Canalización El Poder de la Rejilla Cristalina

El Poder de la Rejilla Cristalina
0 comentarios. ¡Dejanos el tuyo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Digg thisPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone
Mensaje de Kryon canalizado por Lee Carroll

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Esta es la segunda canalización en lo que ustedes llaman las Azores. El grupo está sentado sobre el césped, al aire libre, brilla el sol, es un hermoso día. Es un gran día para que yo les dé información, de la cual ya he dado algo antes. Para los que están escuchando esto ahora y más adelante: tengo un mensaje para ustedes. No espero que ustedes hayan oído toda la información que he dado a lo largo de años, en especial en lo que se refiere a ciertas cosas esotéricas sobre la Tierra. Pero cuando vienen a un lugar como este, es hora de repetir algunas, o de aclararlas. O ir a un lugar que no esperaban dentro de su corazón a medida que empiezan a reconocer, o a dejar entrar, ciertos conceptos que tal vez nunca reconocieron antes. Cada ser humano tiene en su vida un tiempo en que puede aquietarse – o no – y empezar a reflexionar sobre cosas que tal vez sean las más importantes, incluso tal vez las esotéricas, las metafísicas. Cosas que no se pueden ver o medir como el amor, por ejemplo (se ríe), o la compasión, por ejemplo. Muéstrenme un medidor de amor; o un instrumento de compasión. Sin embargo estas son consciencias profundas en el planeta.

Hace mucho tiempo les dije algo que hoy voy a repetir y aclarar, y es muy esotérico. Prepárense para cosas que no pueden ver, pero cuando las explico les pido sentido común y una realidad en el pensamiento.

Queridos, cuando se preparó esta Tierra y sucedió la creación de la espiritualidad de la humanidad – su historia de la Creación -, la Tierra también tuvo cambios, no solo los humanos. Ustedes tienen tres rejillas de las que yo he hablado – realmente hay más, pero yo hablé de tres. Una física, que ustedes llaman la rejilla magnética, que hace mucho más que lo que ustedes piensan. Una segunda, llamada la rejilla de Gaia, y una tercera llamada rejilla cristalina.

Ahora bien, las llamamos rejillas, pero no las linealicen ni las vean pegadas sobre la Tierra de alguna extraña manera lineal. Piensen en ellas como parte del planeta; piensen en ellas tal vez brillando de cierta manera con el planeta. No las piensen como una estructura, porque se perderán el énfasis de este mensaje.

Ahora hablemos sobre algo. Les hemos hablado sobre la rejilla de Gaia. Quiero que usen no solo su imaginación o su mente esotérica, sino su lógica. Si ustedes fueran un abrazador de árboles, ¿sienten algo que proviene de esta Tierra? Si caminan y miran la majestad de las montañas, o si se abrazan a un árbol, quiero preguntarle a los sensitivos: ¿hay algo allí o solo están enamorados del planeta? ¿Sienten comunicación del  planeta hacia ustedes de algún modo? Tal vez no en palabras, sino en emociones, o en consciencia, o lo que sea. Y la respuesta es sí. ¡Sí! Muchos usan este planeta y su energía para ayudar a quienes los rodean. Realmente saben que hay energía alrededor del planeta que les habla de ciertas maneras. ¿Sabían ustedes que la rejilla de Gaia realmente se intercomunica con la astrología? Es la única manera para que pueda funcionar la astro-cartografía. Hay energías que ustedes no pueden sentir todo el tiempo, pero algunos sensitivos están muy conscientes de ellas – cuando quieren.

Esa es la rejilla de Gaia. De modo que usen su lógica un momento, antes de ir a la siguiente. Hay una transmisión de energía que sucede desde la Tierra hacia ustedes. ¿Cómo la explican? La Tierra tiene una sensibilidad (N.T. conciencia sintiente), incluso se podría decir que este planeta tiene una forma de consciencia. Ahora bien, ¿eso se intercomunica de algún modo con el magnetismo de la Tierra? La respuesta es sí. Cada rejilla trabaja con la otra de maneras complejas.

Y ahora llegamos a la más esotérica de todas, la tercera; se llama  rejilla cristalina. Ustedes no pueden verla; los científicos no la admiten; y es muy, muy, muy metafísica. Ahora bien, vamos a describir qué hace, y voy a realzar esa descripción con un par de ejemplos.

La rejilla cristalina de este planeta es la que recuerda. Ahora, ¿ya saben por qué se la llama cristalina, no? ¿Qué es lo que ustedes saben en Física, de cristales? Saben que una piedra en particular, entre todas las otras – si quieren llamarla así – es capaz de almacenar frecuencias. Incluso se usa en electrónica. De modo que a la rejilla cristalina se la llama así porque almacena algo: almacena la consciencia humana. Y es localizada.

Déjenme explicar. Por un momento tomemos a un sensitivo. Un sensitivo es un ser humano que puede percibir la energía a su alrededor. Pidámosle a ese sensitivo que camine por un campo y nos diga qué ha pasado allí. Y a veces el sensitivo dirá: «No siento nada». O el sensitivo podría pensar y decir, «Oh, algo pasó aquí, y qué hermoso fue». Pero si se lo lleva a un lugar que fue un campo de batalla, incluso si no está identificado, puede que caiga de rodillas y llore, porque percibe la batalla. Ahora bien, ¿está percibiendo miedo? ¿Percibe la muerte que sucedió, la desesperación, el duelo? ¿O percibe la consciencia de una persona que estaba en la batalla, o muriendo? Llegaré a eso en un momento, pero sigan mi lógica: ¿Qué es lo que está sintiendo el sensitivo? Y podrían decir «Bueno, algo pasó aquí y entonces lo siente». Esa no es una buena respuesta, no es práctica. Digamos que soy un físico. Digamos que soy un físico que entiende que hay energía en el suelo porque veo a la gente llorar cuando camina por allí. El físico preguntará ¿Cuál es la transmisión de la energía? ¿Cómo es posible que una batalla de cientos de años atrás pueda afectar hoy a un humano que simplemente camina por allí? Eso, queridos, es la rejilla cristalina.

