Canalización El Amor Lo es Todo

El Amor Lo es Todo
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Adironnda, Kryon canalizado por Lee Carroll, Marilyn Harper

Marilyn Harper:

De modo que buen día para ustedes, ¿ah? Es una sorpresa (se ríe). Muy bueno ver su luz, todas sus madres de las estrellas están activadas y sus padres de las estrellas están alentándolos, ustedes están moviéndose en la dirección correcta, sus telómeros se están expandiendo, aquí mismo en Santa Fe, New Mexico, (se ríe), ¿quién hubiera pensado que habría  una energía tan brillante aquí mismo? Ya ven, nunca se sabe qué puede pasar, ¿no? Eso es lo que queremos que comprendan, y reconozcan en las células de su cuerpo, porque este año es un catalizador del Cambio. Suma 3. Eso significa que las cosas se están transformando, están cambiando para su más alto bien y para su más alta alegría. Pero todavía ustedes tienen que ser los que dicen «sí», los que dicen «yo puedo hacer esto, me ofrezco como voluntario para esta misión», «estoy reconociendo el amor y la luz de las madres de las estrellas» – damos nuestra gratitud a la queridísima Amber Wolf por su enseñanza. Y nosotros damos nuestra gratitud a ustedes, porque eligieron estar presentes aquí.

Queremos contar una pequeña historia sobre cosas que pueden suceder cuando ustedes eligen estar presentes. Esta mañana se mencionaron los elefantes de Tailandia. Y vamos a los elefantes de Tailandia cada dos años, y la última vez que estuvimos allí presenciamos algo que nunca antes habíamos encontrado, en un parque refugio de elefantes. ¿Saben? Los elefantes tienen una parte nueva en su cerebro y otra parte vieja que lleva la sabiduría de sus ancestros. ¿Saben? Ustedes tienen la misma parte, y ha estado dormida por un tiempo. ¿Están listos para activarla? Para tener toda la sabiduría de sus ancestros ahora mismo, ¿cuántas veces han dicho «si entonces hubiera sabido lo que sé ahora…»? (se ríe).

Salimos y se nos dio el regalo de ser llevados afuera a una manada de elefantes. Algo le pasa a uno cuando tiene bebés elefantes y abuelas elefantes todos juntos. Los elefantes son muy grandes (se ríe). Estuvimos allí y un elefante reconoció a una de las personas que llevamos allí. Ella nunca había estado en Tailandia en su vida. El elefante vino y exploró toda su cara con la trompa, y todo su cabello y sus orejas. Ahora bien, la mayoría de la gente, cuando algo tan enorme viene a tocarlos con una trompa embarrada que huele un poco a cereal porque eso estaba comiendo, se apartan y alejan, porque es tan grandote. Y esta mujer maravillosa lo recibió, le dijo sí a la sabiduría de ese elefante, y dijo sí mientras el elefante la exploraba y ella devolvía la exploración. Y al final, ella nos miró a los ojos y dijo «He compartido la respiración de mi abuela elefanta». Ella volvió a su país y cambió su nombre a «Ele» (risas) y cambió su trabajo por el trabajo que ella ama, cambió su vida por la vida que ella ama, porque si uno comparte la sabiduría que uno ha llevado dentro de sí durante miles de años y surge a la superficie y respira dentro de ti, las cosas cambian de lugar. Y todo lo que se necesita hacer es decir «sí». Todo lo que necesitas es decirte sí a ti. Dile sí a tu próximo paso, dile sí al amor que está dentro de tu corazón, dile sí a la alegría que está cambiando todo a tu alrededor. Di sí a ti mismo y permite que el universo se encargue de los detalles, ¿ah?

Cuando permites que el universo se encargue de los detalles, nunca sabes qué puede surgir. Puede ser un elefante, ¿ah?, puede ser un delfín, puede ser un cachorrito, ¿ah? Puede ser tu alma con alegría. Los nuevos tiempos son distintos de los viejos tiempos, ¿eh? Estás entrando en una edad nueva. Hablamos con alguien que esta mañana nos dio un libro «Paradigmas Perdidos». ¡Huh! Paradigmas… no hay paradigmas ahora. Tu alma ha ido adonde nadie más ha ido antes (se ríe), yendo por Star Trek a algún lado.

Lo ven, queridísimos; esa es la clave. Es la energía del amor y todo lo que tienen que hacer es decir sí.  Y sentir esa energía en las células de su cuerpo, como ese elefante explorando el corazón de ella. El universo está explorando el corazón de ustedes diciendo ¿qué es lo que estás eligiendo? ¿Qué es lo que trae tanta alegría a tu corazón que sientes que se expande y ocupa todo este salón, ocupa todo este planeta? ¿Cómo se sentirían si todo este planeta y toda la gente sobre él sintieran el mismo amor que ustedes sienten ahora? Respiren esa intención, queridísimos. Y sepan que todo es posible. Empieza con ustedes. Son ustedes los que estábamos esperando. Ya no necesitamos esperar más. Adelántense a la placa; saben qué están compartiendo; es correcto. Saben que su sabiduría viene de los antiguos, almas antiguas. Y ahora es hora de presentarla.

