas trabajando ahora mismo en el planeta. Muchas fuerzas con las que han tenido que lidiar durante largo tiempo. Esas están empezando a aflojar. Esas empiezan a relajar. No estoy hablando sobre las fuerzas de la política o la gente, o cosas así. Pero estamos hablando de fuerzas metafísicas que ha estado aquí siempre, y empiezan a aflojar y relajar debido a la consciencia, debido a la luz.

Algo de lo básico – el tiempo. El tiempo empieza a aflojar. Y al principio, desorienta un poco. Cuando el tiempo no es lo que solía ser, parte de tu yo humano se altera y se estresa mucho. Piensas: “Me estoy olvidando del tiempo” y “no llego a tiempo para esto”, y “solía ser muy disciplinado con el tiempo, y ahora no lo soy”. Eso se debe a que el tiempo mismo se está aflojando.

Fue una fuerza grande en el planeta, y sirvió para mucho bien. Pero ahora podemos ir más allá del tiempo. Todavía pueden tenerlo. Aún pueden usar su reloj, si quieren. Todavía puede servirle a la vieja usanza, pero empezamos a ir más allá.

Ahora mismo esa fuerza está aflojando. Imaginen que ha sido muy gradual, como controlada – un segundo es un segundo, una hora es una hora – y de pronto se vuelve borroso. De pronto, el gran reloj dentro de ustedes empieza a volverse borroso y empieza a bambolearse. Tal vez algunos de los números se caen del cuadrante. Tal vez las manecillas empiezan a marchar un poco hacia atrás de vez en cuando. Eso es lo que está pasando con el tiempo, y va a desorientarlos. Los va a hacer sentir que están perdiendo el control, que algo anda mal en ustedes, y aquí es donde entran en esa cosa mental y en la histeria: “¿Qué hay de malo en mí, Adamus?” Nada. Es que el tiempo está aflojando, ahora mismo.

La consciencia de la masa está aflojando, o, debiera decir, se está expandiendo. Hay más luz o más consciencia dentro de ella ahora que lo que había un año atrás, y ciertamente antes de la Cruz del Cielo. Eso está aflojando. Y si estás conectado con eso, vas a sentirte extraño y no es el mismo viejo lugar adónde vas para obtener tu equilibrio. Y eso es buena cosa, porque cuando aprendes a dejar esa teta de la consciencia de masa, realmente entiendes ahora que vuelves a tu propio Yo. No necesitas seguir mamando de la consciencia masiva, encontrando tu lugar aquí. Eso están aflojando ahora mismo.

Fue una fuerza mayor que realmente dominó la vida humana durante mucho, mucho tiempo, y ahora no es un tejido tan tupido. Imaginen todo el tapiz de la consciencia de masa y todos los tejidos, algunos bastante feos, algunos bastante buenos. Cada uno de ellos empieza a aflojarse un poco. Hay más dar y tomar y más libertad, y partes de este tapiz asombroso de la consciencia masiva ahora empiezan a crecer. Los bordes empiezan a crecer, y no están tejidos tan tirantes. En lugar de ser como un tejido muy apretado, ahora en los bordes de la consciencia masiva está entrando lo nuevo, es solo la luz bailando, entrando y saliendo en cada uno. No es una trama tejida consigo misma. Está aflojándose ahora mismo.

Hay algunas fuerzas fundamentales de la física en el planeta. Está el electromagnetismo. Hay rejillas, rejillas electromagnéticas en el planeta. Hay campos electromagnéticos. Pero lo que está pasando en los campos electromagnéticos en particular, es que hay una luz que ha venido de ciertos humanos en el planeta que está causando la disminución o iluminación de las rejillas electromagnéticas y las frecuencias, porque los humanos las han usado para realmente ayudar a tejer la consciencia masiva. Usan estas, lo que ellos llaman los campos, los campos electromagnéticos, como su telar para tejer la consciencia masiva. Y ahora esos campos electromagnéticos están cambiando, porque cada vez más gente se da cuenta de que no es un campo, un campo colectivo común.

Todas estas frecuencias electromagnéticas, rejillas, y campos, pertenecen al individuo. Te pertenecen a ti. Y cuando, aunque sea unos pocos se den cuenta de esto y empiecen a vivir su vida de acuerdo con esto, empieza a aflojar toda la creencia de la consciencia masiva de los campos electromagnéticos, las cosas que luego tejen la consciencia masiva y, en última instancia, entretejen la materia. Y eso se está aflojando ahora mismo.

Las fuerzas que han definido y dado forma al planeta, la biología, la materia, la consciencia masiva, todas están aflojándose ahora, y eso es buena cosa. Es el resultado de un nivel de consciencia más alto.

Y luego lo grande, lo excitante. Hemos hablado recientemente de esto en Keahak y en algunos de los talleres – la gravedad misma. La gravedad no es solo una fuerza física. Es una fuerza física, pero no solo eso. Sostiene las cosas adentro. También afecta cada pensamiento, cada emoción, cada recuerdo que ustedes tienen. Entonces, la gravedad es tanto física como no física. Sostiene todo junto. Pero lo que está pasando en el planeta ahora mismo es que bastantes humanos empiezan a darse cuenta de que por cada fuerza como la gravedad, existe también la inversa, si quieren llamarla así. también está la “in”. Está el otro lado de esto que ha estado fuera de la vista de los humanos, fuera de la consciencia. Existe otro lado de la gravedad que abre las cosas, que levanta las cosas, que no se trata solo de repeler, sino que permite expandir. Y, para hacerlo un poco más confuso, la expansión también puede ir hacia adentro. Es no significa restricción. Pueden tener un aflojamiento interior.