Existe una rejilla que recuerda la consciencia humana. Y esa consciencia humana puede ser cualquier cosa; puede ser una batalla y muchas cosas más. Quiero contarles sobre la consciencia; la gente la confunde con la emoción, y no es así. Las guerras mundiales fueron dramáticas, dolorosas, el horror del planeta todo en un paquete para que ustedes lo vean. Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, 1914, el Papa declaró una tregua en Navidad y según lo cuentan las historias y las leyendas, ese día en el frente occidental, en muchos lugares la batalla cesó. Los soldados salían de sus trincheras e intercambiaban suministros, café tal vez, algunos dicen que incluso regalos pero no es exactamente eso lo que sucedió. Hay muchas exageraciones, pero queridos, lo que sí sucedió: la lucha se detuvo y los hombres realmente salieron de sus trincheras y se miraron entre sí. Hubo un momento en que cantaron juntos un himno navideño.

Ahora quiero preguntar: ¿Qué clase de tregua fue esa? La respuesta es esta: no importa cuáles eran las diferencias entre esos soldados, ellos tenían algo en común: eso era su sistema de creencia en lo sagrado del Maestro de Amor, el Cristo. Ellos eran cristianos. Y créase o no, ellos tenían los mismos himnos, aunque en idiomas distintos, alemán e inglés. Tenían las mismas ideas sobre la Natividad, la celebración del nacimiento del profeta que amaban. ¿Y qué fue, entonces, que los unió? La respuesta es obvia: la consciencia de la compasión y el amor. No fue político. No fue una tregua para que ambos bandos pudieran considerarlo de modo diferente, no fue eso. Fue una causa para celebrar una consciencia; de eso estamos hablando. Este es el poder del amor, de la consciencia, que permitió el cese de la batalla entre dos enemigos, batalla que duró y duró, pero ellos se detuvieron y cantaron canciones por un rato. Ese es el poder del que hablamos.

Vayamos a Lemuria por un momento. La isla de Hawái, la gran isla de Hawái, es muy similar a esta; hay actividad volcánica hoy en día. Hay lugares que emiten vapor, igual que aquí. ¿Pueden sentir tal vez que hay una conexión entre ese lugar y este, al caminar? Incluso si no han estado en el otro lugar. Tal vez pueden relacionarse. Y en esa isla hay un lugar llamado la Ciudad de Refugio. Y en ciertas épocas del año, en tiempos antiguos, cualquier guerrero podía ir allí con cualquier otro guerrero, incluso si estaban en lugares actuales de batalla. Por cierto hubo guerras en Hawái, en la última época, no en la época lemuriana, y de eso estoy hablando: ambos podían ir allí en ciertos momentos del año, darse la mano, cantar canciones, comer juntos. En ese momento todo estaba perdonado. Otros iban allí, que no eran guerreros, pero habían hecho cosas malas en su vida, tenían una baja consciencia y empezaban a pensar en lo que habían hecho. Podían ir allí y estar a salvo, en completa seguridad de no ser perseguidos por nada. Una Ciudad de Refugio; queridos, ¿por qué sería esto? Porque en algún nivel los humanos se juntaron y dijeron «Necesitamos un lugar donde celebrar la consciencia del perdón. La consciencia del amor y la compasión, donde nada importa realmente, excepto el amor».

Estos son los ejemplos que quería mostrarles, de lo que la consciencia hace con la humanidad. La alta consciencia de amor y compasión es una de las energías más fuertes en cualquier lugar. Proviene de la Fuente Creadora, queridos; proviene de los ángeles, queridos. ¿Y por qué es importante esto? Por lo que les dije de este lugar: aquí la rejilla cristalina es pura, y lo que quiero decir con eso es que no ha habido guerras ni batallas, y no hubo horror aquí. Ya sea por los antiguos como por la civilización actual, esto es puro.

Lo que sucedió aquí es que los antiguos llevaron la verdad, y la enseñanza, y la alegría, y la belleza; la rejilla cristalina en este lugar irradia eso. ¿Ya lo han sentido? (se ríe) Ustedes podrían preguntar, «Bueno, ¿en cuál de las islas, en especial?» (se ríe). Y les diré que cuando ellos estaban aquí, no había nueve islas; estaba el suelo suficientemente alto para que fuera una pequeña masa territorial, muy parecida a Lemuria.

De modo que por donde recorran pueden encontrar lugares donde sentirán algo, y no será negatividad. Aquí no hay ninguna cosa oscura escondida, solo está lo que es la más alta energía en el planeta. La rejilla cristalina va a irradiar compasión, consciencia de amor, y enseñanza pura. Eso, combinado con la energía de Gaia: ¡no hay nada igual! ¿Ya lo pueden sentir? Este va a ser un lugar muy atractivo; en el futuro muchos vendrán aquí, especialmente a medida que la humanidad empiece a aumentar y evolucionar su consciencia.

Cerca del continente, cerca de Portugal, un lugar al que pueden venir y la Tierra les habla, y la rejilla cristalina les habla, y pueden levantar la mano y decir «Estoy en casa». Un buen lugar para estar, incluso por corto tiempo, queridos. Que alimente sus almas.

Y así es.

Kryon

 

Islas Azores, Portugal, 17 de mayo de 2019

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Dejanos tu comentario sobre El Poder de la Rejilla Cristalina