Y estamos tan agradecidos por ustedes. Nos honra mucho su presencia, que ustedes estén en este tiempo y este espacio, que estén justo aquí en Santa Fe, New Mexico, para compartir esta energía. Respírenla.

Ah, los amamos profundamente; los vemos, vemos su corazón, vemos su alma, y los amamos aún más por ello. Vemos su sabiduría, y eso nos entusiasma. Los honramos por su valentía, y los saludamos namasté.

Namasté.

(*) Telómero: Los telómeros son los extremos de los cromosomas. Son regiones de ADN no codificante, altamente repetitivas, cuya función principal es la estabilidad estructural de los cromosomas en las células eucariotas, la división celular y el tiempo de vida de las estirpes celulares. Fuente: Wikipedia.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Deseo continuar con el tema del amor. Quiero darles una idea de algo muy simple y sin embargo muy poderoso. Y dentro de la explicación mostrarles algunos de los paradigmas viejos del planeta, lo que tiene que romperse para que la simplicidad llegue.

¿Qué tal si les digo que ustedes han super-complicado a Dios? Queridos, esto viene de la idea del humanismo de que las cosas grandiosas tienen que ser complicadas. El viejo paradigma de la percepción humana está lleno de vieja consciencia, viejas ideas, y viejas costumbres. Buenas para su época, funcionando para su época, pero no significa que las tienen que acarrear hacia algo que es muy nuevo.

Hemos hablado de la energía que es nueva. No es necesariamente la energía, queridos, es el paradigma de la realidad de lo que es hoy a diferencia de lo que era ayer. Y es así: he oído a la gente decir «Kryon, te escuchamos; nos gusta lo que tienes para decirnos, y empezamos a aplicar algo de eso, sin embargo necesitamos saber algo. ¿Cuál es tu sistema de creencia? ¿Qué estás enseñando?» Y lo que yo respondería a eso es que no hay sistema. Y el humano diría «Tiene que haberlo, porque cuando miras en todo el planeta, todos los que creen en la Fuente Creadora tienen algún tipo de estructura, y en esa estructura hay reglas, y en las reglas están, por lo tanto, las maneras correctas o equivocadas de hacer las cosas, que entonces mejoran el culto o el conocimiento del Creador. Kryon, en eso, ¿dónde encajas tú? ¿Qué les decimos a nuestros amigos, cuando les decimos que queremos que escuchen a Kryon y ellos preguntan por las reglas y por el sistema?»

Quiero preguntarles algo. ¿Qué tal si, por solo un momento – sigan esta idea – pueden simular que su alma está ante el Creador de todas las cosas, sola de por sí, y de repente los ojos de Dios se posaran sobre ustedes y pudieran preguntar a la Fuente Creadora cuál es su sistema? Habría una sonrisa y una abrumadora sensación de cuidado y compasión cuando el Creador dijera «No hay sistema, solo hay amor».

Y si ustedes volvieran al planeta y dijeran, «¿Saben? Solo hay amor de parte de la Fuente Creadora», los humanos dirían «Sí, es correcto. Pero tú no eres Dios, tienes que tener un sistema para encontrarle sentido a lo que no se entiende, que es Dios». Y esta es la diferencia, queridos, entre la vieja y la nueva energía.

¿Qué tal si les digo que no hay sistema? El amor no es un sistema; el amor es una realidad, es una existencia; es lo que es. El amor contiene todos los atributos de todo lo que alguna vez tengan que saber, o ser, o hacer, para poder tener la manera correcta de vivir y la vida correcta ante Dios. Porque se convierten en esa esencia que no tiene sistema y que es una con todas las cosas.

Hay mucho que podríamos decirles aquí que empieza a cambiar y transformarse; ustedes ya saben esto. Hemos dicho antes: cuando un humano se enamora de otro humano, en esos primeros días en que incluso afecta su sistema y se sienten un poco locos, es hermoso. Eso debiera decirles, allí mismo. ¿Uno de ustedes dice al otro: «Paremos un momento y analicemos el sistema»? No lo hacen, porque no hay una razón, porque el amor es puro y completo, y si es amor verdadero perdura por muy largo tiempo debido a esos atributos.