La gravedad está cambiando, y eso va a producir muchas otras cuestiones en el planeta. Cuando la gravedad cambia, va a derribar a la gente físicamente, mentalmente. Probablemente han notado que más y más gente se están perdiendo, y ustedes se preguntan: “¿Qué les está pasando?” La gravedad a la que están tan acostumbrados para conservarse a sí mismos está cambiando y transformándose, de modo que no tienen los viejos lugares a los que volver. Pierden el control. Empiezan a desequilibrarse mucho mentalmente. Pero es buena cosa, porque eventualmente la humanidad va a descubrir que la gravedad funciona en todas direcciones. Todas las maneras.

En este momento no necesitas decirte a ti mismo: “Bueno, necesito hacer que la gravedad me expanda y me haga más grande y más grandioso. Estas son todas cosas que ocurren naturalmente. No necesitas dirigir la gravedad. Solo tienes que montar la ola, por así decir. Permitir. Relajarte y permitirte ser servido como Maestro, ya sea que la gravedad venga hacia a adentro o que vaya hacia afuera.

Todas estas son fuerzas que han estado en el planeta por tan largo tiempo como uno pueda recordar, y que están todas cambiando ahora mismo. Tienen el magnetismo del planeta. El magnetismo. Ya saben cómo los opuestos se atraen. Toman dos imanes – ¡bum! – se juntan. Los opuestos se atraen. Tratan de juntar los dos lados que son iguales y ellos se resisten. Eso está cambiando.

¿Pueden imaginar cómo un poco de cambio, incluso solo un poco, en las fuerzas magnéticas del planeta, de la realidad, del universo – un cambio pequeño – cómo eso afecta al planeta? ¿Cuántas cosas en el planeta se guían por las fuerzas magnéticas o electromagnéticas, que son similares, pero no del todo las mismas, cuánto el planeta es afectado por el magnetismo? Hasta los pájaros y los animales que usan el magnetismo en sus sistemas de orientación. Ellos no tienen GPS. Usan el magnetismo del planeta. Las fuerzas que han conservado junto al planeta por tan largo tiempo están cambiando y transformándose ahora mismo.

Entonces le dije a mi querida amiga Shaumbra, cuando ella estaba en semejante dilema la otra noche, cuando ella estaba – ¡oh! – ustedes solo pueden imaginar los gritos y rabietas y el “nada funciona” y bla, bla, bla: “Toma una respiración profunda y relájate. Está funcionando, y a veces las energías pueden ser rudas. A veces el cambio que tiene que ocurrir por la gravedad, por el magnetismo, incluso por la manera en que la luz llega a este planeta, es algo disruptivo. Pero a menudo, la disrupción es una parte esencial”. No dije ‘sufrimiento’, dije ‘disrupción’ – “es parte esencial de toda la transformación, la entera razón de que estés aquí en el planeta”.

Y dije: “Sabes, cuando miras afuera, a lo que está pasando”, le dije a ella, “cuando miras afuera a lo que está pasando, estás viendo el efecto de lo que tú estás haciendo. Estás viendo los cambios que están viniendo de tu luz – cuando eres capaz de irradiarla sin todas las agendas – que están transformando al planeta ahora mismo, que impiden que las cosas se vuelvan demasiado locas”.  Saben, no querrán que el cambio ocurra demasiado rápido. La mayoría de la gente, la mayoría de los objetos físicos y las estructuras no podrían manejarlo. Pero se está haciendo en un nivel elegante, un nivel magistral. No para todos. Algunos están sufriendo. Pero en última instancia, lo que pasa con la consciencia en el planeta verdaderamente va a crear paz y gracia en el planeta, verdaderamente va a ir más allá de las viejas guerras y las viejas inequidades en el planeta, y convertirá esto en un verdadero jardín del paraíso.

Bueno, ella finalmente se calmó. Yo realmente pienso que se quedó dormida sobre mí. Pero finalmente se calmó y empezó a salir a un estado de sueño, eventualmente, soñando con todos los cambios que estamos atravesando ahora. Pasando por su rol, por sus expectativas. Pasando por lo que muchos de ustedes hicieron hasta hace poco, el trabajo que hicieron en este reino, preparando los otros reinos. Los otros reinos, eso era trabajo complejo, pero tenía que hacerse para equilibrar con lo que está pasando aquí.

Ella se fue al mundo de sueño donde ella recordó y revivió muchas de las cosas que ella había atravesado en las vidas que condujeron a esta, y las vidas de estar real y verdaderamente perdida, estar en la oscuridad, tener miedo de la vida, y todo lo que la ha traído hasta este punto. Y luego en ese sueño finalmente imaginó que ella pasaba por una puerta y llegaba – llegaba al Hogar  y saber que esto no era nada parecido al hogar que ella dejó, pero que era su nuevo hogar. Que el trabajo estaba hecho, y ahora ella podía verdaderamente relajarse y disfrutar.

Continúa la semana que viene…

 

Presentado el 4 de Noviembre al Círculo Carmesí

Traducción: M. Cristina Cáffaro

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino

0 comentarios

Dejanos tu comentario sobre la canalización Serie de la Iluminación – Shoud 2 – Parte 1