Si caminaran en la naturaleza, queridos, en medio de los árboles del bosque, y les preguntaran a los árboles ¿Cuál es el sistema de la naturaleza? Los árboles les sonreirían y dirían «No hay sistema», ustedes dirían «Ciertamente lo hay. Miren todas las cosas que se requieren para que ustedes existan, y ustedes tienen que relacionarse con todo eso». Y los árboles dirían «Nos relacionamos con todo eso, porque es una relación». Un árbol tiene una relación con el suelo, con los pájaros y los insectos, y con el sol. Y con el dióxido de carbono y el oxígeno. Esa relación es la que tiene el árbol, y es diferente de un árbol a otro. Pero por encima de todo, la relación es de unidad con todas las cosas. El árbol no tiene un conjunto de reglas que le digan cómo vivir o dónde poner sus raíces, o qué es agradable o desagradable para un Dios que lo creó. Esa es una de las razones por las que ustedes pueden caminar en la naturaleza y sentirse tan libres, al darse cuenta de que no hay un sistema de «hacer» y «no hacer», porque es auto evidente y de sentido común que la relación se encarga de todo.

Llegará un día en que la gente ya no les preguntará en qué caja están. Ustedes dicen, «Una relación es suficiente». Y entonces yo les contesto: ¿Cuál es el sistema? No hay sistema. Se llama amor. Porque el amor y esa relación que tendrían con el Creador mismo, contiene absolutamente todo lo que alguna vez necesiten saber. Cuando tienen amor y compasión, las reglas – si quieren llamarlas reglas – son auto evidentes y de sentido común, en cómo tratan a los que están cerca, o a los que encuentran y no conocen, la actitud de vida que tienen cuando entran en lugares extraños. Cambia la idea que tienen sobre la suerte – si quieren usar esa palabra. Empieza a hacerles entender que la relación que tienen con el Creador es un diseño que ustedes crean también, y por donde caminan crean amor.

Esto es más sencillo, queridos, que un conjunto de reglas al que se tengan que referir. ¿Ustedes creen que al Creador del Universo le importa qué ropa se pongan? Algunos lo creen. Porque en la vieja energía crearon reglas humanas con ideas humanas y percepciones humanas, pensando que esas las tendría Dios. Y en una nueva energía que empieza a aparecer en este planeta, por sí misma, debido a lo que ustedes han hecho, y el Cambio empieza a hacerse auto evidente, más y más personas se alejarán de un sistema de creencia, y en cambio se entrelazarán en una bella relación de amor.

Hemos dicho muchas veces que la palabra amor tiene para ustedes muchos significados que solo llegan hasta cierto punto, pero yo les digo que es interminable, que es enorme, es más bello que cualquier cosa que puedan siquiera empezar a imaginar. La luz de mil soles es como una gota en un balde, comparada con la luz del amor del Creador. Y en eso, también les digo que su alma lleva toda ella.

Cuando el profeta Elías se internó en el campo, él iba a ascender y lo sabía. Y la ascensión de Elías es una metáfora de quiénes son los humanos. Ascensión significaba que él iba a dejar su cuerpo físico, ese cuerpo que tenía de naturaleza corporal, que se esfumaría  y él se convertiría en esa alma que anda por la tierra, igual que ustedes. Y él sabía lo que iba a suceder, entonces hizo que su discípulo Eliseo lo escribiera. «No te pierdas nada» le dijo, «anota todo lo que veas».

Y Eliseo vio muchas metáforas y muchas cosas y las escribió cuidadosamente en las Escrituras, pero lo más grande que vio fue que Elías se convirtió en la luz de mil soles, demasiado brillante para poder mirarla, increíble para cualquier ser humano que pudiera haber una luz tan brillante. Eso era el alma de Elías. Y queridos, es como la de ustedes. Es pura, sin reglas, sin sistemas. Porque el amor es auto evidente en su compasión, y cuenta la historia por medio de su intuición, de cómo ustedes vivirían, y lo recibirían y lo darían a todo ser humano o cosa viviente en el planeta. Es muy bello y elegante en sus instrucciones y muy intuitivo. La prueba es esta: que cuando se encuentran con otra persona que tiene ese amor, la miran a los ojos y la ven como familia, porque ambos entienden exactamente de qué estoy hablando.

Esta no es la Nueva Era, queridos. Ese fue el nombre dado a algo anterior, que tenía reglas. A muchos les molesta que los creyentes de aquí no tengan un profeta, o un lugar con un nombre a donde asistir, o un conjunto de reglas o una denominación. Se los ve como flotantes, sin casa, sin un centro. Y queridos, esa es la percepción de una vieja energía que necesitaba estar arraigada con reglas, en creencias, que ponían un velo delante de Dios.

Bendito sea el ser humano que comprende esto y descarta todo eso, aunque sea por un momento, para decir: «¿Es suficiente con el amor?» La respuesta siempre será: «¡Más que suficiente!»

Este es el mensaje que continuaremos dando en este planeta que sigue cambiando con nuevos paradigmas que se hacen auto evidentes.

Y así es.

Kryon

 

Santa Fe, New Mexico, 23, 24 y 25 de Febrero

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre El Amor Lo es Todo